El sistema de «waivers»

3088
Matt Flynn, uno de los jugadores que este año cambió de equipo (AP)
Matt Flynn, uno de los jugadores que este año cambió de equipo (AP)
Matt Flynn, uno de los jugadores que este año cambió de equipo (AP)

Una vez que finaliza el periodo de traspasos (trade) en la NFL se abre otro nuevo periodo para los veteranos a los efectos de terminación de contratos Se considera veterano todo jugador que tenga acumuladas 4 temporadas en la NFL habiendo formado parte de un «roster» al menos durante 6 semanas, aunque sea en la lista de lesionados (Injury Reserve),

Hasta el 29 de octubre, en este año 2013, cuando un equipo quería prescindir de un veterano solamente tenía que cortarlo y quedaba como agente libre, son los casos que hemos visto esta temporada con los QB Josh Freeman y Matt Flynn, ambos veteranos. Los 2 QB fueron cortados por sus respectivos equipos, Tampa Bay Buccaneers y Oakland Raiders, aunque en el caso del equipo de Florida intentaron en vano traspasar al jugador, les fue imposible debido a su elevado salario, algo que dejamos ya explicado anteriormente en este artículo.

Tras ser cortados ambos jugadores son acreedores a lo que se conoce como “Termination Pay”, que podemos traducir como Finiquito. Al ser veteranos acreditados y haber formado parte del roster el primer día de la liga su salario base para ese año es garantizado 100%, sin embargo cuando son cortados las cantidades que aún se les adeudan no se les paga en ese momento, sino que en enero el equipo les deberá mandar un cheque con todo el salario pendiente de pago.

Un veterano cortado antes del 29 de octubre es libre de firmar por cualquier equipo, es lo que se conoce como un “Free Agent”. Si alcanza un acuerdo con alguna franquicia, tanto Freeman como Flyn firmaron contratos con Minnesota Vikings y Buffalo Bills, son lo que se suelen conocer como “Double dip”, jugadores que cobran dos contratos diferentes de dos equipos. Cobran íntegramente todo el salario que les quedaba del equipo que prescinde de ellos, el “Termination Pay” como las cantidades que firmen con su nuevo equipo, 2.833.344 $ en el caso de Freeman y 715.000 $ en el caso deFlyn. Antes se llevaron 8.430.000 $ Freeman y 6.250.000 $ Flynn (reestructuró su contrato cuando fue traspasado a los Oakland Raiders).

EL PERIODO DE WAIVERS

Pero todo esto cambia cuando se cierra el periodo de traspasos, entonces se abre el periodo de Waivers, palabra que en lenguaje financiero y jurídico podemos traducir como  «Dispensa«. A continuación explicamos su funcionamiento.

Cuando una franquicia decide prescindir de un veterano se abre un periodo de 24 horas conocido como “Waiver”. Durante esas 24 horas cualesquiera de las otras 31 franquicias de la liga pueden reclamar al jugador, que contra eso no puede hacer nada, no tiene ningún poder de veto. Pasadas las 24 horas la oficina de la NFL deberá ver qué equipos han reclamado al jugador y el que peor record tenga de acuerdo a los criterios de clasificación (el orden del draft es la referencia mas fácil de usar) es quien tiene preferencia para adjudicarse al jugador, ahora mismo los Jacksonville Jaguars son los primeros seguido de los Tampa Bay Buccaneers.

La franquicia que se haga con el jugador por haberlo reclamado se deberá subrogar en el contrato originario del jugador, aunque solamente por la parte de los salarios base y no por los signing bonus (si por otros bonus que pudiera haber en el contrato originario), que aquellos ya los habrá cobrado de su antiguo equipo y es quien deberá soportar su impacto salarial. Esa subrogación en el contrato que trae el jugador de su antiguo equipo supone que este último queda dispensado de tener que pagar mas el salario, de allí le viene el nombre al sistema, “waived” es dispensado.

Jason Babin (AP)

Conviene en todo caso hacer una importante matización, el jugador puede permanecer en el equipo que se haga con sus servicios lo que resta de temporada en la que es traspasado y la siguiente a pesar de tener firmado un contrato mas allá de ese periodo. Finalizado esos dos años puede ejercer una opción que le permite declararse como agente libre.

Tomemos el caso de Jason Babin, jugador que el año pasado antes de ser cortado por los Eagles fue puesto en “waivers”, donde fue reclamado por los Jacksonville Jaguars, algo contra lo que el jugador no puede decir absolutamente nada. Babin tuvo que jugar lo que restaba año 2012 con los Jaguars y en la temporada 2013 está obligado a jugar igualmente. Al finalizar la temporada podrá declararse como agente libre, o los Jaguars cortarlo sin recibir compensación alguna ni asumir mas obligaciones que las del salario base.

A continuación exponemos al detalle el contrato de Jason Babin, el que originalmente firmó con los Philadelphia Eagles. El salario del año 2011 fue pagado por los Eagles, así como el Signing Bonus, originalmente de 1.500.000 $.

Año

Salario Base

Signing Bonus

Cap Hit

2011

1.000.000

300.000

1.300.000

2012

5.575.000

300.000

5.875.000

2013

4.225.000

300.000

4.525.000

2014

6.000.000

300.000

6.300.000

2015

6.000.000

300.000

6.300.000

TOTAL

22.800.000

1.500.000

24.300.000

Los Philadelphia Eagles deciden prescindir de Babin en la Semana 12. Su salario base para el año 2012 de acuerdo a la tabla anterior se distribuía de acuerdo a la siguiente detalle y quedaban pendientes de pago cuando el equipo prescinde del jugador 1,639 millones, cantidad que asumen los Jaguars y se dispensa a los Eagles.

Semana

Salario

Pendiente

1

327.941

5.247.059

2

327.941

4.919.118

3

327.941

4.591.176

4

327.941

4.263.235

5

327.941

3.935.294

6

327.941

3.607.353

7

327.941

3.279.412

8

327.941

2.951.471

9

327.941

2.623.529

10

327.941

2.295.588

11

327.941

1.967.647

12

327.941

1.639.706

Salarios pendientes de pago

13

327.941

1.311.765

14

327.941

983.824

15

327.941

655.882

16

327.941

327.941

17

327.941

0

TOTAL

5.575.000

 

Al ser reclamados en el sistema de Waivers por los Jacksonville Jaguar el contrato de Jason Babin queda de la siguiente forma:

Año

Salario Base

Signing Bonus

Cap Hit

2012

1.639.706

0

1.639.706

2013

4.225.000

0

4.225.000

2014

6.000.000

0

6.000.000

2015

6.000.000

0

6.000.000

TOTAL

17.864.706

0

17.864.706

El jugador como hemos dicho antes puede optar por quedar como agente libre tras la temporada 2013. También puede no hacer nada y si los Jaguars quieren quedarse con el jugador respetar o renegociar el contrato.

Los Philadelphia Eagles como hemos dicho quedan dispensados de atender el remanente del contrato del año 2012, los 1,639 millones. Sin embargo a efectos del Salary Cap el ahorro real fue de 0,739 millones (1,639 – 0,900) al tener que amortizar el Signing Bonus pendiente por importe de 900.000 $ (300.000 x 3 años pendientes de amortización).

CASO TEMPORADA 2013

El primer día cerrado el periodo de traspaso los Baltimore Ravens decidieron prescindir de dos los jugadores que firmaron en pretemporada, el safety Michael Huff, cortado por los Oakland Raiders, y el DE Marcus Spears, cortado por los Dallas Cowboys.

MICHAEL HUFF

MARCUS SPEARS

Año

Salario Base

Signing Bonus

Cap Hit

Año

Salario Base

Signing Bonus

Cap Hit

2013

850.000

500.000

1.350.000

2013

900.000

300.000

1.200.000

2014

1.750.000

500.000

2.250.000

2014

1.250.000

300.000

1.550.000

2015

1.900.000

500.000

2.400.000

0

TOTAL

4.500.000

1.500.000

6.000.000

TOTAL

2.150.000

600.000

2.750.000

Semana

Salario

Pendiente

Semana

Salario

Pendiente

1

50.000

800.000

1

52.941

847.059

2

50.000

750.000

2

52.941

794.118

3

50.000

700.000

3

52.941

741.176

4

50.000

650.000

4

52.941

688.235

5

50.000

600.000

5

52.941

635.294

6

50.000

550.000

6

52.941

582.353

7

50.000

500.000

7

52.941

529.412

8

50.000

450.000

8

52.941

476.471

9

50.000

400.000

9

52.941

423.529

10

50.000

350.000

10

52.941

370.588

11

50.000

300.000

11

52.941

317.647

12

50.000

250.000

12

52.941

264.706

13

50.000

200.000

13

52.941

211.765

14

50.000

150.000

14

52.941

158.824

15

50.000

100.000

15

52.941

105.882

16

50.000

50.000

16

52.941

52.941

17

50.000

0

17

52.941

0

TOTAL

850.000

 

TOTAL

900.000

 

Cualquier equipo se podría hacer con los servicios de los jugadores si está dispuesto hacerse con los salarios de 450.000 $ y 476.471 $ de cada uno de los jugadores para lo que resta de temporada, la cantidad dispensada. Los Signing Bonus de ambos jugadores es cosa de los Baltimore Ravens.

Ambos jugadores deberán esperar un periodo de 24 horas para ver si sus contratos son reclamados por otros equipos. Si un equipo decide hacerse con ellos se hace responsable del salario y puede quedarse con el jugador para lo que resta de contrato, aunque en el caso de Michael Huff al ser un contrato que se extiende hasta el año 2015 podría optar por declararse agente libre tras el año 2014.

Si ninguno de los dos jugadores es reclamado por otro equipo no se produce la dispensa, pasan lo que se dice “unclaimed” y quedan como agentes libres. En este caso ambos jugadores son acreedores al “Termination Pay” al igual que en los casos de Freeman y Flynn. Esas cantidades se pagarían al igual que ante los anteriores en enero, pero los jugadores son agente libres que también pueden hacer el “Double Dip” si firman otro contrato. El impacto salarial en los Baltimore Ravens en este caso sería de 1.450.000 en el caso de Huff, 450.000 del salario remanente y el 1.000.000 del signing bonus pendiente de amortizar. En el caso de Marcus Spears sería de 776.471 $, 476.471 del salario remanente y 300.000 del signing bonus pendiente de amortizar.

Entonces cabe preguntarse ¿Cuál es el verdadero objetivo de este sistema?

  1. Los equipos peor clasificados tienen la opción de hacerse con jugadores que otros equipos no quieren con preferencia sobre el resto, es un intento mas de buscar el equilibrio como el Salary Cap o el Draft.

  1. Para los equipos que se deshacen de los jugadores existe la posibilidad de tener que ahorrarse el tener que pagar el remanente de los salarios y liberar algo de espacio salarial si son reclamados, espacio que puede usar esa misma temporada o traspasarlo por el sistema del “rollover” a la temporada siguiente, crear mas espacio.

Esto último es una jugada de riesgo que los equipos intentan usar para buscar algo de espacio espacial. No se recibe nada a cambio como en un trade, pero se consigue espacio salarial. Si por ejemplo los Minnesota Vikings decidieran prescindir de Jared Allen, un jugador con un contrato alto y que finaliza al acabar el año, si alguien lo reclama se ahorran no solo tener que pagarlo, sino que además crear espacio salarial que puede usarse este año o el siguiente si el equipo decide ejercer el llamado “Rollover”. Pero la contrapartida para el jugador es que pudiera ser reclamado por los Jacksonville Jaguar aunque solo sea por unos meses.

CONCLUSION

El sistema de “Waivers” es uno mas de los que hacen la NFL una liga tan diferente. Como ya dejamos patente esta misma semana los traspasos no son algo que funcione de forma habitual en la NFL ni son moneda común. Pero una vez que se cierra ese periodo como podemos ver no es tan sencillo todo como cortar a un jugador y dejarlo libre, se podría encontrar que tiene que acabar jugando para otro equipo, no puede incluso descartarse que un equipo no lo pueda utilizar para “castigar” un jugador por su bajo rendimiento o sencillamente porque ha solicitado el traspaso y pueda acabar teniendo que jugar para un equipo sin ninguna posibilidad al igual del que proceden.