Osos logra su segundo campeonato nacional

En la final más larga los ripenses superaron a los Black Demons

573
Osos celebra el título de campeón. Foto: Lola Morales.
Osos celebra el título de campeón. Foto: Lola Morales.

El desenlace de la Spanish Bowl confirmó el triunfo de Osos Rivas, flamantes nuevos campeones de la Serie A de la Liga Nacional de Fútbol Americano. El marcador de 28-12 con el que se reanudó la gran final, suspendida hace una semana por una tormenta eléctrica, no sufrió ningún cambio en los diez minutos que faltaban por disputar y los pupilos de Ricardo Martín certificaron definitivamente su victoria. Segundo título de la historia para los de Rivas, que 21 años después vuelven a reinar en la máxima categoría del “football” nacional (el primer título lo lograron en 2001).

LG OLED Las Rozas Black Demons pelearon hasta el final para buscar la remontada, pero tuvieron que conformarse de nuevo con el subcampeonato, el tercero consecutivo. Osos no flaquearon en ningún momento y supieron administrar los 16 puntos de ventaja que tenían en el electrónico, mostrándose sin fisuras en defensa y consumiendo el reloj en ataque con su potente juego de carrera, liderado por un Denzel Duchenne que se llevó el galardón de MVP de la final. El “runningback” de Osos fue autor de 2 “touchdowns” antes de la suspensión del partido y en la reanudación volvió a ser determinante para su equipo.

La Spanish Bowl se retomó con un primer turno ofensivo para LG OLED Black Demons, que terminó con un “turnover on downs”. Osos recuperaron el oval en una buena posición de campo, pero la defensa de los roceños tampoco permitió el avance de los de Rivas, que tuvieron que despejar el balón con un “punt”. El equipo de Las Rozas tenía otra oportunidad para acercarse en el marcador, pero la presión de la línea defensiva de Osos volvió a aparecer para provocar el error del QB David de Diego, que muy presionado arriesgó con un pase largo y fue interceptado por Rodrigo Rocha. Osos, con Denzel Duchenne moviendo cadenas, se acercaron a la “red zone” y pudieron incluso aumentar su ventaja con un “field goal”. La patada de Álvaro Guitián, sin embargo, salió desviada. El balón volvía a manos de LG OLED Black Demons, pero ya no hubo tiempo para más. La final ya tenía dueño y el pitido final desató la euforia de unos Osos que han firmado una temporada perfecta, ganando todos los partidos y conquistando el doblete (liga y copa).