¿ Y donde colocamos a Teddy Bridgewater?

La carrera de Teddy Bridgewater en entredicho

3265
Teddy Bridgewater ( (AP Photo/Alex Brandon)

A medida que avanza la temporada las noticias sobre la NFL se multiplican y podríamos hablar de muchas cosas. Quizás tocaría hablar de una de las jugadas más ridículas que hemos visto en mucho tiempo, la aplicación de la conocida como la “Aaron Rodgers Rule”, pero no, en mi anterior artículo ya dejé muy claro que la National Flag Footballes cada día más una realidad. Y tampoco se trata de zaherir las finas pieles de aquellos que se escandalizan con el contacto de los bailes de salón.

También ha sido la semana donde Sam Darnold“Sam the Man” o “Samchise” ha conocido la otra cara de la prensa de New York, la misma que la semana anterior lo elevaba a los altares por su buen debut, lo criticaba como solo sabe hacer la prensa de New York por su no tan buen segundo partido. También hemos visto las dos caras de Patrick Mahomes, un QB que lo mismo te lanza un pase de TD de 70 yardas que lanza otro exactamente igual pero acaba en intercepción, en todo caso ambos pases fueron lanzados a triples coberturas y eso es lo que verdaderamente debería preocupar a Andy Reid.

Pero del QB que más se está hablando en este principio de temporada no es ninguno de lo anteriores, ni de Baker Mayfield, Josh Allen o Josh Rosen. Ni del regreso de sus graves  lesiones de Ryan Tannehill o Andrew Luck. El QB que parece centrar toda la atención mediática es Teddy Bridgewater, que hoy por hoy es un QB suplente en los New York Jets, por muy bien que lo haga lo tiene casi imposible para derrocar al que ya consideran en la Gran Manzana el jugador franquicia.

Teddy Bridgewater sufrió una devastadora lesión en su rodilla a una semana de empezar la temporada 2016, la que iba a ser su tercera temporada como profesional y en la que se suponía se iba a consolidar como el QB de los Minnesota Vikings. Yo nunca he creído  que fuera a ser un QB top, pero si uno de esos que llaman “aseados”, QB correctos que no te van a ganar muchos partidos, pero tampoco te los van a tirar por la borda. Aquella lesión le costó a Teddy Bridgewatersu carrera en los Vikings, estos se podían haber quedado con él ejerciendo la opción del quinto año, pero ante la incertidumbre sobre su lesión la declinaron. En su cuarto año fue parte del roster activo, pero estaba detrás de Case Keenum y Sam Bradford. Pese a jugar unos minutos en la temporada los Vikings lo dejaron irse como agente libre, al igual que hicieron con sus otros QB y apostar por Kirk Cousins.

Las dudas sobre Teddy Bridgewater y el estado real de su rodilla estaban más que justificadas. Si el equipo que utilizo toda una primera ronda en el draft no te quiere, es lógico pensar que el resto de equipos también tengan serias dudas. Teddy Bridgewater solo pudo conseguir un contrato muy menor con los New York Jets, que en el momento de firmarlo no sabían que QB podrían elegir en el draft, sí es que alguno les llegaba, y tenían con contrato a Josh McCown, un veterano muy querido en el vestuario.

El contrato de Teddy Bridgewarter es una verdadera ganga, 500.000 $ de Signing Bonusy otro del mismo importe si completaba el Training Camp. El salario base, cinco millones, solo se vuelve garantizado si acaba en el roster final de 53 hombres. Luego el contrato está lleno de incentivos, Bridgewater podría ganar otros nueve millones adicionales si cumple una serie de objetivos. En resumen, un verdadero contrato basura, todo a favor del equipo y muy poco a favor del jugador, para ganar dinero debe hacerlo muy bien.

¿Y qué es lo que ha pasado? Los New Yorks se encontraron con un regalo en el draft, las piezas de dominó fueron cayendo en el draft y les llegó Sam Darnold, jugador con el que no contaban que pudiera estar allí en el tercer lugar (antes vendieron su alma para subir del sexto puesto al tercero). Los Jets se encontraron que tenían además de a Sam Darnold, a Bryce Pretty (4ª ronda en 2015), a Christian Hackenberg (2ª ronda en 2016) y los mentados Bridgewater y McCown.

Todd Bowles decidió empezar a usar a Teddy Bridgewater, había que darle minutos después de dos años sin jugar. Y el QB ha sorprendido a todos, parece recuperado y muy seguro de sí mismo, ha ejecutado varios buenos pases y ha despertado del letargo al resto de la NFL que lo había olvidado.  El problema es ¿Y donde puede jugar? En los New York Jets parece evidente que no, están más que decididos a apostar por Sam Darnold, y tampoco parece que su sitio sea ser el 3er QB, lo que  lo hace material de trade. Parecía que por una vez los Jets acertaban con un QB, una inversión muy pequeña podía convertirse en una elección o elecciones de draft para un equipo necesitado de un QB.

Y es aquí donde viene la gran pregunta ¿Y donde encajamos a Teddy Bridgewater? Pues sinceramente, la cosa está hoy por hoy muy difícil, por no decir casi imposible. La fiebre por elegir QB en los draft, unidos a los que existentes y la longevidad de los más consolidados, están provocando un efecto tapón en el puesto. No recuerdo nunca que hubiera tantísimos QB disponibles, sigue habiendo media docena de QB que están por encima de la media, pero a partir de allí la diferencia entre el número siete en un ranking hasta digamos el 60 se antoja muy pequeña. Y Teddy Bridgewater entraría en ese grupo, es de esos que no se antoja una diferencia sustancial entre los que hay y lo que pueda aportar.

Por eso cuando suenan destinos como Tampa Bay o Miami lo único que puedes hacer es sonreír. En Tampa tienen a Jameis Winston, todo un Nº 1 del draft, que imagen o cara de la franquicia aparte, no van a prescindir de él así por así. Ryan Fitzpatrick es un suplente capacitado siempre que no le obligues a ir más allá de sus limitaciones, entonces se vuelve una caja de bombas. En Miami la situación se antoja más difícil aún, Adam Gase es un Head Coach que trabaja con “sus” QB. Eso explica porque Brock Osweilery David Fales son los suplentes de Ryan Tannehill, ambos son viejos conocidos de Adam Gase. Teddy Bridgewater solo hubiera tenido sentido si se le hubiera fichado en la agencia libre, hoy por hoy no hay una sola posibilidad de que termine en Miami.

Si repasamos otros equipos tampoco el mercado de Teddy Bridgewater es muy amplio. Hay muchísimos QB que podríamos considerar de clase media, que es donde encajaría Bridgewater. Por eso, tras mucho pensarlo y estudiarlo, solo se me ocurre un sitio donde el QB sí encajaría y sería un plus a su actual situación, los Jacksonville Jaguars. Blake Bortles es un pésimo QB, ni tan siquiera entra en esa categoría de QB al que se le pida que no cometa errores como en su día fue Trent Dilfer para los Baltimore Ravens.

Si repasamos la situación de las 31 franquicias veríamos que en muchos equipos van a apostar por un novato o están jugando con QB de 2º o 3er año, allí no encaja Teddy Bridgewater. En otros equipos la situación del QB la tiene muy clara y finalmente están los equipos que están más que cubiertos con los mejores. Lo único que justificaría ahora mismo que un equipo apostara por Teddy Bridgewater es que se dieran dos premisas, que el techo con él fuera más alto, pero sobre todo con la segunda, que su suelo sea superior.

Y mi conclusión es muy clara, con Teddy Bridgewater en Jacksonville se darían las dos premisas necesarias, el techo es más alto que con Blake Bortles, pero sobre todo, el suelo no es tan bajo como sí lo es con Blake Bortles.