Los Dracs vuelven a reinar en la Serie A tras una final apasionante

4183
Dracs de nuevo campeones (Lola Morales)

Enorme final de la LNFA Serie A entre Murcia Cobras y Badalona Dracs, que ofrecieron un gran espectáculo en el Complejo Deportivo Las Mestas de Gijón con emoción hasta el último segundo. Los de Badalona acabaron conquistando un nuevo título de liga, el tercero consecutivo y el noveno de su historia, aunque para conseguirlo tuvieron que protagonizar una espectacular remontada en la segunda parte. Cobras, que realizó un partidazo y perseguía su primer entorchado, llegó a dominar por un claro 26-7 en el tercer cuarto, pero acabó cediendo ante el empuje del conjunto de Óscar Calatayud, que nunca se dio por vencido a pesar de ir a remolque en el marcador y se terminó imponiendo por 26-33.

El norteamericano de Dracs Lorenzo Melchiorre, autor de tres “touchdowns”, se llevó el galardón de MVP del partido. En el conjunto badalonés también brillaron el otro estadounidense, Brandon Ravenel (TD) y el “quarterback” Sergi Gonzalo, que lanzó tres pases de anotación. En Cobras, Alex Holmes anotó dos TD, los dos a pase del QB Jordan Perry. También anotó un TD de carrera Andrés Cánovas.

La primera mitad fue dominada con autoridad por Murcia Cobras, que sorprendió a unos Dracs que, a pesar de empezar con una intercepción de Álex González Posito, no anduvieron nada finos. Los de Badalona no rentabilizaron en el marcador ese cambio de posesión y poco a poco cedieron el dominio a unos Cobras mucho más entonados. Tras un primer cuarto sin anotaciones, el equipo murciano abrió el marcador con un “field-goal” transformado por Francisco Javier Martínez (3-0).  Dracs respondió inmediatamente con un pase de TD del “quarterback” Sergi Gonzalo a Lorenzo Melchiorre (3-7), pero fue una acción aislada, ya que era Cobras quien estaba dominando el juego.

Lorenzo Melchiorre, MVP del partido (Lola Morales)

Fruto de ese dominio los pupilos de Alejandro Sotomayor se fueron al descanso con una ventaja clara de 19-7. La conexión Perry-Holmes situó el 10-7 y poco después fue la defensa murciana la que sumó dos puntos más con un “safety”, tras realizar un “sack” a Gonzalo en su propia “end zone” (12-7). El vendaval murciano del segundo cuarto se cerró con una carrera por el centro de Cánovas, poco antes del intermedio (19-7).

En la reanudación Murcia Cobras asestó un nuevo golpe. Paró la primera ofensiva de Dracs y cuando recuperó el balón se marcó otro gran “drive” para volver a anotar. Holmes cazó otro envío de Perry, muy bien protegido por su línea ofensiva, para situar un 26-7 que parecía encarrilar la final para los jugadores de Sotomayor.

Ahí, sin embargo, Dracs sacó su orgullo de campeón y acabó dando la vuelta al encuentro. La defensa badalonesa encontró la clave para empezar a poner en problemas a la ofensiva murciana, hasta el momento muy cómoda, y la aparición en ataque de sus estrellas, Ravenel y Melchiorre, terminó de cambiar el signo del partido. Los dos estadounidenses, a pase de Gonzalo, anotaron dos “touchdowns” consecutivos que fueron clave para empezar a poner en duda el dominio murciano (20-26).

Ya en el último cuarto, tras una intercepción por equipo, llegó otra acción decisiva. Cobras intentó un “field-goal” lejano y la patada quedó muy corta. Brandon Ravenel cazó el oval y lo retornó hasta la “end zone” rival tras recorrer todo el campo. Cobras pudo bloquear el “extra-point” (26-26), pero la ventaja perdida en el marcador empezó a pesar como una losa, especialmente en el aspecto anímico. Todo lo contrario que Dracs, crecido tras haber tenido la final muy cuesta arriba. Los de Badalona, en el siguiente turno ofensivo de Cobras,  consiguieron parar de nuevo al ataque murciano, y a 46 segundos del final culminaron su espectacular remontada con un nuevo “touchdown” de carrera de Lorenzo Melchiorre.