Super Bowl LII: cara a cara

855

 

Patriots

vs.

 

Falcons

OT

77
Nate
Solder
71
Cameron Fleming
72
Halapoulivaati Vaitai
65
Lane Johnson
Solder ha completado su séptima campaña protegiendo el lado ciego de Brady y lo ha hecho fiel a su estilo, sin grandes alardes ni estridencias. No es el jugador más estiloso del mundo pero su solidez y fiabilidad son fundamentales para la unidad. Fleming es el prototípico right tackle “de los de toda la vida” y su rendimiento es acorde a sus características, mejor contra la carrera que contra el pase. Ojo a su duelo con Brandon Graham y Chris Long. Johnson está considerado como uno de los mejores right tackles de la liga y con toda justicia. Magnífico en ambas facetas del juego su velocidad y agilidad para bloquear en campo abierto son fundamentales en los imaginativos esquemas de Doug Pederson. A Vaitai le ha tocado comerse el marrón de sustituir al excelso Jason Peters y aunque ha tenidos su altos y bajos su trabajo ha sido notable. No es tan bueno protegiendo a su quarterback como Peters pero en el juego de carrera su fortaleza y fiereza han servido para que apenas se note la baja.

 

G

62
Joe
Thuney
69
Shaq
Mason
61
Stefen Wisniewski
79
Brandon Brooks
Thuney no es el guard más atlético de la liga pero es la demostración palpable de que se puede hacer un buen trabajo en las trincheras a base de esfuerzo, técnica individual, compenetración con los compañeros, conocimiento del rival y “bajar el puto culo”. Mason es una especie de animal diferente, muchísimo más dotado a nivel físico aunque no tan pulido en sus fundamentos. El rendimiento que ha sido capaz de sacar a estos dos hombres habla a las mil maravillas de ese genio que es Dante Scarnecchia. Wisniewski llegó a los Eagles como un jugador de perfil relativamente bajo pero su magnífica temporada le ha proporcionado una jugosa extensión por tres años. Es el jugador menos llamativo de la unidad pero es inteligente, duro y fiable como él solo. Por el contrario Brooks ha sido una absoluta revelación esta temporada en la que se ha convertido en uno de los mejores guards de la liga. No lo perdáis de vista cuando los Eagles corran con el balón porque seguro que presenciaréis un sendero de caos y destrucción a su paso.

 

C

60
David
Andrews
62
Jason Kelce
Tras varios años de inestabilidad en el puesto parece que Andrews se ha hecho con la titularidad indiscutible los dos últimos años. No está nada mal para un jugador que ni siquiera llegó a ser drafteado. Andrews no es el jugador más fuerte o atlético pero suple sus carencias con su inteligencia y saber estar. Ojo a su emparejamiento con las malas bestias del interior de la DL de Philadelphia porque suele tener problemas con los jugadores rápidos y potentes “a lo Fletcher Cox”. Puede que en los últimos tiempos su hermano Travis haya ensombrecido su carrera pero nada más lejos de la realidad. Kelce es uno de los mejores centers de la competición y su agilidad y explosividad son elementos claves en la ofensiva de estos Eagles. No es un jugador especialmente fuerte lo que le puede dar problemas contra los nose tackles más masivos pero verle salir en pull es un espectáculo sin igual, puro porno liníero.

 

QB

12
Tom Brady
9
Nick Foles
A sus cuarenta años Brady sigue jugando a su mejor nivel y sin ofrecer síntomas de la menor decadencia. Su más que probable nominación como MVP de la temporada regular y el hecho de que los Patriots vuelvan a disputar el gran partido son prueba de que los años no pasan para el más grande. Pocos apostábamos por los Eagles tras la lesión de Carson Wentz pero en estos playoffs Foles ha demostrado ser un digno suplente. Sus entrenadores y compañeros han sabido facilitarle el trabajo y darle confianza y él les ha recompensado con dos sólidas actuaciones en playoffs e incluso recuperar su sorprendente (e impactante) versión 2012 en la pasada final de Conferencia.

 

RB

33
Dion
Lewis
28
James White
29
LeGarrette
Blount
36
Jay Ajayi
El estilo camaleónico del ataque patriota apenas permite apreciar el brillo individual de sus corredores pero tanto Lewis como White son piezas fundamentales en la ofensiva. Lewis, sin olvidar su habilidad para recibir fuera del pocket, ha sido la opción principal para correr también entre tackles mientras que White sigue demostrando que es una pesadilla cuando tiene un “missmatch” favorable en el juego de pase. Otro complemento que no podemos olvidar es Rex Burkhead quien ya ha superado sus problemas físicos ni al fuullback James Develin siempre haciendo un trabajo oscuro pero efectivo. Blount es un viejo conocido de la afición patriota y ya sabemos lo que hay con él, potencia descomunal para ganar yardas chocando con todo y contra todo. La llegada de Ayaji a mitad de temporada procedente de Miami ha servido para dar un poco más de finura al juego terrestre de los Eagles. También es un corredor con un físico imponente y que va al choque con determinación pero tiene un punto más de velocidad y agilidad que lo convierten en un corredor especial. A mi juicio sobre sus espaldas recaen las posibilidades de los Eagles para ganar esta Superbowl.

 

WR

14
Brandin Cooks
80
Danny Amendola
17
Alshon Jeffery
13
Nelson Agholor
El fichaje de Cooks ha servido para dotar al cuerpo de receptores de los Patriots de una punta de velocidad que habían echado de menos desde tiempos inmemoriales. Con Cooks estirando el campo las defensas deben conceder más espacios para que los explote Amendola, el nuevo “chico para todo” del ataque en sustitución del lesionado Julian Edelman. Chris Hogan completa un grupo no demasiado espectacular pero del que Brady siempre obtiene un excelente rendimiento. Después del desastre de la temporada 2016 los Eagles no dudaron en tirar de chequera para hacerse con los servicios de  Jeffery en la agencia libre. Su incorporación ha permitido dotar al equipo de un receptor grande y físico, capaz de ganar balones divididos, características que se complementan a la perfección con la velocidad pura de Torrey Smith y que además han permitido redescubrir a Agholor como un jugador peligrosísimo desde el slot.

 

TE

87
Rob Gronkowski
86
Zach Ertz
¿Es Gronk el mejor tight end que yo jamás haya visto? Sí, siguiente pregunta. ¿Es el jugador ofensivo (no quarterback) más desequilibrante de la NFL actual? Sí. ¿Os ha quedado claro? Gronko es un fenómeno de la naturaleza, es algo que no hemos visto nunca y que no creo que vayamos a ver jamás. Es ÚNICO. Apreciadlo en toda su grandeza. A su lado Dewayne Allen es un jugador mucho más vulgar pero ya demostró en su periplo con los Colts que no es manco ni a la hora de bloquear ni a la de recibir. Mejor que la defensa de Philadelphia no se olvide de él. Cuando ha estado sano Ertz ha demostrado que puede ser uno de los más peligroso tight ends de la liga a la hora de recibir el balón. Es grande, atlético, sabe desmarcarse y es capaz de atrapar el balón en las más adversas circunstancias. Toda una pesadilla para cualquier defensa. Burton ha sido una de las revelaciones de esta temporada. Su escasa altura condiciona su juego pero es un comodín peligrosísimo en el sistema ofensivo de Pederson pudiendo alinearse como fullback, tight end o receptor abierto.

 

 

DT

93
Lawrence Guy
90
Malcom
Brown
91
Fletcher Cox
93
Tim Jernigan
No me considero un simple aficionado a la NFL, es más, podría decirse que mi grado de seguimiento de esta competición ralla con lo enfermizo. Pues bien, no me duelen prendas en reconocer que no sé apenas nada de Guy, así de anónimo es este jugador. Otro milagro de Belichick sacando petróleo de la nada. No os puedo contar más. Brown es un jugador mucho más brillante que su compañero de fatigas y aporta la necesaria capacidad disruptiva desde el interior de la línea aunque tampoco es un jugador especialmente desequilibrante. Cox es un auténtico monstruo de la naturaleza. Es capaz de reventar la línea de scrimmage y hacer jugadas en el backfield rival con una asiduidad sólo al alcance de unos pocos elegidos. Verle jugar es un espectáculo y sus playoffs son una de las cosas más impresionantes que jamás hayamos presenciado en jugador defensivo alguno. A su lado Jernigan puede parecer poca cosa pero ni mucho menos. También es un jugador tremendamente explosivo y es capaz de aprovecharse de los excesos de atención que recibe su compañero para resultar desequilibrante por si mismo. Ojo a estos dos y a toda la DL de los Eagles porque, en mi opinión, Philadelphia se juega sus opciones aquí.

 

DE

55
Eric Lee
98
Trey
Flowers

75
Vinny Curry
55
Brandon Graham
Lee es otro jugador sin mucho nombre que ha ido ganando protagonismo poco a poco ganándose la titularidad en la recta final de la temporada regular. En el lado opuesto Flowers ya es otra cosa. No es el jugador más regular del mundo pero al menos Flowers deja destellos ocasionales de su talento. Su defensa terrestre podría ser mejorable pero es el único pass rusher digno de consideración de su equipo. La tremenda DL de los Eagles cuenta con dos jugadores exteriores que están cortados por el mismo patrón. Graham como Curry son duros, intensos, explosivos y encajan a la perfección en la filosofía Wide 9 de Jim Schwartz. Siempre agresivos y atacando el backfield, su éxito deteniendo la carrera se basa en que en muchas ocasiones se encuentran con el runningback en su desesperado afán por cazar al quarterback.

 

LB

52
Elandon Roberts
53
Kyle Van Noy
53
Nigel Bradham
95
Mychal Kendricks
57
Dannell Ellerbe
Roberts es otro de esos típicos hallazgos patriotas de sexta ronda que sólo se entienden en un equipo como el de Boston. También tenemos a Van Noy antiguo bust de primera ronda en los Lions pero que en New England han sabido reutilizar como un aceptable WLB. Bradham encaja a las mil maravillas en el esquema de Jim Schwartz, mientras que Kendricks aporta el factor “jugónico” a una unidad que apenas si nota la ausencia por lesión de su mejor jugador, Jordan Hicks.

 

CB

21
Malcolm Butler
24
Stephon Gilmore
41
Ronald Darby
31
Jalen Mills
El millonario fichaje de Gillmore hizo correr ríos de tinta durante el verano y sus malos partidos a comienzo de la temporada convirtieron los ríos en océanos. Afortunadamente para todos, no cundió el pánico (que estamos hablando de los Patriots) y tanto el jugador como los entrenadores han sabido reconducir la situación para emplearlo de la manera óptima que es siguiendo a los receptores rivales en cobertura individual sin complicarse mucho más la vida. Butler es el epítome de la dinastía Patriot. Un jugador sin grandes cualidades ni reputación pero que encaja en el sistema y al que los entrenadores emplean a la perfección. En el que probablemente sea su último partido con la camiseta de New England seguro que no decepcionará. Darby y Gilmore comparten historias paralelas, ambos ex jugadores de los Bills, ambos fichajes de campanillas en pretemporada, ambos decepcionantes al inicio (aunque en el caso de Darby por una lesión que le tuvo apartado de los terrenos de juego) y ambos mucho más brillantes en la cobertura individual que en la zonal. Mills en particular y la posición de cornerback en general han sido el patito feo de la tremenda defensa de Philadelphia. El jugador de segundo año no ha sido todo lo sólido que sería desear y ha cometido numerosos y “cantosos” errores por falta de disciplina y de lectura del juego. Mal negocio cuando te enfrentas a Tom Brady.

 

S

32
Devin McCourty
23
Patrick Chung
23
Duron Harmon
27
Malcolm Jenkins
23
Rodney McLeod
La pareja de safeties de New England me parece uno de los secretos major guardados de la liga. No me explico cómo tienen tan poco reconocimiento. Devin McCourty es uno de los mejores safeties de la competición. Tiene rango, tiene instintos, tiene disciplina, comete poquísimos errores y siempre está dónde debe para apagar todos los inciendos. Es un crack y nunca sale su nombre en las conversaciones de los mejores free safeties de la NFL. La reconversión de Patrick Chung es otro de esos milagros que sólo se pueden ver en New England de la mano de Bill Belichick y su staff. De ser un safety leñero e intimidador sólo apto para jugar en la caja se ha convertido en un jugador completísimo tan fiable en el juego de carrera como a la hora de caer en cobertura. Harmon es el tercero en discordia ya que los Pats suelen usar a los tres safeties en numerosas ocasiones y así figura incluso en su “depth chart”. Claro que para reconversiones milagrosas la de Jenkins en Philadelphia. Tras un periplo no demasiado brillante en Nueva Orleans, Jenkins se ha convertido en un auténtico jugador multiherramienta para los Eagles que lo mismo entra en blitz que cae en cobertura, que juega en la caja como se va a cubrir la zona profunda en single high. Un auténtico crack y quebradero de cabeza para los ataques rivales. Su papel como elemento disruptivo y director de orquesta en el esquema de los Eagles es fundamental. McLeod es un buen complemento para Jenkins y ha rendido a un gran nivel pero los que lo recordamos de su periplo en los Rams sabemos que es un jugador vulnerable que puede ser fácilmente manipulado por un buen quarterback. De nuevo mal negocio cuando te enfrentas a Tom Brady.

 

 

K

3
Stephen Gostkowski
4
Jake Elliott
Veteranía, experiencia y solidez a prueba de bombas y de patadas infartantes. Gostkowski es lo más parecido a un cheque al portador que puedes encontrar en la posición de kicker. Frente a la experiencia y el perfil bajo de Gostkowski los Eagles se presentan a la gran cita con un pateador novato cuya carta de presentación en la liga fue una tremebunda patada de 61 yardas que selló la victoria frente a los Giants en la semana tres.

 

P

6
Ryan Allen
8
Donnie Jones
Uno de los héroes anónimos de la tremenda victoria de la pasada final de conferencia, Allen ha demostrado que es algo más que el típico pateador zurdo que siempre tiene Bill Belichick en sus equipos. Potencia, colocación y hang time, tops. El veterano jugador de 37 años parece seguir manteniendo la potencia en sus despejes como atestigua su promedio superior a las 45 yardas pero no parece que sus compañeros o su hang time sean igual de eficaces ya que su promedio neto se queda en 40,6.

 

RET

33
Dion Lewis
80
Danny Amendola
38
Kenjon Barner

La lesión de Julian Edelman ha supuesto un duro varapalo a la hora de retornar punts. Amendola ha ocupado el sitio y no ha desentonado. Lewis por su parte suele ocuparse de los repornos de kickoff. Otra lesión, en este caso la de Darren Sproles, ha quitado mordiente y peligrosidad a los retornos de los Eagles. Kenjon Barner está prácticamente cortado por el mismo patrón pero no resulta tan excitante y peligroso.

 

HC

Bill Belichick
Doug Pederson
Tengo mis serias dudas cuando me preguntan si Tom Brady es el mejor quarterback que haya visto jugar pero no tengo ninguna duda cuando me preguntan por el mejor entrenador que estos ojos hayan visto. Es impresionante lo que años tras año consigue este hombre. Echadle un vistazo a los nombres que componen esa defensa, mirad lo que ha hecho con ellos y flipad. Una vez más. El puto amo. En su segunda temporada como entrenador jefe Pederson ha demostrado ser capaz de armar un equipazo de armas tomar y además ha sabido adaptarse a todas las contrariredades. Sin su quarterback titular (y no estamos hablando de un quarterback cualquiera), sin su left tackle, sin su middle linebacker, con la secundaria cogida con pinzas… Con todo ha podido este señor que para rematar nos ha dejado dos exhibiciones memorables en los playoffs. El futuro es brillante para los Eagles.