El salón de la fama recibió a siete nuevos miembros

Kenny Easley, Jason Taylor, Morten Andersen, Terrell Davis, LaDainian Tomlinson, Jerry Jones y Kurt Warner ya están en Canton

897
Los siete nuevos miembros del Hall of Fame de la NFL

El safety Kenny Easley, el DE Jason Taylor, el kicker Morten Andersen, los corredores Terrell Davis y LaDainian Tomlinson, el propietario Jerry Jones y el quarterback Kurt Warner ya son miembros del Olimpo de la NFL. El Salón de la Fama de Canton, Ohio.

Easley ha tenido que esperar 25 años para ser incluido en Canton. Una de las grandes figuras de la secundaria de los Seahawks durante los años 80. Su combinación de instintos, inteligencia y físico le convirtió en uno de los mejores safeties de su tiempo.

Jason Taylor, con una carrera de 15 años en la que fue la cara de la defensa de los Miami Dolphins, entro en el Hall of Fame con el respaldo vía carta al comité del HoF del mismísimo Tom Brady al que tuvo que enfrentarse durante una década. Acumuló 139,5 sacks y es séptimo en la historia de la liga en ese apartado. En siete ocasiones fue seleccionado para la Probowl y formó parte del equipo ideal de los 2000.

El kicker Morten Andersen se convirtió en el segundo pateador puro en tener lugar en Canton. Formado como jugador de “soccer” en su Dinamarca natal, Andersen comenzó su carrera como kicker en un high school y posteriormente consiguió una beca en los Spartans de Michigan State. A partir de ahí labró una carrera de nada más y nada menos que 25 años y 386 partidos en la NFL, los 13 primeros en las filas de los New Orleans Saints -6 veces probowler-, 8 más en los Falcons, 2 en los Chiefs, una en Minnesota y otra más en los Giants. En total 565 field goals anotados (79,7%) y 849 extra points (98,8%).

A Terrell Davis, dos veces campeón de la NFL, únicamente 7 temporadas en la liga le han valido para entrar en el Olimpo. En sus cuatro primeras campañas supero las 1.000 yardas de carrera y en la cuarta se fue hasta las 2008 y 21 TD. En ese tiempo logró un MVP y fue capaz de establecer numerosos récords de los Denver Broncos que aún permanecen.

Tomlinson fue sin duda uno de los jugadores a los que se vio más emocionado. Quien fuera running back de los San Diego Chargers tuvo a su fullback Lorenzo Neal como presentador y no pudo reprimir las lágrimas en el momento de que este le enfundara la chaqueta dorada. Once temporadas en la NFL, una vez MVP, 8 temporadas consecutivas por encima de las 1.000 yardas de carrera, 5 probowls y 3 presencias en el equipo idea de la liga le avalan. Tres veces lidero la liga en TDs de carrera y en 2006 sumó 28 touchdowns por esta vía, récord de la NFL.

Por su parte Jerry Jones, dueño de los Dallas Cowboys desde 1989, ha sido uno de los hombres de negocios más importantes e influyentes en la NFL durante los últimos treinta años. Responsable de los grandes ‘Boys que consiguieron tres campeonatos en los 90 forma parte también del comité de la liga que ha relanzado la competición y la ha convertido en la más rentable del planeta.

Warner, que hasta los 28 años no consiguió ser QB titular en la NFL, ha firmado uno de los caminos más improbables de la historia hasta entrar en el Hall of Fame. Tras pasar por la Arena Football League, o la NFL Europa, fueron finalmente los Rams de Dick Vermeil los que apostaron por él y ciertamente no desaprovechó la oportunidad. Con dos premios MVP, tres presencias en la Super Bowl, un MVP de la final, y un anillo de campeón, redondeó su carrera poniéndose la deseada chaqueta amarilla.