Manuel Iniesta: “los resultados son una consecuencia del trabajo duro”

Hablamos con el máximo responsable de los Molina Vipers, triunfadores de la Spanish Flag Bowl

1567
Manuel Iniesta con uno de los equipos representativos de los Molina Vipers (Lola Yolé)

El equipo murciano Molina Vipers fue sin duda el más destacado en el fin de semana de la Spanish Flag Bowl logrando los campeonatos nacionales en categoría Sub-13, Sub-15 y Sub-17 además de un subcampeonato en la Sub-11. En NFLhispano.com hemos querido conocer la opinión de Manuel Iniesta, el máximo responsable de unos Vipers que se han convertido en la sensación del flag football nacional.

Lo primero enhorabuena, tres de cuatro campeonatos posibles en categorías inferiores y un subcampeonato, ¿esto como se consigue?

Muchas gracias. No creo que haya una fórmula mágica, los resultados son una consecuencia del trabajo duro, de una idea clara de un proyecto deportivo y del esfuerzo de los jugadores. Teniendo estos ingredientes es difícil no cosechar cosas positivas.

¿Cuando empezaste a trabajar en este proyecto?

Yo soy profesor en el Liceo Francés de Murcia y cuando acabo las clases suelo poner algunos vídeos deportivos a los chavales más interesados. Hace cuatro años un grupo de niños de 1º de la ESO (12 años) empezó a manifestar interés por el fútbol americano y hubiera sido un crimen por mi parte negar la oportunidad a estos chicos de poder practicar este deporte. Un año más tarde fundamos el club y nos federamos en la liga murciana sub-19 de flag que era lo único que podíamos jugar por aquel entonces.

¿Cuántos chicos forman parte a día de hoy de los Molina Vipers?

A día de hoy tenemos 45 chicos en plantilla. 7 benjamines, 15 alevines, 10 infantiles y 13 cadetes.

¿Cómo se estructura la competición regional?¿Hay liga Murciana de categorías inferiores?

Pues en Murcia tenemos una liga sub-19 de flag en la que llevamos inscritos 3 años. Nos gustaría que se ampliasen a más categorías para así poder inscribir a más jugadores.

¿Dónde están las claves del trabajo con niños desde los 11 años?¿Cual es el proceso de formación para lograr el éxito además en edades dispares -de 11 a 17 años-?

Una cosa muy importante es inculcar una filosofía de esfuerzo colectivo y respeto al compañero. Ese es nuestro vehículo entre las distintas categorías. Es un proceso largo que nos demanda mucho esfuerzo con los chicos. Neutralizar el “yo” e imponer el “nosotros” es difícil en una sociedad tan personalista. Pero una vez logrado, los chavales entienden que la disciplina y el trabajo son innegociables. Luego hay un componente de talento que es innato de cada jugador y de cada plantilla. Nosotros adaptamos nuestro juego a cada plantilla en lugar de tener una visión de sistema de juego de club. Eso nos hace ser competitivos en todas las edades aunque demanda un esfuerzo adaptativo por parte de los jugadores en aprender esquemas nuevos anualmente. No obstante, ese proceso nos ayuda a tener jugadores adaptables y polivalentes que asimilan razonablemente bien los cambios en los sistemas o modificaciones en los playbooks.

¿Cómo te las apañas en un torneo como la Spanish en las que tienes tantos equipos en competición?

Aquí si voy a ser franco: rodeándome de un staff impresionante. Conrado Sánchez ha sido mis ojos mis brazos y mis pies todo este año. Sin él no habría sido posible. Más adelante Javier Martínez nos empezó a ayudar con el juego de ataque y nos dio cosas nuevas que no teníamos. Para la spanish, Javier Balsalobre y Daniel Iniesta, ambos jugadores de contrastado nivel nacional, nos ayudaron cuando había solapamientos de partidos. Todos somos amigos y tenemos muy buen “feeling”, lo que nos permite trabajar con alegría y transmitirlo a los chicos.

¿Existe vinculación entre Vipers y Cobras ?¿Barajas crear un equipo Viper Junior?

Existe una vinculación normal del club principal de Murcia y de un equipo que empieza en una ciudad vecina. Yo soy Cobra de corazón y siempre lo seré pero nuestro objetivo es crecer y convertirnos algún día en un club del tamaño de Cobras. Crear un equipo “tackle” es un reto precioso y me gustaría afrontarlo pero los que de verdad tendrán la última palabra serán nuestros jugadores.

Estamos viendo que en deportes como el fútbol últimamente el papel de algunos padres está dejando bastante que desear, ¿cómo está siendo la implicación de los vuestros?

Los padres de nuestros jugadores tienen siempre un comportamiento ejemplar. Los llevan y los traen a los partidos y a los entrenos sin importar horarios o distancias y nos dan mucho ánimo y apoyo a los entrenadores. La educación que tienen nuestros chicos es un reflejo de lo que tienen en sus casas y si hablas con los árbitros verás que en los casi 30 y tantos partidos que hemos jugado este año no nos han pitado ninguna falta por protestar. Quizás yo sea el más visceral en la banda pero nuestros jugadores siempre hacen gala de una muy buena educación. El año que viene incluso algunos se han ofrecido a ayudarnos con las tareas de organización y tramitación de documentos lo que agradecemos enormemente y nos anima a seguir trabajando así.

¿Qué consejos darías desde tu experiencia a los clubes que se están iniciando ahora en este trabajo de base?

No soy nadie para dar consejos pero animaría a todos los responsables de categorías inferiores a hacer de sus proyectos algo divertido y positivo en la vida de sus jugadores, y que utilicemos esta herramienta tan maravillosa como el football para dejar un buen recuerdo en la memoria de sus deportistas.