Aaron Hernández se suicida en su celda

Trágico final para una trágica historia

4203
Aaron Hernández durante su paso por los tribunales

Según ha informado el diario Boston Globe citando fuentes del departamento de prisiones, el ex-tight end de los New England Patriots Aaron Hernandez ha aparecido ahorcado en su celda en la mañana de hoy.

Según la nota emitida por el citado departamento, Hernández fue encontrado colgado en su celda en el Correccional de Souza Baranowski de Shirley, Massachussets, aproximadamente a las 3:05 de la mañana.

“El Sr. Hernández se encontraba en una celda individual”, dice la nota. “El Sr. Hernández se ahorcó utilizando una sábana que ató a la ventana de su celda. Así mismo el Sr. Hernandez también trato de bloquear la puerta desde dentro con varios objetos.”

El ex-jugador fue trasladado de manera inmediata al hospital pero todos los esfuerzos por reanimarle resultaron inútiles.

Hernández había sido declarado “no culpable” la semana pasada de dos delitos de asesinato pero aún tenía pendiente una cadena perpetua sin derecho a libertad condicional por la muerte de Odin Lloyd, un jugador de fútbol americano semiprofesional que salía con la hermana de la prometida de Hernández.

Hernández, que sólo tenía 27 años, llegó a la NFL en la temporada 2010 tras ser elegido en la cuarta ronda del draft procedente de la Universidad de Florida. Un año antes había sido reconocido como el mejor TE del college football. Con los Gators consiguió un campeonato nacional de la NCAA en 2009 en un equipo liderado por Urban Meyer desde la banda y en el que militaban jugadores como Tim Tebow, Percy Harvin, Mike Pouncey, Joe Haden, Riley Cooper o Brandon Spikes.

Hernández no tardó mucho en hacerse un hueco en la plantilla de los Patriots formando una gran dupla de TE con otro jugador elegido en su mismo año en el draft, Rob Gronkowski. Su polivalencia, velocidad y manos le llevaron a alinearse incluso como corredor en determinadas situaciones.

En su primer año en la NFL sumó 563 yardas de recepción y 6 touchdowns y en el segundo elevó sus números hasta las 910 yardas y 7 touchdowns.

Al final de su tercera temporada, cuando ya había conseguido una jugosa renovación, su implicación en el asesinato de Lloyd truncó una prometedora carrera que ha terminado de la manera más trágica.