Los Patriots cumplieron con la tradicional visita a la Casa Blanca

Tom Brady se sumo a última hora a los jugadores ausentes

635
Bill Belichick presenta el casco y el jersey del equipo al presidente Trump (NFL.com)

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump, dio la bienvenida a la Casa Blanca a los campeones de la Super Bowl, los New England Patriots, describiendo su remontada sobre los Atlanta Falcons como “legendaria.”

“Fue el primer partido con prórroga en la historia de la Super Bowl y terminó en una victoria legendaria para esta orgullosa franquicia y estos absolutamente terroríficos jugadores y entrenadores,” comentó Trump en su discurso ante los miembros de la franquicia de Boston. “Con la espalda contra la pared y el castigo, buen castigo, chico se equivocaron bastante, ¿verdad? -diciendo que no podrían hacerlo, que el partido estaba acabado. Conseguisteis la remontada más importante en la historia de la Super Bowl y eso es simplemente especial.”

Trump continuó destacando al propietario de los Patriots Robert Kraft por guiar a la franquicia hacia su quinto campeonato desde 2001.

“Ha construido una cultura destinada a ganar,” señaló Trump. “Lo empezó con su entrenador, y puedo deciros que es un hombre especial. Lo llaman el ‘Patriot Way’ y todo comienza con el coach (Bill) Belichick”.

Trump reconoció además a varios jugadores por sus esfuerzos en la remontada de 25 puntos incluyendo a Danny Amendola, Malcolm Mitchell, Julian Edelman y Nate Ebner. Belichick presentó más tarde al presidente un jersey y un casco del equipo.

“Es un distinguido honor para nosotros celebrar lo que fue inequívocamente nuestro campeonato más dulce con un buen amigo y alguien cuya fortaleza mental es grandemente admirada,” destacó Kraft.

Trump no mencionó al MVP de la Super Bowl, Tom Brady, quien a última hora excuso su presencia en el evento alegando motivos personales.

LeGarrette Blount, Martellus Bennett, Devin McCourty y Chris Long tampoco estuvieron presentes, en este caso por motivos políticos. Alan Branch y Dont’a Hightower también se escusaron previamente por razones personales. Amendola tampoco acudió a la Casa Blanca.

Un total de 34 jugadores de los Patriots estuvieron presentes en la ceremonia. En comparación, 36 fueron los que acudieron tras el título de 2004 y sólo 27 tras el de 2005.

La anécdota del día la protagonizó, como no, Rob Gronkowski quien interrumpió de manera breve la declaración del secretario de prensa de la Casa Blanca Sean Spicer para preguntarle si necesitaba ayuda con los periodistas.