Los Zaragoza Hurricanes campeones de la Liga Norte

Superaron a los Cantabria Bisons por 37-3

1524
Los Hurricanes terminan la temporada invictos ( Juan Manzanara )

Campeón de la Liga Norte y de nuevo, como la temporada pasada, invicto a lo largo del curso. El Racing Zaragoza Hurricanes completó el sábado una última jornada redonda tanto por el resultado como por el juego ofrecido contra el que se había mostrado como su principal rival, el Cantabria Bisons. Ambos se habían impuesto anteriormente al Zaragoza Hornets, tercer equipo en liza en la competición tras varias renuncias de otros conjuntos, mientras que en el duelo de ida los zaragozanos habían vencido en Santander.

El último encuentro de competición para Hurricanes tenía como objetivo el no perderse para acabar invictos por segunda temporada y así fue. Salvo los primeros minutos, el partido fue dirigido y dominado por los locales.

En esos primeros minutos Hurricanes no existió nada más que para aguantar el gran comienzo de Bisons, que avanzo con ligereza las cadenas hasta quedar a tres de la End Zone. En ese momento ya Hurricanes se situó en el campo y empezó a defender con fiereza, por lo que Bisons, en su cuarto Drive lanzo un Field Goal que paso entre palos, que fueron los tres primeros puntos del partido y sus últimos anotados.

A partir de ese momento el partido fue de Racing Hurricanes. Su primera anotación fue una jugada de cesión de balón del quarterback al receptor y este, en otra cesión de mano a mano al Tight End Alberto Callen desbarato la defensa visitante, entro en la zona de anotación y se consiguió el primer touchdown para Hurricanes.

El segundo fue un disfrute para la afición, pocas veces se ve una jugada tan larga en fútbol americano. La jugada arranca con la intención de pase del quarterback local Samuel Margarit, pero este, al ver que todos sus receptores están bien bloqueados, opta por la carrera hacia el lateral Izquierdo, pero ya observa que está cerrado ese lado. Mientras sus líneas están obsesionados con protegerlo mientras que todos los contrarios ya avanzan contra él. Samuel entonces cambia radicalmente de lado y va al derecho a toda velocidad mientras ya en el campo todos los jugadores están descolocados, los receptores están en la End Zone esperando un pase milagroso mientras ya todo el equipo contrario se dirige a por Samuel, los líneas golpean a los contrarios a diestro y siniestro intentando que su quarterback pueda avanzar. Es en ese momento, décimas de segundo antes de que sobre Samuel caigan tres jugadores contrarios, cuando lanza su balón hacia el receptor Alberto Callen que lo estaba siguiendo en la línea vertical dentro de la zona de anotación y, completamente desmarcado, consigue el segundo touchdown. Una jugada que se encuadra en el temple del jugador, la fuerza de su línea y la confianza de sus receptores, sabiendo que ese balón volaría hacia ellos de un momento a otro.

El tercer Touch Down fue fruto del golpe moral recibido en la anterior jugada. Kik Off de Hurricanes para entregar el balón de juego a Bisons, cuando estos, en una jugada de novatos, tocan el balón pero no lo recogen del suelo y este continúa botando por el campo. Sabemos que una vez tocado este por el equipo que lo debe recibir, queda libre para el equipo que lo recoja, y así es como Juan Mastral lo entendió perfectamente, recogiendo el balón a 9 yardas de la zona de anotación. La siguiente jugada, el propio quarterback Samuel Margarit, solo tuvo que avanzar por el pasillo que la línea de ataque logro abrir en la defensa de los descolocados Bisons. Con el 18-03 en el marcador se llegó a la mitad del partido.

La segunda mitad Hurricanes siguió mandando en las jugadas y el cuarto touchdown vino de una serie de carreras cortas desde nuestra yarda 9, donde quedo el receptor local del Kikoff inicial, en una recepción no muy brillante.

Sin embargo las cadenas no pararon de avanzar hasta que David Santed anoto en carrera izquierda. Comentar que en esta anotación fue la única vez que subió también el extra point, los demás fueron frustrados por Bisons o mal lanzados por Hurricanes.

La quinta anotación fue obra del quarterback Margarit, que no viendo la jugada clara de pase y su línea consiguiéndole un pasillo abierto, se lanza a la carrera, cruzando el campo en una galopada de 65 yardas.

Al final, como último touch down del partido y para completar la exhibición de anotaciones, nos quedaba el pase largo, que de 40 yardas y por encima de la línea derecha del terreno de juego lanza el quarterback para que José Miguel Pola recibiera correctamente en la zona de anotación, levantando a la afición de sus asientos.

Un buen partido que da el triunfo de esta Liga Norte a Racing Zaragoza Hurricanes que acaba como la anterior, invictos y creciendo en experiencia. El siguiente reto será la decisión sobre subir o no a la Serie B, desde donde se cayó hace dos cursos.

Ahora, después de la liga, toca preparar el amistoso contra Toros De Madrid, un equipo muy duro, que la temporada pasada gano a Hurricanes y que el 23 de abril, en su casa, medirá la buena racha de Hurricanes.