New England Patriots y Atlanta Falcons jugarán la Super Bowl LI

Steelers y Packers quedaron en la cuneta en unas finales sin mucha emoción

2003
Los Falcons celebran su campeonato de la NFC (AtlantaFalcons.com)

Las finales de conferencia siguieron la línea de escasa emoción que, salvo la excepción del Packers-Cowboys, han tenido los playoffs 2017 de la NFL. En el campeonato de la Conferencia Nacional los Atlanta Falcons superaron a Green Bay por 21-44 y en el de la Conferencia Americana los Patriots se deshicieron de los Cowboys 17-36.

En Atlanta la ofensiva de los Falcons volvió a demostrar el poderío al que nos ha tenido acostumbrados toda la temporada y con unos inmensos Matt Ryan (27/38, 392 yardas, 4TD) y Julio Jones (9 recepciones, 180 yardas, 2 TD) desmantelaron a unos desbordados Packers.

Green Bay tiró de orgullo de la mano de Aaron Rodgers (27/45, 287 yardas, 3 TD, 1 int y 46 yardas de carrera) pero esta vez no hubo milagros. Más bien todo lo contrario, los Packers no aprovechó las ocasiones que tuvo de cambiar la historia -un fumble prácticamente en la goal line rival y dos intercepciones cantadas que se fueron de las manos de los defensores- y Atlanta aprovechó cada uno de estos errores para ir poniendo clavos en el ataúd «quesero».

Los de Mike McCarthy se vieron visiblemente superados en algunos momentos y, a pesar del pundonor de hombres como Jordy Nelson -quien jugó con dos costillas fracturadas- el equipo dio la sensación de haber dejado todo lo que tenía en Dallas.

LOS PATRIOTS CON AUTORIDAD

En Boston los Patriots también impusieron el ritmo desde el principio. Tom Brady (32/42, 384 yardas, 3 TD) firmó un partido sensacional pero el gran protagonista de la noche fue un Chris Hogan para el que la defensa de los Steelers no estaba preparada.

El #15 de New England firmó nada más y nada menos que 9 recepciones para 180 yardas y 2 TD siendo el estilete de su equipo sobre todo en la primera mitad. No estuvo sólo. Su compañero Julian Edelman se fue a las 118 yardas con una anotación, firmando entre ambos una actuación histórica para un dúo de receptores en los playoffs de la NFL.

Otro momento clave del partido fue la lesión del RB Le’Veon Bell quien tuvo que abandonar el campo en el segundo cuarto. DeAngelo Williams ocupó su lugar acabando con 34 yardas en 14 carreras y un TD y 51 yardas en 7 recepciones.

El «gameplan» de Matt Patricia y Bill Belichick funcionó a la perfección y Antonio Brown (7 recepciones, 77 yardas) a penas fue factor.