De pronósticos y predicciones

La pregunta del millón, ¿quien levantará el Lombardi Trophy?

2338
¿se verán en la Super Bowl Ron Rivera y Mike Tomlin? (USA Today)

Otro año mas y van…. he perdido la cuenta de las temporadas en que me tengo que poner delante del teclado para hacer mis pronósticos de una competición que está a punto de echar a andar. Tampoco suelo revisar los que hice en el pasado, no sirven para nada, la NFL es una competición tan alocada que lo que hoy es blanco, mañana es negro, y al revés. Mas o menos todos los que de alguna forma nos dedicamos a esto podemos hacernos una idea de cómo irá la temporada en septiembre, o eso creemos, luego nunca terminamos de acertar, y si lo hacemos prefiero achacarlo a la buena suerte mas que al posible conocimiento y sapiencia.

Antes de empezar, la Semana 1 se nos va a hacer muy extraña a la gran mayoría, va a ser la primera ocasión desde la temporada 2001 en que Peyton Manning y Tom Brady no estarán al mando de sus ataques. Entre ambos QB suman 10 presencias en la gran final y ambos han sido los QB que han dominado la AFC en los últimos 16 años con presencias puntuales de Ben Roethlisberger y Joe Flacco, que suman otras 4 presencias en la gran final. Los motivos de su ausencia son sin embargo bien diferentes, Peyton decidió retirarse tras ganar el Vince Lombardi mientras que Tom Brady deberá cumplir la sanción que le impuso Roger Goodell por su implicación en el Deflategate.

También por primera vez en mucho tiempo vamos a tener una franquicia que no tiene ninguna intención de competir, sino simplemente de jugar. Me refiero al caso de los Cleveland Browns, una franquicia que ha empezado un programa revolucionario de construcción deportiva utilizando métodos que han demostrado su eficacia en el mundo del béisbol, pero está por ver como se podrá trasladar a la NFL. Me atrevería a decir que Cleveland actúa exactamente igual que una nueva franquicia, todo huele a nuevo y todos saben que su sino es acumular derrota tras derrota mientras crecen. El proyecto de Cleveland llega con demasiados años de retraso, ahora es cuando de verdad parece que empiezan su construcción tras haber tocado fondo en incontables ocasiones.

¿Y qué va a pasar este año? Si lo supiera apostaría, y no te cuento si en las apuestas de Las Vegas hay alguna que pague muy bien para que un “outsider” se termine por llevar el gran premio ¿Y quién puede ser este año ese “outsider”? La temporada pasada eran pocos o ninguno los que apostaron por los Carolina Panthers, que terminó ganando 15 partidos en temporada regular para luego caer miserablemente en la Super Bowl, donde partía como gran favorito. Absolutamente nadie les vino venir, aunque luego se subieron al carro muchos, casi los mismos que luego dijeron que el equipo estaba sobrevalorado tras perder la Super Bowl y todo era fruto de un calendario engañoso y algo de fortuna.

¿Hay algún equipo en predisposición de repetir algo parecido? Yo desde luego no lo sé, si lanzo varios nombres a una bañera y elijo una papeleta tengo las mismas posibilidades de acertar que haciendo un análisis sesudo mirando calendarios, rosters, emparejamientos, estadísticas, etc….En la NFL además de ser bueno siempre tiene que haber una componente de fortuna, desde hace mucho tiempo no hay ese equipo dominante que abusa de todos sus rivales, la igualad reinante es máxima y una lesión en un partido puede dar al traste con el proyecto mas sólido.

AMERICAN FOOTBALL CONFERENCE

Empiezo por la AFC por una simple cuestión, la A está antes que la N. Como he dicho nada mas empezar sí sabemos una cosa, no habrá repetición de la final de la AFC donde se puedan encontrar Peyton Manning y Tom Brady, aunque no deberíamos descartar que por tercer año consecutivo Denver Broncos y New England Patriots se vean las caras.

AFC WEST

El actual campeón, pese a las pérdidas de la agencia libre de Malik Jackson y Dani Thevathan sigue siendo una apuesta muy sólida, el núcleo del equipo regresa casi intacto, pero sobre todo no ha perdido coordinadores. Wade Phillips seguirá ejerciendo su magia con las piezas defensivas con las que cuenta, el MVP de la Super Bowl, Von Miller, además de una secundaria que regresa intacta, lo que ya garantiza que la defensa seguirá rindiendo a un buen nivel. La gran incógnita está en el ataque, sin Peyton Manning y con Paxton Lynch no preparado, Gary Kubiak ha decidido empezar con Trevor Siemian, QB con experiencia cero pero con un par de Training Camps a cuesta con él Head Coach.

Denver, que ha dominado la AFC West en el último lustro no lo va a tener tan sencillo para revalidar el título de división, tanto Kansas City como Oakland han demostrado el año pasado que pueden ser serios contendientes a destronar a los de Colorado. Los Chiefs de Andy Reid les puede faltar pegada para aspirar a una Súper Bowl, pero son un equipo muy rocoso, con un ataque que domina el tiempo de los partidos y una de las defensas más serias de la NFL, aunque no podrá contar de salida con Justin Houston. Alex Smith seguirá dirigiendo un ataque que se conoce de memoria, lo que nadie puede esperar es que a estas alturas de su carrera se desmelene, con lo que seguirá con su habitual juego sólido y minimizando errores, firma del estilo Andy Reid.

Los Oakland Raiders son por el contrario la niña guapa de la fiesta, enamoran por sus maneras, descaro y desparpajo, armados con jugadores de mucha calidad como Derek Carr, Amari Cooper y Khalil Mack. Han apostado fuerte en la agencia libre tanto en defensa, Bruce Irvin, como en ataque, Kelechi Osemele, para configurar un conjunto que destila talento, juventud y veteranía.

Los olvidados son los San Diego Chargers, aunque en el sur de California las preocupaciones pueden ser bien diferentes con un referéndum para decidir si la comarca financia un nuevo estadio o el equipo decide emigrar hacia el norte e instalarse en Los Ángeles. En todo caso mal harían sus rivales en hacerlos de menos, Phillip Rivers es capaz de destrozar cualquier defensa y si Joey Bosa acaba aportando pueden ser un equipo que den más de un susto o dos.

AFC EAST

Los actuales subcampeones de la conferencia, New England Patriots, se van a enfrentar a un reto desconocido para ellos, superar la baja de Tom Brady durante el primer mes de competición. El equipo de Bill Belichick no lucha tanto por ganar su división, sino por intentar obtener el mejor récord posible para garantizarse que los playoffs pasen por Foxborough. Cuando hace dos años jugaron como locales acabaron en la Super Bowl, en las otras ocasiones, que tuvieron que ir a Denver, se quedaron a las puertas. Jimmy Garoppolo será el sustituto de Tom Brady, pocos son los que creen que su titularidad se extienda más allá de la suspensión. Mucho y muy bien tendría que irle las cosas a los Patriots para sentar a su fetiche y jugador insignia, más cuando han hecho de la causa QB una cruzada contra la NFL en general, y Roger Goodell en particular.

Los únicos que pueden poner en serios aprietos la AFC East a los de Belichick son los New York Jets. El equipo que dirige Todd Bowles ya demostró que cuando juega a su máximo nivel puede jugar de tú a tú con los Patriots, pero ese es precisamente su gran problema, necesitan jugar a un alto nivel, sobre todo su QB, Ryan Fitzpatrick. Su defensa ofrece pocas dudas, sobre todo su DL, un verdadero lujo con Sheldon Richardson, Mo Wilkerson y Leonard Williams. En la secundaria Darrelle Revis seguirá siendo santo y seña, aunque habrá que estar muy atento a su posible transición hacia la posición de safety.

Los Miami Dolphins y Buffalo Bills se han encargado por caminos bien diferentes de borrarse de la contienda a pesar de las habituales bravuconadas de Rex Ryan. Los Dolphins estrenan estadio y Head Coach, queda por saber qué agradará más a la afición del sur de Florida, que normalmente para mitad de temporada prefería pasar las tardes en las playas doradas que al sol del renombrado Hard Rock Stadium. Los Dolphins este año solo deberían preocuparse de una cosa, recuperar la fe en Ryan Tannehill para cuando acabe la temporada decidir qué rumbo debe tomar el equipo en el próximo draft.

Los Bills por su parte se han visto muy castigados por las lesiones y las suspensiones. Shaq Lawson y Reggie Ragland, las dos primeras elecciones del último draft estaban llamados a ser titulares, ambos están fuera. El DT Marcell Dareus se perderá al menos los primeros cuatro partidos, y quién sabe cuánto tiempo puede ausentarse tras ingresar en un centro especializado para superar sus problemas con sustancias prohibidas. Tyrod Taylor volverá a dirigir el ataque y todos esperan que se suelte más y aproveche de una vez esa arma de destrucción masiva que es Sammy Watkins, pero la clave seguirá siendo un año más LeSean McCoy. Un último apunte, si el mayor espectáculo en Buffalo son los hermanos Ryan es que la temporada va muy mal, no lo descarten.

¿Se quedarán los Patriots fuera de playoffs?
¿Se quedarán los Patriots fuera de playoffs?

AFC NORTH

La que ha venido siendo en los últimos años la división más competitiva y fuerte de la AFC se presenta con muchísimas incógnitas en dos equipos, los Cincinnati Bengals y los Baltimore Ravens, ambos parecen que han ido a menos. En el sótano de la división todo lo que no sea Cleveland sería una sorpresa, Cleveland no sólo debería terminar último, sino que debería tener la primera elección en el próximo draft. Eso no quita para que sea un equipo correoso y que pueda dar más de un disgusto, sobre todo si Robert Griffin III recupera su juego de su año de novato y aprovecha las prestaciones de Josh Gordon y Corey Coleman.

Baltimore la temporada pasada partía como uno de los favoritos, un mal inicio de campaña junto con lesiones en posiciones claves: Terrell Suggs, Steve Smith y sobre todo Joe Flacco, arruinaron la temporada, que para remate no pudieron contar con el novato Breshad Perriman. El equipo ha sufrido bajas en la agencia libre como la de Kelechi Osemele y la retirada de su LT Eugene Monroe, reemplazado por el novato Ronnie Stanley. John Harbaugh, al que llegaron a cuestionar la temporada pasada, tiene un gran reto por delante, recuperar la que ha sido una de las franquicias más competitivas de la última década.

En Cincinnati aún resuenen los ecos de la última derrota en playoffs, entre bajas, bajo rendimiento y penalizaciones absurdas, el equipo no pudo superar uno de sus males. Este año el equipo parece que ha perdido potencial, pero si de algo no adolece este equipo es de profundidad en casi todas sus parcelas. Los Bengals han construido uno de los mejores rosters de la AFC, envidia de muchos equipos, solo las limitaciones que ellos mismos se imponen son su freno.

Los Pittsburgh Steelers no sólo parten como claros favoritos para ganar la división, sino que en muchísimas apuestas parten como grandes favoritos para jugar y ganar la Super Bowl. El ataque que lidera Ben Roethlisberger ha alcanzado tal punto de madurez que aterroriza a todos sus rivales pese a las bajas de Le’Veon Bell los tres primeros partidos y la de Martavis Bryant toda la temporada. En defensa es donde han estado los problemas de los acereros. A media que avanzaba la temporada pasada la defensa fue encajando piezas y mejoró más que considerablemente, este año se esperaba que pudiera dar otro paso más a pesar de una secundaria más que endeble y donde se han traído refuerzos por todas las vías posibles. Los Steelers quieren convertirse en ese equipo que lo mismo puede jugar a partidos de anotaciones cortas que ser ese equipo que puede anotar más de 40 puntos cada domingo.

AFC SOUTH

Y nos queda la AFC South, una división en desprestigio los últimos años por la falta de equipos que pudieran siquiera hacerle sombra a los Indianapolis Colts. Por la lesión de Andrew Luck o por la confección de una mala plantilla, los Colts dejaron de ser la referencia y ese papel parece ahora que le corresponde a los Houston Texans, que parapetados de una gran defensa y un ataque que debe mejorar, son los grandes favoritos en las apuestas. Tampoco nos podemos olvidar de otra de las niñas bonitas, los Jacksonville Jaguars, equipo que ha sufrido una transformación que la firmaría la mismísima Betty La Fea. Los Tennessee Titans, como los Cleveland Browns, parecen tener muy claro que este año solo está para crecer como equipo e ir madurando a Marcus Mariota.

Los Texans decidieron apostar fuerte en la agencia libre cuando le dieron un gran contrato a Brock Osweiler, movimiento que sorprendió a propios y extraños por la forma en que se hizo. La sensación desde fuera es que se buscaba un QB que fuera capaz de lanzar pases a DeAndre Hopkins, la estrella rutilante del ataque. Lamar Miller se incorpora al backfield y reemplazará a Arian Foster, que precisamente se ha ido los Dolphins, el antiguo equipo de Miller y donde dejó la sensación de que no se le utilizaba del todo bien. En defensa JJ Watt seguirá siendo el baluarte, y este año en Houston esperan que reciba más ayuda de Jadeveon Clowney, un ex primera elección de draft que no demostrado nada de momento.

Los Jaguars han ido madurando un proyecto a la antigua usanza, con mucha paciencia a través del draft, haciendo crecer juntos a sus elecciones y añadiendo algunas piezas vía agencia libre. El tiempo se le acaba a Gus Bradley, lo han dejado trabajar, tiene un buen QB en Blake Bortles y su defensa contará con dos jugadores claves, los novatos Donte Fowler y Jalen Ramsey, que se unen a Malik Jackson, un agente libre por el que se ha pagado mucho dinero.

En Indianapolis la figura clave será Andrew Luck, este equipo ira allí hasta donde le pueda llevar su QB, el mejor pagado de la NFL tras su reciente ampliación de contrato. La franquicia de Jim Irsay sigue apostando por el QB descuidando otras áreas del equipo como defensa, OL y juego de carrera. Chuck Pagano sabe que su futuro está en manos de su QB, que regresa de su lesión con una división muy diferente a la que dejó, sus rivales aparentemente han mejorado sustancialmente y ellos por el contrario han envejecido sin mejorar. A mí no me extrañaría ver este equipo jugar a 40 puntos todos sus partidos con un Andrew Luck lanzando más de 40 TD, no veo que este equipo tenga nada más que ofrecer.

Los Titans han dejado ver en pretemporada que quieren hacer algo nuevo en esta liga tan enfocada al juego de pase, correr, correr y seguir corriendo. La apuesta tendría todo su sentido si hubiera una buena defensa capaz de dejar sin anotar a sus rivales, pero si estás 21-0 abajo a mediados del 2º cuarto correr te va a servir de muy poco. Si una defensa sin grandes nombres es capaz de parar los ataques rivales el poderoso juego de carrera de Titans podría funcionar. Las defensas actuales apuestan por meter Pass Rushers y jugadores con pocos o ningún fundamento en parar el juego de carrera, solo hace falta poder explotarlo.

¿Relanzará Mariota a los Titans?
¿Relanzará Mariota a los Titans?

NATIONAL FOOTBALL CONFERENCE

Así como en la AFC la parte alta está ocupada por dos a tres equipos de nivel y varios outsiders por debajo, la NFC tiene un amplio ramillete de outsiders y claramente cualquiera podría dar ese salto que dio el año pasado Carolina, que ahora se ha encaramado a la parte alta. ¿Hay este año un equipo que pueda dar ese salto y unirse a la élite de la conferencia? Si tuviera que apostar por un equipo el candidato sería sin duda Minnesota, una gran defensa junto con un ataque donde Adrian Peterson en la treintena disfruta de sus últimas carreras.

NFC SOUTH

El actual campeón de la Conferencia, los Carolina Panthers, parte como gran favorito a pesar de las sensibles bajas que han tenido en defensa, especialmente la del CB Josh Norman. El resto del equipo no ha variado apenas, o ha mejorado vÍa recuperación de lesionados. Este año Cam Newton, vigente MVP contará desde la partida con el WR Kelvin Benjamin, cuya sola presencia en el campo debería mejorar aún más las prestaciones del TE Greg Olsen y porque no, de Tedd Ginn Jr. En defensa lo que muchos queremos saber es si fue la defensa de Carolina la que hizo bueno a Josh Norman o fue este el que hizo una gran temporada basándose en sus cualidades. El Front Seven, el verdadero corazón de la defensa regresa intacto, si rinden como el año pasado despejaremos la incógnita de Josh Norman. Y vayan si lo deberán hacer, los Panthers han decidido apostar por una colección de jóvenes inexpertos para su secundaria.

Tampa Bay lleva tiempo buscando una identidad, ni Greg Schiano ni Lovie Smith dejaron huella alguna y el Front Office parece tener clara su apuesta, Jameis Winston, solo así se explica el despido fulminante de Lovie Smith y la ascensión del coordinador ofensivo Dirk Koetter. En su primer año Jameis demostró muchas cosas antes de lo esperado y somos muchos los que creemos que este 2º año puede dar un importante salto.¿Será eso suficiente para Tampa? La atención que genera Jameis Winston han hecho olvidarnos que el equipo cuenta con una muy buena defensa que a nada que haga clic puede ayudar a un ataque que pinta muy bien.

Atlanta es un proyecto estancado y donde Matt Ryan ha dado un par de pasos hacia atrás. El equipo empezó la temporada pasada como un meteoro, récord de 6-1, para acabar perdiendo 6 de sus últimos 7 partidos y acabar en tierra de nadie. Nada indica que eso pueda variar este año, el equipo no se ha reforzado y en el draft tampoco han elegido ese jugador que pueda suponer la diferencia. Un año más dependerán de si Matt Ryan decide dejar su frialdad de lado y es capaz de conectar con Julio Jones, que por primera vez en tiempo parece estar completamente sano.

Los New Orleans Saints no terminan de saber qué es lo que exactamente quieren. La franquicia arrastra problemas de espacio salarial desde hace un par de temporadas al haber firmado contratos desproporcionados a jugadores que no lo merecían. Por un momento parecía que equipo y Drew Brees estaban destinados a terminar su relación al acabar este año, pero el Front Office ha negociado a última hora un contrato incomprensible para el equipo que prolonga su vínculo con el QB. En todo caso va a necesitar mucha ayuda en ataque, pero más eso en defensa, donde la franquicia ha sido un ejemplo de cómo no gestionar una unidad defensiva.

NFC NORTH

En la NFC North dos equipos parten con clara ventaja, los Green Bay Packers y Minnesota Vikings, actuales campeones de división. Ambos equipos son muy diferentes, mientras que los Packers van a depender de hasta donde les pueda llevar su QB Aaron Rodgers los Vikings van a tirar de su gran defensa y lo que aún pueda aportar Adrian Peterson.

Aaron Rodgers tuvo un año por debajo de lo que venía siendo su rendimiento habitual. La pérdida de Jordy Nelson tuvo un efecto demoledor en todo el ataque, jugadores que no estaban preparados para dar el salto como Randall Cobb no lo hicieron. Eddie Lacy por su lado hizo honor a la fonética de su nombre, fue un jugador muy lazy (vago en inglés). Nadie cuestiona las cualidades del RB, pero sus problemas de peso sin duda afectan a su rendimiento y al de todo el ataque. En defensa Dom Capers, cuestionado en muchas partes, terminó por hacer un trabajo más que digno, ahora solo hace falta que se repita este año con el acompañamiento del ataque. Si ambas unidades hacen clic los Packers son uno de los grandes favoritos para aspirar a todo, si por el contrario un de ella falla, quizás Ted Thompson tenga que dad esas explicaciones que hace tiempo no da, sobre todo en su negativa a utilizar mínimamente la agencia libre.

Minnesota aprovechó el bajón de Green Bay para ganar la división y puede que incluso se adelantara un año al proyecto de Mike Zimmer. Esta temporada se esperaba otro paso más con el crecimiento de Teddy Bridgewater, un QB con el que se está teniendo paciencia infinita. La lesión del QB trastocó todos los planes y el Front Office entró en pánico, solo eso explica el trade que han realizado con los Philadelphia Eagles para hacerse con los servicios de un QB que ha demostrado tan poco como Sam Bradford. Los Vikings van a seguir dependiendo de dos facetas, una defensa mejorada por la compenetración de sus miembros que cuenta con una secundaria de lujo y las carreras de ese monstruo llamado Adrian Peterson. A Sam Bradford solo se le pedirá una cosa, que no la pifie, o sea, que haga el mismo papel que Teddy Bridgewater en 2015.

Chicago y Detroit están por detrás en la carrera por la división. John FOX continúa con su labor de reconstrucción de la que fue siempre la fortaleza del equipo, su defensa. Mientras en ataque un año más las idas y venidas de Jay Cutler protagonizarán el espectáculo, estamos muy pendientes de ver si para bien o para mal. Jay Cutler es un QB tan bipolar que es capaz de absolutamente todo.

En parecida situación se encuentran en Detroit, Matthew Stafford, otro QB que confía demasiado en sus talentos naturales, por primera vez en su carrera no contará con los impagables servicios de Calvin Johnson, lo que significa que no podrá recurrir a esa arma tan habitual suya, lanzar lo que sea en dirección al WR. Sinceramente no veo ni a Chicago ni Detroit luchando por poco más de 6-7 victorias a la vez que despejan sus dudas en la posición de dos QB tan singulares.

¿Hasta donde llevarán este año a los Packers Aaron Rodgers y Jordy Nelson?
¿Hasta donde llevarán este año a los Packers Aaron Rodgers y Jordy Nelson?

NFC EAST

La NFC East deberían rebautizarla como la NFC Romo, no hay una división más pendiente de los vaivenes de un solo QB que está. Si juega Tony Romo los Dallas Cowboy aspiran a todo, sin el QB son candidatos a volver a tener una selección alta en el draft.

El gran beneficiado de la baja de Tony Romo podría ser de nuevo los Washington Redskins, un conjunto que no tienen ni un QB, RB o WR dominante, tampoco tienen una grandísima OL y su mejor jugador con mucha diferencia es el TE receptor Jordan Reed, pero que han encontrado en el equilibrio ofensivo su momentáneo éxito. En defensa se hicieron con Josh Norman, que en Washington veremos si es tan bueno o simplemente es producto del excelente esquema defensivo de Carolina. Algo que no me está gustando es que está mas centrado en Oddel Beckham Jr. que en su juego, algo que debería preocupar muchísimo visto lo que pagaron por él.

Los New York Giants ganaron dos Super Bowls parapetados tras una gran defensa y con un Elisha Manning excelso, todo ello unido al saber estar de Tom Coughlin. El veterano Head Coach decidió, o dejaran que decidieran por él, que era suficiente y dejó el puesto en manos de su coordinador ofensivo Ben McAdoo, que tiene como curriculo revitalizar la carrera del siempre apático QB. En defensa ha delegado y ha permitido que el equipo hay realizado una fortísima inversión, literalmente se puede decir que han comprado toda una unidad defensiva por una auténtica morterada. El éxito de los Giants dependerá de si son capaces de hacerla funcionar, McAdoo ya se asegurará de que el ataque aporte puntos.

Philadelphia es el equipo que mas confundido me tiene, da la sensación de que lleva dando tumbos desde que Andy Reid se marchó. El proyecto de Chip Kelly terminó como un tren AVE descarrilando. El nuevo régimen, que en realidad es el mismo que había antes, parece mas obsesionado en limpiar todo vestigio que pudo dejar Chip Kelly. Tras traspasar todo lo que se pudo traspasar, a fecha de hoy se siguen librando de jugadores, renovaron de manera incomprensible y millonaria a Sam Bradford y acto seguido hicieron de Chase Daniels el QB suplente mejor pagado, para rematar hacen un trade por Carson Wentz. A falta de una semana para empezar la temporada traspasan a Sam Bradford y nombran al novato, que no ha jugado mas que uso pocos snaps en pretemporada titular. ¿Podrá la defensa de Jim Schwartz arreglar el desaguisado?

Los Dallas Cowboys serán por los motivos que sean los grandes animadores de la división, ya sea por Tony Romo o por su ausencia. Tras lesionarse el QB en pretemporada han pasado el mando del ataque al “QB Sensation” Dak Prescott. Pero no solo el QB será un novato, sino que todos confían que Ezekiel Elliott, el RB elegido en 4ª posición en el draft sea el heredero de Emmitt Smith y en su primer año las apuestas son si será capaz de superar las 1.500 yardas con la colaboración de la mejor OL de la liga. De lo que casi no se habla, es lo que tiene el puesto de QB en Dallas, es de una defensa que sobre el papel es inexistente, bien porque no se ha reforzado, bien porque tiene sancionados a tutiplén, bien por falta de talento. Mirando el roster solo se me salen dos jugadores, Sean Lee y Byron Jones, aunque eso mismo lo pensábamos todos hace dos años y ganaron de calle la NFC East.

NFC WEST

La división mas bipolar de toda la liga, dos magníficos conjuntos que aspiran a todo y se destrozarán entre ellos y dos de los peores equipos no solo de la conferencia, sino de toda la liga. Seattle y Arizona son candidatos a la Super Bowl, solo uno podrá estar, y San Francisco y Los Angeles piensan en el próximo draft, mas bien los primeros, los segundos no tienen elecciones importantes para el año 2017.

Tras la magnífica campaña del año pasado, tan solo estropeada por las pobres prestaciones de Carson Palmer en playoffs, los Arizona Cardinals vuelven con toda su artillería ofensiva y una defensa que quizás ha empeorado algo pese al refuerzo de Chandler Jones, pero donde regresa Tyran Mathieu a la secundaria, una pérdida que acabó siendo irreparable para los del desierto. El veterano conjunto dirigido por Bruce Arians sabe que su ventana está a punto de cerrarse, ni Carson Palmer ni mucho menos otros jugadores como Larry Fitzgerald, Calais Campbell o Patrick Peterson van a rejuvenecer, para ellos esta temporada puede ser su última oportunidad.

Seattle sigue manteniendo el nucleo de su gran defensa, la Legion of Boom regresa intacta y sin bajas por motivos contractuales como las de Kam Chancellor el año pasado. Delante seguirán los DE Michael Bennett y Cliff Avril, sin olvidarnos nunca de Bobby Wagner, un jugador clave en esa defensa. Russell Wilson en su 5º año ya es un QB que por derecho pertenece a la creme de la creme de la NFL. La temporada pasada destapó el tarro de las esencias y a sus muchas cualidades sacó a pasear un brazo impresionante, en muchas partes suena como posible candidato a MVP y en las Ligas Fantasy su ranking ha subido como la espuma. Donde si hay mas dudas en Seattle es en esa OL, que no termina de encajar las piezas, y quien va a ocupar el papel del impagable Marshawn Lynch, algo que por el momento parece que se ocupara Thomas Rawls. El gran olvidado es Jimmy Graham, un traspaso que los acontecimientos posteriores hicieron incomprensible, quizás sea el único borrón en la excelente gestión de Pete Carroll.

Antes de que los Rams se mudaran para St. Louis los duelos con San Francisco se les conocía como la supremacía del Pacífico, aunque eso tengo la impresión de que vamos a tener que esperar un buen rato para que ocurra de nuevo. San Francisco apostó por Chip Kelly, movimiento hecho mas por descarte que por otra cosa, en la zona de la Bahia el Head Coach no ha generado ni una quinta parte de la atención que generaba en Philadelphia. El gran protagonista de los 49ers en pretemporada ha sido su QB2 Colin Kaepernick, que con su campaña de reivindicaciones se ha convertido en un ídolo rebelde y el jugador que mas camisetas vende de toda la liga.

En Los Angeles la expectación es mas por el regreso del football que por el juego del equipo. Los Rams dirigidos por el mas que sobrevalorado Jeff Fisher siguen sin tener un ataque versátil pese a la presencia de esa super estrella en ciernes que es Todd Gurley. El movimiento para hacerse con Jaref Goff va a tener que esperar, de momento el QB no solo ha sido movido al puesto de QB3, sino que además han decidido que no vista para su primer partido, resumiendo, la cara de la franquicia va a empezar la temporada vestido de calle en la banda. Si algo sí tienen los Rams es uno de los mejores DT, sino el mejor, de toda la NFL, Aaron Donald, ese motor incansable que vive en las trincheras del equipo rival. El DT tiene calidad mas que suficientemete para destronar al gran JJ Watt como mejor defensa, pero su problema, juega en un equipo tan penoso como los Rams.

CLASIFICACIONES

AFC North
1 PIT 13-3
9 CIN 8-8
10 BAL 6-10
12 CLE 5-11

AFC South
3 JAC 11-5
6 HOU 10-6
8 IND 9-7
16 TEN 13-3

AFC East
4 NYJ 11-5
7 NE 10-6
11 BUF 5-11
15 MIA 3-13

AFC West
2 KC 12-4
5 OAK 11-5
13 SD 5-11
14 DEN 4-12

WILD CARDS
Oakland gana a Jacksonville
Houston gana a NY Jets

DIVISIONALES
Pittsburgh gana a Houston
Oakland gana a Kansas City

FINAL DE CONFERENCIA
Pittsburgh gana Oakland

NFC North
2 MIN 14-2
5 GB 13-3
11 DET 5-11
12 CHI 3-13

NFC South
1 CAR 14-2
8 TB 11-5
10 NO 5-11
15 ATL 2-14

NFC East
4 DAL 11-5
7 WAS 11-5
9 NYG 9-7
13 PHI 2-14

NFC West
3 ARI 13-3
6 SEA 13-3
14 L.A. 2-14
16 SF 2-14

WILDCARDS
Arizona gana a Seattle
Green Bay gana a Dallas

DIVISIONALES
Minnesota gana a Green Bay
Carolina gana a Arizona

FINAL DE CONFERENCIA
Carolina gana a Minnesota

SUPERBOWL
CAROLINA gana a PITTSBURGH

PREMIOS TEMPORADA

• MVP: Cam Newton
• Offensive Player: Ben Roethlisberger
• Defensive Player: Khalil Mack
• Offensive Rookie: Ezekiel Elliott
• Defensive Rookie: Jalen Ramsey
• Comeback Player: Kelvin Benjamin
• Coach: Mike Zimmer