Los Swarco Raiders se exhiben en la Austrian Bowl

Aplastan por 51-7 a unos Graz Giants sin respuestas

1253
Los Raiders volvieron a coronarse reyes de Austria por segundo año consecutivo (Swarco Raiders/FB)

Sólo hubo un color, el negro y plata de los Swarco Raiders. El equipo de Innsbruck dominó la XXXII de la Austrian Bowl de principio a fin. Los del Tirol se impusieron por un rotundo 51-7 a unos Graz Giants completamente desbordados y añadieron la quinta corona nacional a su palmarés.

Los Raiders anotaron 21 puntos en el primer cuarto superando con suma facilidad a la que era una de las mejores defensas de la AFL. Mientras el QB Sean Shelton movía las cadenas a su antojo, Tobias Bonati, Adrian Platzgummer y Jermaine Guynn sumaban touchdowns para el equipo de Shuan Fatah. Al mismo tiempo la defensa forzaba un «tres y fuera» tras otro que minaba cada vez más la moral del equipo de Graz. Apenas habían transcurrido 10 minutos y ya estaba claro quien iba a ser el campeón austriaco.

Nada cambió en el segundo cuarto. El punter de los Raiders seguía sin hacer acto de presencia.  Guynn conseguí en una corta carrera su segunda anotación y en el siguiente drive llegaba la puntilla (por si hiciera falta). Un pase hacia atrás de Christoph Gubisch terminaba en el suelo y el línea defensivo Benedikt Hagleitner se hacia con el cuero recuperando el fumble y llevándolo hasta la endzone rival.

Los Giants tuvieron una buena oportunidad antes del descanso pero la defensa de los Raiders aguantó los envites y con el 35-0 ambos equipos se retiraron a los vestuarios.

Tras frenar el ataque de los amarillos, la ofensiva tirolesa seguía martilleando a su rival y Sandro Platzgummer ampliaba un poco más la ventaja. Finalmente, en un drive marcado por las penalizaciones, el propio Gubisch conseguía evitar el cero para su equipo con una carrera personal que suponía el único touchdown de los Giants en el partido.

Antes del final del tercer cuarto los Raiders subían tres puntos más al electrónico del Wörthersee Stadion y ya en el último cuarto de nuevo Guynn, en su función de «bulldozer» lograba el «hat-trick».

El fin de fiesta lo ponía Markus Krause con una espectacular intercepción ya dentro de los dos minutos finales.

Shelton fue elegido MVP de la final tras completar 22 de sus 26 pases para 314 yardas y 2 TD.