Los Rhinos no fallan y son nuevos campeones de Italia

Victoria por 44-18 ante los Bolzano Giants

1485
Los nuevos campeones de Italia (Milán Rhinos/FB)

Eran los favoritos y no dieron opción a la sorpresa. Los Milán Rhinos se impusieron por 44-18 a los Bolzano Giants y lograron su quinto campeonato nacional en la XXXVI edición de la Italian Bowl. Los milaneses lograron además redondear la temporada perfecta (13-0).

El gran protagonista del encuentro fue el RB «oriundo» Nick Ricciardulli, una auténtica pesadilla para los Giants. El italo-norteamericano fue autor de 4 touchdowns al tiempo que amasaba más de 200 yardas ofensivas.

A penas se habían jugado tres minutos de partido y Ricciardulli ya sumaba dos touchdowns. El primero en carrera de 42 yardas y el segundo tras una escapada de 26. Los Giants respondieron por medio de la combinación entre James Peterson y Marco Podavitte y, un error de su rival en el siguiente retorno de kickoff, les dio dos puntos más en forma de safety.

Los milaneses no se amilanaron y con 17 puntos consecutivos en el segundo periodo dinamitaron las esperanzas de los de Bolzano. Primero fue Ricciardulli con su tercer TD, después un field goal de Antonio Maria Catalani de 22 yardas y después un pase de 18 yardas de T.J. Pryor para Bonanno. Una recepción de 43 yardas de Gabriele Ghirotti ya dentro del «2 minute warning» puso el 31-15 en el marcador con el que se llegó al intermedio.

En el tercer cuarto los Giants lograron un field goal de 42 yardas de Emil Guariento pero ahí se quedaron. La defensa milanesa no dió opción y los Rhinos replicaron con un pase de Pryor para Grabriele Arioli y con la cuarta anotación de Ricciardulli.

No hubo mucha duda, Nick Ricciardulli fue elegido MVP del partido.

De esta manera el mítico coach Chris Ault, padre de la «pistol offense» y toda una leyenda de la NCAA tras 41 años en la Universidad de Nevada, culmina su andadura por la IFL dando un título an los Rhinos que no conseguían desde 1983.

Hasta el año pasado Ault ejercía como consultor de los Chiefs (2013-2015) ayudando en la implantación de la ofensiva que le hizo famoso en el equipo de Andy Reid con Alex Smith como QB.