Foxes 82 buscará el bicampeonato en la Spanish Flag Bowl femenina

La competición femenina vuelve al formato de 9 equipos

1092
Cuadro de la Spanish Flag Bowl femenina 2016

El próximo fin de semana, desde las 10 de la mñana a las 18:00 h., se disputará en la localidad Zaragozana de Calatayud una nueva edición de la Spanish Flag Bowl, el campeonato de España de flag football.

En la categoría femenina, las defensoras del título, el equipo gijonés Foxes 82 parte como favorito tras un año en el que han conseguido mantener su imbatibilidad en las competiciones nacionales y en el que además, han dado muy buena imagen en competición internacional tras su participación en la Big Bowl, torneo que se disputó el pasado mes en la localidad alemana de Walldorf.

Las Foxes, encuadradas en el Grupo B, tendrán como rivales a las Gijón Mariners, dos veces campeonas de este torneo y terceras el año pasado, y a las Reus Imperials que participan por segunda vez en la SFB tras su debut en 2015 donde no pudieron conseguir ninguna victoria.

En el Grupo A se encuentran las Alicante Sharks, dos veces subcampeonas, que volverán a ser otro de los equipos candidatos al título. El año pasado las campeonas de Valencia sólo cedieron en la final ante Foxes (13-0) y el año anterior ante las Mariners (18-9) por lo que este año tratarán de subir el último escalón del podio. Completarán el grupo las Oviedo Phoenix, terceras en la Liga Asturiana y debutantes en la SFB, y las Madrid Capitals, décimas clasificadas en 2015.

Por último, en el Grupo C encontramos a las Valencia Firebats, subcampeonas de su territorial y cuartas clasificadas el año pasado, las Oviedo Madgirls (octavas en 2015) y las Terrassa Reds, debutantes este año en la Spanish Flag Bowl y quizás la mayor incógnita del campeonato.

Tras conta el año la competición con 12 equipos este año FEFA ha decidiro retomar el formato de triangulares por lo que, al igual que en categoría Open, sólo las campeonas de cada grupo acceden a un triangular final en el que se jugará el campeonato. La emoción está garantizada.