Jameis Winston y Marcus Mariota, elecciones de presente y de futuro

866
La NFL sufre en estos momentos una «QBdependencia» extrema

Hace un tiempo mis buenos amigos Miguel Ángel Ángulo y Pepe Rodríguez crearon un exclusivo club que con el tiempo va ganando adeptos, se le conoce como “Cofradía contra la sobre valoración del QB”. Su ideario es muy sencillo, están totalmente en contra de la excesiva valoración que reciben los QB en la NFL actual.

Coincido con ellos al 100%, es más, me considero miembro de hecho y derecho de la citada cofradía. Todo aquel que me lee habitualmente sabe que defiendo que un equipo puede perfectamente ser un legítimo aspirante al título con un QB de esos que solemos llamar “aseados”.

Y esto nos lleva a hacernos una pregunta ¿Qué hago divagando sobre QB a apenas unos días de celebrarse el acontecimiento mas importante de la Offseason? Evidentemente hablamos del draft, esa ceremonia donde los 32 equipos se reúnen ante las cámaras de TV para elegir a las futuras estrellas, y por supuesto, a los también futuros «estrellados», de la NFL.

Johnny Manziel es el 4º QB que eligen en primera ronda los Cleveland Browns desde su renacimiento

La respuesta es muy sencilla, de nuevo tenemos otro draft centrado en la figura del QB, jugadores que muy probablemente ni tan siquiera sean los mejores jugadores de la cosecha de este año. Es tal la “QBdependencia” existente en la NFL, que incluso productos cuestionables como puedan ser Johnny Manziel merecen ser elegidos en la primera ronda.

Este año los protagonistas son Jameis Winston y Marcus Mariota, dos QB muy diferentes y que representan estilos muy contrapuestos. Dos jugadores en los cuales puede estar gran parte del futuro de la NFL dependiendo como se desarrollen sus carreras. El efecto que ambos chicos pueden tener escapa al de sus posibles destinos, pueden triunfar ambos, hacerlo solo uno, o fracasar ambos. También es posible que se queden en tierra de nadie, tengan una carrera sin grandes luces

¿Quién lo sabe? Nadie, pero sí tengo una cosa clara, quitando la sobre valoración que tienen los QB, tapan a otros jugadores con infinito mas talento para el football como son Leonard Williams o Marcus Peters, dos jugadores que me parecen excepcionales, por no hablar de un jugador que personalmente me tiene enganchado, Todd Gurley, uno de esos jugadores que se dice de ellos “once in a lifetime”.

Todd Gurley es uno de los RB con mas talento en salir de la NCAA en la última década

Tanto Jameis Winston como Marcus Mariota tienen la llaves del draft. Podemos leer miles de Mock Drafts, podemos leer a decenas de draftniks haciendo sus reportajes, podemos escuchar muchos podcasts donde se habla de lo que sucederá o pueda suceder, pero una cosa esta clara, todos los equipos de la NFL van a estar pendientes de lo que suceda con ambos QB el próximo jueves. Y a los que nos gusta ver las cosas con horizonte temporal mas allá de la propia elección, también vamos a estar muy atentos con la evolución de estos dos chicos.

A CORTO PLAZO

Empezamos por lo que pueda pasar el jueves. A pesar de que casi todo el mundo coincide que Leonard Williams es el mejor jugador que se presenta al draft, no encaja en la defensa de los Tampa Bay Buccaneers. Se podría discutir si deportivamente eso es cierto o no, los jugadores excepcionales soy de los que piensa que encajan donde sea, es cuestión de sus entrenadores saber usarlos de manera adecuada.

Todos los analistas coinciden en que Leonard Williams es el mejor jugador del draft, pero eso no le garantizará salir elegido el primero

Pero en una liga donde los equipos también se construyen bajo las estrictas reglas del Salary Cap, Tampa Bay ya tiene mucho dinero invertido en jugadores de defensa, y por el contrario, muy poco en ataque. Como quiere que el CBA te obliga a gastar dinero, lo sensato parece destinar parte de ese espacio y dinero al ataque. Por eso, y porque además tampoco tienen un QB ni tan siqueira solvente, lo mas más lógico es que Tampa Bay se decida por Jameis Winston o Marcus Mariota como primera elección.

¿ Y lo valen? Yo diría que no, y eso que Jameis Winston me encanta. Es con diferencia el QB, tras Andrew Luck, que con mas talento ha nacido para jugar en el puesto que he visto en los últimos 10-12 años. Sobre Marcus Mariota, y de eso hablaremos mas tarde tengo claro una cosa, y puedo equivocarme, va a necesitar un ataque hecho a su medida, o tener con él mucha paciencia, algo que según qué equipo lo elija, puede no ocurrir.

Esta es la clave de todo el draft, si Tampa Bay elige a Jameis Winston, pueden empezar toda clase de movimientos por hacerse con esa elección número dos que garantizaría poder elegir a Marcus Mariota. Ese movimiento no creo que lo veamos hasta el mismo jueves, cuando sea oficial que Tampa Bay hace su elección.

Hay al menos tres equipos moviendo fichas y que se conozcan de manera mas o menos oficial: San Diego Chargers, Cleveland Browns y los Philadelphia Eagles. Otros equipos más a la sombra podrían ser los Washington Redskins, Chicago Bears e incluso los propios New York Jets, e incluso han sonado los New Orleans Saints, que empiezan a ser conscientes que a Drew Brees no le queda tanta gasolina en el tanque.

Personalmente sí creo que va a pasar algo sonado en esos 10 minutos que tienen los Tennessee Titans para hacer su elección o mandarla a otro equipo a cambio de jugadores o mas elecciones. Además los Titans juegan con algo a su favor, ningún equipo de su división es uno de los interesados en esa elección, lo que muchas veces hace que no mandes  y que pueda resolver los problemas de tu enemigo más cercano.

¿Qué equipo es el que subirá hasta ese puesto dos y provocará un verdadero terremoto en Chicago y hará saltar hechos pedazos millones de mocks? De los tres equipos que he mencionado con mas boletos yo apostaría por los Philadelphia Eagles de Chip Kelly. No solo porque en la agencia libre se ha demostrado que Chip Kelly juega en otra liga, sino porque ahora que si tiene plena libertad para hacer lo que quiera, si ha pedido ese poder es precisamente por momentos como este, poder hacer el mayor de los cambalaches para hacerse con su pieza mas deseada, Marcus Mariota.

Desde el mismo momento en que Sam Bradford aterrizó en los Eagles se especula si en realidad es moneda de cambio por Marcus Mariota

Nunca he creído que quiere a Sam Bradford, que si lo trajo es para usarlo como herramienta de trueque. Si a eso sumamos que desde Miami se estando dejar caer que están dispuestos a mandar empaquetado a otro chico de Chip Kelly como es Dion Jordan, que nadie se extrañe que veamos eso, un caos de trueques y cruces de elecciones para subir a ese deseada elección número 2. Chip Kelly seria capaz de mandar una elección a Miami por Dion Jordan y alguna otra elección de los Dolphins, acto seguido empaquetar su primera ronda, deshacerse de algún jugador de su defensa, e incluso de hasta dos, meter de regalo a Sam Bradford, y todo para hacer un truque a varias bandas.

El otro equipo que también suena en un trade son los San Diego Chargers. El QB Phillip Rivers ha manifestado su deseo de no trasladarse a Los Angeles y está en su último año de contrato. Los Chargers podría obtener algo todavía a cambio del QB, que podría juntarse con Ken Whisenhunt, con el qué ya trabajó en el pasado. Sobre los Cleveland Browns, lo mejor que podemos pedir es que no llegue a suceder, la franquicia de Ohio es la mayor máquina de triturar QB que existe en la NFL, Marcus Mariota solo sería el siguiente de una muy larga lista.

EL FUTURO

Esto me preocupa muchísimo más, este draft y como se desarrolle puede suponer un cambio en el estilo de juego del football profesional-

Jameis Winston representa los valores más o menos tradicionales de la NFL. Un pocket passer clásico que hace de su brazo, sus lecturas, precisión, anticipación y decisiones sus mejores armas. Es un tipo de QB mas en el corte de lo que son Peyton Manning, Tom Brady o Aaron Rodgers, manejan los ataques y los tiempos del partido desde la línea de scrimmage, recibiendo el snap desde el center. Juegan en lo que se conoce como las Pro Style Offense. Son jugadores que no necesariamente tienen que ser magníficos atletas, su fuerte es que ejecutan aquello que su cerebro les procesa.

A pesar de su tremendo éxito en la NCAA ¿Está la NFL preparada para ver triunfar a un QB como Marcus Mariota?

Marcus Mariota sin embargo es el nuevo tipo de QB que llega de la NCAA. Juegan en sistemas ofensivos muy abiertos, las famosas “spread”. Sus playbooks son muy sencillos, incluso hay equipos donde ni existen. Su estilo de juego se basa no tanto en progresar en lecturas y hacer aquello que la defensa rival te permite, sino practican un juego mas atlético, mucho más dinámico, que puede incluso resultar muy vistoso por momentos. Son esquemas mucho más sencillos, por eso la NFL corre un serio de riesgo de “infantilización” para adaptarse a las cualidades de esta generación de QB. A mi personalmente las «spread offense» me parece football de patio de colegio y de video juegos, muy alejado de la complejidad de lo que ha sido los ataques “Pro style”.

Por ello creo que la NFL se juega su futuro a medio plazo. Si triunfa Jameis Winston, que representa QB de la escuela clásica, la NFL seguirá siendo por el camino actual. Pero si el que triunfa es Marcus Mariota, y viene acompañado de un fracaso sonado de Jameis Winston, podría ser la puerta de entrada definitiva para las ofensivas, y la falta de defensas de paso, que tanto se estilan en la NCAA. Desde muchas partes ya se empieza a defender que es la NFL la que se tendrá que adaptar a los nuevos QB y vientos que vienen del college, y no al revés.

Jameis Winston representa el prototipo de QB que ha funcionado en la NFL desde los tiempos de Johnny Unitas

Ese escenario me aterroriza, si algo ha diferenciado al football profesional y football colegial es que cada uno elegía aquel que le gustaba mas, pero si cada vez son mas parecidos, la única diferencia va a ser que unos cobran abiertamente por jugar y los otros no a la espera de poder hacerlo. Con esto no estoy abogando por el fracaso de Marcus Mariota ni me posiciono por el triunfo de Jameis Winston, lo que no quiero es que la NFL se contagie del football de la NCAA, y que cada uno continúe con su camino.