Los Burros Blancos se llevaron el duelo Politécnico

2087
El español Alex Posito (#59) en un momento del partido.
El español Alex Posito (#59) en un momento del partido.
El español Alex Posito (#59) en un momento del partido.

Una espectacular escapada de 52 yardas del fullback Sebastián Candelaria Dueñas (35), a 5:13 del final, marcó la diferencia para que los Burros Blancos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se lleven por segundo año consecutivo el “derby guinda y blanco”, tras derrotar por 17-14 a las Águilas Blancas, en espectacular duelo defensivo celebrado ante más de tres mil espectadores que hicieron una gran entrada en el Estadio “José Ortega Martínez” (JOM) de la Universidad del Valle de México (UVM) campus Lomas Verdes, casa de los equipos del IPN para esta temporada, dentro de la Conferencia de los 8-Grandes en el torneo de Categoría Mayor “Manuel Rodero Garduño”.

En honor a la verdad, y pese a que el QB Rodrigo Mercado Flores (16) demostró grandes cosas en su primer apertura oficial con los Volátiles de Santo Tomás desde el 2012, las Águilas Blancas no lograron establecer una larga serie ofensiva hasta dentro de los últimos dos minutos del partido, siendo dos fumbles del corredor de los Burros Blancos, Eugenio Farías Sánchez (22), los que les dieron sus únicas oportunidades de anotar antes de esto.

El QB de los Burros Blancos, Julio Vázquez Rodríguez (16), ofreció una magistral primer serie ofensiva, recorriendo 85 yardas hasta que su escuadra anota en una carrera de una yarda de Eugenio Farías, para el 7-0.

Los del Casco de Santo Tomás fueron rápidamente detenidos en sus dos primeras intentonas ofensivas, por una defensiva encabezada por Dassaev Galván García (97), Lennin Ortíz Yáñes (52) y Adán Hernández Patiño (4); sin embargo, ya en los últimos escarceos del primer cuarto, Farías comete su primer fumble del partido, recuperado por Iován Moreno Luna (1) en la yarda 17 de territorio de Zacatenco. Ello fue capitalizado ya en el segundo cuarto por Mercado, quien conecta un balazo de 5 yardas al centro de las diagonales con Edgar Ramos Aguilar, para nivelar la pizarra 7-7.

Poco antes del descanso los pollinos tuvieron la oportunidad de irse al descanso con la ventaja, pero Ángel Sánchez Colín (9) falló un intento de gol de campo de 48 yardas, que tuvo distancia de sobra pero salió a la izquierda de las haches.

En el tercer cuarto, la primer serie ofensiva de las Águilas Blancas llega hasta el medio campo, donde Mercado comete su más grave error de la jornada, al poner un pase en medio de dos receptores, justo a las manos de Gerardo Camacho Solís (7), quien lleva el ovoide hasta la yarda 49 de su propio campo. En la siguiente jugada, Vázquez manda un pase largo al que Christian Gómez Sánchez (5) le efectúa una magistral atrapada, para una jugada de 43 yardas que pone a los equinos en zona de gol, pero ahí la defensiva rojiblanca, encabezada entre otros por Juan Antonio Escobar Farrera (9), Israel Pérez Vázquez (58) y Daniel González Montes (52), se cierra y sólo permite un gol de campo de 25 yardas de Sánchez, para poner a Burros Blancos en ventaja por 10-7.

Mercado busca la reacción rápida, pero no contaba con la presencia de Jordy Saldaña Salinas, quien con un gran clavado le quita un pase de las manos a Luis Alberto Pedroza Estrada (88), para una intercepción espectacular.

A inicios del último cuarto, Farías comete su segundo fumble del partido, recuperado por Luis Ochoa Juárez (99) sobre la yarda 28 de territorio de los visitantes administrativos, y en la siguiente jugada Ismael Murillo Vigil (14) se escapa 17 yardas para poner a las Águilas Blancas sobre la yarda 11; pero en tercera y 15 por avanzar, Norberto Arzola López (2) efectúa una magistral acción defensiva para evitar el touchdown, o por lo menos el primer y gol, de Diego Gasca Morales (5), lo que obliga a los emplumados a buscar un gol de campo de escasas 33 yardas por conducto de Aldaír Ibáñez Diego (12), el cual sale a la derecha de las haches, en un golpe que sería devastador para los locales.

Luego de que un despeje deja a los equinos en su propia yarda 8, éstos logran salir de terreno comprometido, hasta la yarda 48 de territorio propio, donde le entregan el ovoide a Sebastián Candelaria, quien encuentra campo abierto por el centro del campo y luego corta hacia la izquierda para escaparse 52 yardas y poner el 17-7 en el marcador, y una losa muy pesada sobre los rojiblancos, que requerían dos touchdowns en poco más de cinco minutos por jugar.

Ya con menos de dos minutos en el reloj, una gran recepción de Luis Humberto López Tinoco (10), seguida por una interferencia de los Burros Blancos en su propia zona de anotación, permite a las Águilas Blancas anotar en una carrera de dos yardas de Ismael Murillo, quien de botepronto levantó un pitch muy comprometido de Mercado, para timbrar el 17-14 en la pizarra, pero con apenas 21 segundos en el reloj. El intento de patada corta de los locales fue bien recuperado por Diego Castro Cabrera (11), quien con ello selló el triunfo de su escuadra.

Para la cuarta jornada, los Burros Blancos (2-1) visitarán a los Frailes de la Universidad del Tepeyac (1-1), mientras que las Águilas Blancas (0-3) visitan en duelo de sotaneros a los Centinelas del Cuerpo de Guardias Presidenciales (0-3), que este día fueron masacrados en casa por los Pumas de la UNAM-CU (3-0), con marcador de 51-0.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.