John Brown y Arizona, a buscar la sorpresa

829
John Brown, ¿estrella en ciernes? (AP)
John Brown, ¿estrella en ciernes? (AP)
John Brown, ¿estrella en ciernes? (AP)

10-6. Ese fue el récord que obtuvieron los Arizona Cardinals el año pasado. Como todos sabéis, no jugaron en post-temporada, pero dejaron en la retina grandes partidos, y una actuación defensiva digna de elogio. Este año, la defensa ha sufrido varios golpes duros. A la marcha de Karlos Dansby ( firmado por los Cleveland Browns en Free Agency), se han unido la baja por lesión de Darnell Docket (DT), y la de Daryl Washington (LB), suspendido por la liga. A esto, le sumamos que su safety rookie, Tyrann Mathieu, aún no está al 100% recuperado de su lesión producida al final del curso pasado. Es decir, la defensa tiene bajas muy importantes, y preocupa su rendimiento…o no.

Después de los tres primeros partidos de esta pre-temporada, se ha podido ver a una defensa que sigue intimidando. Cuando los titulares han estado sobre el campo, la sensación es que siguen siendo un equipo complicadísimo de correr. El año pasado, fue el equipo que menos yardas permitía por tierra, y tiene pinta de que no van a caer mucho en esta estadística. Por encima de todos, emerge la figura de Calais Campbell en esa línea defensiva, pero los Minter, Abraham, Shaughnessy, Minter, Cromartie o el excelente CB, Patrick Peterson, siguen siendo un seguro para que la franquicia intente la machada de meterse en playoffs, en la división más dura de toda la NFL.

Pero no he venido hoy aquí a hablar de defensa, eso lo dejaremos para otro día. Hoy quiero hablaros del que para mi, ha sido la gran sorpresa de esta pre-season: John Brown.

Si ahora dijese que ya me había fijado en él antes del draft, alguno diría que estoy mintiendo, o que pretendo parecer pretencioso. Todo lo contrario, fue cuestión de suerte, o más bien, recomendación de un íntimo amigo. Una semana antes del draft, un ex-alumno de Pittsburg State, español, y poco aficionado a este deporte (él jugaba al basket allí), me preguntó por John Brown. Al parecer, la gente de su universidad, le hablaban bastante de este wide receiver. De inmediato, me puse a buscar alguna referencia de él, algún video, o algo que me diera la oportunidad de analizarlo. No tuve gran resultado. Pittsburg State es Division II, y a penas pude encontrar un par de highlights. Velocidad poseía, pero no podía dar una respuesta a mi amigo más concreta.

El segundo día del draft, ya tenía equipo. Los Arizona Cardinals le habían elegido con el pick numero 91, en tercera ronda. “Bueno, pues parece que va a tener pocos snaps. Fitzgerald, Floyd, Tedd Ginn o Jaron Brown, estarán delante de él.”. Eso pensé. Ahora, he cambiado de opinión.

Los Cardinals tienen a una superestrella, y a otra en ciernes. Mi apuesta es que John Brown será el tercer vértice de ese triángulo en ataque. El rookie tiene a Bruce Arians como entrenador, y este mismo entrenador, en su año como técnico de los Colts, consiguió que T.Y. Hilton hiciese una temporada sensacional. Pues bien, el prototipo de jugador es muy parecido, y ya se ha visto, en apenas tres partidos, de lo que es capaz de hacer Brown.

John Brown es un jugador muy veloz. Juega francamente bien las rutas medias y profundas. Su explosividad y velocidad, le permiten tener un release formidable frente a defensas presionantes. Pero donde más lo han situado, hasta la fecha, en el ataque de los Cards, es buscando matchups frente a LBs desde el slot. Hay un concepto que se ha jugado, y con relativo éxito, en estos tres partidos: el sail concept. Este concepto, junta tres rutas en un mismo lado del campo, para estrechar a la defensa verticalmente, próximo a la línea de banda (corner-flat). Lo vemos en la siguiente secuencia de imágenes:

la foto 1

Este concepto de rutas, es muy bueno frente a coberturas con dos safeties profundos, pero es mejor frente a Cover-3 (un safety profundo, y los dos CBs cayendo a ambas zonas corner). Vemos como Brown juega la ruta corner, mientras que sus dos compañeros juegan una quickout y una fade. Estas dos últimas rutas, son las que consiguen abrir el agujero para la corner de Brown. El SS se hace cargo de la out, y el CB se hunde ante la fade del WR más abierto. Brown está enfrentado a un LB, el cual, es el defensor de la zona hook/curl de ese lado. La velocidad del rookie de Arizona, es muy superior a la de su defensor, y el break (no se ve en la imagen) es explosivo, dando un objetivo limpio a su QB.

Aquí, entra otras de las cualidades de Brown, y que veremos mucho mejor en la siguiente secuencia. Posee unas fabulosas manos. Su reconocimiento de la ruta, y una vez en ella, del balón, le permite ajustar su cuerpo a la velocidad y trayectoria del pase, logrando estar en el sitio indicado cuando el balón cae. En los tres partidos jugados, solo le he visto un drop más o menos claro, el resto, o han sido completados, o no eran “atrapables”. Más allá de sus buenas estadísticas (que en las alturas que estamos, no quieren decir mucho), las sensaciones respecto a este jugador, son inmejorables.

la foto 2

Donde más a gusto se encuentra el ex de Pittsburg ST., es corriendo profundo. Aquí vemos la situación de su único touchdown hasta el momento. Arizona forma en 3×1, dejando a Brown en el weak-side. Usa el single-step release para salir por fuera, y utiliza sus manos para evitar el contacto del CB. A partir de esto, explota su velocidad. Nada más superar a su defensor, y una vez que ya está en ruta, gira su cabeza para situar el pase. Sin quitar la vista del balón, Brown sigue corriendo a más velocidad, y justo antes de que el pase le alcance, extiende sus manos para recepcionarlo. El resto lo podeís ver vosotros mismos. Recepción y protección para que no se escape una vez toca el suelo.

El uso que hacen de él en Arizona, también nos deja con screens, rocket motions, y situaciones de slant (pases rápidos). Su velocidad, favorece a las situaciones de bloqueos en campo abierto, tratando de mover el balón de una manera distinta.

la foto 3

Situación de motion para Brown, y toss pass del QB para jugar superioridad numérica en el open-side. Una vez que recibe Brown, solo tiene que leer y elegir el camino por el que sumar yardas. Vemos como el center ha salido al segundo nivel a bloquear al LB que sale a parar ese pase, mientras que los WRs juegan el stalk block para evitar el tackle.

Las dudas que tengo sobre este ataque, residen en el QB. Carlson Palmer no me da ninguna confianza, y este año, con ese cuerpo de receptores, más Andre Ellington corriendo, y lo que puedan ofrecer desde el TE gente como Housler, o el también rookie Troy Niklas, debería bastar para dar un respiro a esa poderosa defensa, y sumar victorias.

No me aventuraría a decir que van a estar en post-temporada, pero volverán a hacer un mejor récord que alguna franquicia que si entrará. Niners tienen a unos “pajaros” con los que luchar, pero que no se descuiden, porque hay más “aves” sobrevolando por sus cabezas.