El anfitrión a por todas

365

Todo el país se ha implicado en el evento y hasta el presidente ha mostrado su apoyo al equipo. Antes del kick off la cita austriaca ya es considerada como el mejor Mundial de la historia y ahora toca redondear el éxito en el terreno de juego.

La historia del football en Austria se remonta a hace 30 años. En 1983 Austria ya envió a su selección al primer Campeonato de Europa de la historia terminando en última posición sin embargo después de no lograr la clasificación para el 2001, la AFBÖ (Federación Austriaca de Fútbol Americano) decidió disolver el equipo nacional para centrarse en los programas de desarrollo de jóvenes jugadores. La situación actual del football en el páis ha demostrado que aquella fue la decisión correcta.

Los equipos de Austria dominan las competiciones europeas desde hace años sumando 7 títulos de la Eurobowl (cuatro de los Raiffeisen Viena Vikings y tres de los Tirol Swarco Raiders) y la selección, aunque ejerce como anfitriona, estará en la cita mundialista por méritos propios ya que hubiera logrado el pase con su tercer puesto en el Europeo.

Consolidada la cantera, la reconstrucción del programa nacional llevó en poco tiempo al equipo del Grupo C (tercera división de selecciones nacionales europeas) al Grupo A.

El preparador del país anfitrión es el norteamericano Rick Rhoades, head coach también de los Graz Giants y por tanto gran conocedor de la Liga Austriaca. Rhoades tiene en su curriculum el Campeonato Nacional de Division II de 1987 conseguido con la Universidad de Troy. Posteriormente ejerció en Southern Illinois, Kentucky y Delta State antes de llegar a tierras austriacas.

El jugador más destacados del organizador es el running back Florian Grein, probablemente el mejor corredor europeo, tres veces elegido MVP de la Eurobowl y pieza fundamental de los Tirol Raiders.

Roster Austria