Pavo y Football

746

Pavo y football, football y pavo. Una tradición conjunta e inseparable que inunda los hogares americanos el cuarto jueves de cada mes de noviembre.

No sería aventurado decir que la mayoría de las familias estadounidenses pasan gran parte del día ocupados en alguna de estas dos tareas. La tradición manda dedicar parte de la mañana a preparar el pavo de Acción de Gracias y todo lo que le rodea, para mas tarde con toda la familia reunida frente a la mesa degustarlo mientras se ven los partidos de football del medio día y de la tarde.

ORIGENES

Los orígenes de esta celebración datan de 1621 cuando unos colonos holandeses llegados a las costas de Massachusetts celebraron en Plymouth Rock su primera cosecha de maíz obtenida en la nueva tierra con los indios Wampanoag. Durante tres días los soldados desfilaron tocando trompetas y disparando al aire para después compartir la copiosa comida cocinada entre los colonos y los 90 indios.

La tradición se mantuvo con el transcurrir de los años, ya sin las connotaciones iniciales, pero se fueron modificando las fechas de la celebración que llegaron incluso a pasar al mes de junio y posteriormente a octubre. Finalmente el 1 de noviembre de 1782 el estado de New Hamspire por orden del Congreso de los Estados Unidos proclamó un Thanksgiving general que tendría un marcado carácter religioso y que se celebraría el 28 de Noviembre de aquel año. El primer día de celebración nacional del Thanksgiving fue el 26 de noviembre de 1789.

El día finalmente fue fijado de manera oficial por Abraham Lincoln que estableció el ultimo jueves de noviembre como fecha definitiva, solo modificada durante un periodo de tres años por el presidente Franklin D. Roosevelt, con la idea de adelantar una semana la temporada de vacaciones navideñas. La idea no prosperó y ante el clamor popular volvió a pasar al cuarto jueves de noviembre donde permanece hasta el día de hoy.

Contrariamente a lo que se cree, es casi seguro que el pavo no fue parte del festín inicial de aquellos primeros colonos y que probablemente se tomó como símbolo de Acción de Gracias debido a un documento encontrado en 1865 donde el gobernador de los colonos encargó a cuatro hombres traer provisiones y estos volvieron entre otros manjares con pavos, un animal raramente visto hasta entonces. Este hecho y la facilidad en la cría del animal en cautividad junto con la riqueza de su carne hicieron que el pavo se convirtiera en el estandarte del Thanksgiving Day y en el plato del día en muchos hogares americanos.

FOOTBALL Y PAVO

A pesar de que la NFL en su voraz carrera por captar audiencias ha añadido un partido más a la jornada que se disputa en sesión nocturna, la tradición del partido de Acción de Gracias esta intrínsecamente relacionada con sólo dos equipos, los Detroit Lions y los Dallas Cowboys. Unos representan la tradición y los otros el espéctaculo y la llegada de la televisión como fenómeno de masas. Demos un repaso a cómo y por qué llegaron ambos equipos a ser los protagonistas de ese día.

Los verdaderos orígenes del matrimonio football y Thanksgiving datan de la década de 1920 donde las universidades americanas tenían la costumbre de enfrentarse entre ellas aquel día. La tradición fue languideciendo para tomar el relevo por la entonces recién nacida NFL y los Detroit Lions.

LOS LIONS

En 1934 el propietario de una radio local llamado George A. Richards compró, algo que estaba a la orden del día en aquella época, el equipo de los Portsmouth Spartans de Ohio para trasladarlos a Detroit.

Con la idea de competir con los Detroit Tigers de baseball, que por aquel entonces era el deporte rey en la ciudad, Richards dispuso que el partido de la temporada regular que enfrentaba a sus Lions con los campeones del mundo, los Chicago Bears, se celebraría el día de Acción de Gracias. El encuentro al margen de la derrota de los Lions por 19 a 16 fue un éxito de público con las 25.000 entradas vendidas con dos semanas de antelación.

Satisfecho con la experiencia, Richards repitió al año siguiente precisamente con los Bears como rivales y además en esta ocasión logró que el partido fuese retransmitido por 94 emisoras de radio en todo el país. Aquello era solo el comienzo pero ya había nacido la comunión Thanksgiving-Football. A partir de ese año sólo se dejó de disputar en el periodo comprendido entre 1939 y 1945 debido a la Segunda Guerra Mundial.

LOS COWBOYS

Si los Detroit Lions presentan la tradición mas antigua los Cowboys representan el glamour y el espectáculo.

Según crecía la popularidad de la NFL en la década de los sesenta las audiencias televisivas iban en aumento año tras año. Tanto fue así que la liga ofreció a todos los equipos la posibilidad de compartir de manera rotatoria la parrilla televisiva con los Detroit Lions en el partido posterior al que estos jugaban por la mañana el día de Acción de Gracias. La oferta fue declinada por todos, con la excusa del poco tiempo que tenían para preparar el partido, menos por el General Manager de los Dallas Cowboys, Tex Schramm.

Schramm un visionario adelantado a su tiempo, vio la ocasión perfecta para convertir a una franquicia que apenas comenzaba a caminar en la liga en el escaparate perfecto para mostrar al país lo que mas tarde sería el Equipo de América.

A partir de ahí los Cowboys jugaron el segundo partido del día de Acción de Gracias hasta el año 1975, en el cual los equipos de la NFL se revelaron contra la liga con la excusa de que los Cowboys partían con ventaja al disponer de diez días para preparar la siguiente jornada. El partido se jugó ese año en casa de los St. Louis Cardinals. Esto volvió a repetirse en 1977 pero entonces la CBS exigió que tras las pésimas audiencias obtenidas fuesen los Cowboys los que volvieran a ese segundo partido de la tarde del jueves.

El encuentro fue de nuevo ofrecido a los Cowboys, que solo aceptaron con la condición de que jamás se les retirase del tradicional partido. Había nacido el Turkey Classic que une al trío: familia, football y pavo.