WC: Decidió la defensa

1220

Los Cowboys también basaron su triunfo en la defensa, pero acompañada esta vez de un ataque más equilibrado, con un potente backfield, bien combinado con el juego aéreo. Viendo lo que queda por venir, en la AFC se preparan dos choques similares, con las dos mejores ofensivas de la conferencia enfrentadas a los gemelos Ravens-Jets. Veremos si, como rezaba una mala película, “Los Gemelos golpean dos veces”, o por el contrario, si los favoritos imponen el peso de su plantilla. En la NFC tendremos también enfrentamientos espectaculares, que bien pueden convertirse en otros shootouts como el de Arizona. Lo cierto es que hay una gran igualdad entre el póker de ases de la conferencia. Pero de todo esto ya tocará hablar a la hora de hacer los pronósticos. Vamos ahora a repasar cronológicamente lo que nos deparó el fin de semana de Wild Cards.

DUELO DE TROYANOS CON SORPRENDENTE DESENLACE

Los New York Jets (10-7) demostraron que lo ocurrido en la Season Finale del domingo pasado no fue fortuito, y que los Cincinnati Bengals (10-7) ya no eran el equipo que había sorprendido a propios y a extraños en la primera mitad de la temporada regular. Prácticamente no han completado un buen partido desde mediados de noviembre. Los Bengals quisieron meter tierra de por medio, intentando subir puntos al marcador de manera rápida, para no verse en la situación de partido favorita para sus rivales, y un gran retorno de Bernard Scott les puso en disposición de anotar casi desde el primer minuto. Pero Laveranues Coles hizo un favor a su ex equipo cometiendo un fumble. Sin embargo, en el siguiente drive, y después de otro buen retorno, esta vez de Rico Murray, Coles puso por delante a los suyos con una recepción de 11 yardas. Al final del 1º cuarto los Jets sólo habían sumado 25 yardas de carrera, frente a las 41 de Cedric Benson y Carson Palmer había movido algo el balón buscando a Coles y a Andre Caldwell, evitando a Chad Ochocinco, que volvió a ser anulado por el que podría haber sido MVP defensivo de la liga, Darrelle Revis. Pero era sólo un espejismo, el impulso inicial del prep speech de Marvin Lewis.

A partir de entonces los Jets impusieron su gameplan y el partido tuvo color verdiblanco. Rex Ryan es un entrenador arrogante que ha metido la pata en ocasiones a la hora de gestionar los partidos en la temporada regular, pero tonto no es, y lo poco que necesitó cambiar en su ataque lo hizo bien. Con una ofensiva terrestre tan productiva, lo primero fue el cortar las alas al joven pistolero Mark Sanchez. Sólo lanzó 15 pases, la mayoría cortos, en rollouts o play actions, pero así fue más preciso y productivo: 12 completados, para 182 yardas y un TD. Sin un solo error. Lo siguiente fue sorprender a la agresiva defensa bengalí, alternando el smash-mouth con jugadas de engaño o cambios de dirección. Así, mientras la defensa de los Bengals, con 8 y 9 hombres en el box, se concentraba en frenar al potente corredor rookie Shonn Greene (21 acarreos, 135 yardas, TD), un par de engaños del QB: “fake & toss” a Greene y un bootleg con pase de TD de 45 yardas al desmarcado TE Dustin Keller dieron la vuelta al marcador. El partido se puso cuesta abajo y los Jets siguieron corriendo, sumando otras 34 yardas y un TD en los 15 acarreos de Tomas Jones, y frenando a los Bengals. No pudieron evitar las 169 yardas y TD en 21 acarreos de Benson, pero hicieron la vida miserable a un Palmer viejo “conocido” de Ryan, presionándolo por todos los lados y con el miedo metido en el cuerpo ante la presencia de Revis, quien lo interceptó en uno de los pocos pases dirigidos hacia el #85 (2 recepciones, 28 yardas). Así, el troyano lanzó toda una colección de pases altos, mal dirigidos y desenfocados, completando sólo la mitad de ellos. Revis anuló por 2ª vez al bocazas de Ochocinco, cuyo único highlight fue enseñar el camión que se ha auto-regalado para su cumpleaños.

El-jugador-antes-conocido-como-Chad-Johnson no ha sido el único en ser anulado por Revis. A lo largo de la temporada ha dejado por debajo de las 35 yardas de recepción a T.O. , Randy Moss, ambos en dos ocasiones, Andre Johnson, Steve Smith, Reggie Wayne, Marques Colston y Roddy White. No está mal. Al final, el duelo entre QB troyanos fue para el más joven. Ningún rookie había completado más del 70% de los pases en un partido de playoffs y Sanchez completó un 80%. Palmer sigue sin victorias en postemporada. También fue curioso el duelo de kickers. Jay Feely comenzó el 3º cuarto completando, de manera consecutiva, FG de 42 y 52 yardas, pero que fueron anulados por faltas también consecutivamente, para acabar teniendo que chutar un punt. Con el punter titular fuera de combate momentos antes del kickoff, con taquicardias y maeros, Feely chutó sus primeros punts como profesional (sólo chutó uno en su carrera colegial) y con buenos resultados. Por el contrario, el veterano Shayne Graham falló uno de 35 yardas a continuación y, lo que es más importante, otro de 28, con el que se habrían puesto a una sola anotación, a 4 minutos del final. El fallo fue la sentencia del partido y de los días del kicker en Cincinnati, Era la 8ª victoria de los Jets en los últimos 9 enfrentamientos con los Bengals. Los Jets avanzan en playoffs con rookies en la posición de head coach, QB y… RB líder. Son el 1º equipo que ha combinado TD de QB y de RB rookies en un partido de playoffs. Los Bengals, en cambio, vuelven a perder a la 1ª en su 2ª participación en postemporada en 19 años. No han ganado un partido de playoffs desde 1990, la demora más larga de la liga.

UN CUARTO BASTA

No hay dos sin tres. Los Dallas Cowboys (12-5) volvieron a pulverizar a los Philadelphia Eagles (11-6) por 3ª vez esta temporada. Y esta vez les bastó con un cuarto para dejar el partido resuelto. En el 2º cuarto los Cowboys anotaron 27 puntos, récord de la franquicia en playoffs, y dejaron el partido liquidado para el descanso. El derby divisional era uno de los partidos más interesantes del fin de semana, pero al final resultó el más decepcionante. No por culpa de los Cowboys, claro está, que jugaron un partido perfecto a ambos lados del balón, sino por la incomparecencia de los Eagles. Los de Philadelphia, después del shutout de hace una semana sólo consiguieron sorprender a los Boys con una jugada de Michael Vick, un certero pase de 76 yardas para Jeremy Maclin (sumó 70 más en otras 6 recepciones). La otra anotación fue en los minutos de la basura. La rápida defensa de la estrella volvió a anular al equipo del cabezón Andy Reid. Reid debe saber mucho de esto, pero cabezón lo es un rato también. Los Eagles volvieron a pasar más que correr (43/13) y eso que Donovan McNabb no completó un pase hasta mediados del 2º cuarto. Es increíble que el gameplan consista en que McNabb haga un dropback, se le venga la defensa encima y lance un melón donde suponga que va a haber un receptor, una y otra vez. Claro que la defensa de los Boys es la que merece el crédito. Lograron presionar a McNabb con sólo 4 pass rushers, logrando 5 sacks, forzando lanzamientos prematuros, interceptándolo en una ocasión, y forzando y recuperando un fumble, mientras los receptores recibían doble cobertura, con los CB profundos y los safeties defendiendo las rutas cortas. McNabb no encontraba nunca receptor. Al descanso se fue con 4 pases completados de 10 para 39 yardas.

La 2ª mitad ya no tenía valor. En el otro sentido del juego, los Cowboys remataron el partido en el 2º cuarto. Tony Romo (23/35, 244 yardas, 2 TD) jugó un partido sin fisuras ni errores, encontrando a Miles Austin (7 recepciones, 82 yardas, TD) y a Roy Williams (5 recepciones, 59 yardas) cuando era necesario, Y el backfield estuvo espectacular. Felix Jones volvió a ser el destacado, con 148 yardas en 16 acarreos, uno de ellos para un TD de 73, además de una recepción para otras 30 yardas. Tashard Choice colaboró con otras 42 yardas y otro TD en sus 14 acarreos. Marion Barber, tocado en su rodilla izquierda, pudo descansar. Cuando un ataque tan explosivo y balanceado funciona, no hay quien lo pare. El partido fue el más presenciado de la historia de los playoffs, con 92.951 espectadores, y también en el que más yardas de penalización se sancionaron (228). Hasta la fecha, Reid iba 7-0 y McNabb 6-0 en debuts de playoffs, pero como veremos en el siguiente capítulo, las rachas están para cortarse. Es la 1ª victoria de Wade Phillips en postemporada, tras 4 derrotas, y la 1ª de los Cowboys desde diciembre de 1996, después de 6 derrotas. Jerry Jones ahuyentó sus demonios en el primer partido de playoffs en su flamante estadio. Un hombre feliz.

TODA RACHA ESTÁ CONDENADA A ROMPERSE

Los New England Patriots (10-6) iban invictos en casa esta temporada, y no perdían un partido de postemporada en Foxboro desde 1978 (¡31 años!, con 11 victorias consecutivas). Bill Belichick iba 6-0 en el 1º partido de playoffs. Tom Brady llevaba 23 victorias consecutivas en Foxboro incluyendo playoffs. Y los Baltimore Ravens (9-7) nunca habían ganado a los Pats en la historia de la franquicia (5 enfrentamientos hasta éste). Pues bien, los Ravens pulverizaron todas estas rachas de una tacada, propinando a sus rivales la peor derrota en casa de este siglo con una fórmula clásica: carrera + defensa. Los Ravens corrieron desde la 1ª jugada del partido desde el scrimmage, en la que Ray Rice aprovechó la autopista que le dejó su OL para anotar un TD de 83 yardas. Luego siguió corriendo, hasta en 22 ocasiones, para 158 yardas y 2 TD totales. Cuando no corría Rice, corría Willis McGahee (20 acarreos, 62 yardas, TD). Cuando no corría McGahee, corría Le’Ron McClain o el propio Joe Flacco. En total, 52 acarreos, 234 yardas, 4 TD. ¡Contra los Patriots! Flacco sólo pasó en 10 ocasiones, y menos mal, porque en una ya fue interceptado. Completó sólo 4 pases para 34 yardas. Dos de ellos fueron conversiones de 3º down. No necesitó más. ¿He comentado que los Ravens corrieron 234 yardas? Pero para ganar sólo con la carrera tienes que defender bien y la escuadra de Greg Mattison lo hizo de maravilla.

El objetivo era presionar y confundir a Brady con una miríada de blitzes y amagos de todo tipo. La OL flojeó por el centro y Brady tuvo un partido pésimo. En los cuatro primeros drives, Brady fue interceptado en dos ocasiones y cometió un fumble. A partir de ahí el partido fue siempre cuesta arriba, con un marcador de 24-0 al final del 1º cuarto. No se reengancharon ni después de que se beneficiaran de una recuperación del balón en una recepción marrada de un punt y que la banda de los Ravens no pidió revisar, a pesar del fallo arbitral. Fue el único error de John Harbaugh, que planteó el partido impecablemente. Los Pats anotaron, metieron un poco de miedo a los Ravens, pero nunca dieron la sensación de poder imponerse a la defensa rival. Brady acabó con 23/42 pases completados para apenas 154 yardas, 2 TD y una 3º intercepción. Era su 1º partido de postemporada con 4 turnovers. Es cierto que la baja de Wes Welker les hizo daño, pero los Pats flojearon en todas sus líneas. Randy Moss estuvo pasota, como suele ser habitual en postemporada, Kevin Faulk (52 yardas de carrera, 37 de recepción) voluntarioso pero sin peligro, el resto de los corredores y receptores desaparecidos. Sólo el rookie Julian Edelman (6 recepciones, 44 yardas), destinatario de los dos pases de TD, pudo abandonar Foxboro con la cabeza alta. No sólo por las anotaciones, sino por lo que peleó cada balón. El joven receptor será una pieza indispensable en la reconstrucción del equipo. Al minuto del final del partido la defensa de los Ravens ya sólo pensaba en su próximo objetivo: el reincidente MVP.

DUELO AL SOL

Como he dicho al principio, es temerario hablar de que la defensa gane un partido en el que se han anotado 96 puntos (récord de la liga en P.O.), se han conseguido 1.024 yardas totales y 62 primeros downs (también récord). Pero fue la defensa de los Arizona Cardinals (11-6) la que remató el encuentro en la prórroga. Los Green Bay Packers (11-6), después de una gran remontada, y de un colosal fallo de Neil Rackers en un FG de 34 yardas que debía haber cerrado el partido, ganaron el sorteo de la prórroga y recibieron el 1º balón. 9 de cada 10 dentistas (aficionados al football, claro) estaban convencidos de que los Packers tenían ya el billete para New Orleans. Venían de anotar en todos y cada uno de los 7 drives anteriores (TDs en los últimos 5). Pero en “3ª y 6”, en su propia yarda 24 Aaron Rodgers volvió a retener demasiado el balón y el CB reserva Michael Adams, después de haber sido victimizado por el QB, se tomó su venganza particular en un blitz y alcanzó a Rodgers, provocándole un fumble. El balón quedó suspendido en el aire por un puntapié del propio Rodgers en su caída, lo que posibilitó que Karlos Dansby lo pudiera atrapar en el aire (evitando una posible aplicación de la “Tuck Rule”) y recorriera las 17 yardas más fáciles y más importantes de su carrera con un balón en la mano. Fue una manera cruel, para Rodgers y los Packers en general, de terminar un partido que va a pasar a la historia. Pero volvamos la vista atrás. El partido comenzó, curiosamente, casi como terminó, con un error de Rodgers que fue interceptado por Dominique Rodgers-Cromartie en la 1ª jugada desde el scrimmage. En el siguiente drive, Donald Driver cometió un fumble.

Los Cards aprovecharon los takeaways y en 5 minutos estaban 14-0 en el marcador, con los Packers con dos turnovers en tres jugadas. Así el partido se puso de cara para los locales, con ventajas de 17-0, 24-7 y hasta 31-10 a inicios del 3º cuarto. Kurt Warner se merendó a la 2ª defensa de la liga en yardas permitidas, a pesar de que le faltaba Anquan Boldin, su 2º receptor. Pero Steve Breaston (7 recepciones, 125 yardas, TD) y Early Doucet (6, 77, 2 TD) dieron un paso adelante y compensaron la ausencia de manera espectacular. A partir de formaciones cerradas tipo bunch, de las que trajo Ken Whisenhunt de Pittsburgh, los receptores multiplicaron rutas cruzadas de manera que siempre había algún receptor libre, que era inmediato objetivo de Warner. El veterano receptor, que medita jubilación, terminó con unos números que pasarán a los libros: 33 pases lanzados, ¡29 completados!, 5 TD, 0 picks. ¡¡¡Lanzó más pases de TD que incompletos!!! Su 154,1 de QB rating es el 2º mejor de la historia de los playoffs y su 87,9% de los pases el 3º (para un mínimo de 20 pases).

Larry Fitzgerald también aportó lo suyo, a la vez que lidiaba con un terrible Charles Woodson, flamante Jugador Defensivo del Año. Este le robó un balón, pero Fitzgerald supo desmarcarse y recibir 6 balones para 82 yardas y 2 TD (ya lleva 9 en 5 partidos de playoffs), alguno después de una interferencia ofensiva contra Woodson. Warner igualó el récord de Peyton Manning y Joe Montana con su 6º partido por encima de las 300 yardas en playoffs e igualó su propia marca de 5 pases de TD en un partido de postemporada. Pero aquí no acaba el partido. Rodgers tenía algo que más decir. Sobreponiéndose a los turnovers (3 en total, por uno de los Cards, cuando los Packers son los líderes de la liga en turnover ratio con +24), tras el descanso dirigió 5 drives consecutivos terminados en TD, unidos a los dos últimos del 2º cuarto, fueron 7 drives anotadores consecutivos (6 de ellos TDs) para finalizar el tiempo reglamentario.

Se hicieron con el “momentum” del partido cuando les sorprendieron a los Cards con un onside kick sorpresa, y acabaron empatando el partido, en dos ocasiones. El joven TE Jermichael Finley (6 recepciones, 159 yardas, récord de la franquicia), Greg Jennings (8, 130 y la recepción para TD más increíble del año) y James Jones (3, 50, TD) fueron sus principales referencias. El desenlace es conocido. Es duro perder cuando has completado 28/42 pases para 422 yardas, récord de la franquicia, 4 TD, más otro de carrera, 32 primeros downs y casi 500 yardas totales en tu primer partido de postemporada. Pero los Packers son jóvenes, y seguro que Rodgers tiene oportunidades para resarcirse de esta amarga derrota. El sorprendente desenlace de la prórroga va a ser un aldabonazo para el mantenimiento del actual formato. Perder el sorteo no significa perder el partido. Las defensas pueden frenar a los ataques, e incluso anotar.

PRONÓSTICO PARA PLAYOFFS DIVISIONALES

Partidos gemelos en ambas conferencias. En la AFC tenemos a favoritos de gatillo fácil contra underdogs gemelos de defensas asfixiantes. En la NFC tenemos doc choques tremendamente igualados, que pueden salir por cualquier lado. Todo un reto para los pronosticadores.

NEW YORK JETS @ SAN DIEGO CHARGERS

Los Jets van a ser un hueso muy duro de roer para los Chargers. San Diego llega al partido con la racha más larga de victorias la liga (11), pero los Jets han ganado también 6 de sus últimos 7 encuentros, incluyendo los últimos 4 a domicilio. El matchup no favorece a los californianos. El mejor juego de carrera se va a enfrentar a una defensa que no frena bien la carrera. En el otro sentido del juego, los Chargers no están corriendo bien por lo que no podrán aprovechar la mayor debilidad del equipo neoyorkino. Phillip Rivers es un gran QB, pero un par de picks le van a caer. Con Vincent Jackson enfrentado a Revis, Antonio Gates y Malcom Floyd pueden ser sus hombres más productivos. Darren Sproles podría, sin embargo, ser la clave para San Diego, si tiene suficientes balones. Veo a los Jets muy calientes, no han cometido un turnover en los últimos tres partidos, y los Chargers son especialistas en decepcionar en playoffs, les falta mala leche. Además Ryan ya ha anunciado que van a ganar el anillo, y de predicciones temerarias los Jets saben mucho. Que se lo digan a Joe Namath. ¿Pronóstico? Jets 24 @ Chargers 21.

BALTIMORE RAVENS @ INDIANAPOLIS COLTS

Ed Reed y Ray Lewis le tienen ganas al #18, tantas como a Brady. Los Ravens intentarán repetir el partido de Foxboro. Si ganan volverán al Campeonato de Conferencia desde la Wild Card por 2ª temporada consecutiva. Pero los Colts no pueden decir que no están avisados. Saben lo que les viene encima y Manning se sacará un buen gameplan para el sábado, aunque no se le da nada bien jugar contra los Ravens. Flacco, con Dwight Freeney y Robert Mathis al acecho, debería pasar menos aún que en Foxboro. En la 11ª jornada los Colts ganaron en Baltimore en un partido apretado, donde el MVP fue interceptado en dos ocasiones. El único antecedente en playoffs fue otro duro partido en Baltimore, también en Divisionales, en el que no se anotó ningún TD. Los Colts avanzaron para ganar a los Pats en la final de Conferencia y luego en la Super Bowl XLI. Como se ve, los emigrados de Baltimore les tienen tomada la medida, llevan 7 victorias consecutivas contra los Ravens. Claro que también hay que decir que en las 3 ocasiones en que Manning ha descansado ha perdido el Playoff Divisional. Aún y todo, en un partido apretado y con Manning de por medio… ¿Pronóstico? Ravens 13 @ Colts 17.

ARIZONA CARDINALS @ NEW ORLEANS SAINTS

Los Saints no ganan un partido desde hace más de un mes. Los Cardinals están en “playoff mode”, vienen de anotar 51 puntos y tienen una defensa que fuerza turnovers. Es todo un peligro para Drew Brees. Aunque también permitieron más de 400 yardas y 5 TD al QB rival. Brees puede mover el balón y va a estar jaleado por un atronador Superdome. Pero si los Cards aprovechan sus flaquezas pueden avanzar hasta la final de Conferencia. No creo que vayamos a ver otro shootout. Los Cards deberían correr, enfriar el partido, gestionar el reloj y aprovechar los turnovers que pueda generar su defensa. Si intentar repetir otro partido como el del pasado domingo, perderán en territorio hostil. ¿Pronóstico? Cardinals 27 @ Saints 17.

DALLAS COWBOYS @ MINNESOTA VIKINGS

El partido se presenta muy igualado y abierto. Los Cowboys son el mejor equipo del momento de la NFC, pero los Vikings están invictos en casa y han podido descansar para preparar el partido. Va a haber espectaculares matchups: DeMarcus Ware y Anthony Spencer contra Brett Favre. Jared Allen contra Romo. Adrian Peterson contra el rápido frente 3-4 de los Cowboys. El dinámico backfield vaquero contra el muro de los Williams. Los Vikings no han ganado en playoffs desde la temporada de 2000. Los Boys no juegan una final de la NFC desde 1996. Pienso y pienso y no veo dónde va a estar la clave final ¿Pronóstico? Cowboys 28 @ Vikings 28. Empate. Gana el que gane el sorteo de la prórroga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.