Lions y Unicorns tienen que ponerse el mono de trabajo

Los de Braunschweig con apuros ante los Rebels, los Scorpions hacen sudar a los Unicorns

902

En la última jornada de la GFL los grandes favoritos sumaron nuevas victorias pero en algunos casos, como de los campeones de Europa ante los Berlin Rebels (14-21) o el de los Unicorns que derrotaron por 28-19 a los Scorpions, pudieron verse bonitos partidos.

En Berlín, los casi 2.000 espectadores que acudieron al Wilmersdorf Stadium vieron un bonito partido en el que los suyos estuvieron a punto de dar la campanada. La ausencia del QB norteamericano Casey Thierrault se notó y mucho en las filas de los Lions. Tom van Duijn lanzó 3 pases de TD pero sólo pudo completar 13 de los 27 pases que intentó y fue interceptado una vez. Aunque los de Braunschweig sólo sumaron 127 yardas por la vía aérea, en la terrestre emergió al rescate David McCants para amasar 167 yardas -consiguiendo además un touchdown espectacular- que fueron importantísima para los Lions.

Por parte de los Rebels brilló el wide receiver Alex Tounkara quien atrapó 9 pases para 138 yardas y 2 TD siendo toda una pesadilla para los tricampeones de Europa.

Los capitalinos llegaron a tener la pelota en el último drive, una posesión que pudo haber empatado el partido pero la defensa de Braunschweig respondío permitiendo únicamente 7 yardas en los cuatro intentos y ahí terminó el partido.

Los Unicorns por su parte controlaron en todo el momento el partido y sólo en el último cuarto fue cuando los Scorpions pudieron apretar el resultado. Marco Ehrenfried (13/25, 185 yardas, 3 TD, 1 int) no consiguió los números a los que nos tiene acostumbrados pero la defensa con 4 sacks, una intercepción y hasta 12 placajes para pérdida de yardas, demostró que también es contundente.

En Hildesheim el WR Xavier Mitchell fue el factor “X” de los Hurricanes. El norteamericano amasó 192 yardas “all purpose” y los de Kiel siguen en su buena línea.