Los Seamen tumban a los Rebels en el arranque del Big-6

Los New Yorker Lions derrotaron a los Amsterdam Crusaders en el grupo de los Dracs

1246
El RB Danilo Bonaparte en una acción del partido (Foto Dario Fumagalli/Seamen)

En un gran partido en el que remontaron un 0-13 en contra en la segunda mitad, los Milan Seamen derrotaron a los Berlín Rebels por 14-13 en el arranque del Grupo B del Big-6 ante 1.200 espectadores en el Stadio Breda.

El choque, marcado por las defensas, comenzó de cara para el equipo alemán que fue el primero en abrir el marcador gracias a un fumble retornado para touchdown en el segundo cuarto. La ventaja creció hasta el 0-13 en el tercer periodo, esta vez gracias a un retorno de intercepción aunque en esta ocasión el extra-point no fue bueno, algo que terminaría siendo decisivo.

A partir de ese momento el equipo milanés inició la remontada gracias a un Danilo Bonaparte providencial. El jugador transalpino redujo diferencias hasta el 7-13, marcador con el que se entró en el periodo final.

Los ataques seguían atascados pero los chispazos de Luke Zahradka para los Seamen mantenían vivos a su equipo. El propio quarterback en acción personal conseguía igualar la contienda y la posterior patada extra de Di Tunisi colocaba por delante a los locales por primera vez en el partido.

Los berlineses gozaron de una última posesión pero no pudieron acercarse a la endzone italiana y el último y desesperado pase final quedó en nada dejando la victoria en manos de los Seamen.

LOS CAMPEONES NO FALLAN

En el otro partido de la jornada en el Big-6 los defensores del título, los Braunschweiger New Yorker Lions, se impusieron a domicilio a los Amsterdam Crusaders por 6-20. Los germanos serán el próximo rival de los Badalona Dracs.

El resultado no reflejó la superioridad de unos Lions que, a pesar de disputar su primer partido de la temporada, demostraron su potencial. Esa falta de rodaje no obstante motivo un buen número de penalizaciones, errores y de faltas de concentración que lastraron varios drives ofensivos de los visitantes.

Uno de esos errores llevó a una intercepción en la endzone del QB Casey Therriault cuando parecía que los Lions iban decididos a abrir el marcador tras frenar contundentemente en tres y fuera la primera posesión holandesa. No tardaron mucho más en estrenarse ya que David McCants, en carrera personal de 5 yardas, sumó el primer touchdown al marcador en ese primer cuarto.

Tobias Goebel añadió dos field goals de 27 y 45 yardas que ampliaron aún más las diferencias y ya en el último periodo llegó la sentencia con el segundo TD de McCants, esta vez en una acción de 9 yardas.

Sólo en el último momento la ofensiva de los Crusaders logró penetrar el muro alemán con un pase de 7 yardas de Keith Ray para Ashneal Werlemann.