Las Vegas Raiders ya son una realidad

El traslado se materializará en el año 2020

1416
Los fans de los Raiders no han conseguido retener al equipo (Bob Stanton-USA TODAY Sports)

Ya es oficial. Los Raiders dejarán Oakand y se irán a Las Vegas. La NFL aprobó el traslado con el voto favorable de 31 de los 32 propietarios. Sólo los Dolphins se mostraron contrarios a la mudanza.

Los Raiders se marchan de la bahía sin conseguir tener un estadio nuevo y ya eran el único equipo de la liga que compartía estadio con uno de béisbol. Cuando la temporada de la MLB estaba en curso, el césped del Oakland Coliseum siempre se encontraba en muy mal estado. Los fans firmaron peticiones e intentaron por todos los medios que los Raiders permanecieran en la ciudad, incluso se propusieron cosas como crear un impuesto especial para financiar la construcción de un nuevo inmueble, pero no se llegó a nada y hoy se ha confirmado que “los Malosos” se mudarán a Las Vegas

El traslado sin embargo no será inminente ya que el nuevo estadio de Las Vegas no estará listo hasta 2020. Los Raiders seguirán en Oakland dos temporadas más bajo el actual contrato que les liga al Coliseum pero aún no se sabe que pasará en 2019, año en el que ese contrato habrá vencido y en el que aún no estará lista la nueva instalación.

“Los Raiders nacieron en Oakland y Oakland siempre será parte de nuestro ADN. Sabemos que algunos fans estarán decepcionados y enojados, pero esperamos que no dirijan su frustración a los jugadores, entrenadores y el personal del equipo. Planeamos jugar en el Coliseo en 2017 y 2018, y seguiremos siendo los Oakland Raiders hasta que el nuevo estadio abra sus puertas. Nos encantaría traer un campeonato de vuelta al área de la Bahía”, declaraba el propietario Mark Davis.

Esta será el segundo traslado para una franquicia que ya se fue de Oakland a Los Angeles en 1982. Los Raiders volvieron a Oakland en 1994.

Los Raiders construirán un estadio de 1.900 millones de dólares cerca de Las Vegas Strip, la sección de Las Vegas Boulevard donde se concentran los hoteles y casinos de la ciudad, que tendrá capacidad para 65.000 espectadores. Será compartido con los Rebels de la Universidad de Nevada-Las Vegas.

El gobierno de Nevada aportará 750 millones de dólares al proyecto, mientras que el resto lo invertirán el equipo y Bank of America.