Alabama no perdona y vuelve a la gran final del football universitario

Los Crimson Tide derrotan a Washington por 24-7 en la Peach Bowl

839

Eran los grandes favoritos y no fallaron. La Universidad de Alabama, número uno del ranking de la NCAA, derrotó con autoridad a la de Washington (24-7), cuarta cabeza de serie, y volverá a disputar el campeonato nacional del football universitario.

Los Crimson Tide basaron su dominio en la habitual solvencia defensiva y en la explosividad de un Bo Scarbrough que hizo olvidar las carencias ofensivas de su equipo superando el récord de yardas de carrera en una Bowl de cualquier jugador de su institución.

Los Huskies comenzaron asustanto a la todopoderosa ‘Bama adelantándose en el marcador con una anotación en pase de Jake Browning para Dante Pettis pero eso fue todo lo que les permitió la defensa de Nick Saban.

Washington, que no había encajado ningún punto de las defensas rivales en toda la temporada, se llevó un “pick-6” retornado 26 yardas por Ryan Anderson y un field goal como consecuencia de otro “turnover”. En total 10 puntos a cuenta del desempeño de la defensa carmesí.

El poderoso ataque de los de Chris Petersen se vio minimizado y Browning terminó con sólo 20 de 38 pases completados para 150 yardas, 1 TD y 2 intercepciones. Además el mejor corredor fue Myles Gaskin quien únicamente sumó 34 yardas.

La ofensiva de Alabama no fue para tirar cohetes durante buena parte del encuentro. Jalen Hurts nunca tuvo ritmo (7/14, 54 yardas) pero entonces emergió la figura de Scarbrough para amasar 180 yardas y 2 TDs en las 19 veces que tocó el balón incluyendo una espectacular escapada de 68 yardas que fue todo un mazazo para sus rivales.