Los Eagles frenan a los Giants en la noche récord de Odell Beckham

Victoria por 24-19 en un Thursday Night con 150 yardas por parte de OBJ

1269
La gran noche de Malcolm Jenkins contrarrestro la de Odell Beckham (PhiladelphiaEagles.com)

Los New York Giants tendrán que esperar a mejor ocasión para conseguir su pase a los playoffs.

Malcolm Jenkins sumó su segundo partido con dos intercepciones en sus 8 años de carrera, retornando una para touchdown, y los Philadelphia Eagles pusieron fin a la racha de victorias de los Giants dejándola en 5 partidod tras derrotarlos por 24-19 en el «Thursday Night». Este traspiés evita que New York ente en postemporada y da a Dallas la NFC East -y la ventaja de campo en todos los playoffs de la NFC.

Los Giants (10-5) siguen dependiendo de si mismos y estarán en la lucha por la Super Bowl si ganan su último partido en Washington. Además puede que no tengan que esperar tanto ya que si Detroit, Green Bay, Tampa Bay o Atlanta pierden este fin de semana ya estarán dentro.

Carson Wentz (13/24, 152 yardas, 1 TD, 1 int) lanzó un pase de TD para Nelson Agholor, después regresó tras ser examinado por una posible conmoción en el último cuarto y guio un drive que terminó en un field goal de 41 yardas de Caleb Sturgis. Después de que Robbie Gould lograra su cuarto field goal para los neoyorquinos, Philadelphia (6-9) no fue capaz de enlazar un drive que matara el partido y los Giants recuperaron la pelota con 1:31 en el reloj.

Manning llevó a los suyos hasta campo rival y pudo haber obrado la remontada en un pase a la endzone para Beckham que se marchó lejos. Al final, por desgracia para ellos, Terrence Brooks interceptó el cuero en otro pase largo que aseguraba el triunfo local a 5 segundos del final.

Los Eagles agradecieron el regreso del tackle Lane Johnson tras 10 partidos de sanción y sus bloqueos fueron claves para que Darren Sproles se escapara 25 yardas en el TD que abrió el partido.

No tardaron mucho en ampliar los locales la diferencia ya que un mal pase de Eli Manning (38/63, 356 yardas, 1 TD, 3 ints) acabó en las manos de Jenkins quien lo retornó 34 yardas para el 14-0.

Esa ventaja fue perfectamente administrada por Philadelphia y, aunque Odell Beckham terminó con 11 recepciones para 150 yards, se quedó en algo anecdótico. Beckham ya ha igualado con sus 96 recepciones su máximo personal y ha igualado a Lance Alworth como el jugador que ha necesitado menos partidos para alcanzar las 4.000 yardas de recepción en su carrera.