Lions, Cowboys y Steelers triunfan en la noche de Acción de Gracias

Detroit se pone líder de la NFC Norte, Dallas firma el mejor récord de la liga

1011
Dak Prescott está jugando a un nivel sensacional (DallasCowboys.com)

Se esperaba mucho de esta noche de Acción de Gracias en la NFL y la verdad es que no defraudó. Los dos primeros platos estuvieron al nivel esperado y sólo el postre flojeó.

MINNESOTA 13 – DETROIT 16
Los Lions remontaron y se colocaron como líderes de la NFC Norte gracias a un «turnover» y un field goal de Matt Prater en los últimos segundos.

La jugada llegó precedida de una intercepción de Darius Slay a 30 segundos de la conclusión cuando parecía que íbamos avocados a la prórroga o que incluso los visitantes tendrían opción de llevarse el partido. Prater, que ya ha decidido cuatro partidos para Detroit esta temporada, había conectado previamente otras dos patadas a palos y un extrapoint consiguiendo de esta manera 10 de los 16 puntos de los locales. Los otros 6 llegaron con un pase de Matt Stafford (23 de 40 para 232 yardas) para Anquan Boldin.

Por parte de los Vikings Sam Bradford acabó con 31 de 37 pases completados para 224 yardas. No pudo lanzar pases de anotación y sufrió la costosa intercepción.

WASHINGTON 26 – DALLAS 31
Los Redskins dieron mucha guerra, Kirk Cousins en un esfuerzo encomiable (41/53, 449 yardas, 3 TD) mantuvo a su equipo en la pelea hasta el final, pero los Dallas Cowboys van a otro ritmo de la mano de sus dos espectaculares novatos y terminaron por llevarse el gato al agua.

Dak Prescott (17/24, 195 yardas, 1 TD) firmó un partido sensacional que, aunque numéricamente no llame mucho la atención, movió las cadenas en momentos importantes tanto con su brazo como con sus piernas (8 careras, 39 yardas, 1 TD). Por su parte Ezekiel Elliott volvió a dar muestras de su calidad tanto en el juego terrestre (20 carreras, 97 yardas, 2 TD) como ofreciendo una válvula de escape para su compañero (2 recepciones para 23 yardas más).

Cousins movió bien a su ofensiva ante la defensa local pero Washington erró dos field goals que a la postre hubieran sido decisivos. El TE Jordan Reed fue su mejor objetivo logrando 10 recepciones para 95 yardas y 2 TDs. También destacó DeSean Jackson con 4 atrapadas para 118 yardas y un TD.

PITTSBURGH 28 – INDIANAPOLIS 7
definitivamente los Colts notaron la baja de su QB titular Andrew Luck quien sufrió una conmoción la semana pasada, y no pudieron con el empuje ofensivo de los Pittsburgh Steelers. Los «Acereros» establecieron 14 puntos de ventaja en el primer cuarto y desde ahí ya tuvieron el control del partido.

Scott Tolzien, reemplazo de Luck, terminó con 22 de 26 pases completados para 205 yarda y un TD pero sufrió dos intercepciones y también fue capturado en tres ocasiones por la defensa de Pittsburgh.

Por parte de los Steelers Ben Roethlisberger estuvo muy entonado completando 14 de 20 pases para 221 yardas y 3 touchdowns. Antonio Brown volvió a ser su objetivo preferido con 5 recepciones para 91 yardas, 3 de las cuales terminaron en touchdown.

Sin embargo el que marco el ritmo del partido fue el running back Le’Veon Bell. Bell llevó la pelota en 21 ocasiones y terminó el choque con 120 yardas y una anotación por vía terrestre.