Midseason report 2016

Repaso a lo que ha sido esta mitad de temporada en la NFL

1833
La excepcional OL de los Dallas Cowboys está permitiendo brillar a Dak Prescott y Zeke Elliott

Todos los años suelo esperar una semana más que el resto de grandes medios para hacer un balance de media temporada. ¿El motivo? Para hacer un balance de media temporada tiene que haber transcurrido realmente media temporada, cerrado el Monday Night todos los equipos han jugado como mínimo ocho partidos, muchos como los Cleveland Browns nueve, por cierto, todas ellas derrotas. También estamos en el ecuador de la temporada, cuando escribo esto, se han jugado 133 partidos y nos quedan 134 partidos más por disfrutar. Por tanto ¿Qué mejor momento que este para hacer el balance de media temporada?

Este año, como todos los anteriores y para no repetirme, tengo que pensar cómo empezar este balance, qué decir, pero sobre todo hacerlo de forma diferente para que no parezca un corta y pega de los de años anteriores donde solo cambian los protagonistas. El año pasado os solté un discurso que ni un parlamentario haciendo filibusterismo parlamentario, solo para no justificar porque no daba ese premio llamado MVP. Este año sí tengo MVP, pero para eso habrá que esperar.(o pasar directamente al final del artículo)

Por resumir rápidamente, la AFC está atrapada desde hace más de una década en un bucle, mientras que en la NFC cada año aparece alguien nuevo. En la AFC cuando estaban en activo Tom Brady y Peyton Manning el bucle lo protagonizaban sus equipos, con el segundo retirado, el bucle sigue existiendo, pero ahora está Brady y …. Brady. En la NFC el año pasado teníamos a los Carolina Panthers, como hace unos años teníamos a Seattle Seahawks o Green Bay Packers. Este año el turno le corresponde a los Dallas Cowboys.

Pero nada, hay que dar satisfacción a nuestros lectores y ampliar lo anterior !!Y qué demonios!! Dudo que los dos mentados lleguen a la Super Bowl.

LOS NOBLES

Tenemos a cuatro equipos en la parte noble de la clasificación. Mejor, tenemos a dos reyes que luchan por ser el mejor, y dos príncipes herederos que aspiran a verlos caer para tomar el relevo

A) New England Patriots

Hay un tópico que dice que en la vida existen dos realidades, la muerte y los impuestos. Yo añadiría una tercera, los New England Patriots ganando la AFC East. Los New England Patriots cuentan todos los años con una importantísima ventaja con respecto a todos sus rivales, van a ganar su división sí o sí, lo que les permite preparar la post temporada con más tranquilidad que al resto de equipos de la AFC.

Los de Bill Belichick usan la división como campo de entrenamiento con tres sparrings que año tras año les pone en bandeja de plata el título. Cuando empezó la temporada la mayor amenaza eran los New York Jets; hace dos semanas lo parecían los Buffalo Bills; ahora mismo lo parecen los Miami Dolphins; para Acción de Gracias no lo será ninguno.

Brady se perdió los cuatro primeros partidos para cumplir su sanción, pero aunque hubiese estado hubiera dado igual, el récord sería parecido. Los Patriots empezarán noviembre con la vista puesta en enero, con un calendario más que asequible su único objetivo es conseguir con el mejor récord de la conferencia, aunque tampoco asegurárselo muy pronto sería positivo si eso les lleva a la relajación.

B) Dallas Cowboys

Que levante la mano quien esperaba a ver a los tejanos con un récord de 7-1. Nadie lo pensaba, ni el propio Jerry Jones en un alarde de optimismo y bajo el influjo de algún líquido que no sea agua. Hay una cosa cierta en todo caso, los Dallas Cowboys no eran tan malos como lo llegaron a ser en el año 2015 cuando perdieron 12 partidos, el mismo número de partidos que ganaron en el 2014.

Para que los Cowboys sean de nuevo relevantes han tenido que pasar varias cosas, la más importante, hacerse con el dúo de “rookies” mas impresionante de toda la liga. Todos esperamos que Ezekiel Elliott tuviera un gran año, pero pocos son los que esperaba que Dak Prescott tuviera el rendimiento que está teniendo. Ambos son el presente y futuro de la franquicia en una macabra maniobra del destino, al RB se le seleccionó porque con sus servicios la carrera de Tony Romo se podría alargar, y puede acabar pasando todo lo contrario

El éxito de ambos jugadores es imputable al que seguramente sea el mejor jugador de los Dallas Cowboys, una OL que es demasiado buena para ser real.

C) Oakland Raiders

Los Chicago Cubs son la franquicia deportiva de moda, 108 años sin ganar las World Series han dado para mucho. Tras el éxito de los Cubs además de algo de buena fortuna hay un enorme trabajo del front office liderado por Theo Epstein.

¿Pero esto no es Mid Season Balance de la NFL? Sí, pero el ejemplo de cómo una franquicia hundida en el fango puede salir del agujero puede aplicarse también en la NFL. Reggie McKenzie recibió una franquicia hecha trizas en el sentido literal y que había tocado fondo: una pésima plantilla pagada a precio de oro, draft enteros mal gastados y una oficina al borde del caos, ahora es un modelo a seguir para muchos equipos. Los Raiders durante tres años han ido trabajando el draft, acertando con las elecciones y han construido los cimientos de lo que puede ser un gran proyecto deportivo.

Este año había serias dudas sobre si realmente eran buenos o todo era producto de un calendario engañoso, dudas que despejaron ante los más escépticos con una más que contundente victoria ante los actuales campeones, los Denver Broncos. Quizás a partir de ahora la gente se los tome más en serio, no parece que tuvieron suficiente con el caso de los Carolina Panthers el año pasado.

4) Atlanta Falcons

Los Atlanta Falcons cierran la lista de nobles, y la cierran como últimos. Me siguen generado enormes dudas y tienen dos enemigos muy peligrosos en su propia división como son los New Orleans Saints y Carolina Panthers. El año pasado el equipo empezó 5-0 para terminar luego 2-9 cerrando con un récord global de 7-9 y fuera de los playoffs. Dos derrotas consecutivas ante Seattle Seahawks y San Diego Chargers generaron las sospechas que se podía repetir la historia del 2015, sospechas que se borraron con sendas victorias ante Green Bay Packers y Tampa Bay Buccaneers.

Matt Ryan está jugando su mejor football desde que es profesional y el gran beneficiado es su compañero Julio Jones, que está demostrando porque jugaba en la misma liga que Antonio Brown. Ambos reciben la ayuda de una OL muy mejorada con la incorporación de Alex Mack y un backfield tan dinámico como letal. Dan Quinn fue el 2º asistente de Pete Carrol que abandonó Seattle, y a lo mejor este sí era el bueno y no Gus Bradley.

Los Oakland Raiders están siendo una de las sopresas agradables del año
Los Oakland Raiders están siendo una de las sopresas agradables del año

LOS VILLANOS

Antes de nada, por villanos que nadie se moleste, no hacemos referencia al villano habitual del cine, sino al villano como sinónimo de malo deportivamente.

A) Los Cleveland Browns

Los Browns 2.0 son el peor equipo de la liga y con diferencia, ese 0-9 no arroja una sola duda. Bill Parcells decía que eras tan bueno como dice tu récord que eras, y ese 0-9 es claro, los Browns son muy malos.

La semana pasada ya contamos el desastre que son estos Browns, están tocando fondo y cada partido que juegan en lugar de enseñar alguna ligera mejoría enseñan lo contrario. Dallas los ridiculizó sin forzar la máquina en un partido donde se vieron muchísimas señales de un equipo muy pobremente entrenado, algo que debe apuntarse al haber de Hue Jackson. El Head Coach hasta la fecha gozaba de una total inmunidad, pero lo del pasado domingo fue tocar fondo, el equipo bajó los brazos de manera vergonzante.

Hace poco bromeaba con que Hue Jackson merecía ser Head Coach del año, aceptar el reto de entrenar a esta franquicia es eso, algo que merece señalarse. Sin embargo, las derrotas ante los NY Jets y Dallas Cowboys me hacen dudar de qué esté a la altura del reto, una cosa es tener falta de talento, que la hay y es evidente, otra ver cómo un equipo se rinde y baja los brazos, vamos, que dejó de competir. Yo era de los que pensaba que terminar 0 – 16 es tan difícil como terminar 16 – 0. Estos Browns no están en condiciones de ganar a nadie hoy por hoy salvo que una colección de casualidades les acabe dando una improbable victoria.

B) San Francisco 49ers

Chip Kelly ha conseguido en San Francisco lo impensable, ha pasado de ser el Head Coach que más atención mediática generaba en la NFL (el Tim Tebow de los Head Coach) a pasar completamente al olvido, a nadie ya le importa Kelly más que al propio Kelly, que de vez en cuando es noticia por los rumores que le colocan de nuevo en la NCAA ¿Su juego o sistema? Pregúnteselo al propio Kelly, a estas alturas de su carrera en la NFL al “sistema Kelly” solo le queda eso, el nombre.

Si Trent Baalke pretendía tapar el error de haber nombrado a Jim Tomsula Head Coach con alguien con nombre se ha equivocado de cabo a rabo. Lo único noticiable en la zona de la Bahía es el vecino, los Oakland Raiders. También las cosas de Colin Kaepernick son noticia, aunque por desgracia no su juego, sino haber sido el promotor de una protesta durante la ceremonia del himno.

C) Chicago Bears

He de confesaros que no sabía si colocar a los Bears en el grupo de “villanos” o en el siguiente, “la clase media”. Soy un gran creyente de John Fox como constructor de equipos, aunque luego su gestión una vez construidos deje bastante que desear, ver su etapa en Denver.

El motivo por el cual los iba a colocar en el grueso del pelotón era la victoria ante los Minnesota Vikings, un equipo que se había mostrado hasta entonces casi intratable, pero los de Mike Zimmer no son el mismo equipo desde el Bye e incluso los Chicago Bears les pudieron ganar con relativa comodidad.

En Chicago todo apunta que están al final de un ciclo, el de Jay Cutler. El polémico, a la vez que talentoso, QB se perdió varios partidos por lesión dando paso a Brian Hoyer, un jornalero que no lo estaba haciendo mal del todo. Cutler juega a crédito, tiene que demostrar algo este año para intentar sablear a alguien en la próxima post temporada, todo mientras su equipo intentará no hacer mucho el ridículo en una división donde son claramente el peor equipo. Tienen además suerte estos Bears, en Chicago van a estar de celebración hasta el próximo abril, mes en que comienza de nuevo la MLB y los Cubs abran la temporada como campeones 108 años después. Asi las cosas ¿A quién les importan estos Bears?

D) Jacksonville Jaguars

En la NFL actual una de las virtudes que se ha perdido es la paciencia con los Head Coach. Chuck Noll, que acabaría ganando cuatro Super Bowls en seis temporadas y arquitecto de la célebre Steel Curtain, tuvo tres primeras temporadas (record de 12-30) para el olvido antes de empezar a ganar. John McKay, primer Head Coach de Tampa Bay Buccaneers, perdió 26 partidos consecutivos, pero en el cuarto año de existencia del equipo lo metió en playoffs llegando a la final de conferencia, y sobre todo cuando llegar a la post temporada era bastante más duro que ahora.

Con Gus Bradley ha habido una infinita paciencia, 14 victorias frente a 43 derrotas es tener mucho más que paciencia, es la peor marca de un HC en la era de la Super Bowl. Si le dejan amenaza con ser peor que la de Bert Bell con los Philadelphia Eagles, 10 victorias y 44 derrotas, pero con el matiz de que él era propietario de su equipo. Jacksonville Jaguars ha gastado muchas elecciones en jugadores que se supone de talento, pero esto no lo demuestran en el campo. El caso más claro es el de Blake Bortles, un QB que ya es conocido popularmente como el “Rey del tiempo de la basura”, sus muy buenas estadísticas las consigue con los partidos ya completamente perdidos y en el último cuarto contra defensas que regalan yardas a cambio de comerse el reloj.

Estoy convencido de que el único motivo por el que Bradley aún continúa es porque el propietario del equipo no ha sido capaz de llegar a un acuerdo con Tom Coughlin. Solo que es cuestión de tiempo, o un par de derrotas más haciendo el completo ridículo, para que el veterano Head Coach regrese a la que fue su primera casa.

Gus Bradley no termina de hacer encajar las piezas en Jacksonville
Gus Bradley no termina de hacer encajar las piezas en Jacksonville

LA CLASE MEDIA

Las modernas sociedades occidentales, a diferencia de las sociedades medievales o de clases, se sostienen gracias a ese concepto que alguien tuvo a bien denominar “Clase Media”. La NFL en la actualidad está poblada de equipos de clase media, unos pertenecen a eso que podemos llamar “clase media alta”, caso de los Seattle Seahawks, Denver Broncos, Kansas City Chiefs o Minnesota Vikings, mientras que otros ahora son “clase media baja”, casos de los New York Jets, LA Rams o Tampa Bay Buccaneers.

Las clases medias tienen una cosa muy positiva, a la vez que negativa, se puede pasar de una a otra con pasmosa facilidad, tanto para subir a “clase media alta”, como para bajar a la “clase media baja”. Y entre medias está la ”clase media media”, que lo mismo un día puede parecer alta, que al siguiente baja.

Todo esto permite que un buen día un golpe de fortuna te hace subir a la parte más alta e incluso dar el salto a la parte noble ¿Quién puede ser ese equipo este año? Todos los años hay uno o dos equipos que empiezan mal la temporada para acabar entrando en la post temporada donde podría pasar cualquier cosa ¿Qué equipo está en condiciones de serlo este año? Si tuviera que apostar por uno sería los Carolina Panthers, tras un desastroso inicio el equipo va recuperando las sensaciones y es un equipo que acostumbra a tener muy buenos finales de temporada.

Del resto de equipos no espero gran cosa aunque hay un equipo que es el Doctor Jekyl y Mr. Hyde, hablamos de los Pittsburgh Steelers y siempre que tengan sano a Ben Roethlisberger. Los Steelers son muy capaces de ganar de paliza a los Dallas Cowboys esta semana para perder la siguiente con los Cleveland Browns, y es eso lo que les hace tan peligrosos en un cruce de post temporada.

PREMIOS DE MEDIA TEMPORADA Y PRONOSTICOS (REHECHOS)

Tras soltar el ladrillo anterior queda la segunda parte, la de los premios y los nuevos pronósticos, sí, esos mismos que rectifican los que hice en el mes de septiembre y que hoy por hoy podréis ver porque no me gano la vida como apostador, estaría arruinado.

Empezaremos por los premios.

Matt Ryan está jugando a un nivel muy alto
Matt Ryan está jugando a un nivel muy alto

OFFENSIVE PLAYER OF THE YEAR: Matt Ryan.

Ryan es el líder en yardas de pase y de pases de TD. Brady le supera en QB rating, pero Ryan ha jugado 9 partidos por los 4 que lleva Brady, por no hablar del calendario infinitamente más duro al que se han enfrentado los Atlanta Falcons que el calendario mas que asequible que han tenido los New England Patriots.

DEFENSIVE PLAYER OF THE YEAR: Von Miller.

Este premio tiene dueño a perpetuidad desde hace tiempo, J.J. Watt, pero el excelente DE de los Houston Texans no puede optar al premio puesto que su equipo lo puso tras la semana 3 en la lista de lesionados. Su ausencia ha abierto una guerra entre otros dos excelentes jugadores, Von Miller y Aaron Donald. Al final me he inclinado por Miller porque además de estar jugando al nivel espectacular del año pasado, su equipo tiene infinitamente mejor record que los LA Rams donde Donald es lo único positivo.

OFFENSIVE ROOKIE OF THE YEAR: Ex aequo Dak Prescott y Zeke Elliott.

Antes de empezar la temporada si preguntabas a 100 expertos quién ganaría este premio los 100 te dirían que Elliott. Pero a Elliott le costó arrancar y una vez lo ha hecho está demostrando ser imparable. Pero igual de imparable se está mostrando su compañero Prescott que está siendo novatos aparece en la parte alta de todas las stats de los QB. Ambos novatos son la clave del éxito de los Dallas Cowboys junto con la espectacular OL, de la que hablaremos luego.

DEFENSIVE ROOKIE OF THE YEAR: Joey Bosa

Se perdió los primeros cuatro partidos al no estar en forma tras su ausencia en los Training Camps por una disputa contractual. Su equipo estaba 1-3 cuando debutó, pero con su aportación en defensa el equipo está 3-2 y su impacto es brutal, lo nota todo el equipo. No en vano Bosa es el verdadero número uno del draft, delante de él salieron dos QB, posición que siempre sale muy por delante de su verdadero valor absoluto.

HEAD COACH OF THE YEAR: Bill Belichick

Hasta la semana 5 este premio tenía ganador fijo, Mike Zimmer, pero tres derrotas consecutivas lo hacen bajar muchos puestos. Jason Garrett también podría ser una apuesta válida, pero Garrett es un Head Coach que acostumbra hacer las cosas bien cuando tiene el viento a favor, aún estamos de verlo funcionar cuando el viento lo tenga en contra o en un momento de tensión, donde suele pinchar. Belichick tiene a su equipo 7-1 y su equipo recuerdan cada vez más a las versiones de los Patriots de los años 2003 y 2004, sobre todo a esta última, equipo que siempre me pareció el mejor y mas dominante de todo su largo reinado.

COMEBACK PLAYER OF THE YEAR: Andrew Luck

El QB se perdió casi toda la temporada por una lesión en su zona abdominal. En verano firmó el mejor contrato de la historia de la NFL y tenía que demostrar estar a la altura del mismo. El Luck que estamos viendo este año se parece más al del año 2014, su mejor temporada, que lo poco que pudimos ver de él en el 2015. Sigue combinando excelentes pases con errores garrafales, igual que tampoco cuenta con mucha ayuda de su equipo, sin OL recibe demasiados sacks y su defensa es inexistente. Eso sí, que no baje la guardia porque tiene una amenaza muy seria en su propia división, DeMarco Murray

MVP 2016: la Offensive Line Dallas Cowboys.

El año pasado dejé este premio vacío. Era mi intención dejarlo de nuevo sin ganador, en un deporte de equipo como la NFL un premio individual como este carece completamente de sentido. Sin embargo me he encontrado con algo que no pasaba hacía muchísimos años, hacía tiempo que no se veía a una OL dominar y dictar los encuentros como lo está haciendo la OL de los Cowboys.

Como dar un premio a un miembro de linea es imposible, se lo damos a toda la unidad. Ellos son los principales responsables de que Dak Prescott y Zeke Elliott estén jugando al nivel que están jugando, pero también es el motivo principal por el que los Cowboys van 7-1

Un año sí y otro también Bill Belichick mantiene en la pelea a los New England Patriots
Un año sí y otro también Bill Belichick mantiene en la pelea a los New England Patriots

NUEVAS PREDICCIONES

No me cansaré de repetirlo, las predicciones que hacemos en pretemporada se hacen teniendo en cuenta trayectoria de la temporada pasada, agentes libres firmados, novatos que desconocemos su aportación real y las sensaciones que cada equipo nos transmite antes de empezar la temporada real. Después la competición dicta su verdad y ni así aciertas o tan siquiera te acercas a lo que termina por pasar. Si ahora mismo tuviera que apostar por dos equipos lo fácil es hacerlo por Dallas Cowboys y New England Patriots, pero un mal día o un cruce envenenado puede dar al traste con cualquier pronóstico.

Aún así como no quedaría bien no decir nada, así que aquí van mis nuevos pronósticos:

• AFC East: New England Patriots
• AFC North: Pittsburgh Steelers
• AFC South: Houston Texans
• AFC WEST: Oakland Raiders
• Wild Cards: Kansas City Chiefs y Denver Broncos

Campeón AFC: New England Patriots

• NFC East: Dallas Cowboys
• NFC North: Minnesota Vikings
• NFC South: Atlanta Falcons
• NFC West: Seattle Seahawks
• Wild Cards: New York Giants y Washington Redskins

Campeón NFC: Altanta Falcons

CAMPEÓN SUPER BOWL: NEW ENGLAND PATRIOTS