Buffalo y Minnesota protagonistas de la jornada

Victorias sobre Arizona Cardinals y Carolina Panthers

1266
La defensa de Minnesota está a un nivel espectacular (Vikings.com)

Los Buffalo Bills y los Minnesota Vikings tomaron el protagonismo en la tercera jornada de la NFL con sus victorias ante Arizona y Carolina respectivamente. Además, los Denver Broncos siguen dominando y Cleveland sigue con su particular gafe dejando escapar otro partido que tenían casi en el bote.

ARIZONA 18 – BUFFALO 33
El RB LeSean McCoy (110 yardas) sumó dos touchdowns y el safety Aaron Williams retornó el mal snap de un field goal 53 yardas para touchdown, lo que unido a una anotación de Tyrod Taylor en carrera de 20 yardas dio respiro a los Bills y a Rex Ryan tras un mal inicio y una semana en la que fue despedido su coordinador ofensivo. La defensa también dio un paso adelante y Carson Palmer fue interceptado 4 veces, dos de ellas por Stephon Gilmore. David Johnson con 2 TD fue el más destacado en Arizona.

MINNESOTA 22 – CAROLINA 10
Sam Bradford (18/28, 171 yardas) lanzó un pase de touchdown para Kyle Rudolph, Marcus Sherels retornó un punt para otro TD y la defensa visitante maniató a Cam Newton con 3 intercepciones y nada más y nada menos que 8 sacks, además de no permitir ni una sola recepción a Kelvin Benjamin y Devin Funchess.

DENVER 29 – CINCINNATI 17
Trevor Siemian (23/35, 312 yardas) lanzó cuatro pases de touchdown y completó 11 de los 12 pases que intentó en dos decisivos drives terminados en touchdown en el último cuarto. Emmanuel Sanders y Demaryius Thomas superaron las 100 yardas de recepción. Por parte de los Bengals Jeremy Hill logró dos touchdowns y 97 yardas por vía terrestre pero Andy Dalton (21/31, 206 yardas, 1 int) no pudo hacer mucho una vez que su equipo se vio por detrás en el marcador.

DETROIT 27 – GREEN BAY 34
Aaron Rodgers lanzó para 205 yardas y 4 touchdowns, incluyendo dos en el primera parte para Jordy Nelson que establecieron un 31-10 al descanso. Los Lions remontaron y con una atrapada de Marvin Jones (6 recepciones, 205 yardas) se colocaron a siete puntos a 3:34 del final. Matthew Stafford lanzó para 385 yardas y 3 anotaciones pero los Packers hicieron los big plays, y Eddie Lacy corrió para 103 yardas en 17 carreras.

BALTIMORE 19 – JACKSONVILLE 17
Justin Tucker clavó un field goal de 54 yardas a 1:02 de la conclusión y los Jaguars se quedaron con un palmo de narices. Tucker fue uno de los grandes protagonistas ya que además conectó patadas desde 43, 42 y 37 yardas. Jacksonville tuvo oportunidades para ganar el partido. Forzaron tres turnovers consecutivas en el tramo final pero sólo consiguieron un field goal de todas ellas. Además Blake Bortles lanzó dos intercepciones y campo rival y Jason Myers vio bloqueado un field goal de 52 yardas.

CLEVELAND 24 – MIAMI 30 (OT)
Los Browns no levantan cabeza. Un TD en carrera de 11 yardas de Jay Ajayi en la prórroga fue lo que esta vez les dio con la puerta en las narices. Ryan Tannehill lanzó para 319 yardas y 3 touchdowns y Jarvis Landry atrapó 7 de esos pases para 120 yardas. Cody Parkey falló tres field goals para Cleveland, incluyendo uno de 46 en los últimos segundos al final del tiempo reglamentario después de que Corey Lemonier arrancara el balón de las manos del QB local a 20 segundos del final.

WASHINGTON 29 – NY GIANTS 27
Dustin Hopkins conectó un field goal de 37 yardas en el último cuarto, su quinto del partido, y los Redskins lograron una necesitada victoria. Kirk Cousins lanzó pases de TD para DeSean Jackson y Jamison Crowder y Su’a Cravens acabó el drive final de los Giants con una intercepción, la segunda de Eli Manning en el cuarto decisivo. Los Giants se perjudicaron con 118 yardas en penalizaciones.

OAKLAND 17 – TENNESSEE 10
Derek Carr lanzó para 249 yardas y un touchdown y la defensa hizo al fin jugadas importantes. Los Raiders forzaron tres turnovers y tomaron el control del partido en el segundo cuarto anotando 10 puntos consecutivos. Aún así, los locales pudieron empatar el partido con un pase de TD de Marcus Mariota para Andre Johnson pero los árbitros penalizaron al receptor con «interferencia ofensiva».