El Mundial de flag football no se jugará en Bahamas

Problemas en la organización del evento

1625
El último mundial también tuvo que ser relocalizado (D.González)

El Mundial de flag football que estaba previsto se disputará en Bahamas entre el 8 y el 11 del próximo mes de septiembre no tendrá lugar finalmente en el país caribeño.

Según ha hecho saber el comité organizador no ha habido acuerdo ni colaboración entre las autoridades locales y los responsables del evento y las instalaciones previstas no estaban listas para el torneo:

El Gobierno de Bahamas ha establecido que los organismos pertinentes que se encargan de los eventos de esta naturaleza en el país no han sido informados o implicados en la planificación y coordinación del evento oficialmente. Así, se ha determinado que las Bahamas no será capaz de acoger el FFWC 2016 en la fecha señalada en el estándar que se está acostumbrado.

En consecuencia, el consenso general de la gran mayoría de aquellos involucrados con el fútbol americano en el país y las agencias gubernamentales que han sido relacionados con el evento propuesto, se llegó a la conclusión de que solicitar el aplazamiento era la mejor opción para el país. Esta posición es apoyada por la Liga de football americano de la Commonwealth, el órgano del que depende ahora el fútbol americano en el país, y las ligas de flag football de Bahamas.

Entre las preocupaciones del gobierno están las necesarias medidas de seguridad para garantizar que todos los países participantes puedan hacerlo en un entorno fiable. El hecho de que las instalaciones para acoger el evento no estén completadas a tiempo para proporcionar recintos adecuados de descanso, vestuarios, área VIP, centro de prensa área de protocolo y centro médico están entre otras áreas cruciales de preocupación.

Según parece Miami sería la principal alternativa por su proximidad a Bahamas pero falta por ver si todos los países participantes puedan hacer frente a este imprevisto por lo que el Mundial corre serio peligro de no disputarse.

Esta es la segunda vez que el Mundial de flag football sufre un cambio de sede. Hace dos años, la inestable situación en Israel, impidió que el evento se disputara en Jerusalén y fue trasladado a Groseto (Italia).