WASHINGTON REDSKINS

RANKINGS 2015 (9-7, 1º NFC EAST)

Ataque Media NFL
Puntos Anotados 24,3 10º
Yardas Totales 353,8 17º
Yardas de Carrera 97,9 20º
Yardas de Pase 255,9 11º
Defensa Media NFL
Puntos encajados 23,7 17º
Yds tot. permitidas 380,6 28º
Yds car. permitidas 122,6 26º
Yds pas. permitidas 258,0 25º

TRANSACCIONES PRINCIPALES

SALIDAS:

Robert Griffin, QB (Cleveland)
Terrance Knighton, DT (New England)
Alfred Morris, RB (Dallas)
Frank Kearse, DE (New England)
Keenan Robinson, LB (NY Giants)
Pierre Thomas, RB (F.A.)
Dashon Goldson, S (F.A.)

LLEGADAS:

Josh Norman, CB (Carolina)
Vernon Davis, TE (Denver)
Terence Garvin, LB (Pittsburgh)
Kendall Reyes, DE (San Diego)
David Bruton, S (Denver)
Greg Toler, CB (Indianapolis)

DRAFT CLASS 2016

1(22) Josh Doctson WR TCU
2(22) Su’a Cravens S USC
3(21) Kendall Fuller CB Virginia Tech
5(13) Matt Ioannidis DT Temple
6(12) Nate Sudfeld QB Indiana
7(11) Steven Daniels ILB Boston College
7(21) Keith Marshall RB Georgia

Podéis tirar de archivo y buscar mi previa del año pasado para comprobar el nivel de pesimismo que había en general en la comunidad Redskin de cara a la temporada 2015, sin embargo, sorpresas te da la vida, fue la temporada más apasionante desde la de 2012, tristemente con el mismo resultado, derrota en el fin de semana de Wild cards jugando como locales tras haber ganado el titulo divisional.

Tras una postemporada convulsa en la cual Jay Gruden decidió dar la titularidad a Kirk Cousins sobre Robert Griffin III la campaña comenzó cumpliendo las expectativas más agoreras, pero la temporada de los Skins dio un giro de 180 grados en el partido ante los Buccaneers de la semana 7 en el que se remontó un déficit de 24 puntos, y poseídos por el espíritu del ‘You like that!’ el equipo venció 7 de los últimos 10 encuentros empujados por un espectacular juego ofensivo liderado por Cousins que llevó a la franquicia a embolsarse un nuevo titulo divisional.

Desde entonces el ambiente ha sido idílico en la ciudad, no ha habido cambios en el Staff, el General Manager Scott McCloughan ha seguido trabajando en formar una plantilla sólida y competitiva y por lo que ha trascendido de las primeras OTAs y Camps en el vestuario reinan el buen ambiente y la armonía, algo poco habitual las últimas temporadas.

El ataque fue sin lugar a dudas la unidad del equipo que tiró del carro en la segunda mitad de la pasada temporada, con el protagonismo destacado de dos hombres, Kirk Cousins y el Tigh end Jordan Reed. El Quarterback afrontaba su año de contrato y sin llegar todavía a un acuerdo se le ha asignado la ‘etiqueta franquicia’ para asegurarse sus servicios al menos por una temporada más mientras se negocia su renovación, ya que no cabe ninguna duda de que desde el front office apuestan por él cómo el hombre de futuro e imagen de la franquicia.

En su primer año como titular indiscutible Kirk demostró una gran madurez y un cambio en su estilo de juego, se echó al equipo a la espalda y paso de ser conservador a jugar sin miedo a lanzar, manteniendo ademas un ratio de intercepciones muy bajo. Éste año debe ser el de la confirmación, tendrá el peso de la temporada de la franquicia sobre sus hombros y comprobaremos si lo del año pasado fue una casualidad o si realmente se trata de un Quarterback al que habrá que empezar a considerar cuando se hable de los 5 mejores QBs de la liga.

MVP ATAQUE. Kirk Cousins. El QB ya se ha hecho con el liderato del equipo y deberá demostrar que 2015 no fue un espejismo.

El suplente de Cousins será un año más el veterano Colt McCoy, todo un trabajador que no va a crear polémica y sabes que va a cumplir si en algún momento tiene que tomar la responsabilidad de comandar tu ataque. Como apuesta de futuro se ha drafteado al joven procedente de Indiana Nate Sudfeld, un jugador que es claramente una apuesta a futuro y que a priori tiene todos los requisitos para ser un buen suplente a 2/3 años vista y porqué no, convertirse en algo más.

El backfield es la unidad de la ofensiva que más dudas me genera tras los movimientos de la temporada baja, se ha dejado marchar a Alfred Morris por lo que será definitivamente el jugador de segundo año Matt Jones el que soporte el mayor peso del ataque terrestre. Jones sorprendió a la liga con su mezcla de explosividad, tamaño y fuerza pero debe mejorar en cuanto a su producción y a sus fumbles de cara a la próxima temporada si no quiere que su puesto corra peligro. En 2015 tuvo un par de grandes partidos, pero en el resto su promedio de yardas apenas llegaba a las 3 por intento, y anotó un TD en 11 partidos, números que no son ni de lejos suficientes para ser un corredor primario en la NFL.

A día de hoy no hay un número dos en el backfield, el jugador con más nombre del depth chart es el escurridizo Chris Thompson pero su papel está más enfocado a ser el corredor de terceros downs que a dar descanso a Jones. Completan la unidad los novatos Keith Marshall (7ª ronda), Kelsey Young y Rob Kelley (no drafteados). A pesar haber sido drafteado, Marshall no tiene ni mucho menos asegurada su presencia en el roster final, es más, mi apuesta personal es que va a ser el jugador procedente de Tulane Rob Kelley quien se cuele en el roster de 53 y termine como corredor número dos y quien sabe si algo más… Por de pronto es un nombre que quizás deberíais apuntar para vuestros Draft Dinasty.

Ésta temporada no tendremos un Fullback ‘tradicional’ en la plantilla, se ha dejado marchar a Darrell Young porque su participación en 2015 fue testimonial, y por lo que hemos podido ver en las OTAs es el hasta ahora TE Niles Paul quien se esta alineando como FB en algunas formaciones, con una participación básicamente bloqueadora y saliendo a recibir.

El cuerpo de receptores es el punto fuerte de la plantilla, sobre el papel el equipo tiene todos los tipos de receptores que cualquier coordinador ofensivo pudiera desear. Cuentas con un possesion receiver físico y con manos seguras como Pierre Garçon para atacar las bandas y la zona media del campo, un arma profunda letal cuando esta sano como DeSean Jackson que es capaz de abrirte las defensas como nadie en ésta liga, un slot receiver como Jamison Crowder que en su temporada de rookie demostró que es un jugador especial y a estos has añadido a tu primera elección de éste draft, Josh Doctson, un receptor que ha despertado la ilusión en la afición y que es un tremendo arma en situaciones de redzone capaz de hacer recepciones inverosímiles. Completan el cuerpo de receptores el jugador de tercer año Ryan Grant (268 YDs y 2 TDs en 2015) y Rashad Ross, quien también ayuda en los retornos.

Al cuartero de receptores titulares hay que sumar que contamos con uno de los Tigh ends más en forma de la liga, Jordan Reed. Desde que el equipo despertó en la semana 7 Jordan sumó 700 yardas y 10 Touchdowns de recepción, números que le sirvieron para ser renovado como uno de los TEs mejor pagados de la liga. El cielo es el límite para un jugador que está creciendo cada año y es posiblemente el mejor corredor de rutas de la posición, pero no podemos olvidarnos de su pasado con las conmociones, un mal golpe y volvería a ser baja para no menos de media docena de partidos.

Se ha reforzado la posición con un Vernon Davis que tras salir huyendo de la bahía consiguió su anillo en los Broncos y ahora regresa a su casa para terminar su carrera. Por lo que hemos podido leer esta offseason todavía mantiene la velocidad, veremos como lo podemos explotar. Completan la posición el veterano Logan Paulsen, el ya mencionado Niles Paul y un Dereck Carrier que todavía se esta recuperando de su ACL.

La línea ofensiva poco a poco se esta convirtiendo en una unidad muy sólida y buena parte de culpa seguro que la tiene el entrenador Bill Callahan. En el lado izquierdo tenemos al posiblemente mayor acierto en el Draft de la última década, un Trent Williams que se esta asentando como ProBowler y que cada año que pasa mejora su rendimiento. A su lado tendremos en principio a Spencer Long, pero es probable que de cara a la temporada recupere su puesto el lesionado Shawn Lauvao quien estaba realizando un gran papel hasta su lesión de comienzos de la temporada pasada. El Center será el veterano Kory Litchteiger aunque según los reportes de Junio Josh LeRibeus le está pisando los talones en el Depth chart. El lado derecho de la línea esta bastante afincado, el guard será un Brandon Scherff que tan sólo se perdió un snap en toda la pasada temporada y demostró que su elección de 5 overall no fue una locura y como Tackle derecho tendremos a un Morgan Moses que se ha ido asentando año a año y se ha convertido en un RT muy solvente. Jugadores como Arie Kouandjio, Austin Reiter y Ty Nsheke darán profundidad a la posición, pero esperamos no tener que verlos sobre el césped.

Es evidente que la defensa no estuvo al nivel del ataque en 2015, pero hay que reconocer que fue una unidad especialmente castigada por las lesiones y a pesar de ello se notó una mejora con respecto a temporadas anteriores por lo que parece que el entrenador Joe Barry sabe lo que está haciendo.

La línea defensiva ha sufrido dos bajas importantes ésta temporada baja, importantes en cuanto a nombre más que producción ya que ni Knighton ni Jason Hatcher tuvieron una temporada especialmente acertada. El jugador más importante de la unidad fue el siempre trabajador Chris Baker y para 2016 tiene un puesto garantizado en la línea titular. A su lado estarán sobre el papel el veterano Kedric Golston por el medio y Ricky Jean-Francois en el lado opuesto, pero con las continuas rotaciones y diversas formaciones seguro que vamos a ver mucho sobre el campo a jugadores como Stephen Paea de vuelta tras su lesión, el contratado Kendall Reyes, el novato Matt Ioannidis o al reconvertido a DE Trent Murphy, tras haber ganado unos cuantos kilos durante el invierno. El rookie Ioannidis es quien más papeletas tiene para acabar siendo el NT titular, pero es pronto para apostar por ello.

En el cuerpo de Linebackers la cantidad y la calidad de pass rushers de los que disponemos es esperanzadora. El año pasado vivimos la explosión del novato Preston Smith, quien sólo debe mejorar, pero es que el equipo va a contar con la incorporación de un Junior Gallete que tras romperse el tedón de Aquiles en el camp el pasado verano ha vuelto más en forma y con más ganas que nunca dispuesto a cazar QBs por doquier. Pero el alma de ésta defensa va a ser un Ryan Kerrigan quién sin hacer mucho ruido está año a año rondando los 10 sacks por temporada. En teoría la temible pareja de OLBs titular será la formada por Kerrigan y Gallete, pero Smith participará mucho como relevo y en formaciones 4-3 por lo que podéis contar con que haya una bonita carrera por ver quien suma más sacks entre los tres. Houston Bates y Terence Garvin, procedente de Pittsburgh y con mucha experiencia en equipos especiales darán profundidad a la posición.

MVP DEFENSA. Ryan Kerrigan. En una defensa sin un líder claro debe tomar las riendas y tirar del carro.

El medio de la posición sí que deja más dudas, el joven Will Compton se hizo con el puesto de titular debido a las lesiones y ya no hay quien se lo quite, se ha convertido en el capitán de la unidad y es el playcaller defensivo, además, se mostró muy productivo al final de la pasada temporada. A su lado acabó el año el veterano Mason Foster, siendo una pareja más que aceptable, pero con la vuelta de Perry Riley de su lesión vamos a ver una bonita batalla en el training camp por ver quien se hace con la vacante. Como suplentes tenemos a varios jóvenes pero a pesar de ser prometedores aún no han demostrado nada, como el jugador de segundo año Martrell Spaight y el novato Steven Daniels, quienes en principio tan sólo aportarán en equipos especiales.

Entre los Linebackers voy a añadir a la elección de Draft que más me ha gustado éste año, se trata de Su’a Cravens procedente de USC, un híbrido entre LB y Safety muy del molde del jugador que tan de moda se ha puesto últimamente con la llegada de nombres como Deone Buccanon y Shaq Thompson a la liga. Su’a es un jugador capaz de defender el pase ante TEs y corredores, pero también es capaz de jugar cerca de la línea y es muy peligroso entrando en blitz por lo que según el DC, en principio será Safety en formaciones base, y jugará como LB o Nickle en jugadas de defensa del pase. Sea como fuere seguro que tiene mucho protagonismo en la temporada.

La posición de Cornerback fue seguramente la más castigada por las lesiones la temporada pasada, pero hay que ver el lado positivo y destacar que gracias a ello descubrimos una joya en potencia como lo es el WR reconvertido Quinton Dunbar quien tuvo que actuar como titular en buena parte de la temporada e hizo un papel más que digno. Pero la estrella sin duda de la posición es la adquisición mediática de la agencia libre, el jugador procedente de Carolina Josh Norman. Su estilo de juego es ideal para nuestra defensa Cover-3 y si el front 7 gracias a esos fenomenales pass rushers pueden meter presión al QB rival Josh es un especialista en sacar provecho de ello. Además, seguro que todos estáis deseando ver dos veces al año sus duelos con Odell Beckham y Dez Bryant, ¡yo no puedo esperar!!. No hay que olvidarse sin embargo del hombre que estará al lado contrario, una apuesta personal que ha terminado siendo un acierto, un Bashaud Breeland que tras ser elegido en cuarta ronda se ha hecho un nombre en la liga y ya es muy respetado por los receptores rivales. El ya mencionado Dunbar, el prometedor novato Kendall Fuller, Greg Toler y Dashaun Phillips darán profundidad a la posición.

Terminamos con la posición más crítica del equipo, el cuerpo de Safetys. Ha extrañado no ver refuerzos de renombre en la agencia libre o vía Draft para una posición que a todas luces era el eslabón más débil de la cadena. El FS titular será el veterano DeAngelo Hall reconvertido para jugar los últimos años de su carrera. A su lado estará en principio el reciente campeón con los Broncos David Bruton, quien no era titular indiscutible en Colorado y ha buscado una nueva oportunidad. El suplente en la posición de Free va a ser el también reconvertido desde CB Will Blackmon, mientras que el SS reserva será un Duke Ihenacho que no ha jugado más de dos partidos por temporada por lesión desde que está en DC. El prometedor jugador de segundo año Kyshoen Jarrett seguramente sea baja para la temporada, y veremos si puede volver a jugar al football.

Por primera vez en muchos años contamos con un juego de patada muy sólido, Tres Way se ha descubierto como un magnífico Punter y el Kicker Dustin Hopkins en su primera temporada como titular en la liga no se vio sometido por la presión y tuvo un acierto destacable en momento decisivos, rondando finalmente el 90% en sus FGs y siendo una gran mejora sobre Forbath en cuanto a las patadas de Kickoff.

El juego de retorno sigue siendo la asignatura pendiente de nuestros equipos especiales. Éste año parece que Jamison Crownder será el encargado de retornar los Punts y Rashad Ross si se mantiene en el roster los Kickoffs. En cuanto a la defensa de las patadas se han realizado varias incorporaciones para tratar de paliar lo que ha sido un mal endémico en DC desde que se dejara marchar a Lorenzo Alenxander.

– El juego aéreo. Con ese cuerpo de receptores Kirk no tiene excusas para no sumar grandes números.
– El front seven. Con una gran línea y magníficos rushers esperamos ver un salto de calidad defensivo.
– La secundaria. El centro de la defensa en cuanto a ILBs y Safetys es una gran preocupación.
– El juego de carrera. ¿Tenemos un corredor solvente? Yo tengo serias dudas.

Comenta la actualidad de los WASHINGTON REDSKINS en su Post Oficial de nuestro foro.