RANKINGS 2015 (12-4, 1º AFC EAST)

Ataque Media NFL
Puntos Anotados 28,9
Yardas Totales 374,4
Yardas de Carrera 87,8 30º
Yardas de Pase 286,7
Defensa Media NFL
Puntos encajados 19,7 10º
Yds tot. permitidas 339,4
Yds car. permitidas 98,8
Yds pas. permitidas 240,7 17º

TRANSACCIONES PRINCIPALES

SALIDAS:

Chandler Jones, DE (Arizona)
Dominique Easley, DL (Rams)
Chris Jones, DL (Dolphins)
Akiem Hicks, DE (Chicago)
Sealver Siliga, DT (Seattle)
Brandon LaFell, WR (Bengals)
Tavon Wilson, S (Detroit)
Dane Fletcher, LB (Retirado)
Jerod Mayo, LB (Retirado)
Darius Fleming, LB (F.A.)
Scott Chandler, TE (F.A.)

LLEGADAS:

Martellus Bennett, TE (Bears)
Jonathan Cooper, G (Arizona)
Markus Kuhn, DL (Giants)
Terrance Knighton, DT (Redskins)
E.J. Biggers, DB (Eagles)
Nate Washington, WR (Texans)
Donald Brown, RB (Chargers)
Chris Long, DE (Rams)
Shea McClellin, LB (Bears)

DRAFT CLASS 2016

2(29) Cyrus Jones CB Alabama
3(15) Joe Thuney OG North Carolina State
3(28) Jacoby Brissett QB North Carolina State
3(33) Vincent Valentine DT Nebraska
4(14) Malcolm Mitchell WR Georgia
6(33) Kamu Grugier-Hill CB Eastern Illinois
6(39) Elandon Roberts ILB Houston
6(46) Ted Karras OG Illinois
7(4) Devin Lucien WR Arizona State

Por segundo año consecutivo los New England Patriots viven una pretemporada pendientes de si Tom Brady podrá abrir la temporada como quarterback titular o si, esta vez de manera definitiva, tendrá que cumplir los cuatro partidos de sanción que penden sobre el por obra y gracia del «deflategate».

Hasta ese momento, hasta que se volvió a restaurar la sanción aplicada por el comisionado, el punto más importante de la «offseason» había sido quizás la llegada de agentes libres como Martellus Bennett o Jonathan Cooper quienes deben contribuir de manera inmediata a consolidar la ofensiva del equipo como una unidad de élite.

En cualquier caso, con o sin Brady, lo que todos tenemos claro es que los New England Patriots parten otra vez en la «pole position» de la AFC East y, un año más, si las cosas no se tuercen demasiado, volverán a estar en playoff y volverán a ser contendientes al anillo.

A estas alturas no hay mucho que decir de Tom Brady. Futuro «hall of famer», líder indiscutible de la franquicia y uno de los mejores quarterbacks de todos los tiempos. Si finalmente no puede iniciar los cuatro primeros partidos del curso (que incluyen visita a Arizona y duelos ante Miami, Houston y Buffalo) a buen seguro Bill Belichick ya tenga estructurado su plan de contingencia. Que no cunda el pánico.

Ni que decir tiene que si Brady no es de la partida, una vez más, los focos se volverán hacia Jimmy Garoppolo. El año pasado se quedó finalmente sin ver el campo pero ya acumula un año más en el sistema. Si llega su momento va a tener que demostrar que ya está listo. Sin duda una oportunidad de oro para subir su «stock» y quizás tener oportunidades en otro equipo.

Tras él estará el rookie Jacoby Brissett, la sorprendente elección de tercera ronda de draft. El producto de North Carolina State tiene buen tamaño y es preciso en sus pases. Como buen QB novato le falta velocidad en la toma de decisiones y obviamente aún está en fase de acoplamiento. A nadie sorprendería que pudiera llegar un veterano más reputado como válvula de seguridad si la sanción se materializa.

MVP ATAQUE. Tom Brady, sigue siendo el jefe

Asegurada su continuidad LeGarrette Blount volverá a ser el máximo exponente del juego terrestre. Su estilo contundente es muy del agrado de Bill Belichick y además ha demostrado ser más ágil y rápido de lo que aparenta apareciendo en ocasiones incluso como retornador. Brandon Bolden sería su recambio y hombre de rotación, también el molde de corredor rocoso aunque cuenta con mejores manos.

Donde aparece la versatilidad en el backfield que tanto gusta a Josh McDaniels es con el paquete que forman Dion Lewis (si está completamente recuperado de su lesión de rodilla), James White y el recién llegado Donald Brown. Todos responden al perfil de RB elusivo en campo abierto y con buenas manos para alinearse como receptores y causar «missmatch» a las defensas rivales. La competencia va a ser dura en el camp. No quiero olvidarme del «undrafted» D.J. Foster porque, si bien sus posibilidades de ganarse un puesto en el roster son reducidas, se trata de otro jugador polivalente y, vistos otros precedentes, estaría bien no perderle de vista.

El cuerpo de receptores perdió a Brandon LaFell en la agencia libre pero ha ganado a dos veteranos como Nate Washington y Chris Hogan y a los jóvenes Malcolm Mitchell y Devin Lucien vía draft. Si tuviéramos que destacar a dos de ellos tras los entrenamientos de primavera serían sin duda Hogan y Mitchell.

Hogan fue el más destacado en los OTAs y ya parece un fijo. Viene de jugar 16 partidos (sólo 4 como titular) con los Bills para sumar 450 yardas y 2 TD. Mitchell brilló por su intensidad y capacidad para hacer recepciones acrobáticas. Viene de un «pro system» al jugar para Brian Schottenheimer en Georgia y eso siempre es importante. Lucien era amenaza de big play en la Universidad de Arizona y Washington pone un plus de experiencia.

Sin duda esta será otra posición en la que habrá gran batalla en el camp para ganarse un sitio en el equipo porque desde luego Danny Amendola y Julian Edelman, recuperándose ambos de las operaciones de «chapa y pintura» a las que fueron sometidos esta «offseason», vuelven a ser las principales referencias en la unidad.

Pero si algo ha generado ilusión en los últimos meses ha sido la contratación del TE Martellus Bennett. El jugador procedente de los Chicago Bears es una presencia imponente de casi dos metros de altura y 124 kilos de peso que junto a Rob Gronkowski auguran un tándem letal en la «redzone». A nadie escapa el amor de este equipo por los tight ends y este dúo, si las lesiones les respetan, promete muchas alegrías a los fans en 2016. Michael Williams llegado de Detroit y Clay Harbor de los Jaguars buscaran su sitio en los «camps».

La línea ofensiva será a mi parecer la clave de esta temporada. El año pasado la unidad bajó su rendimiento y esto le acabó costando el cargo a su entrenador Dave DeGuglielmo. Nunca hubo una continuidad y, sea por las lesiones o por otros motivos, fue imposible encontrar una combinación estable que diera garantías. Hasta 13 offensive lines diferentes iniciaron partidos en 2015 y según la web STATS un total de 37 combinaciones diferentes fueron empleadas. Una auténtica locura.

Para solucionar la inestabilidad de la OL Belichick ha recuperado al gurú Dante Scarnecchia. Tras un año semiretirado «Scar» tratará de devolver el lustre perdido al grupo. A su disposición estará de nuevo Nate Solder, ya recuperado de su lesión, como tackle izquierdo. El alemán Sebastian Vollmer debería por tanto volver a recuperar su sitio como tackle derecho. Bryan Stork parte con ventaja para ser considerado center titular pero el jugador de segundo año David Andrews está llamando a la puerta y hay talento para las rotaciones.

En las posiciones de guarda llegan más dudas. Shaq Mason, Tre’ Jackson, el agente libre Jonathan Cooper (por el que se traspasó a Chandler Jones) o el tercera ronda Joe Thuney son los principales candidatos. Tampoco nos podemos olvidar de Marcus Cannon, Josh Kline o Cameron Fleming quienes en un momento y otro de la loca temporada pasada de la OL también fueron titulares. Por último Ted Karras, un séptima ronda, cuanta con pedigrí y luchará por entrar en el equipo.

Material humano y «coacheo» hay. Ahora veremos si las lesiones les respetan y es posible formar un grupo que garantice la protección a Brady que, no lo olvidemos, cumplirá 39 años el próximo mes de agosto.

Por segundo año consecutivo la defensa pierde a uno de los líderes del vestuario. El año pasado contábamos la salida del gran Vince Wilfork rumbo a Houston, este curso el que ha abandonado el barco tras anunciar su retirada ha sido Jerrod Mayo. La importancia de Mayo, más allá de su aportación en el terreno de juego, ha sido destacada más de una vez por el head coach. Sin duda se le echara de menos aunque sus prestaciones últimamente ya no eran lo que solían.

Quien sí era una pieza importante en el «pass rush» era Chandler Jones y el equipo decidió mandarle rumbo a Arizona en uno de los movimientos más sorprendentes de la agencia libre. El veterano Chris Long llega de los Rams para cubrir su hueco pero a sus 31 años primero tendrá que demostrar que aun tiene gasolina en el tanque. Dejando marchar a Jones parece que claro que los Pats apuestan fuerte con Jabaal Sheard. El año pasado, siendo únicamente titular en uno de los trece partidos que disputó, acumuló unos respetables 8 sacks (por 12,5 de Jones). El incombustible Rob Ninkovich apunta al otro puesto de «rusher» titular aunque ya ha bajado un tanto su nivel de juego y quizás entre más en rotaciones. Trey Flowers, al que una lesión cortó de raíz su temporada 2015, debería ser otra pieza importante en este puesto.

Nick Fairley se escapó rumbo a New Orleans en la agencia libre pero el «plan B» no tiene mala pinta. Terrance Knighton llegó procedente de los Redskins para ocupar una plaza de defensive tackle. A los 30 años de edad, cuenta con la experiencia y la calidad necesaria para contribuir inmediatamente. Junto a él debería estar Malcolm Brown. El jugador de segundo año firmó 48 placajes y 3 sacks y a sus 22 años es una de las grandes promesas del equipo.

Si Knighton y Brown responden a las expectativas podrían formar un gran dúo en el centro de la línea defensiva. Joe Vellano y Allan Branch contribuyeron en las rotaciones el año pasado y para dar profundidad al grupo llegó Markus Kuhn procedente de los Giants. Entre los rookies el producto de Nebraska Vince Valentine es toda una incógnita por desvelar.

Tras la retirada de Mayo el nuevo líder del cuerpo de linebackers será Dont’a Hightower. El producto de Alabama ya está reconocido como uno de los mejores de la liga en su posición y junto a Jamie Collins forma una pareja sensacional. Shea McClellin llega procedente de los Bears para jugar en el lado débil y, en principio, apunta a titular. El jugador de 26 años fue uno de los mejores placadores de la defensa de Chicago y su progresión ha sido constante desde que hace 4 años llegara a la NFL. Jonathan Freeny dio buen rendimiento el año pasado tras llegar de los Dolphins. Con un año de experiencia habrá que ver como es su progresión en el «training camp».

MVP DEFENSA. Dont’a Hightower tiene que asumir los galones

Con la marcha de Darrelle Revis, Brandon Browner, Kyle Arrington y Alfonzo Dennar se temía que la secundaria de New England pasara un año complicado pero lo cierto es que Logan Ryan y Malcolm Butler demostraron que el cuadro técnico no se había equivocado con un año muy serio. Ryan logró cuatro intercepciones y estuvo entre los mayores placadores del equipo y Butler demostró que no era un «one play wonder» consolidándose como un DB técnico, agresivo y de total confianza con duelos memorables ante algunos de los mejores WRs del campeonato. Ahora resta ver como se comporta en este año decisivo para él en el que buscará el gran contrato de su vida.

Justin Coleman fue el principal recambio en la posición. Es un jugador de sólo 22 años del que se espera continúe con su crecimiento y aumente su aportación. Darryl Roberts es otro hombre de rotación y habrá que ver que puede aportar la elección de segunda ronda Cyrus Jones. Como buen producto de la universidad de Alabama, es un jugador físico, con buena técnica y buen placador.

Donde no hay duda alguna es en las posiciones de safeties. Devin McCourty y Patrick Chung forman un dúo de garantías. El primero es indiscutiblemente uno de los mejores en su puesto y su rango, visión y entendimiento del juego le hacen indispensable. El segundo es un gran ejemplo de maduración. Ya no se trata simplemente de un safety pegador sino que ahora es uno de los líderes de la secundaria y un hombre en el que poco ha poco Belichick ha ido dando más responsabilidad. Puede bajar a la caja y castigar como un LB más o quedarse en cobertura con solvencia.

Duron Harmon y Jordan Richards entraron en las rotaciones y cumplieron con su papel, lo mismo que un Nate Ebner sobresaliente en equipos especiales aunque ahora parece que está más centrado en su participación en los Juegos Olímpicos con el equipo de rugby de USA.

Tras liderar la liga con 35 field goals y un 94.6% de acierto (sólo dos errores) en 2015, Stephen Gostkowski terminó con muy mal sabor de boca el pasado curso tras fallar un extrapoint en el decisivo partido ante los Broncos en la final de la AFC. A pesar de ese error sigue siendo uno de los pateadores más fiables de la liga. Como punter también repetirá Ryan Allen. El año pasado firmó una patada media de 46 yardas y colocó 31 balones dentro de la 20 rival.

Se espera que Cyrus Jones releve a Julian Edelman en los retornos de punt lo que sin duda sería un gran alivio para el WR. El rookie destacó en este apartado en los Crimson Tide y puede ser un arma interesante.

Las labores de long snapper vuelven a caer en Joe Cardona si su servicio en Navy se lo permite.

– Tight ends. Si Bennett y Gronk están sanos son la mejor dupla en el puesto
– Linebackers. Pocas unidades en la NFL son más solventes que esta.
– Línea Ofensiva. Scharnechia tiene mucho trabajo
– Equipos especiales. Algunos errores costaron caros el año pasado

Comenta la actualidad de los NEW ENGLAND PATRIOTS en su Post Oficial de nuestro foro.

VALORACIÓN FINAL
QUARTERBACKS
RUNNINGBACKS
WIDE RECEIVERS
TIGHT ENDS
OFFENSIVE LINE
DEFENSIVE LINE
LINEBACKERS
DEFENSIVE BACKS
SPECIAL TEAMS
Artículo anteriorLos Universe cumplen en la visita de los Mercenaries
Artículo siguienteLa locura de Pokemon Go llega a la NFL
Avatar
Más conocido como "Dacasan", es el fundador y editor de NFLhispano.com. Su afición al fútbol americano comenzó en el año 89 cuando tuvo la ocasión de ver su primer partido, nada menos que la mítica Superbowl XXIII entre San Francisco 49ers y Cincinnati Bengals resuelta en los últimos segundos por Joe Montana. En el año 2000 fundaba el CD Gijón Mariners club en el que ha desempeñado todo tipo de funciones.