Los Black Demons se proclamaron el pasado domingo campeones de la Liga Nacional de Fútbol Americano en categoría junior. NFLhispano.com ha tenido la oportunidad de hablar con su head coach, Alejandro Álvarez, sobre este primer título nacional juvenil para el conjunto de Las Rozas.

En primer lugar enhorabuena, ¿qué significa para Black Demons este título nacional en categoría junior?

Para Black Demons es la recompensa por mucho trabajo, de muchas personas, no sólo de los coaches. No se llegaba a una final nacional desde hacía 10 años, cuando yo empecé como junior. Muchos entrenadores y mucho trabajo después se ha llegado por fin a esto. Además para mi tiene un significado especial, estuve donde ellos han estado hace 10 años y he hecho como coach lo que no hice como jugador. Es una gran alegría y, sobre todo después de quedarnos a las puertas el año pasado, significa mucho.

¿Qué resumen harías de la final?¿Esperabas esa aparente superioridad de tu equipo?

Bueno, les habíamos estudiado mucho, los chicos estaban muy motivados, supimos manejar bien el partido y no perder la concentración. Teníamos mucha confianza en nosotros, veníamos de un muy buen momento después de Mallorca y como te digo practicamos muchas cosas para ellos y los jugadores hicieron un gran partido. Obviamente es una final, no te esperas ese marcador pero fue un partido bonito, se vio buen fútbol y ambos equipos hicieron buen papel. Espero cruzarme más veces con ellos, son un gran equipo y siempre es un placer jugar partidos así.

¿Qué destacas de tu equipo?¿Qué ha hecho a Demons campeón nacional?

Quiero pensar que el trabajo de los coaches ha ayudado, pero sobre todo los jugadores y el espíritu de familia que tienen entre ellos. Es un placer verles tanto dentro como fuera del campo. Son un equipo dentro y fuera. No hay tensiones, envidias, sólo football. Es raro que un jugador en una final venga y te diga: «Coach en la siguiente jugada sale él, que yo llevo ya muchas jugadas».

A parte de esto, somos un equipo que incide mucho en el aspecto físico, tratamos de hacer un equipo duro y que aguante dentro del campo, que sea perseverante, no solo físicamente también mentalmente. Les exigimos mucho entrenando, en el campo, aunque vayan ganando no se les admiten fallos tontos, tratamos de exprimirles a tope y eso se nota luego jugando, entre ellos mismos se exigen, al fin y al cabo nosotros no estamos dentro del campo con ellos.

¿A nivel personal cómo valoras la temporada y cómo has conseguido combinar jugar con el senior y ser HC del junior?

Bueno, es cansado pero si quieres y tienes motivación se pueden hacer las cosas. No soy el único coach Junior que está así, al fin y al cabo nuestro deporte obliga a este tipo de cosas. Sabes que vas a estar corriendo de un lado para otro y que vas a echar más horas en el campo que el conserje, pero la verdad que tiene su recompensa, los chavales dan muchas alegrías.
La valoración de la temporada…. la definiría como progreso, las categorías inferiores han crecido mucho, se está haciendo un gran trabajo y el staff cada vez es más grande. Quisiera acabar la temporada a 0, ganar todo con el Junior y también con el Cadete en Calatayud sería un gran final de temporada.

Tal y como arrancó el curso con la sanción a los equipos madrileños, ¿temías en algún momento que el equipo no tuviera oportunidad de competir por el campeonato nacional?

Si, tenía mucho miedo y además como parte de la directiva de mi club y parte activa en el conflicto lo veía todo bastante «negro». Me estaba encontrando con un equipo claramente aspirante a ganar la liga y con posibilidades de ni siquiera jugarla. Era una pena, pero al final salió todo y nos hemos llevado el titulo, no hay que darle más vueltas al tema.

La semifinal ante Voltors fue uno de los partidos más tensos de la temporada, ¿como recuerdas ese encuentro?¿Fue el partido más duro del año para vosotros?

Sin duda sí, el más duro y el más bonito. Para ser sinceros creo que fue mi final personal y creo que en parte también para los jugadores, su mayor esfuerzo fue ese partido. Hay partidos que están apretados pero por motivos ajenos al juego digamos (lesiones, cansancio, fondo de banquillo,…) este partido fue durísimo, de igual a igual, tanto para jugadores como para coaches. La defensa estaba haciendo un gran trabajo y nuestro ataque no avanzaba. La verdad que se me acababan los recursos muchas veces contra ellos. Fue una prueba, no he tenido un partido así en mi vida. Me queda un gran recuerdo, espero tener muchos así aunque no sea bueno para la salud.

Recuerdo el momento en el que mande un RB Pass porque se me acababan las opciones, no sabía que hacer, había leído a su CB en las jugadas de carrera y pensé que funcionaría. Contuve la respiración hasta que vi el catch, era una jugada no ensayada y dependía 100% de los jugadores, pero la verdad que confío mucho en ellos.

Como cada año junior al final llega la renovación, ¿cuantos jugadores pierde el equipo para el año que viene?¿Volverá a ser Demons aspirante?

Perdemos a 6 jugadores, todos piezas importantes pero los que se quedan son muy buenos y creo que volveremos a ser aspirantes sí. La cantera de cadetes es brutal, están muy bien entrenados y entrenan siempre con el junior lo que les da un gran nivel. A día de hoy la mitad de los cadetes que juegan conmigo son titulares y piezas clave en el equipo. Se notarán las ausencias pero conseguiremos mantener el nivel, estoy seguro.

Para terminar, ¿a quién dedicas el campeonato?

Pues a los jugadores, su esfuerzo la temporada pasada y esta ha sido enorme, creo que se lo han ganado y se lo dedico a ellos.