Arizona frena a Cincinnati en la noche de Carson Palmer

885
Carson Palmer fue de menos a mas (azcardinals.com)
Carson Palmer fue de menos a mas (azcardinals.com)
Carson Palmer fue de menos a mas (azcardinals.com)

Un field goal de 32 yardas de Chandler Catanzaro a dos segundos del final dio la victoria a los Arizona Cardinals por 34-31 ante los Cincinnati Bengals en un vibrante «Sunday night» en el Estadio de la Universidad de Phoenix.

El field goal pudo haber sido bastante más lejanos de no ser porque el jugador de Cincinnati Domata Peko fue castigado con una conducta antideportiva por cantar las señales de la ofensiva cuando los Cardinals (8-2) se preparaban para hacer el ‘spike’ que parara el tiempo para hacer la patada.

La penalización, que no es de las que más se ve habitualmente, provocó la indignación tanto del jugador «hemos jugado ante los Cardinals y ante los árbitros», como del head coach de los Bengals Marvin Lewis. «Es bastante ridículo», declaró.

Carson Palmer (20/31, 317 yardas, 4 TDs) se sobrepuso a las dos intercepciones que lanzó al inicio del partido cuando, con 57 segundos para el final, completó tres rápidos pases para mover las cadenas y llevar al equipo al field goal range después de que los Bengals empataran el encuentro a 31.

Andy Dalton (22/39, 315 yardas) lanzó dos pases de touchdown para los Bengals (8-2), ambos para Tyler Eifert. El segundo de ellos, un envío de 10 yardas, corto las diferencias a 31-28 con 3:44 para el final. Mike Nuggent empató después con un field goal de 43 yardas a 1:03 de la conclusión.

El rookie de los locales Arizona J.J. Nelson fue en esta ocasión el gran aliado de Palmer atrapando 4 pases para 142 yardas, incluyendo uno de 64 para touchdown. El QB de los Cards ya había dicho durante la semana que jugar contra su ex-equipo no era un partido más, suma 11 pases de TD en los últimos tres partidos, 4 ante Cleveland, tres ante Seattle y otros cuatro ante Cincinnati.

Palmer, de 35 años, llegó a la NFL tras ser elegido con el número uno del draft de 2003 por los Cincinnati Bengals. En la franquicia de Ohio militó durante siete temporadas hasta que fue traspasado a los Oakland Raiders en 2011 tras la llegada de Dalton.