Alemania luchará por el quinto puesto

472

No fue bonito pero no por ello fue menos importante. Alemania consiguió la primera victoria de un equipo europeo en el Mundial de Austria después de imponerse a Australia por 30-20 en un partido muy emocionante en el que los Aussie ofrecieron algunos de los mejores momentos de lo que va de torneo.

Alemania empezó el partido con mucha autoridad moviendo bien las cadenas y frenando con velocidad cualquier intento de la ofensiva australiana. Fruto de esta superioridad llegaron los dos primeros touchdowns del partido.

El RB Jerome Morris, totalmente recuperado del percance que le hizo salir en camilla en el partido contra Estados Unidos, fue el encargado de inaugurar el marcador con una carrera desde la yarda 2 tras una buena recepción de Pascal Maier y poco después era Niklas Römer el que superaba por velocidad a la defensa Aussie y llevaba hasta la end zone un buen pase profundo de Joachim Ullrich.

Sin embargo la confianza alemana quedaba seriamente dañada cuando el TE Locklan Gilbert atrapaba un pase cerca de la banda y escapándose del intento de placaje de varios defensores, se iba en solitario hasta la anotación. De esta manera Gilbert tenía el honor de lograr la primera anotación de su país en un Mundial.

El siguiente drive de Alemania terminaba en las proximidades de la zona de anotación australiana donde la defensa aussie se hacía grande y obligaba a los europeos a conformarse con el field goal que ponía el 17-7 en el electrónico del Tivoli Stadium.

El kicker Dennis Wiehberg volvía a salir poco después a escena porque Jasson Scott recuperaba un fumble en el drive australiano y Alemania aprovechaba para lograr 3 puntos más (20-7).

Los oceánicos no se daban por vencidos y con un gran drive en el que destacaron un «fake punt» y un pase para touchdown en cuarto down pusieron un 20-14 con el que parecía se iba a llegar al descanso.

Alemania gestionó bien los segundos restantes y, con 4 décimas en el reloj, Wiehberg lograba su tercer field goal de la tarde. Al descanso 23-14 para los europeos.

En la reanudación ambos equipos intercambiaron sendos tres y fuera pero, en su segundo drive del tercer cuarto, Australia comenzó a mover las cadenas con solvencia. La defensa alemana parecía que salvaba la situación con un sack de Robert Zernicki pero los aussie se jugaban un cuarto down en 4&8 y lo salvaban con un espectacular touchdown de Gilbert.

En la jugada el australiano resultaba lesionado y, como quiera que también hacía funciones de kicker, su equipo se vio obligado a jugársela de dos puntos. La conversión no fue buena.

Parecía que Australia llegaba con la inercia necesaria para remontar el partido pero entonces el equipo europeo resurgía de sus cenizas y con una buena defensa y un nuevo touchdown de Römer acababa con las esperanzas australianas.

De ahí al final los germanos controlaron en todo momento del partido y, basando su juego en las carreras de Danny Washington y Jerome Morris consumieron el tiempo de juego hasta poner rodilla en tierra para cerrar el encuentro.

De esta manera Alemania jugará por el quinto puesto ante el vencedor del duelo entre Francia y Austria y Australia luchará por no acabar como último clasificado ante el perdedor de ese mismo partido.

ESTADÍSTICAS