Washington Redskins

542

Cabecera Redskins


Record 2009:
4-12 (3-5 local)
Puntos anotados/encajados: 266-336 (-70)

Draft 2010:

Ronda Jugador Pos College
1-(4) Trent Williams OT Oklahoma
4-(103) Perry Riley LB LSU
6-(174) Dennis Morris TE Louissiana Tech
7-(219) Terrence Austin WR UCLA
7-(229) Erik Cook C New Mexico
7-(231) Selvish Capers OT

West Virginia

Estadísticas 2009:

Categoría
Total
NFL
Yardas Totales
312.5
22º
Yardas de Carrera
94.4
27º
Yardas de Pase 218.1 16º
Yardas Totales Permitidas
319.7
10º
Yardas de Carrera Permitidas
112.4
16º

Yardas de Pase Permitidas

207.2
Redskins Depth Chart
ALTAS

Donovan McNabb

QB STL
Larry Johnson RB PIT
Artis Hicks OG PIT
Maake Kemeoatu NT PIT
Phillip Buchanon CB PIT
Adam Carriker DE PIT
Jammal Brown OT PIT
BAJAS
Chris Samuels OT Ret
Antwaan Randle El WR PIT
Fred Smoot CB
Laddel Betts RB

Si existiese una versión para franquicias de NFL del programa televisivo «Cambio Radical», este sería sin ninguna duda al que se hubiesen presentado los Washington Redskins al final de la pasada campaña. Una lamentable temporada (4-12) dio por finalizada la breve andadura de Jim Zorn en la Capital. El peculiar entrenador comenzó ilusionando, pero terminó perdiendo el control del vestuario y el respeto de los aficionados. Desde comienzos de temporada se sabía ya que los días de Zorn en Washington estaban contados, y esto hizo todavía más difícil la convivencia dentro del vestuario, en donde se dieron varios casos de irreverencias y falta de respeto hacia el entrenador. La franquicia necesitaba un cambio de rumbo drástico y la solución no podía limitarse a un cambio de head coach, la afición y la prensa llevaban tiempo pidiendo el corte de alguna cabeza en los escalafones más altos del organigrama. Desde que en el año 2.000 Dan Snyder comprará el equipo, él y su amigo Vinny Cerrato estaban al mando de las operaciones del equipo y el front office, y se podría decir sin miedo a equivocarse que eran considerados el hazmerreír del resto de la liga. Incontables son las tomaduras de pelo que les han hecho negociando trades, y cómo cada free agent importante les sacaba hasta el último dólar para luego pasarse un par de años de vacaciones en D.C. hasta que finalmente era cortado. Hasta el propio Dan Snyder entendió que un cambio en esa dinámica era necesario y en el mes de Febrero se decidió a «despedir amigablemente» a su compañero de fechorías Vinny Cerrato, y decidió que a partir de entonces iba a contratar un general manager y él se iba a quedar al margen de toda decisión deportiva o administrativa. Para cumplir con la misión encomendada, Snyder contrató al general manager Bruce Allen, antiguo GM de Raiders y Buccaneers. Es un hombre con una gran fama en la liga y con un gran talento para gestionar plantillas en el más amplio de los significados de la palabra gestionar. El hecho de que Allen fuera gran amigo de Mike Shanahan fue un factor importante en su contratación, ya que éste era el hombre que Snyder quería como HC, y sabía que Allen iba a ser capaz de convencerlo.

 

Así fue, pocos días después, los Skins confirmaban que Mike Shanahan iba a ser el head coach de los Redskins para los próximos años, y esa fue sin duda la mejor noticia para la afición de los capitalinos en la postemporada. Shanahan quiso hacer una remodelación completa del coaching staff, y las primeras decisiones fueron contratar a un nuevo coordinador ofensivo y defensivo. El coordinador ofensivo no es otro que su hijo, Kyle Shanahan. Kyle, de 31 años, es uno de los coordinadores más jóvenes de la liga, pero es también uno de los más talentosos. Llegó a los Houston Texans cuando tenía 26 años, en principio como ayudante de entrenador, ascendiendo año a año, entrenador de receptores, entrenador de quarterbacks y finalmente coordinador ofensivo en 2008. Y desde que empezó como entrenador de receptores cuando los Texans eran el segundo peor ataque de la NFL, dejó el año pasado al equipo como el cuarto mejor ataque total de la liga y el mejor en ataque aéreo. Es sin duda una gran mente ofensiva que seguro que crecerá los próximos años bajo la tutela de su padre. Para ser coordinador defensivo Shanahan trajo a Jim Haslett, antiguo DC de equipos como los Steelers, Saints o Rams. Tendrá la difícil tarea de reconvertir a la defensa de los Redskins en una defensa 3-4, pero de eso ya hablaremos en el apartado defensivo. Pero los cambios en la franquicia no se quedaron en el staff, los Redskins sorprendieron allá por el mes de marzo con la contratación del quarterback de los Eagles Donovan McNabb, a cambio de la segunda ronda del Draft’10 y una elección condicional en 2011. McNabb estaba empezando a ser cuestionado en Philadelphia y buscaba un nuevo hogar, los Redskins estaban cansados de Jason Cambell, y buscaban un nuevo quarterback, eran el matrimonio perfecto. Veremos si Shanahan consigue hacer con Donovan lo que hizo con Elway en sus primeros años en Denver, y McNabb consigue por fin, ganar ese anillo que tanto desea y no ha podido ganar en los Eagles a pesar de haberse quedado tan cerca tantas veces.

 

Photobucket

Donovan McNabbMVP ATAQUE. Donovan McNabb. Su misión en 2010 está clara, liderar a este equipo

Ya hemos comentado con anterioridad la llegada de Kyle Shanahan como coordinador y las buenas sensaciones que deja tras su paso por Houston, pero no estará sólo en la banda ya que su padre es una excelente mente ofensiva y entre los dos llevan meses preparando un plan para 2010. Implantarán su versión de la WCO, con el lema Run First, de modo que será un ataque basado en la carrera, con pases cortos y seguros para tratar de abarca el máximo tiempo posible la posesión. Además se unen la fama que tiene Mike para sacar el máximo partido a los runningbacks, gracias a un sistema de cobertura en zona en los bloqueos de la línea, y la capacidad que tiene Kyle de formar un ataque aéreo demoledor. Una cosa está clara, el ataque de los Redskins será mucho más vistoso que en 2009, podéis apostar por ello. La línea de ataque de los Redskins en 2009 puede ser catalogada sin posibilidad de error como la peor línea de la liga, Campbell sabe de lo que estoy hablando…Y seguramente la prioridad número uno para que el ataque de los Shanahan funcione es tener una gran línea ofensiva.

 

Para ello se han hecho varios movimientos en postemporada. La retirada de Chris Samuels dejó un hueco muy importante en la posición de left tackle, y para cubrirlo los Redskins con el primer Draft inteligente en muchos años eligieron con el cuarto pick de primera ronda al tackle procedente de Oklahoma Trent Williams, de quien se espera se convierta en nuevo left tackle franquicia del equipo. A su lado, como guard, estará Derrick Dockery en su segundo año en el equipo tras su vuelta desde Buffalo y que fue uno de los pocos que rindió bien la temporada anterior. El center será un año más el veterano Casey Rabach, recientemente renovado, y como right guard, tras la reciente y sorprendente baja de Mike Williams por coágulos de sangre cerca del corazón, estará el recién firmado agente libre Artis Hicks, procedente de los Vikings. Como tackle derecho, Stephon Heyer era la apuesta, pero 15 días de entrenamientos bastaron para que Shanahan lo descartase y por eso los Redskins han hecho el esfuerzo a última hora de contratar al LT pro bowler de los Saints, Jamaal Brown, a quien los Saints buscaban una salida. Es un tremendo jugador, que está acostumbrado a jugar por la izquierda, pero que tiene experiencia también por la derecha y sin duda será una gran adquisición. Con este quinteto de defensores de McNabb, la línea pasa de golpe a ser una de las a priori más competitivas de la liga, veremos si cumplen con esa expectativa…especialmente difícil lo tendrá el rookie Williams quien se va a enfrentar a defensive ends que han sido Pro Bowlers en 11 de los 16 partidos de la próxima temporada. Quitando el quinteto inicial, los reservas no tienen grandes nombres. De la extensa lista de jugadores que forman el roster actual los que más posibilidades tienen de entrar en el roster final son, Will Robinson y el rookie Selvish Capers como tackles, Chad Rinehart y Will Montgomery como guards y Edwin Williams como center.

 

Como ya hemos comentado, el quarterback que estará al frente del nuevo proyecto es Donovan McNabb. La etapa de Jason Campbell estaba más que terminada tras la nefasta temporada pasada, y descartando la posibilidad de encontrar a un QB franquicia en el Draft, ya que el único posible iba a ir camino de St Louis, la gerencia optó por hacer una apuesta por el presente y contratar al veterano quarterback procedente de Syracuse. Donovan sabe que está ante su última posibilidad de conseguir una anillo, por eso desde el primer día se ha puesto a trabajar al 100% y a ejercer de líder dentro y fuera del campo, y eso esta dando frutos ya sin empezar la temporada. Su sustituto será el fichaje estrella de este verano, Rexy “the sexy” Grossman, con el que el coordinador Kyle Shanahan estuvo el año pasado en Houston y en el que ha confiado para un importante puesto en el equipo. El tercero en discordia será el ex jugador de Dolphins y Ravens John Beck, quien ha sido contratado para sustituir a Colt Brennan que no ha terminado de convencer a Shanahan.

 

El backfield de los Redskins sería un elenco estelar si estuviéramos en 2.005, pero desafortunadamente han pasado 5 años desde entonces y lo que tenemos son a 3 grandes nombres, pero con muchas millas en sus piernas y golpes en sus cuerpos. El hombre principal será Clinton Portis. Tras pasar un año pasado malo, con malas relaciones con Zorn etc., este año en cuanto llegó Shanahan tuvo una charla con el y éste le dejó muy claro lo que esperaba de él para poder mantenerse en el equipo, Portis se puso las pilas y se ha mostrado a un gran nivel físico en las OTAs de modo que no hay dudas de que entrará al training camp siendo el corredor nº1 del equipo. El nº2 parece que será Larry Johnson. El corredor procedente de Kansas City llega a Washington al igual que McNabb buscando su última oportunidad de ganar. Al igual que a Portis se le ha visto a gran forma y ha estado entrenando muy duro en las OTAs. El uno-dos está claro, pero el puesto de tercer corredor va a traer más cola, Willie Parker parecía el hombre, pero muchos coinciden en que esta muy «pasota» en los entrenamientos y actualmente el jugador de segundo año Ryan Torain, drafteado por Shanahan hace 2 años, le ha tomado la delantera. Pero la situación puede cambiar si como apuntan los rumores Brian Weestbrok termina firmando por los Redskins, pero eso ya lo sabréis cuando estéis leyendo esta previa. Como fullback estará el veterano de 35 años Mike Sellers, al menos a priori, ya que ya hay voces que apuntan a que Sellers será cortado debido a que no es el tipo de FB que le gusta usar a los Shanahan y además el año pasado tuvo algunos rifirrafes con compañeros de equipo. Si el Rookie Dennis Morris muestra sus credenciales en el training camp, es muy posible que ese sea el escenario. Morris es un gran receptor, pero además es un bloqueador bestial. De todos modos la alternativa de que se quede un año en el practice squad aprendiendo de Sellers para sustituirle el año que viene esta también muy presente.

 

El cuerpo de receptores es como en los últimos años el punto débil del ataque, con un Santana Moss que está llegando al final de su carrera y con las eternas promesas Devin Thomas y Malcolm Kelly que no terminan de dar el salto esperado. Devin Thomas dio muestras de mejoría el año pasado, veremos si este año puede explotar definitivamente. Por contra Kelly parece abocado a terminar fracasando y ya se rumorea que o mucho trabaja en el training camp o es carne de corte en Septiembre. En la agencia libre se han contratado a dos veteranos como Joey Galloway y Bobby Wade para dar más profundidad a la posición, y en el draft se eligió a Terrence Austin pero meramente como un retornador. Otros nombres como Roydell Williams, Mike Furrey o Anthony Armstrong están actualmente en el equipo, pero con escasas opciones de entrar en el roster. Veremos que es capaz de hacer con esa materia prima el nuevo entrenador de receptores Keenan McCardell. Al contrario que con los receptores, no hay ninguna duda con los tigh ends, ya que los Skins tienen a una de las mejores parejas de la liga. Son Chris Cooley de vuelta tras perderse 10 partidos el año pasado por lesión, y Fred Davis que aprovechó esa baja de Cooley para explotar y pasar a ser un jugador importante del equipo. Los Shanahan acostumbran a jugar con varios paquetes de dos TE, y con estos dos a la vez en el campo McNabb puede hacer mucho daño. Para el puesto de TE más bloqueador se contrato a Sean Ryan de los Chiefs, pero las OTAs le han bastado al joven Lee Vickers para hacerse con el puesto y desbancar al veterano.

 

Photobucket

Brian OrakpoMVP DEFENSA. Brian Orakpo. Con una defensa hecha a su medida debe ser dominante.

La defensa de los Redskins parecía el menor de los problemas en 2009, aunque bien es cierto que había bajado algo sus prestaciones respecto a años anteriores, también es verdad que seguramente la paupérrima actuación del ataque partido tras partido tuvo mucho que ver en ello. De todos modos Shanahan quiso que el lavado de cara del equipo fuera total y se trajo consigo al experimentado coordinador defensivo Jim Haslett para que implantara una defensa 3-4 en la Capital. Aunque en un primer momento vista la plantilla no parece la mejor de las decisiones, Haslett ya ha advertido que la defensa va a ser muy versátil, que va a ser un híbrido entre la 4-3 y la 3-4, y que los jugadores van a ser aprovechados al máximo en cada puesto. En la línea defensiva nos encontramos con el primer problema, y no es un problema barato precisamente, Albert Haynesworth. Primero su negativa de jugar en una 3-4, y después su ausencia en las le han dejado en una situación difícil. Aunque parece que en los últimos días ha estado hablando con Shanahan y no les queda más remedio que entenderse. Si cuando leáis esto sigue en el equipo, entonces jugará cómo end en la defensa 3-4. Dicen que ha perdido 32 libras de peso respecto al año pasado, no se yo si como estrategia para que no le pongan de NT…, sea como fuera, parece que su mejor posición es la de jugar por fuera, y si lo hace con ganas no hay dudas de que será muy productivo.

 

Para jugar de nose tackle los Redskins firmaron a Maake Kemoeatu procedente de Carolina y que se ha pasado un año en blanco por lesión, pero como sigue recuperándose lo más seguro es que quien empiece jugando en ese puesto sea Kedric Golston. Por el otro lado se repartirán los snaps el veterano Phillip Daniels y el fichaje procedente de St Louis Adam Carriker, quien llega tras no haber triunfado en los Rams como DT a jugar en una posición, la de end, hecha más a su medida. Los Skins han contratado una gran cantidad de líneas y linebackers que probaran en pretemporada para ver quienes se adaptan mejor al puesto. Pero si me tengo que mojar, supongo que el jugador de segundo año Jeremy Jarmon, Rob Jackson y Anthony Bryant darán profundidad a la línea. Sin duda al que mejor le viene el cambio a la defensa 3-4 es a Brian Orakpo, quien jugando el año pasado como LB en una 4-3 ya consiguió 11 sacks, y del cual este año han asegurado que jugando de OLB va a atacar al quarterback en un muy alto porcentaje de snaps. El hombre que le dará un respiro si lo necesita en principio puede ser Chris Wilson, otro end convertido a linebacker. Por medio estarán el incombustible London Fletcher y Rocky McIntosh, que pasará de jugar en un lado a jugar por el medio. Por último por la izquierda estará Andre Carter, en un nuevo cambio de posición en su carrera. El año pasado como end consiguió 11 sacks y este cambio no parece muy adecuado para él, pero lo que es seguro es que no puede jugar de end en la 3-4 de modo que lo que queda otra opción que aclimatarse de nuevo rápido a la posición. Su recambio será Lorenzo Alexander. El relevo por el medio vendrá de la mano del veterano Chris Draft y del rookie Perry Riley.

 

La secundaria no ha sufrido prácticamente variaciones respecto a la del año pasado. A pesar de que no estuvo a un buen nivel el año pasado comparada con la buena actuación de la defensa en general, los Redskins fueron el vigésimo octavo equipo de la liga en número de intercepciones. El corneback número uno será DeAngelo Hall, estrella de la secundaria, y que volvió a rendir a un muy buen nivel tras un bache en su carrera. Como nº2 si finalmente firma su contrato tendremos al ya casi veterano Carlos Rogers, quien es bastante bueno pero pone muy nerviosos a los fans con su capacidad innata de dejarse caer intercepciones seguras. El hombre nickle será Phillip Buchanon, que llega de los Lions para suplir la baja de Fred Smoot, que fue cortado junto con otros 10 jugadores nada más abrirse el mercado. Para ser el dime del equipo habrá una dura lucha entre los jóvenes Justin Tryon y Kevin Barnes, y en principio Tryon parte con ventaja ya que tras una gran actuación en las OTAs hay quien apunta incluso que podría estar por delante de Buchanan en la rotación. El mayor cambio de la secundaria será la vuelta de LaRon Landry a la posición de strong safety, tras un par de años como free safety en donde se le ha visto bastante perdido, sobretodo en cobertura. Volviendo cerca del box, tendrá menos responsabilidades en cobertura y se podrá aprovechar mejor su peligrosidad entrando en blitz y su fiereza en los placajes. Su suplente será Chris Horton, quien tuvo un gran primer año, pero que su momento parece que esta perdiendo gas e incluso podría quedarse fuera del roster a favor de Lendy Holmes. Al lado de Landry estará Reed Doughty, que es el típico jugador que tanto gusta a los entrenadores y que definitivamente se colocó por delante de Kareem Moore tras su estrepitosa pifia contra los Saints el año pasado.

 

Photobucket

Bastantes cambios también en los equipos especiales en la capital para no desentonar. El punter de gran calidad Hunter Smith, quien fue casi el mejor jugador del ataque el año pasado, con dos touchdowns, no fue renovado y en su lugar ha llegado Josh Bidwell Procedente de los Buccaneers, donde chutó su último punt en 2008 ya que se pasó el 2009 en injury reserve. El kicker será el joven y prometedor Graham Gano, que llegó el año pasado a mitad de campaña para sustituir a Shaun Suisham quien estaba realizando una mediocre campaña. Gano chutó los 4 partidos que jugó con un hueso del pie de apoyo roto, y aun así anotó los 4 field goals que intentó y chuto consistentemente lejos en los kickoffs. Esta pretemporada le han traído la competencia de Justin Medlock, pero dos OTAs han bastado para demostrar que es superior y por tanto forzar el corte de Medlock.

 

En los retornos la situación no es muy clara aún. Al retornador del año pasado se le cortó debido a su escaso rendimiento, y parece ser que tres jugadores lucharán por el puesto de retornador principal entrando al trainingcamp. El primero es el cornerback Phillip Buchanon, con un buen historial en retornos pero de eso hace ya algunos años. Los otros dos son dos rookies, el drafteado en séptima ronda Terrence Austin con un gran historial de retornos en UCLA aunque casi nunca conseguía touchdowns de retorno. El otro es el undrafted Brandon Banks, jugador de equipos especiales el año pasado de la BIGXII tras conseguir una media de casi 30 yardas por kickoff y 10 por punt retornado, además de cuatro touchdowns. Aunque es muy difícil que un jugador de 5-7 pies y 150 libras consiga hacerse con un hueco de un roster en la NFL.

 

Photobucket
la llegada de Mike Shanahan y Donovan McNabb es sin duda la mejor noticia para los aficionados de los Redskins. Se ha formado un equipo sólido y veterano, que si funciona bien puede aspirar a todo desde este mismo año.
DOWN Por contra tanta veteranía en el equipo es un arma de doble filo. Teniendo el roster más viejo de la liga, y a muchos jugadores recién contratados que llegan de largos parones por lesión hay sin duda un gran peligro de fracaso. Si se acumulan lesiones y las cosas no van bien desde un principio podría ser un año largo para los aficionados.

Comenta la actualidad de los WASHINGTON REDSKINS en su Post Oficial de nuestro foro.