Los Dracs de nuevo campeones tras derrotar a Imperials

Victoria por 56-14 de los de Oscar Calatayud en la final de Reus

1775
Los Dracs celebran sobre el campo su título liguero (FEFA)

Los Badalona Dracs se proclamaron por segundo año consecutivo campeones de la LNFA Serie A tras superar con autoridad a los Reus Imperials por 56-14. El running back Edu Morlans, autor de cuatro touchdowns, fue elegido como MVP del partido.

En un primer cuarto bastante equilibrado los de Badalona lograron el único TD de ese periodo gracias a una intercepción retornada para TD por el mexicano Marcos Carmona. Los de negro y plata pudieron haber aumentado las diferencias pero una intercepción de los Imperials a Sergi Gonzalo cuando Dracs amenazaba la endzone lo impidió.

Los de Reus recortaron diferencias en el segundo cuarto cuando, tras una gran carrera de Chris Smallwood, el finlandés Henri Laine coronó el drive con una recepción de TD a pase de Brady Huber. Por desgracia para los anfitriones no duro mucho la alegría. Un “big play” de Joey Herrick devolvía la ventaja a los Dracs se manera casi inmediata y, tras recuperar un sorpresivo “onside kick”, los de Oscar Calatayud ampliaron las distancias aún más con el primero de los touchdowns de Morlans en carrera de 4 yardas.

No sería el único golpe de efecto que decantaría la final del lado badalonés. A pocos segundos del descanso y en cuarto down, un pase largo de Sergi Gonzalo era atrapado en la end zone de manera espectacular por Herrick dejando el marcador en el 28-7 con el que ambos equipos se retiraron a los vestuarios.

Tras el intermedio llegó la fractura definitiva. Primero Herrick firmaba un gran retorno de kickoff y poco después era de nuevo Morlans el que ampliaba aún más las diferencias. Después un “pick-6” de Ian Escoda, el segundo para Dracs en este partido, colocaba ya una brecha de 28 puntos insalvable para los de Bart Iaccarino.

Una escapada de más de 40 yardas de Smallwood suponía la segunda anotación para Imperials pero de ahí al final del partido Edu Morlans redondeaba su actuación con otros dos touchdowns que le permitieron sellar su candidatura como mejor jugador de la gran final.