NEW ORLEANS SAINTS

RANKINGS 2015 (7-9, 3º NFC SOUTH)

Ataque Media NFL
Puntos Anotados 25,5
Yardas Totales 403,8
Yardas de Carrera 93,2 24º
Yardas de Pase 310,6
Defensa Media NFL
Puntos encajados 29,8 32º
Yds tot. permitidas 403,8 31º
Yds car. permitidas 129,8 31º
Yds pas. permitidas 284,0 31º

TRANSACCIONES PRINCIPALES

SALIDAS:

Brandon Browner, CB (Seattle)
Rafael Bush, S (Detroit)
Seantavius Jones, WR (Philadelphia)
Khiry Robinson, RB (NY Jets)
Benjamin Watson, TE (Baltimore)
David Hawthorne, LB (F.A.)
Jahri Evans, G (F.A.)
Marques Colston, WR (F.A.)

LLEGADAS:

Coby Fleener, TE (Indianapolis)
Craig Robertson, LB (Cleveland)
James Laurinaitis, LB (Los Angeles)
Nick Fairley, DT (Los Angeles)



DRAFT CLASS 2016

1(12) Sheldon Rankins DT Louisville
2(16) Michael Thomas WR Ohio State
2(30) Vonn Bell S Ohio State
4(22) David Onyemata DT Manitoba
7(16) Daniel Lasco RB California

Nueva Orleans ha terminado con un balance 7-9 en tres de sus cuatro últimas temporadas. Las dos últimas seguidas. Y el problema en esas tres temporadas perdedoras estuvo en la Defensa, que finalizó clasificada como la 28º, 31º y 32º de la liga en puntos encajados.

Con tres temporadas perdedoras de cuatro, sin apariciones en playoffs desde 2013, y una defensa que no parece ser capaz de mejorar a pesar de los cambios y de los recursos que la organización le dedica, la situación del head coach de los Saints, Sean Payton, no es precisamente la más cómoda. Y eso a pesar de que Nueva Orleans no es una organización como las demás… El recuerdo del pasado anterior a la era Payton-Brees sigue presente en la memoria de aficionados y propietarios. Quizá sea ese el motivo por el que, a pesar de los resultados, Sean Payton firmó una extensión de contrato por 5 temporadas hace apenas unos meses. Pero eso no significa que el HC de los Saints no deba sentir la presión. De hecho, otra temporada perdedora podría convertir su puesto en uno de los más calientes de la NFL. En cualquier otra franquicia su puesto ya estaría ocupándolo otro entrenador.

Por otro lado tenemos la cuestión Brees. El veterano QB, de 37 años, mantiene sus números en el extremo contrario, liderando la NFL en yardas de pase en tres de las cuatro últimas temporadas. Actualmente está jugando la última temporada de un contrato que fue el mejor cuando se firmó hace unos años, pero que actualmente está por debajo de lo que están ganando los QB stop (y no tan top). Los Saints no le han ofrecido todavía una extensión y Brees ha dejado claro su malestar ante la situación. El QB sabe que se acerca a la recta final de su carrera y que la diferencia entre un buen contrato y uno malo está en mantenerse sano y en tener un gran año.

Drew Brees terminó la pasada temporada como uno de los mejores QBs de la liga. Su porcentaje de pases completos fue el séptimo mejor en la NFL, con 77,2%. A pesar de su edad, no hay motivos para pensar que el rendimiento del veterano QB vaya a bajar esta temporada, por lo que los Saints siguen teniendo a uno de los mejores QBs de la liga.

Si Brees se lesiona, su suplente es Luke McCown. Un QB veterano y solvente, que ya ha demostrado que puede hacerse con las riendas del equipo, a pesar de que no sería en absoluto lo deseable. El tercer QB es Garret Grayson, procedente de Colorado State en su segundo año en la liga.

El cuerpo de corredores del equipo es una unidad bajo sospecha. Mark Ingram es sin duda el que lleva el peso, y un corredor con buenos números si consigue mantenerse sano. Su marca de 2,9 yardas después del contacto fue la quinta mejor de la liga. C.J. Spiller, en cambio, es una sombra del jugador que una vez fue y sus números resultan cada vez menos determinantes. El rookie Daniel Lasco, de la Universidad de California, tiene potencial para ser el recambio de Spiller como veloz especialista en tercer down, pero su último año en college sembró algunas dudas y habrá que ver su adaptación a la NFL.

El veterano John Kuhn, procedente de los Packers, será el FB del equipo. Su aportación deberá consistir en bloquear, y eso es algo que el tres veces pro-bowler sabe hacer bien.

MVP ATAQUE. Brandin Cooks. Tras una temporada rookie ilusionante, llegó una segunda temporada sobresaliente. Es un jugador ofensivo letal, un auténtico playmaker, y el objetivo favorito de Drew Brees una vez que Marques Colston se ha retirado

El cuerpo de receptores de los Saints ha sufrido un cambio radical en los últimos años, con Marques Colston y Lance Moore retirados, y Kenny Stills y Jimmy Graham traspasados.

Con Marques Colston (gracias por todo, “Quiet Storm”) fuera del equipo, el WR#1 será el jugador del tercer año, Brandin Cooks, quien impresionó la pasada temporada. Willie Snead le acompañará como WR#2, aunque es posible que el rookie Michael Thomas tenga más de una ocasión para mostrar su talento y acabe robándole la posición a Snead. Brandon Coleman, Reggie Bell y R.J. Harris, completan una unidad cuyo mayor problema es que no hay garantías de éxito más allá de los receptores titulares.

Una de las decisiones más polémicas ha sido la de permitirla marcha del TE Ben Watson, para firmar a Coby Fleener por 36 millones por 5 años. Es la segunda temporada seguida en la que Brees tiene que acostumbrarse a un nuevo TE. Fleener viene de Indianapolis, donde no ha conseguido brillar a pesar de jugar para su compañero en Stanford Andrew Luck.

En cuanto a la Línea Ofensiva, podríamos decir que en el peor de los casos los Saints tienen una unidad solvente. Si rinde en condiciones podemos estar hablando de una de las mejores líneas ofensivas en la NFL. El verdadero problema es no saber con certeza a qué nivel van a rendir. El LT Terron Armstead es un tackle de élite, bueno tanto en pase como en carrera, con potencial para mejorar incluso más. A su lado, el LG Tim Lelito es uno de los mejores guards bloqueando carrera, pero con muchas dificultades en protección de pase.

El Center, Max Unger, tuvo su mejor temporada desde 2011, pero no fue ni mucho menos excepcional. El rookie Andrus Peat, RG, mostró buenas maneras en una buena temporada, y se espera progresión para este 2016. Zach Strief es otro de los mejores tackles de la liga, y aunque la pasada temporada no fuera la mejor de su carrera, puede recuperar su mejor forma. Si todos estos jugadores son capaces de explotar todo su potencial, podemos estar hablando de una Línea Ofensiva temible. Si no, Brees podría encontrarse en problemas.

En cualquier caso, la ofensiva nunca ha sido una asignatura pendiente durante la era Sean Payton, y no parece que vaya a serlo tampoco esta temporada.

A pesar de los resultados, o quizá a consecuencia de estos, la franquicia ha hecho todo lo posible por reforzar la defensa en la agencia libre. Se ha firmado a los LBs Nathan Stupar, Craig Robertson y James Laurinitis. Pero a pesar de ellos, la unidad de LB está considerada como una de las peores de la NFL. El DT Nick Fairley ha firmado por un año a prueba, y el veterano Safety Roman Harper, de 32 años, ha vuelto por una temporada.

El front-seven de los Saints fue una de sus mayores debilidades la pasada temporada, especialmente contra el juego de carrera, permitiendo 4,9 yardas por acarreo en la que fue la peor marca de la liga. El DE Cam Jordan es una de las pocas estrellas de la unidad, pro-bowler con dobles dígitos en sacks en dos de sus tres temporadas. Con Fairley y el rookie Sheldon Rankins como DT, Cam Jordan y Kasim Edebali (DE) deberían llegar con mayor facilidad al QB rival.

Detrás de la línea, los Saints cuentan con una unidad de linebackers que, dejando a un lado al jugador de segundo año Stephone Anthony, y con la incógnita sobre lo que Lauranitis puede hacer en este equipo, carece de jugadores que hagan creer que va a ser mejor que el año pasado. Dannell Ellerbe será el tercer titular en la unidad, después de que una lesión haya dejado a Hau’oli Kikaha fuera para toda la temporada.

Una mejoría en la Línea de Defensa restaría presión en otras unidades de la defensa, lo que podría traducirse en una mejoría en la secundaria, una unidad que tiene potencial para ser grande, y que podría ser la clave para una temporada exitosa de los Saints.

MVP DEFENSA. Delvin Breaux. No sólo ha mostrado maneras de CB de élite en su primera temporada, además es un nativo de Nueva Orleans con una historia de superación a sus espaldas (estuvo a punto de dejar el football tras fracturarse varias vértebras en un partido de high school) lo que le convierte en favorito del público y alma de la defensa

Con P.J. Williams, Damian Swann y Delvin Breaux sanos, los cornerbacks de los Saints deberían ser capaces de lograr más intercepciones. Breaux ya demostró lo que puede hacer la pasada temporada, y se espera de él que se convierta en uno de los mejores corners de la liga. Keenan Lewis llega algo tocado a la recta final de la off-season, aunque se espera que el veterano CB esté listo para el inicio de la temporada. ¡Ah! Y no nos olvidemos de la marcha de Brandon Browner, que ya por sí sola supone una mejoría en la unidad.

Jairus Byrd entra en su primera temporada completamente sano como miembro de los Saints. El safety pro-bowler lideró en el pasado la liga en intercepciones. A su lado los Saints tendrán a un Kenny Vaccaro que jugó su mejor temporada en 2015. Ambos pueden formar uno de los mejores tándems de safeties de la liga. A esta pareja debemos sumar el regreso de Roman Harper, que vuelve a Nueva Orleans tras pasar por Carolina y la elección de Von Bell en el draft.

Un problema que ha pasado casi desapercibido en los últimos años es el relativo al kicker del equipo. Y es que los Saints han contratado a 7 kickers en los últimos 7 años. Kai Forbath terminó la temporada pasada con 9 de 13, tras ser firmado a mitad de temporada para sustituir a Zach Hocker, que había fallado 4 en seis semanas.

La marca de Forbath no inspira confianza, por lo que el equipo cuenta también con el veterano Connor Barth y ambos competirán por una posición en la que el ganador no será tampoco la respuesta ni a medio ni a largo plazo para el equipo.

Thomas Morstead, como punter, es sin duda uno de los mejores de la liga. A pesar del bajón que tuvo durante la temporada pasada. En este puesto la posición está cubierta.

Travaris Cadet será el retornador principal, tras regresar a Nueva Orleans después de pasar por New England y San Francisco. Un jugador explosivo y versátil, que puede ver acción también como corredor. Marcus Murphy será la segunda opción.

En resumen, los Saints de la temporada 2016 son un equipo con serios problemas. Un coach competente y un gran QB que sobreviven en medio de una defensa horrible, una O-Line sospechosa (sobre todo en los interiores) y sin juego de carrera que pueda considerarse como tal. Una cuarta temporada 7-9 no sería algo de extrañar.

Los Saints han visto como su ventana a la Superbowl se cerraba en los últimos años. Los Panthers son un equipo contendiente a la SB, Tampa Bay está mejorando y los Falcons parecen encontrarse en la parte de arriba de esa montaña rusa en la que viven como franquicia. Y en la NFL, cuando los rivales divisionales apuntan hacia arriba, mantenerse significa perder.

Así que probablemente nos encontremos ante otra temporada dura en el Bayou, a menos que la Defensa mejore mucho y el juego de carrera pueda apoyar a un QB futuro HoF.

– Drew Brees y Sean Payton siguen formando un temible tándem ofensivo
– La secundaria del equipo es una unidad prometedora
– ¡Los Saints celebran su temporada 50! Eso es algo positivo, ¿no?
– La falta de talento en la unidad de Linebackers lastra a la defensa
– No hay vida más allá de Brandin Cooks
– La sensación generalizada de que nos encontramos ante otra temporada perdedora

Comenta la actualidad de los NEW ORLEANS SAINTS en su Post Oficial de nuestro foro.