El caso Incognito

1510
Richie Incognito (izquierda) y Jonathan Martin (AP)
Richie Incognito (izquierda) y Jonathan Martin (AP)
Richie Incognito (izquierda) y Jonathan Martin (AP)

La civilización romana nos dejó uno de los legados mas importantes de la humanidad, el Derecho Romano, asignatura que desconozco si se sigue estudiando en la carrera de derecho, en mis tiempos era una asignatura del primer curso junto con el Derecho natural o Historia del derecho.

Triboniano, un conocido jurista del derecho romano en su obra Corpus Iuris Civilis, una compilación de toda la normativa dispersa que ordenó el emperador Justiniano, dejó sentado lo siguiente,

“Nadie puede ser condenado por sospecha, porque es mejor que se deje impune el delito de un culpable, que condenar a un inocente”

Se considera en el mundo del derecho que esta es la primera manifestación del conocido como «Principio de presunción de inocencia».

En 1764, el considerado padre del Derecho Penal moderno, Cesare Beccaria, escribe su obra “De los delitos y las penas”. En el citado libro nuevamente se habla de la presunción de inocencia como un postulado fundamental del derecho penal procesal cuando escribe,

“…un hombre no puede ser llamado reo antes de la sentencia del juez, ni la sociedad puede quitarle la pública protección sino cuando esté decidido que ha violado los pactos bajo los que fue concedida”

El artículo 9 de la Declaración de Derechos del Hombre y Ciudadano del año 1789 define por primera vez de forma explícita y clara el principio de presunción de inocencia cuando establece, “Tout homme étant présume innocent jusqa a ce qu´el aité té déclaré coupable”, que podemos traducir como «Todo hombre se presume inocente hasta que no sea declarado culpable».

Por primera en la historia del derecho penal se excluye la presunción de culpabilidad, un procedimiento que permitió durante condenar inocentes bajo procedimientos donde reinaba la ausencia absoluta de la garantía a la audiencia y del derecho de defensa, lo que podemos llamar un juicio justo. Tampoco es necesario remontarse a siglos atrás para saber que este principio no es aplicable y sigue sin ser aplicable en muchos estados, en concreto en los países de corte islámicos (las teocracias) o dictaduras militares. En esos estados aún no existen procedimientos que garanticen la defensa del acusado, no existe el llamado el Principio de presunción de inocencia, sino lo contrario , la presunción de culpabilidad.

La constitución de los Estados Unidos de América, la mas antigua del mundo, aprobada el 17 de septiembre de 1787 y ratificada posteriormente, es considerada uno de los mejores textos jurídicos de la humanidad, redactada por un país que no arrastra todas las taras y defectos de la vieja Europa. El texto original constaba de tan solo siete artículos y las modificaciones se realizan mediante el procedimiento de Enmiendas. Una de las mas famosas, sino lo mas, es la V Enmienda, esa que es tan a menudo invocada en todas las películas donde se procede a detener a alguien, la presunción de inocencia

No person shall be held to answer for a capital, or otherwise infamous crime, unless on a presentment or indictment of a Grand Jury, except in cases arising in the land or naval forces, or in the Militia, when in actual service in time of war or public danger; nor shall any person be subject for the same offence to be twice put in jeopardy of life or limb; nor shall be compelled in any criminal case to be a witness against himself, nor be deprived of life, liberty, or property, without due process of law; nor shall private property be taken for public use, without just compensation.

Ninguna persona será detenida para que responda por un delito punible con la pena de muerte, u otro delito infame, sin un auto de denuncia o acusación formulado por un Gran Jurado, salvo en los casos que se presenten en las fuerzas terrestres o navales, o en la Milicia, cuando estas estén en servicio activo en tiempo de Guerra o de peligro público; tampoco podrá someterse a una persona dos veces, por el mismo delito, al peligro de perder la vida o sufrir daños corporales; tampoco podrá obligársele a testificar contra sí mismo en una causa penal, ni se le privará de la vida, la libertad, o la propiedad sin el debido proceso judicial; tampoco podrá enajenarse la propiedad privada para darle usos públicos sin una compensación justa.

La V Enmienda no es mas que dar traslado a la Constitución norteamericana la Declaración de Derechos del Hombre y Ciudadano del año 1789 de Paris y que consagra el Principio de Presunción de Inocencia.

EL CASO INCOGNITO

Tras esta breve historia del llamado «Principio de presunción de inocencia» entramos en materia. ¿A cuenta de qué viene hablar de esto cuando este espacio está dedicado a la NFL, su actualidad, crítica, opinión, etc…? Viene a cuento, como veremos, por los tristes y lamentables noticias que cada día están saliendo de los Miami Dolphins, y en concreto de su vestuario. Un asunto que seguramente se tenía y que se podía haber arreglado a nivel interno -el famoso tópico de los trapos sucios se lavan en casa- es noticia de portada de todos los medios, desde los medios locales de Miami y hasta los grandes medios nacionales, desde la CNN hasta la omnipresente ESPN, que ha tenido mucho en que la noticia sea mucho mas grande de lo que realmente es.

Todo este culebrón, yo no me atrevo a llamarlo ya de otra manera, y mas que vendrá al estilo de las teleseries latino americanas, tiene su origen en un incidente que tiene lugar en la cafetería de los Miami Dolphins. Los miembros de la OL tienen una broma habitual. Cuando uno de ellos se sienta en la mesa para comer junto al resto de sus compañeros,  todos se levantan al unísono y se cambian de mesa dejando solo al OL que llega último. Jonathan Martin, el OT de 2º año fue objeto de esta broma, lanzó la bandeja de comida e inmediatamente abandonó las instalaciones del equipo sin dar ninguna clase de explicación.

Las primeras explicaciones justifican que el jugador tiene problemas emocionales y que ha abandonado el equipo para intentar resolverlos, las primeras especulaciones hablan que ha vuelto a la Costa Oeste, el jugador desarrolló su carrera universitaria en Stanford. El equipo comunica que el jugador será baja para el partido y que será reemplazado por Tyson Clabo en una semana corta para los Dolphins, tenían que jugar el jueves ante los Cincinnati Bengals, un partido muy importante para la franquicia puesto que podía determinar su futuro en esta temporada. Los Dolphins ganan el partido y Richie Incognito, titular indiscutible hasta entonces, sólo participa en 14 snaps abandonando el encuentro por una lesión en el cuello y siendo reemplazado por Nate Garner. El jugador hasta entonces no se había perdido ni uno solo de 458 snaps anteriores del equipo en lo que se llevaba de temporada.

Lo que parecía una victoria balsámica para los Dolphins no iba a durar apenas unas horas. El caso Jonathan Martin empezaba a tomar un rumbo nuevo, se filtraban noticias que el jugador había sido objeto de “bullying”, de acoso por parte de sus compañeros, prácticas además que se extienden a los tiempos en que el jugador era un novato y en seguida se relacionan con las llamadas novatadas. En todos los equipos existen alguna clase de novatada aunque su grado puede puede variar dependiendo del tipo de cultura que exista en cada vestuario y que es responsabilidad máxima del Head Coach de cada equipo. Así por ejemplo es sabido que todos los descendientes de la rama de la West Coast Offense, los discípulos de Bill Walsh, tienen una tolerancia escasa o cero con las novatadas siempre que se pasen de cierto límite, por el contrario otros Head Coach son mas tolerantes con ellas y las consideran parte de la cultura deportiva de un vestuario de la NFL.

El sábado día 3 de noviembre los Dolphins reciben una comunicación de los representantes del jugador, entre tanto la cadena ESPN, y en concreto la figura de Adam Schefter, lanzan acusaciones concretas contra la figura de Incognito. Según esa información el jugador está siendo investigado por el sindicato de jugadores NFLPA. El equipo niega tales investigaciones pero sin embargo si dice que se están investigando las reclamaciones de Jonathan Martin.

La reacción de Richie Incognito a través de su cuenta en twitter es la siguiente:

 

 

 

 

 

Tras hacer sendas menciones a una citas de Buddha y Winston Churchill sobre la verdad se lanza directamente contra la figura de Adam Schefter y la ESPN, donde les acusa de no poner nombres y apellidos a sus fuentes y trabajar sobre la base de especulaciones falsas y que no espera ninguna disculpa. Uno de los mensajes no es precisamente muy afortunado, dirigido directamente a Schefter donde le dice que si tiene problemas con él ya sabe donde buscarlo. El último mensaje del jugador solicita a todos los grandes medios que cubren la actualidad de la NFL que se limpie su nombre.

Esa misma noche, la del sábado, Joe Philbin le comunica al jugador que queda suspendido y los Dolphins emiten una nota oficial. Incluso se abren las especulaciones si el jugador ha sido cortado, los Dolphins podrían hacerlo sin darle una sola explicación como se ha hecho con otros jugadores recientemente esa misma semana, casos de Marcus Spears y Michael Huff.
A cuenta del caso Martin empiezan a salir toda clase de noticias, de rumores, de especulaciones y van saliendo a la luz toda clase de prácticas, desde aquellas que hablan de cómo un novato fue obligado a pagar 30.000 $ para una cena para los veteranos o como en el caso de Jonathan Martin el jugador fue obligado, y aquí ya empieza a salir el nombre de Richie Incognito por todas partes, a pagar un viaje a Las Vegas de toda la línea ofensiva de los Dolphins por valor de 15.000 $, viaje además al que Jonathan Martin no fue. Ante todos los rumores y especulaciones que están saliendo a flote los Dolphins primero lanzan un comunicado diciendo que todas las noticias referidas al acoso están basadas únicamente sobre la base de especulaciones.

A partir de ahora hay que ponerse en el siguiente posicionamiento, la noticia es una auténtica bomba de relojería, la prensa nacional, local e incluso internacional ha encontrado algo que tiene todos los ingredientes para llenar páginas y páginas y llenar miles de horas de programación. Hay implicaciones que van desde las habituales novatadas mas o menos inocentes que son parte del ritual de la cultura deportiva de la NFL, de todo el deporte en general, hasta cuestiones raciales, que hacen el caso aún mas complicado. El detonante que ya hace que el caso estalle definitivamente es una la publicación por parte de la cadena ESPN de unos mensajes de voz de claro corte racial, o al menos, vamos a ser justos, que “presuntamente” tienen tintes xenófobos y raciales. Esos mensajes de voz, que nadie hasta la fecha ha podido escuchar públicamente y que son extracciones, son la tumba definitiva de Richie Incognito, que en cuestión de 48 horas es el villano nacional, desde los tristes incidentes de Aaron Hernández no se había visto nada igual.

JOE PHILBIN

Joe Philbin en rueda de prensa (AP)

El asunto ya es una cuestión nacional, racial y todo lo que se quiera especular, incluso se puede llegar a leer que hay conductas punitivas y que es algo mucho mas profundo. Joe Philbin, hasta entonces un Head Coach de un perfil mas bien bajo, el lunes tiene una rueda de prensa con cientos de periodistas acreditados, y no precisamente deportivos, sino de toda clase de medios, incluso se especula con que emisarios de Oprah Winfrey andan por la zona.

Sin embargo hay algo que empieza a llamar la atención, la absoluta tranquilidad con la que el jugador suspendido Richie Incognito se toma el asunto. Tras especularse con que había sido cortado por el equipo, e incluso desde fuentes próximas a la liga se dice que lo mejor que puede hacer el jugador es empezar a llenar sus papeles de retiro, el jugador lanza un comunicado donde dice que está capeando el temporal , exactamente las palabras son “I’m just trying to weather the storm”. Además ante todos los hechos que empiezan a salir a la luz se empieza a observar una doble postura, por una parte están todos aquellos que no conocen al jugador personalmente y los medios nacionales, y por otra parte están todos los que conocen personalmente al jugador y muchos medios locales de Miami, la sensación es totalmente diferente.

A todo ello se une que pese a la prohibición de Philbin de hablar sobre el tema multitud e jugadores se empiezan a pronunciar públicamente, todos a favor de  Incognito. Incluso los jugadores de color, compañeros actuales y pasados del jugador, consideran al jugador un “honorary black man”, es decir, un jugador de raza negra honorario, seguramente la mayor y mejor distinción que pueda recibir un jugador de raza blanca por parte de sus compañeros de color. Con ello se busca justificar la utilización de ciertas de las palabras empleadas en los mensajes de voz, el vocablo “nigger” o “nigga” sí es aceptado entre los jugadores de color, pero nunca un blanco debe usarlo para referirse a un jugador de color, es un insulto de claros tintes racistas en la sociedad americana. Pero si Richie Incognito es considerado un miembro honorario de los jugadores negros sí puede usar la palabra de marras, y mas si además tenemos en cuenta que Jonathan Martin es mulato, su padre es de raza negra y su madre es blanca.

En cuestión de un par de días el asunto ha dado totalmente la vuelta, los jugadores están mostrando su total apoyo al jugador suspendido y mas a medida que se han ido conociendo mas y mas detalles de Jonathan Martin, que puede qué de seguir la cadena de acontecimientos se acabe convirtiendo en el villano de toda la historia. De momento entre la comunidad de jugadores existe la sensación de que el jugador ha violado lo que se conoce como The Code, y eso es imperdonable en según que partes. Ya tenemos abogados tanto por la parte de Richie Incognito, que amenazan con demandar a la organización de los Miami Dolphins, como por parte de Martin, que sigue en paradero desconocido, pero que su abogado en su primera nota no ha tardado en lanzar otra bomba de relojería al dar a un conocer otro supuesto mensaje donde se menciona a la hermana del jugador.

Martin con Andrew Luck en Stanford (AP)

Podríamos seguir y seguir, el problema de este culebrón es que nadie sabe cuando terminará, si estamos solo ante el comienzo y si cuando esto se publique quede completamente desfasado y haya nuevos hechos sobre la mesa, o mas bien en internet, porque esto están siendo un capítulo de entregas por internet. Por eso antes de que se den a conocer mas hechos o tengamos nuevas revelaciones prefiero plantarme aquí y dar mi punto de vista, mi opinión sobre el asunto.

También quiero decir una cosa, lo que vaya a decir es lo que pienso con la información que manejo en estos momentos, puede que cambie si salen nuevos hechos, y es una opinión personal e intransferible. Puede que no guste, pero si algo me ha enseñado ser amante de la tauromaquia es que nunca voy a debatir ni mantener una discusión con un anti taurino, por una sola razón, no es posible un punto de encuentro.

Empezaba esta columna hablando del Derecho a la presunción de inocencia, y los motivos son muy claros, en todo este culebrón si algo ha faltado es precisamente eso, la presunción de inocencia. Richie Incognito como acusado principal merece un juicio justo, merece que se den a conocer todos los hechos, que se abra una investigación en profundidad donde todo se sepa, en que contexto se ha hecho y el porque se ha hecho. Lo que ha condenado al jugador es su pasado, desde sus tiempos del college ha sido un jugador problemático. Su carrera profesional tampoco ha estado exenta de polémicas, tiene fama de sucio, ha sido votado por sus propios compañeros como el jugador mas sucio, sin embargo sus propios compañeros son los que dicen que les gusta tenerlo a su lado, y eso es algo que se debe considerar. Richie Incognito era uno de los líderes de equipo, votado por sus propios compañeros, incluso por el propio Jonathan Martin. Necesitamos saber si Incognito pudo amenazar a todo un vestuario para llegar allí, si fue necesario que amenazara al propio Martin para que votara en su favor porque como se explica entonces que lo votara si era su enemigo acérrimo, algo que parece totalmente contradictorio.

También es necesario saber el papel del propio Jonathan Martin, los hechos han dado tal giro que ahora mismo podría ser el villano, en Miami muchos ya lo consideran así, la nota que emitió su abogado es un acusación frontal a todo el vestuario de los Dolphins rematada con un transcripción de un mensaje que luego valoraré. La actitud que desde el entorno del jugador han adoptado es un claro síntoma de que el jugador no tiene intención alguna de volver a jugar aunque se afirme lo contrario, su carrera no solo está acabada en los Miami Dolphins, sino que habría que saber que equipo lo quiere, sinceramente no lo veo ni siquiera en los Indianapolis Colts donde se podría juntar a muchos de sus ex compañeros en Stanford como el QB Andrew Luck o el TE Cobey Fleeney, incluso con con Pep Hamilton, su antiguo coordinador ofensivo, los Colts es un equipo con problemas en la OL.

Y repito, necesitamos saber TODO, la verdad, eso que Richie Incognito con todo el derecho del mundo ha solicitado, un derecho que la Constitución le reconoce en la V Enmienda y Declaración de Derechos del Hombre y Ciudadano del año 1789 también, y que ha sido violado una y otra vez con tal de hacer noticia y carnaza, empezando por Adam Schefter, un periodista que con tal de ser el primero en dar una noticia no tiene empacho o reparos en decirlo, con el apoyo de todo el aparato mediático de la ESPN por detrás. Un periodista de la ESPN, Jason Whitlock, no ha tenido ningún reparo en vincular a Jonathan Martin con la figura de Martin Luther King dando por sentado que esta cuestión es una cuestion racial.

THE CODE

Además aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid se han sacado toda clase de cuestiones, desde lo que se conoce como «The Code», la conocida como cultura de vestuario hasta si el mundo de la NFL necesita replantearse en algunas parcelas, todo eso dentro de lo que llamo ser políticamente correcto y que está llevando a la NFL a una liga cada día mas blanda, a este paso el propio contacto va a estar prohibido no sea que dañemos algo.

Voy a empezar por lo que mas daño ha hecho al jugador, los mensajes de voz que se han filtrado desde la ESPN. Antes de nada, los mensajes son transcripciones filtradas desde el entorno del jugador y sus representantes, donde seguro que tenemos abogados de por medio que saben y conocen su trabajo, los propios padres del jugador son licenciados en derecho por Harvard. Esos mensajes hay que contextualizarlos por muy mal que suenen y por espantosos que parezcan. Brian Hartline ha declarado que Jonathan Martin fue enseñando los mensajes por todo el vestuario y haciendo gracias con ellos, si además a eso unimos que Incognito era considerado “negro honorario” puede usar los mismos términos y expresiones que los jugadores de color utilizan entre ellos, con lo que el término de despectivo pierde todo su valor, incluso podría entrar en el terreno del aprecio.

Pongamos un ejemplo mas castizo para hacerlo mas entendible. Si uno está jugando un partido de baloncesto o de fútbol, está en una discoteca o fiesta, en la calle, se monta un altercado por los motivos que sea y empiezan las descalificaciones y un desconocido te dice “¡¡ Eres un hijo de puta !!”, nadie dudará que estamos ante un insulto. Pero si estamos entre amigos jugando a un deporte o echando una partida de cartas, y le hago una jugarreta o le engaño o un farol con las cartas puede decirme “¡¡ Eres un hijo de puta !!”. La diferencia es el contexto, no me está insultando, sino que está diciéndome de una forma que puede sonar mal que se la he jugado. A mi esto que cuento ni sé el número de veces que me ha pasado en todas los ámbitos de la vida, pero os cuento el contexto y todo lo que pasa. En el caso de Incognito y Martin no lo sabemos de momento, tenemos que conocer en que contexto se fabricaron esos mensajes.

Vamos a seguir con el mensaje que el abogado que la familia de Martin ha contratado ha dejado caer cual bomba de relojería. ¿Tenemos la mas mínima idea de en que contexto se ha escrito ese mensaje? No, y no dudo que ese mensaje este escrito con esas palabras tal cual.

Las grandes cenas pagadas por rookies son una tradición muy extendida. Esta, de 2009 corresponde a los Chargers

Por ese mensaje me importa muy poco hasta que no queda claro en que contexto se escribió, no sabemos si quien lo escribió iba bebido hasta las trancas en un club de striptease en Florida con prostitutas de 5.000 $ la noche y un jugador, llámese Martin, llámese Perico de los Palotes, dejó plantados a sus compañeros y se fue. Si le llegan mensajes en plan, me voy a ir a tu casa y me voy a acostar con tu hermana, mujer, novia o cosas parecidas son habituales en un ambiente totalmente desborbados y sobre todo entre hombres. ¿Ahora vamos a ser todos unas hermanitas de la caridad que jamás ha participado en una de estas cosas? Como he dicho, a mi no me duelen prendas reconocer que cuando me he juntado con mis amigos, o como dice mi mujer, amigotes, somos capaces de decir barbaridades que es casi mejor que no se sepan o reproducir.

Y yo me siento afortunado, pertenezco a una generación que muchas de esas barbaridades las hacíamos cuando no existían los móviles ni los SMS, ni el whatsapp, ni nada por el estilo. En mis tiempos de hacer el bárbaro todo quedaba en un código de silencio entre amigos, una reproducción de lo “lo que ocurre en Las Vegas queda en Las Vegas”. Hoy en día eso es imposible, en las despedidas de solteros de mis compañeros de trabajo ahora llevan un móvil donde se graba al futuro novio bailando con la stripper en actitudes poco decorosas, o eso que es tan habitual, comiendo una tarta con forma de pene, de senos o vagina. Ahora todo queda grabado y nada queda en secreto. ¿Y todo esto es malo? No, mientras sea aceptable y tolerable, yo nunca he tenido reparo en decir a mi mujer que todas las despedidas de soltero de mis amigos han terminado en un puticlub o club de señoritas.

Cuando estuve en Las Vegas hace 3 años yo me marché a hacer una ruta de clubs de striptease, mi mujer y las mujeres de los que estaban conmigo en el viaje se fueron a su propia juerga, uno de los secretos de una pareja es precisamente, esa, respetar los espacios de cada uno y entra ellas esta el irte con tus amigos, compañeros de trabajo o de estudios, y soltar lo que sea. Y las barbaridades que dijimos aquellas noches os puedo asegurar que nada tienen que envidiar al famoso mensaje que el abogado de Martin ha filtrado.

Y sigamos con mas cosas. Otra de la cosas que se han conocido es que los rookies son obligados a pagar cenas de hasta 30.000 $ a veteranos ganando sueldos de 400.000 $. Lo primero que hay que hacer es matizar las cosas, 400.000 $ es el sueldo mínimo de un novato, pero de un novato elegido en la última ronda o que no ha sido elegido vía draft. Un novato elegido en la primera ronda gana varios millones de dólares al año, los de segunda ronda no ganan tanto pero también unos millones, pero para nada son esos 400.000 $ que se han dicho, ese es el salario mínimo que marca el convenio. Pero además la gran mentira es que no lo paga un novato solo, sino que es un ritual habitual que todos los novatos de un equipo paguen religiosamente a escote la cena. Un jugador a cuenta de todo este escándalo cuenta como él no pudo asistir a la cena de novatos porque tenia otro compromiso y al día siguiente firmó un cheque por valor de 5.000 dólares por su parte de la cena. Y además cuenta como los jugadores en plena borrachera empezaron pidiendo el champagne mas caro de la carta hasta que se terminaron las existencias.

Y aunque nada tiene que ver directamente os voy a contar una anécdota personal. Hace tiempo estábamos una noche mis amigos con nuestras compañeras de juerga y entre ellos estaba un jugador profesional del Athletic. Ese jugador ganaba miles de euros al mes, las primas por ganar eran el salario que podíamos tener nosotros. En una ocasión habían ganado a un equipo importante de la liga y les dieron una prima extraordinaria, el jugador y su compañera estaba con nosotros esa noche y supongo que afectado por el alcohol dijo mientras estábamos en un bar que solíamos estar que él pagaba todo, lo que vulgarmente se llamaba “barra libre”. ¿Y qué hicimos todos? Aprovechadlo como no podía ser de otra manera, los que habitualmente tomábamos cubatas de ron Bacardi ese día pedíamos con Havana Club 7 años, los que tomaban con whisky DYC aprovechaban para tomarlo con un whisky de malta de a 100 € la botella, incluso los que tomaban kalimotxo aprovechaban para tomarlo con un vino de reserva y no con el vino peleón habitual. Esto es así, y no sé que le salió al jugador aquella juerga, unos cuantos cientos de €uros seguro, pero si eso pasa aquí que no puede pasar entre millonarios con pocos estudios, dinero y ganas de juerga por la juerga.

También del famoso viaje a Las Vegas existe otra versión. La OL de Miami tenía una costumbre, viajar todos juntos a correrse una juerga a Las Vegas, viajes que suelen incluir limusinas, avión en primera clase, desplazamiento en helicóptero desde el aeropuerto al hotel, suites de varias habitaciones de lujo y alcohol y comida sin ningún límite, cuando no compañía femenina y partidas de blackjack o ruleta donde la apuesta mínima son varios cientos de dólares. La costumbre era que un jugador era el encargado de organizar el viaje y adelantar el dinero por cuenta de los demás, que luego pagaban religiosamente su parte. Jonathan Martin fue el encargado de hacer las reservas y adelantar el dinero del viaje, pero algo pasó y el jugador decide no ir a Las Vegas mientras que el resto de compañeros de la OL sí van. Cuando estos se dirigen al jugador para pagarle su parte Jonathan Martin se niega a que le paguen. Desde otras fuentes esta historia se ha intentado desacreditar que quien ha dicho esto, un ex OL de Miami, ha sido inducido por Richie Incognito para contar esta historia.

Vayamos ahora con otra de las historias que se han conocido. Los entrenadores de Miami pidieron a Richie Incognito que “endurecería al jugador”. Jonathan Martin es un jugador de 2ª ronda, estudio y se formó como jugador en Stanford y tenía fama de jugador blando. Los entrenadores de Miami querían endurecerlo, que fuera lo que se conoce como mas “nasty”, mas malvado, mas sucio. Que no fuera un OL que se limitara a empujar y proteger, sino que además intimidara a sus rivales, que cuando estuviera su rival en el suelo le lanzara un recado, que no se amedrentara ante un defensa rival, que el “trash talking” que es habitual entre los jugadores de las líneas no le afectara.

¿Es eso malo? Personalmente pienso que no y es algo que no solo ocurre en un vestuario de un equipo en la NFL. No hay que irse hasta tan lejos, ocurre en las empresas y yo lo he visto y vivido. Cuando estás en una empresa medianamente importante puedes estar bajo las ordenes de un jefe mas o menos blando o un jefe mas o menos duro. Puede ocurrir perfectamente que los jefes que están por encima, ocurre en toda estructura jerarquizada, quieran endurecerte, hacerte la vida mas difícil, mas incómoda. Para eso te ponen bajo la responsabilidad de una persona que te lleva al límite, que te intentan sacar por lo civil o militar todo lo que llevas dentro. A mi me ha ocurrido, y estoy tan agradecido a esas personas que fueran mas o menos amables conmigo como con aquellas que no me pasaron ni una, me llevaron al límite de mi capacidad y de alguna forma me endurecieron.

Imagínense lo mismo en un entorno en un entorno tan salvaje como la NFL, tan brutal como es el mundo de las líneas. En todo equipo siempre han existido clases y los jugadores de las OL son eso, los chicos duros, los que protegen a la joya de la corona, al QB, los que abren los pasillos para los RB. Ser OL en la NFL probablemente sea el puesto mas duro, no hay una sola jugada donde no haya contacto físico, donde no tengas que dar el máximo. Ser OL en la NFL no es algo al alcance de muchos, hace falta no solo aptitud, sino tiene tanto o mas peso actitud. De un ex QB se puede hacer un WR o RB, de un WR se puede hacer un TE, de un WR se puede hacer un CB, muchos CB son WR frustrados, pero los OL son otra historia, es casi imposible, aunque excepciones las hay, reciclar a un jugador de posición hacia el puesto de OL, la revés sí que es posible.

Incognito en la OL de los Dolphins (AP)

Los OL son el corazón de un equipo, son lo que dicen ante que clase de equipo estamos. Siempre me han encantado esas OL que castigan a la defensa rival, que dan una tras otra, que abusan físicamente de la defensa rival, que la tiene con las brazos en jarras completamente agotada. No hay mayor derrota para una defensa que verse completamente arrollada por la OL rival, humillada, aplastada, impotente, reconocer su superioridad física y psíquica. Eso no se consigue con jugadores blandos. En Miami querían implantar un juego terrestre o de OL muy físico, muy dominador, los Dolphins habían usado su 2ª ronda del año 2012 en un OT que venía de proteger el lado ciego de Luck. Yo creo que se equivocaron e intentaron de alguna forma reparar el error, le pidieron a Incognito que le intentara sacar lo máximo a Martin, y en todo caso quizás lo que haya ocurrido es que el jugador se pasó en su intento, o mas bien, presuntamente se sobrepasó en su funciones.

Y vuelvo por donde empecé, por el Principio de presunción de inocencia. Yo no voy a pronunciarme por un jugador u otro hasta que se conozcan todos los detalles y sepamos toda la verdad, si las cosas han ocurrido como parecen que han ocurrido o si han ocurrido de otra forma muy diferente. Que Incognito no es el ciudadano ideal pueda que sea cierto, pero en nuestra sociedad siempre hay quien hace el trabajo sucio, y viene contar aquella frase que el Coronel Nathan Jessep, interpretado por Jack Nicholson le decía al Teniente Daniel Caffee, interpretado por Tom Cruise en la película Algunos hombres buenos «Yo desayuno a mil metros de quince mil soldados cubanos entrenados para matarme y no voy a consentir que ninguna boquita de Harvard con su amariconado uniforme blanco venga a decirme como tengo que defender a mi país, ¿está claro?'». Los OL hacen aquel trabajo al que se refería el Coronel Jessep a su manera.

Por otra parte otro detalle no puede pasar desapercibido. Desde muchas partes se está intentado aprovechar este capítulo para cambiar la cultura que existe en los vestuario de la NFL, hacerla mas tolerable, hacerla mas blanda como es la sociedad actual, que no tolera el dolor, ni el propio ni el ajeno. Esas mismas partes que se quieren cargar esa mentalidad de hombres duros y rudos que ha existido en la NFL, sobre todo en las líneas, un perfil que parece que no responde al de Jonathan Martin, o mejor dicho, presuntamente no parece pertenecer, aquí todos tienen derecho a la presunción de inocencia.

En tanto en cuanto no se sepa toda la verdad de lo sucedido, hasta en cuanto no se sepa lo que de verdad ha ocurrido para mi Richie Incognito es lo que es, un ORG que juega al límite, sucio si queremos definirlo así, pero que todo equipo quiere para sí. Por su parte Jonathan Martin es un OT de 2ª ronda que es de momento un bluff, un jugador que no ha dado la talla, o mas que no dar la talla, no ha respondido en absoluto al tipo de jugador que se esperaba. De no haber salido todo este escándalo para mi es y era un jugador prescindible, un jugador que lo mejor que podía hacer Miami es traspasarlo e intentar recuperar de alguna forma la 2ª ronda que invirtió en adquirirlo. Y si no sirve, se le corta y que se busque otro equipo, no sería ni el primer ni será el último jugador que no responde a su status de draft, no al menos en la NFL que yo quiero, otra cuestión es que lo sea en otra NFL .