Walter Payton, el runningback más prolífico de la historia de la NFL, ostenta la mayoría de los récords posibles en su posición:

  • Más yardas de carrera (en el 2002 superado por Emmitt Smith): 16726
  • Más intentos de carrera: 3838
  • Más temporadas con +1000 yardas de carrera: 10 (empatado con Barry Sanders y Emmitt Smith)
  • Más partidos con más de 100 yardas de carrera: 77
  • Más temporadas con +2000 yardas de ataque: 4

Hasta la temporada 2001, Payton también poseía el récord de más yardas de carrera en un partido, con 275. Pero Corey Dillon le arrebató esa marca en el mes de octubre, cuando consiguió 278 yardas ante los Denver Broncos.

De Walter Payton siempre comentaron que no era lo suficientemente grande, rápido, inteligente o elusivo para triunfar en la NFL, pero siempre dio el 100% sobre el terreno de juego en sus trece años de profesional con los Chicago Bears. De hecho, durante un training camp, cuando le preguntaron sobre los relojes de oro que había regalado a cada uno de sus compañeros de línea de ataque la temporada anterior, Walter comentó sonriendo, “este año les regalaré partes de mi cuerpo”. Así era Walter Payton, nunca se rendía, yarda a yarda, domingo tras domingo, temporada tras temporada.

Ya en su período universitario destacó en Jackson State, actuando como corredor, kicker e incluso quarterback. Payton finalizó su trayectoria en el college con 66TD y 464 puntos. En esta época se ganó el calificativo de “Sweetness”, por los suaves y dulces movimientos que realizaba en el terreno de juego.

Los Chicago Bears eligieron a Walter con el número 4 de la primera ronda del draft del 75 con la esperanza de que devolviera al equipo a los playoffs, una meta que ni Gale Sayers pudo conseguir.

Ya en su tercera temporada en la NFL, Walter Payton demostró todo lo que podía hacer. Lideró la liga con 1852 yardas de carrera y 16 touchdowns en 14 partidos. Además, el 20 de Noviembre estableció el nuevo récord de yardas de carrera en un encuentro al conseguir ante los Minnesota Vikings 275 yardas en 40 intentos. Por si fuera poco, Payton jugó ese día con una fiebre que le había castigado durante toda la semana. Los Bears ganaron ese partido 10-7 (el único touchdown de Chicago anotado por Payton), y a la postre se meterían en los playoffs por primera vez desde 1963.

Esta actuación, y otras tantas que realizó durante todo el año, le valieron a Walter Payton para ser nombrado MVP de la competición; era la primera vez que un jugador de los Bears recibía tal galardón desde que Sid Luckman lo consiguiera en 1943.

A partir de ese año, Payton seguiría ganando yardas temporada a temporada, pero en un conjunto que no estaba a su nivel. Las llegadas de Mike Singletary y de Mike Ditka en el puesto de entrenador propiciaron que la ciudad del viento tuviese un equipo con ambiciones de título en casi dos décadas.

Antes del comienzo de la temporada de 1983, Payton tuvo que someterse a dos operaciones en ambas rodillas. A pesar de ello, ese año no se perdería un encuentro y además correría para 1421 yardas. De hecho, Walter Payton solo se perdió un partido en sus trece campañas de profesional, y fue en su año de rookie; así, finalizó su carrera con 184 partidos consecutivos.

La temporada del 84 marcó otro gran récord para Walter Payton, superar la mítica marca de Jim Brown de yardas de carrera que ya duraba 19 años. Pero sus fantásticas actuaciones sobre el campo seguían siendo subvaloradas al estar en un equipo mediocre.

Por fin, en 1985, en su undécima temporada en la NFL, Payton saboreó las mieles del triunfo. Chicago arrasó esa temporada con la famosa Defensa 46 -liderada por Mike Singletary– consiguiendo 15 victorias por una única derrota sufrida en Miami ante los Dolphins de Dan Marino. En los playoffs, Chicago dejó a cero a sus dos oponentes para llegar a la Superbowl XX, el 26 de Enero de 1986.

Walter Payton en la Super Bowl

Ese día, Payton pasó desapercibido como durante la mayor parte de su carrera. Chicago aplastó a los Patriots por 46-10, y el protagonismo se lo llevó la defensa, más concretamente su DT William “la nevera” Perry, que anotó un TD de carrera de una yarda en el tercer cuarto. Payton ganó 61 yardas en 22 carreras, y no pudo anotar el ansiado touchdown. En las entrevistas post partido, la principal pregunta para la estrella de los Bears se centraba en por qué había sido Perry y no él quien llevara el balón en esa jugada. Walter demostró la misma caballerosidad de siempre, “lo importante es que Chicago ha conseguido el título, todo lo demás no importa” comentó sonriente.

Dos años más tarde Payton se retiraría con todos los honores, como uno de los mejores jugadores de la historia de la liga. Ingresó tanto en el Hall of Fame de la NFL como en el del college, y formaría parte del equipo del 75 aniversario en 1994. Además de sus facetas de corredor, no podemos olvidar sus impresionantes capacidades como fullback y también como quarterback. De hecho, Payton lanzó para 331 yardas y 8 pases de TD en su carrera con los Bears.

Finalmente, el 1 de Noviembre de 1999 fallecía como víctima del cáncer a los 45 años de edad. Ahora que ya no está entre nosotros, la gente puede que comience a considerar todos los logros del número 34 de los Chicago Bears, Walter Payton.

TEMPORADA REGULAR

TEMP PART. CAR. YDS MED. TD REC. YDS MED TD
1975 13 196 679 3.5 7 33 213 6.5 0
1976 14 311 1390 4.5 13 15 149 9.9 0
1977 14 339 1852 5.5 14 27 269 10.0 2
1978 16 333 1395 4.2 11 50 480 9.5 0
1979 16 369 1610 4.4 14 31 313 10.1 2
1980 16 317 1460 4.6 6 46 367 8.0 1
1981 16 339 1222 3.6 6 41 379 9.2 2
1982 9 148 596 4.0 1 32 311 9.7 0
1983 16 314 1421 4.5 6 53 607 11.5 2
1984 16 381 1684 4.4 11 45 368 8.2 0
1985 16 324 1551 4.8 9 49 483 9.9 2
1986 16 321 1333 4.2 8 37 382 10.3 3
1987 12 146 533 3.7 4 33 217 6.6 1
TOT. 190 3838 16726 4.4 110 492 4538 9.2 15

 

PLAYOFFS

TEMP PART CAR YDS TD REC. YDS TD
1977 1 19 60 0 3 33 0
1979 1 16 67 2 3 52 0
1984 2 46 196 0 4 23 2
1985 3 67 186 0 8 52 0
1986 1 14 38 0 1 -2 0
1987 1 18 85 0 3 20 0
TOTALES 9 180 632 2 22 178 0