De Madison al cielo

1034

Sí alguien ha buscado sus números post-partido para interpretar su actuación, realmente se ha equivocado. Pryor es posiblemente el espécimen físico que nunca jamás se haya visto y como quarterback, su capacidad para lanzar el balón, su potencia de brazo y su mecánica para ejecutar lanzamientos profundos, sin apenas esfuerzo, es realmente sorprendente. Mentalmente, Pryor cometió varios errores evidentes de novato, pero su calma y sangre fría ante un ambiente tan complicado como el de Madison, no fue algo demasiado común para un true freshman. Sin duda, hemos tenido el privilegio de presenciar el nacimiento de una nueva estrella en college, Terrell Pryor, y la espera (hasta mediados de Marzo) con la que nos tuvo para anunciar su futuro universitario, seguro que ahora comienza a tener sentido para muchos.

MCCOY CASTIGA LA INCOSISTENCIA DE USF

South Florida experimentaría un arranque fulgurante con un punt bloqueado por Charlton Sinclair y retornado por él mismo 26 yardas para TD, sin embargo, los Panthers de un cuestionado Dave Wannstedt responderían inmediatamente con 17 puntos incontestados en la primera parte, gracias a un TD de recepción de 52 yardas de Jonathan Baldwin y a un sprint de 6 yardas doblando la esquina de su megaestrella LeSean McCoy (28 carreras para 142 yardas y 2 TDs), pero los Bulls con un TD de carrera de 1 yarda de Matt Grothe (11 de 21 para 129 yardas, 1 TD y 1 INT, además de 11 carreras para 25 yardas y 1 TD), en el tercer cuarto, volverían a meterse de lleno en el partido. El WR junior Jessie Hester anotaba con una recepción de 22 yardas y ponía un punto por delante a USF a falta de algo menos de seis minutos para finalizar el partido, pero en apenas 3 jugadas, en un drive de 60 yardas, de nuevo el RB sophomore LeSean McCoy contestaría con un TD de 3 yardas, volviendo a poner por delante en el marcador a Pitt a falta de 4 minutos. USF tuvo sus oportunidades durante el partido, pero sufriría un fieldgoal bloqueado y no sería capaz de convertir con éxito un fake en otro, además de cometer 11 penalizaciones para 84 yardas. No obstante, Pittsburgh controló la posesión con un total de 36:54 minutos sobre 23:06, mientras que la defensa contra la carrera de los Bulls (ni tampoco contra el pase) apenas existiría. South Florida notó en exceso, sobre todo en tareas de puss-rush, la baja de su DE All-American George Selvie, quien lleva ya fuera dos encuentros consecutivos. Esta es la segunda ocasión consecutiva que los Panthers vencen a un equipo Top10 en tantos intentos y la expresión de júbilo del propio Wannstedt al final del partido tras el hail-mary sin éxito de Grothe, demuestra la ansiedad que había padecido este programa en las últimas semanas. (Resultado: 26-21)

SAKODA SALVA A UTAH SOBRE LA BOCINA

Los Utes estuvieron contra las cuerdas a falta de escasos 2 minutos, sin embargo, los pupilos de Kyle Whittingham, uno de los BCS Busters aún vivos, sorprenderían a los verdugos de los Trojans la semana pasada, Oregon State, con 11 puntos en dos drives decisivos a falta de 1:29 para finalizar el partido. El wide-out senior Bradon Godfrey anotaría a pase de Brian Johnson (17 de 30 para 201 yardas, 2 TDs y 1 INT), un TD de recepción de 25 yardas, y el propio Johnson, transformaría el intento de conversión de 2 puntos para igualar el marcador a 28. La D de los Utes forzaría, a continuación, el tres-y-fuera sobre los Beavers y aprovechándose del momentum, el PK Louie Sakoda, uno de los especialistas más determinantes de todo el país, anotaba un field-goal de 35 yardas con el tiempo cumplido. Los Beavers conseguirían 405 yardas totales sobre las 337 de los Utes (aunque Utah contuvo su peligroso juego terrestre a únicamente 92 yardas). Utah se convirtió este pasado viernes en el primer equipo elegible para las bowls de todo el país, mientras que el record de la conferencia Mt West esta temporada sobre la PAC-10 aumenta a 6 victorias y sólo una derrota. (Resultado: 28-31)

…Y BYU VIVIÓ DE LAS RENTAS

Se podía notar sobre la atmósfera la rivalidad en esta pelea por el Beehive Boot y básicamente porque ambos campus están separados en apenas 200 Km. sobre el norte de Provo en Utah, sin embargo, con un lanzamiento de Max Hall (23 de 37 para 303 yardas, 2 TDs y 2 INTs) en el primer drive de los Cougars sobre un comeback del WR junior Austin Collie, quien aprovechaba la inercia para escaparse junto a la banda izquierda 76 yardas para TD, demostraba el porque BYU domina con suficiencia esta series con 9 victorias consecutivas desde 1993 (11-0 siempre que BYU está ranqueado). No obstante, lejos de ser un recital a ambos lados del balón por parte de los Cougars, más bien, fue un cúmulo de despropósitos por parte del QB sophomore Diondre Borel, quien sufriría un fumble del back Brandon Bradley retornado por este último 35 yardas para TD, otro fumble en un sack del LB Coleby Clawson finalizado con un FG de 44 yardas del PK sophomore Mitch Payne y una intercepción del MLB David Nixon que dejaba en bandeja el TD de carrera de 11 yardas del RB Harvey Unga (22 carreras para 89 yardas y 1 TDs). BYU subía en el primer cuarto 24 puntos incontestados para cerrar la primera parte y extendía su liderazgo en el tercer cuarto con un nuevo FG de 21 yardas de Payne y otro TD de recepción de 12 yardas de Austin Collie (8 recepciones para 132 yardas y 2 TDs) en un partido que parecía dirigirse al tercer shut-out consecutivo de los Cougars (tras Wyoming y UCLA), sin embargo, el RB freshman de los Aggies Robert Turbin (8 carreras para 74 yardas y 1 TD) se escaparía en una carrera de 40 yardas para TD a comienzos del último cuarto, rompiendo esta racha. No obstante, este duelo del estado de Utah dejó bastante que desear con ambos conjuntos combinándose para 20 penalizaciones y 6 turnovers totales, donde Utah State se anotaría 12 para 123 yardas y 2 turnovers.  (Resultado: 14-34)

ADAMS RETORNA DEL BANCO PARA GUIAR A VANDY

Rápidamente Auburn marcaría su territorio con sus clásicas alineaciones en ace de doble tigh-end machacando terrestremente downhill con el RB junior Ben Tate (27 carreras para 108 yardas), sin embargo, la defensa de Vandy, en el primer drive del partido de los pupilos de Tommy Tuberville, conseguiría detener a Tate donde más importa, sobre su propia yarda 1, en un goal-line stand contundente. El problema para los ´Dores fue salir de una situación tan profunda ante el poderoso frente defensivo de Auburn y con un tres-y-fuera se verían obligados a defenderse, de nuevo, en su propio campo (en la yarda 49) y esta vez, Chris Todd (8 de 16 para 70 yardas, 2 TDs y 1 INT), tras apoyarse en el juego terrestre de Tate y Lester, conectaba en la endzone con el WR senior Rodgeriqus Smith (quien se convirtió con 103 recepciones en el séptimo jugador más productivo de la historia del programa en este apartado). En la siguiente posesión, una de las estrellas de la secundaria de los Tigers, el CB junior Jerraud Powers, interceptaba a Chris Nickson en la yarda 27 de Vandy y Mario Fannin, uno de los jugadores más peligrosos en ataque de AU, no perdonaba con un TD de recepción de 28 yardas. Pero es entonces cuando se produjo uno de los momentos clave del partido; el PK sophomore Wes Byrum, famoso en The Plains por su pierna de oro en los minutos finales durante la pasada temporada, fallaba un extrapoint que a la postre sería decisivo, como evidencia el marcador final.

Este duelo interdivisional de la conferencia SEC tuvo dos partes muy diferencias y cuyo punto de inflexión se encontró en la lesión en el hombro derecho (que arrastraba de Oxford) del QB titular Chris Nickson a mediados del segundo cuarto. El QB junior Mackenzi Adams (13 de 23 para 153 yardas y 2 TDs, además de 13 carreras para 54 yardas), titular los 6 últimos partidos de la pasada temporada tras una lesión también de hombro del propio Nickson, volvía de nuevo ante una situación de emergencia y con la lección aprendida del año pasado con aquel desastroso sack en los segundos finales ante UK, el quarterback natural de Tulsa contagiaría su pasión y confianza al ataque de los Commodores y antes del descanso, Vanderbilt reducía diferencias con un lanzamiento suyo de 15 yardas sobre el WR junior Justin Wheeler (5 recepciones para 52 yardas y 1 TD) para touchdown.

En la segunda parte, la defensa de Vanderbilt se ajustaría y llevaría el partido a su terreno, obligando al ataque de Auburn a apoyarse más sobre su confusa Spread Offense (Hace apenas unas horas se ha confirmado que el OC Tony Franklin ha sido despedido), olvidarse del exitoso juego terrestre norte-sur de Tate y atacar la secundaria de los ´Dores, que es donde se concentra el talento de este equipo con jugadores como DJ Moore o Myron Lewis. El resultado fue el esperado por el coach Bobby Johnson y el ataque de los Tigers no daría señales de vida hasta los minutos finales del tercer cuarto (3 tres-y-fuera consecutivos). El momento lo aprovecharía Adams para liderar a su equipo mediante sus piernas con una carrera de 23 yardas, sin embargo, Bryant Hahnfeldt fallaba el intento FG de 40 yardas. No obstante, en la siguiente posesión de Vandy y con un drive más consistente de 3 minutos, Adams encontraba en la endzone al TE freshman Brandon Barden, dando la vuelta al marcador con un punto arriba sobre el luminoso. Los pupilos de Tuberville seguían sin utilizar inexplicablemente a Tate, mientras que Kodi Burns, con sus limitadas aptitudes para el juego de pase (sus lecturas están acotadas a mitad del campo y apenas ve más allá de un primer objetivo), no suponía una mejora ofensiva sobre la no menos mediocridad del propio Chris Todd. A falta de poco más de 6 minutos, Tate salvaba in-extremis un 4th down en la propia yarda 30 de Auburn, sin embargo, Chris Todd, en el siguiente set de downs, se veía placado por detrás de la línea de scrimmage consecutivamente por Patrick Benoist y Steven Stone, y los Tigers, profundos en su propia yarda 19 se veían obligados a alejar el balón a menos de 3 minutos para el final. Vanderbilt consumiría todos los tiempos muertos de Auburn y con un punt majestuoso de 55 yardas del P junior Brett Upson, los Commodores encerraban a AU dentro de su propia yarda 3, y en la primera jugada desde la línea de scrimmage, Chris Todd se veía interceptado por el CB junior Myron Lewis en un lanzamiento profundo que confirmaba el upset de Vanderbilt, en su primera victoria ante Auburn desde 1955 con motivo de una Gator Bowl (13 derrotas consecutivas ante los Tigers) y la primera ante un equipo ranqueado desde 1956, además, su 3-0, que le sitúa en lo más alto de, teóricamente, la división más poderosa de college football (la Este de la SEC), es su mejor racha en la conferencia desde 1982 (la última vez que disputarían una bowl, con motivo de la extinta Hall of Fame ante Air Force) y su primer 5-0 desde 1943. (Resultado: 13-14)

CRANE RESPONDE A LA CONFIANZA DE JAGOD’

A falta de 22,8 segundos para finalizar el partido, el QB senior Chris Crane se escapaba junto al lado izquierdo de la banda para anotar junto al pylon un TD terrestre de 13 yardas que deshacía la igualada ante los siempre complicados Wolfpacks de North Carolina State, quienes experimentaron una de sus mejores actuaciones de todo el año. El QB freshman de NC State Russell Wilson anotaría una carrera terrestre de 2 yardas y conectaría con el WR sophomore Owen Spencer para un TD de 61 yardas que igualaba el encuentro a 31 puntos en el último cuarto y a falta de 3 minutos, sin embargo, Crane lideraría un drive de 70 yardas y 7 jugadas para que Boston College se llevase una sufrida victoria en Raleigh (sufrieron 3 turnovers, un big-play en equipos especiales y 6 penalizaciones). Crane correría para 3 TDs y lanzaría dos TDs durante el primer cuarto, sin embargo, NC State se mantendría en la pelea destacando un TD de retorno de kickoff de TJ Graham que respondía al primer TD de carrera de Crane. Los Eagles sobrepasarían a NC State 578 yardas totales a 253, en la segunda ocasión que el coach Tom O’Brien (posee el record de victorias en Chestnut Hill con 75 en 10 años) se enfrentaba ante su ex-equipo. (Resultado: 38-31)

PLÁCIDA TARDE PARA PSU EN WEST LAFAYETTE

Fue extraño disfrutar de la imagen de JoePa observando la evolución de sus pupilos desde los skyboxes del Ross-Ade Stadium, pero una lesión de cadera que arrastra desde los entrenamientos de finales del mes de Agosto obligó a que este legendario y peculiar entrenador de 81 años de edad, abandonase los laterales de los terrenos de juego. Lo que no fue nada extraño fue volver a disfrutar de su excepcional Spread High Definition comandada por el QB junior Daryll Clark (¿porqué no fue titular antes sobre Morelli?) y el RB sophomore Evan Royster (18 carreras para 141 yardas y 1 TD), y Joe Paterno sólo tuvo que preocuparse por su propio estado de salud. En cambio, Curtis Painter (13 de 22 para 112 yardas y 1 INT) superaría a Mark Herrmann en la segunda plaza de yardas de pase en la historia de Purdue (rompió la barrera de las 10.000), sin embargo, su actuación dejó bastante que desear una semana más y su puesto en el último cuarto lo ocuparía el QB junior Joey Elliott, quien contribuyó en el TD de carrera de 1 yarda de Kory Sheets a falta de seis minutos, en un último intento de comeback (Sheets también rompería su empate a TDs terrestres con Mike Alstott), sin embargo, el gafado PK junior Chris Summers volvía a fallar un nuevo pateo, esta vez un extrapoint (50% en FGs, mientras que el año pasado convirtió un 81,8%), mientras que Kory Sheets (18 carreras para 59 yardas y 1 TD) no podía creer lo que estaba viendo y se desesperaba en la banda tras un drive de más de 6 minutos con 14 jugadas y 82 yardas. Anteriormente, Summers ya había fallado otro intento de 45 yardas a falta de 3:41 para finalizar la primera parte.

A parte de ese drive en los instantes finales de los Boilermakers, fue un partido bastante tranquilo en líneas generales para Penn State, gracias, de nuevo, a una dominante actuación a ambos lados del balón sobre las trincheras. Painter sufriría presión durante toda la tarde por parte del front-seven de los Nittany Lions, donde el end súper estrella Maurice Evans parece de vuelta tras sus líos extradeportivos, y tampoco Cory Sheets, ni los propios Boilermakers, conseguirían hacer funcionar su maquinaría terrestre. El resultado fue 422 yardas totales a favor de PSU, mientras que Purdue únicamente alcanzaría 241 totales, de las cuales 83 fueron terrestres. No obstante, a los pupilos de Paterno les costaría abrir la lata defensiva de PU y hasta mediados del segundo cuarto, con un QB-sneak de 1 yarda de Clark, Penn State no inauguraría el marcador. La jugada tuvo su controversia ya que la defensa de los Boilermakers detuvo a en 4th down a los Lions, sin embargo, los cebras asegurarían que la jugada no era válida debido a que la anterior acción estaba siendo revisada. Más tarde, Penn State se aprovecharía del intento de FG fallido de Summers y con un excepcional drive liderado por Darryl Clark (18 de 26 para 220 yardas) de 72 yardas y prácticamente 4 minutos, conseguían agotar la primera parte y aumentar la ventaja a 10 puntos con un FG de 25 yardas del PK senior Kevin Kelly. En la segunda parte, el hombre del partido, Evan Royster, anotaba una carrera de 4 yardas a falta de 8:02 en el tercer cuarto y gracias a una intercepción del safety freshman Drew Astorino sobre Painter retornada hasta la yarda 30 de los Boilermakers en los últimos instantes del tercer cuarto, PSU sentenciaba el partido con un FG de 20 yardas de Kelly.

Los Nittany Lions amplían su racha de victorias consecutivas ante Purdue a cuatro, mientras que los pupilos de Joe Paterno se han impuesto en 10 de los últimos 12 duelos de estas series. Este es el trigésimo comienzo con un récord de 6-0 en la carrera de JoePa, mientras que esta es la primera derrota de Joe Tiller (quien se retirará al final de la temporada) en sus home-opener de la Big10 (7-1). (Resultado: 6-20)

‘BAMA SE COMPLICA Y CASI LE CUESTA CARO

Un sensacional big-play en un one-handed-catch del WR true freshman y súper estrella Julio Jones sobre el CB senior David Jones sería revertido debido a una penalización, en una tónica (a la que nos tienen poco acostumbrados) de los Tide durante toda la tarde (10 penalizaciones para 92 yardas), sin embargo, en la siguiente jugada, el RB junior Glen Coffee (25 carreras para 218 yardas y 1 TD) se apoyaba sobre una autovía literal construida por la OL de los Crimson Tide, escapándose, sin ser rozado, 78 yardas para TD, y en la tercera posesión de UK, el QB sophomore Mike Hartline provocaba un fumble al resbalársele el balón de su mano en un intento de forward-pass y este era recuperado mansamente por el ILB sophomore Rolando McClain en la yarda 4 de los Wildcats para TD, estableciendo un sencillo parcial de 14-0 en el primer cuarto (crece la racha a 88-0 en primer cuartos esta temporada), sin embargo, a partir de entonces, Alabama impartiría un clinic de cómo permitir que tu rival vuelva al partido, como perfectamente el coach Nick Saban afirmaría ante los medios finalizado el partido.

Hubo dos momentos claves que permitieron a Kentucky volver al partido cuando estaba siendo absolutamente dominado; el primero con un fumble de Glen Coffee en la yarda 5 de UK tras un drive sólido de ‘Bama de 7 jugadas, 60 yardas y más de tres minutos comenzado el segundo cuarto y el segundo en una interferencia ofensiva inexistente de Julio Jones (3 recepciones para 52 yardas) tras un big-play aéreo impresionante del WR true freshman a mediados del tercer cuarto. En el siguiente drive, dos errores defensivos clamorosos de los Crimson Tide permitían que Hartline (en las jugadas ofensivas más productivas de los Wildcats hasta ese momento) completase idénticos screen-plays de 36 yardas sobre el RB Derrick Locke y de 26 yardas sobre el elusivo WR Dicky Lions Jr para touchdown, enmudeciendo las más de 92.000 gargantas del Bryant-Denny Stadium. Comenzado el último cuarto, el PK de ‘Bama Leigh Tiffin fallaba un intento de 42 yardas, poniendo en entredicho el futuro de su beca deportiva, aunque sería capaz de convertir uno más sencillo de 24 yardas, en un drive donde Coffee, de nuevo, provocaría un fumble en la yarda 12 de UK que milagrosamente salía fuera de banda permitiendo que Alabama, por regla, mantuviese la posesión en el punto exacto del fumble. A falta de 2 minutos, los 10 puntos de diferencia, a pesar de todos los problemas de consistencia de los Crimson Tide, parecían suponer la sentencia definitiva en el marcador, sin embargo, un error grave de cobertura de la secundaria de Alabama provocaba el sorprendente TD de recepción de 48 yardas del WR junior DeMoreo Ford. A falta de 40 segundos, Kentucky intentaría el onside-kick provocando el pánico entre los fanáticos, sin embargo, Lones Seiber ejecutaba pobremente el intento enviándolo mansamente fuera de banda.

Coffee con 218 yardas terrestres conseguiría los guarismos más altos del programa desde las 291 yardas de Shaun Alexander en 1996, mientras que Kentucky continúa sin vencer a los Crimson Tide en el estado de Alabama (0-20-1) y tan sólo les han ganado una vez en los últimos 35 enfrentamientos. (Resultado: 14-17)

MADISON ASISTIÓ AL NACIMIENTO DE UNA ESTRELLA

Con Beanie Wells y Terrelle Pryor, como sombra idéntica de la versión de Vince Young en Texas (aunque su potencial ahora mismo, como true freshman, es muy superior al de la leyenda de los Longhorns a su misma edad), los Buckeyes son simplemente otro equipo con esta espectacular pareja sobre el backfield. El primer drive del partido simplemente sirvió para comprobar el potencial del que ahora dispone Ohio State, y la súper estrella Chris Wells (22 carreras para 168 yardas y 1 TD), demostrando su combinación de habilidades, poder y velocidad, se escapaba con un big-play terrestre de 33 yardas, incluyendo un stiff-arm en las últimas 10 yardas donde trató literalmente como un muñeco a un defensive-back de los Badgers. No obstante, Pryor (13 de 19 para 144 yardas y 1 INT, además de 15 carreras para 20 yardas y 1 TD) aún como consumado novato y a pesar de demostrar una sangre fría sobre el pocket impropia para su edad (teniendo en cuenta que jugaba ante más de 80.000 gargantas en Camp Randall Stadium), tendió a aguantar el balón demasiado sobre el pocket evitando deshacerse de él, algo que le costó a OSU perder demasiadas yardas (Pryor sufriría 4 sacks y multitud de golpeos). No obstante, en campo abierto y con espacio, como Wells afirmaría al finalizar el partido, sería otra historia; “Los rivales realmente no saben en quien fijarse, en mi o en Terrelle. Me encanta eso sobre nuestro ataque; tener a dos jugadores ahí fuera que puedan realmente correr con el balón”.

No obstante, Wisconsin necesitaba resarcirse imperiosamente de la desastrosa y dolorosa derrota en Ann Arbor, y el transfer de Kansas State, el QB senior Allan Evridge (13 de 25 para 147 yardas, 1 TD y 1 INT), apoyándose en el poderoso juego terrestre norte-sur de PJ Hill (16 carreras para 63 yardas y 1 TD) y su clon John Clay (10 carreras para 69 yardas), lideraba a los Badgers hasta la 12 de los Buckeyes, donde conectaría en un fade con el TE junior Mickey Turner en un TD de 9 yardas. A continuación, Pryor conectaba con el WR Dane Sanzenbacher para 23 yardas, sin embargo, el defensive-back Jay Valai, uno de los grandes destacados del encuentro, forzaba un fumble que sería recuperado por él mismo sobre la yarda 32 de UW, pero Winsconsin, tras ser forzada a alejar la posesión, sí que aprovecharía, a continuación, su inmediato tres-y-fuera sobre los Buckeyes, y Evridge, sobre la 30 de OSU a falta de escasos 15 segundos, encontraba en el seam completamente desmarcado en la yarda 3 al WR sophomore Kyle Jefferson, quien dejaba en bandeja un FG de 20 yardas del PK freshman Phillip Welch, dando la vuelta al marcador en una nueva pesadilla en el horizonte para Ohio State en primertime. No obstante, tras un lanzamiento sobre Hartline destruido por el fenomenal CB senior Allen Langford, otro de los destacados de la noche, obligaba a OSU a conformarse con igualar el partido gracias a un FG de 23 yardas del PK senior Ryan Pretorious. Pryor, partiendo desde el medio del campo, volvía a guiar a Ohio State a un nuevo FG de 34 yardas de Pretorious, sin embargo, PJ Hill en 3rd down en la yarda 1, pasaba por encima del LB Ross Homan para devolver el mando sobre el marcador a Wisconsin a falta de poco más de 6 minutos.

Entonces es cuando se produjo el momento mágico, el drive legendario que muchos die-hard fans de Ohio State recordarán como el nacimiento de una estrella dentro del extenso y exquisito firmamento Buckeye. Wells simplemente arengaría a su joven compañero en la banda antes del drive presagiándole “Es el mundo de un hombre ahora mismo”, mientras que Pryor se ajustaba el barboquejo dando un paso al frente con decisión y confianza. Pryor se combinaba con Brian Hartline (3 recepciones para 57 yardas) en lanzamientos de 19 y 27 yardas, incluyendo un fumble en este último del propio wide-out junior, quien necesitó de la ayuda de Brian Robiskie para recuperar la posesión y mantener el drive vivo. En las siguientes jugadas, Pryor y Wells machacarían terrestremente el frente defensivo de los Badgers combinándose con 20 yardas terrestres y acercando el balón hasta la 13 de UW. En 2nd down, Pryor tomaba el snap y ejecutaba la option sobre el lado izquierdo con Wells completamente abierto acompañándole en la jugada, sin embargo, el QB natural del estado de Pennsylvania leía la defensa y decidía el mismo atacar la endzone consiguiendo un TD de carrera de 11 yardas a falta de 1 minuto ante la confusión generalizada de la defensa de Wisconsin. El partido lo sentenciaba el CB senior Malcolm Jenkins interceptando en la siguiente jugada a Evridge, y los Buckeyes rompían la racha de 16 victorias consecutivas de Wisconsin en Madison (la segunda mejor de la actualidad en la NCAA tras las 20 de los Sooners). (Resultado: 20-17)

¡EY ‘HUSKERS!, ES MIZZOU AHORA LA QUE MANDA

Missouri acabaría con nada menos que 30 años de sequía en Lincoln humillando literalmente al una vez orgullo programa de football de la universidad de Nebraska. Los Tigers arrancarían con un big-play de recepción de 58 yardas del WR all-around Jeremy Maclin (5 recepciones para 85 yardas y 1 TD, además de 3 carreras para 15 yardas), quien reventaría la secundaria con su velocidad para anotar un TD en el primer minuto del partido, aunque Nebraska respondería inmediatamente con una recepción de 20 yardas para TD del WR senior Nate Swift, y entonces, el partido se acabaría para los nuevos Cornhuskers de Bo Pelini, quienes jamás tuvieron la oportunidad de pelear por la victoria (los Tigers únicamente se han visto por detrás del marcador 13 segundos esta temporada). A partir de entonces, Mizzou conseguiría un parcial de 24 puntos con las anotaciones terrestres de 3 y 1 yarda de los runningbacks Derrick Washington (14 carreras para 139 yardas y 2 TDs) y Jimmy Jackson respectivamente y una intercepción retornada 17 yardas para TD por el MLB senior Brock Christopher. Nebraska daría signos de vida con un FG de 28 yardas del PK Alex Henery a 22 segundos para finalizar la primera parte, sin embargo, los Tigers volverían a marcar en la segunda parte un nuevo parcial, esta vez de 21 puntos, con un TD de recepción de 7 yardas y una carrera de 43 yardas del RB sophomore Derrick Washington, además de una sensacional recepción entre 3 defensores de 26 yardas para TD del WR junior Danario Alexander en el último minuto del tercer cuarto, para cerrar definitivamente la masacre en Lincoln (la máxima puntuación que Missouri haya conseguido sobre Nebraska desde 1943). Las palabras del coach Gary Pinkel, tras finalizar el partido, reflejaban la importancia histórica de la victoria: “No era solamente algo sobre el equipo de football del 2008, es acerca de 30 años de fans alrededor del mundo y muchos antiguos jugadores de Missouri. Es espectacular conseguir una victoria en uno de los lugares más complicados de jugar en todo el país”. (Resultado: 52-17)

EL POWER-RANKING

Esta semana ha vuelto la estabilidad en el college football y apenas ha habido mínimos cambios sobre el P-R respecto al tornado sufrido la semana anterior. Solamente apuntar que la caída de LSU (#5) únicamente se ha visto impulsada por el descenso en una posición de los Crimson Tide (#3), tras su mediocre actuación del fin de semana. Todos aquellos que hayas seguido mi P-R personal sabéis que nunca suelo variar el puesto de un equipo sí durante esa semana ha descansado. Por otro lado, con el primer ranking BCS a la vista (19 de Octubre), la semana pasada ya hablamos de los rankings humanos y de los ordenadores que poco a poco entran en escena. Esta semana ya ha sido liberado el quinto ranking de los seis ordenadores, el Anderson & Hester, a falta del Wolfe que será publicado simultáneamente con el ranking BCS. Anderson & Hester continúa con la línea seguida por el resto de ordenadores (salvo el Massey que tiene sorprendentemente a Vanderbilt (#14) en lo más alto) y sitúa a Alabama como líder absoluto de su ranking. Los humanos siguen apoyando a Oklahoma, quienes conseguirían 60 de 61 votos por el primer puesto del Coaches’ Poll y 106 de 114 en el Harris Poll, mientras que los ordenadores continúan apostando por Alabama. No obstante, hay que tener en cuenta que los rankings de los ordenadores irán tomando más forma a medida que comiencen los duelos de conferencia. Por último, la alma máter del presentador de late shows David Letterman, Ball State (#25 en el AP Poll), aparece ranqueada por primera vez, mientras que Vanderbilt alcanza su puesto más alto como ranqueado desde 1956.

1- Oklahoma [ AP Poll: #1 | USA Today: #1 ]
Tras sus exhibiciones, ha llegado el momento de la verdad en el Red River Shootout ante la Texas de McCoy con ambos situados en el Top5.
Próximo encuentro: Sábado contra Texas (Dallas)

2- Missouri [ AP Poll: #3 | USA Today: #2 ]
Otro fantástico showdown de la BigXII con Mizzou recibiendo al poderoso ataque de OSU en un duelo entre las mejores ofensivas del país.
Próximo encuentro: Sábado contra Oklahoma State

3- Alabama [ AP Poll: #2 | USA Today: #4 ]
No pudieron recibir un descanso en mejor momento. Mentalmente están agotados como se vio ante UK y Saban aprovechará para corregir errores.
Próximo encuentro: Sábado contra Ole Miss (bye)

4- Texas [ AP Poll: #5 | USA Today: #5 ]
Además de McCoy, los Longhorns descubrieron otra arma en el RB senior Chris Ogbonnaya como amenaza saliendo del backfield de receptor.
Próximo encuentro: Sábado contra Oklahoma (Dallas)

5- LSU [ AP Poll: #4 | USA Today: #3 ]
Momento clave en sus aspiraciones con la visita a The Swamp. LSU ha ganado 4 de los 6 últimos enfrentamientos, pero UF lidera las series 28-23-3.
Próximo encuentro: Sábado en Florida

6- Penn State [ AP Poll: #6 | USA Today: #6 ]
Manejaron de principio a fin la salida a West Lafayette, y volverán a tener otra prueba de fuego ante UW, que busca una victoria con desesperación.
Próximo encuentro: Sábado en Wisconsin

7- USC [ AP Poll: #8 | USA Today: #9 ]
Los fantasmas aparecieron en LA, pero USC los destruiría con 598 yardas totales demostrando su poder. Sanchez se perderá el duelo ante ASU.
Próximo encuentro: Sábado contra Arizona State

8- Brigham Young [ AP Poll: #9 | USA Today: #8 ]
No fue su duelo ni su contrincante más bonito, pero volvieron a dejar en blanco a su rival durante minutos. El resto del calendario será en la Mt West.
Próximo encuentro: Sábado contra New Mexico

9- Texas Tech [ AP Poll: #7 | USA Today: #7 ]
Con 454 yardas y 6 TDs ante Kansas State, el QB Graham Harrell adelantó a Kliff Kingsbury en yardas de pase en Texas Tech con 12.709 yardas.
Próximo encuentro: Sábado contra Nebraska

10- Georgia [ AP Poll: #10 | USA Today: #10 ]
Los Dawgs vuelven frescos tras la derrota ante ‘Bama y necesitan la victoria ante UT para afrontar los duelos ante Vanderbilt, LSU y Florida.
Próximo encuentro: Sábado contra Tennessee

11- Ohio State [ AP Poll: #12 | USA Today: #11 ]
Los Buckeyes son otro equipo con Pryor a los mandos (3-0 de titular) y la vuelta en forma de Chris Wells, aunque acabaría tocado tras el partido.
Próximo encuentro: Sábado contra Purdue

12- Utah [ AP Poll: #14 | USA Today: #13 ]
Con 8 puntos abajo ante los Beavers, Brian Johnson orquestó un rápido drive de 60 yardas y recuperaría el balón para conseguir el FG ganador.
Próximo encuentro: Sábado en Wyoming

13- Florida [ AP Poll: #11 | USA Today: #12 ]
Arky pagaría las frustraciones de UF ante Ole Miss con los TDs terrestres de los veloces backs Jeffrey Demps (de 48 y 36) y Chris Rainey (de 75)
Próximo encuentro: Sábado contra LSU

14- Vanderbilt [ AP Poll: #13 | USA Today: #14 ]
En una temporada jamás recordada en los anales de esta excelente universidad académica, Vandy busca su mejor arranque en 80 años.
Próximo encuentro: Sábado en Mississippi State

15- Boise State [ AP Poll: #15 | USA Today: #16 ]
Sólo hay un aspecto donde han sufrido esta década; duelos interconferenciales (7-9). BSU está en el Top20 a ambos lados del balón.
Próximo encuentro: Sábado en Southern Miss

Completan el Power-Ranking: 16- Oklahoma State, 17- Illinois, 18- North Carolina, 19- Kansas, 20- Virginia Tech, 21- Tulsa, 22- Michigan State, 23- Georgia Tech, 24- Northwestern y 25- Ball State

Mención especial: Auburn, Kentucky, Wisconsin, TCU y California

EL “HEISMANÓMETRO”

1- Chase Daniel (QB Missouri): Una de las razones de que Mizzou rompiese con 30 años de sequía en Lincoln fue la precisión con la que Daniel sitúo sus lanzamientos sobre varias ventanas ajustadas, sin embargo, los votantes del Heisman no pueden esperar a que el excepcional QB de los Tigers se enfrente ante una defensa poderosa, y de este modo poder evaluar con mayor precisión su candidatura. Esa primera demo es prácticamente imposible que vaya ocurrir ante los Cowboys en Columbia, por lo que es de esperar una nueva prolífera actuación por su parte en el showdown de este sábado ante Oklahoma State. Su oportunidad llegará en Austin en dos semanas y sí supera estos dos exámenes, apuesten que será complicado derrotarle con el calendario que se le presenta. Sus números esta semana ante Nebraska: 18 de 23 para 253 yardas y 3 TDs.

2- Sam Bradford (QB Oklahoma): Es imposible encontrar a un quarterback en todo el país que disponga de receptores tan talentosos y con tanta facilidad para conseguir separarse de sus defensores como Manuel Johnson o Juaquin Iglesias. Bradford es posiblemente el aspirante al Heisman con mayor talento a su alrededor, y el duelo de esta semana ante los Longhorns será decisivo para sus futuras aspiraciones. La secundaria de Texas es joven con dos freshmen y un sophomore, pero ha conseguido crecer según avanzaba la temporada gracias a la mejoría del equipo en tareas de puss-rush (Texas lidera la nación en sacks por partido con 3.8). No obstante, Oklahoma tiene talento y poder sobre las trincheras para proveer tiempo a Bradford, y sí consiguen que finalice el partido con su traje de faena impoluto, esperen constantes big-plays aéreos. Sus números esta semana ante Baylor: 23 de 31 para 372 yardas y 2 TDs, además de 2 carreras para 4 yardas y 1 TD.

3- Graham Harrell (QB Texas Tech): La conferencia BigXII continúa con su dominante presencia en la lista debido a su poderoso grupo de quarterbacks, el mejor de todo el país sin discusión. El pistolero Graham Harrell experimentó un espectacular partido en un ambiente complicado pero no ante una defensa dura (actualmente #102 de la nación). Texas Tech y Harrell han vuelto a lo que mejor saben hacer después de que el coach Mike Leach se mostrase muy crítico con su ataque (Harrell sufriría dos intercepciones en 19 de 46 lanzamientos completados ante Nevada). Este QB senior de Lubbock superaría ante Kansas State a Kingbury en yardas aéreas en la historia del programa con 12.709 y parece que en las próximas semanas nadie será capaz de toserle hasta el duelo del 1 de Noviembre ante Texas. Sus números esta semana ante Kansas State: 38 de 51 para 454 yardas y 6 TDs, además de 1 carrera para 1 yarda y 1 TD.

Bajo lupa: Colt McCoy (QB Texas) y Javon Ringer (RB Michigan State)

 

Artículo anteriorLa fiebre del upset está de vuelta
Artículo siguienteBragging Rights
Israel Llata
Israel Llata es natural de Maliaño, una localidad de Santander (Cantabria). Ingeniero informático de profesión y aficionado al fútbol americano desde mediados de los años 90, asombrado por la habilidad atlética del quarterback Steve Young y aquellos exitosos 49ers. En los últimos tiempos centraría su mirada sobre un desconocido pero excitante college football, destapando su corazón como entusiasta aficionado de Alabama, una institución a la que rinde culto. Analiza en su columna semanal la jornada universitaria desde 2007. @israel_lata

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.