Historias de Cenicienta

1021

BYU tuvo que echar mano de una grave decisión arbitral para derrotar a los Huskies de Jake Locker, quienes se hunden con lentitud victimas de su brutal calendario. Algo que, en cambio, los Cougars tendrán a favor a partir de ahora, siempre que sean capaces de superar el duelo de esta semana en Provo ante unos mejorados Bruins (bajo estado de reconstrucción) del coach Rick Neuheisel.

Por otro lado, y tras el upset de la primera semana ante Virginia Tech, otros que se suman a la carrera por el BCS son los Pirates de East Carolina de la conferencia USA. Tras la machada de la primera semana, muy pocos creían que los pupilos de Skip Holtz colocarían un nuevo upset, y además con la suficiencia de los grandes programas, sobre la entonces súper favorita West Virginia de Pat White y Noel Devine, pero la vida en Morgantown parecerá que recuperará su normalidad tras la marcha de Rich Rodriguez a Ann Arbor. Los Pirates tienen una gran oportunidad de acabar el año imbatidos con los duelos fuera de casa ante NC State, Southern Miss y Virginia, como los más “complicados”.

Y ya que hablamos de cenicientas, la Fresno State de Tom Brandstater tiene una oportunidad única esta semana en el Bulldog Stadium, para reclamar la atención de los votantes con una victoria en Fresno ante Wisconsin (record de 2-3 la pasada temporada fuera de casa), que relance su carrera por una plaza BCS. Yo, sin duda, apostaré por mi no-BCS favorita.

LA PACIENCIA DEL “OL’ BALL COACH” TIENE UN LÍMITE

Vanderbilt llevaba esperando una victoria como esta desde el 19 de septiembre de 1992, cuando por última vez vencieron a un conjunto ranqueado en Nashville, y que, además, supone que los Commodores comiencen con un récord de 2-0 por primera vez desde 1989. No son malas noticias para el reputado programa (académicamente hablando) del coach Bobby Johnson, sobre todo teniendo en cuenta que Vanderbilt no experimenta un récord ganador desde 1982 y ahora dispondrán de grandes posibilidades de recibir a Auburn en Nashville, imbatidos, el próximo 4 de Octubre.

Y es que por segunda temporada consecutiva, los ‘Dores volvieron a colocar un nuevo upset sobre los Gamecocks del Ol’ Ball Coach Steve Spurrier (la pasada temporada cortaron un racha negativa de 14 partidos cayendo derrotados ante equipos dirigidos por Spurrier y de 7 derrotas consecutivas en estas series). El propio coach Steve Spurrier comienza a sentir la frustración de disponer de un ataque inoperante y de un bulto sospechoso como quarterback, a pesar de devolver a la banda a Tommy Beecher y de apostar como titular a un no menos errático Chris Smelley (23 de 39 para 233 yardas, 2 TDs y 2 INTs). Y es que los problemas de Spurrier parece que no acabarán aquí; Su mejor jugador y único valuarte ofensivo, el WR senior Kenny McKinley (3 recepciones para 23 yardas y 1 TD), sufrió un golpe en la rodilla en un choque fortuito contra la secundaria rival y es probable que se enfrente a una larga inactividad y que incluso se encuentre en peligro su disponibilidad para el resto de la temporada. La frustración de Spurrier es realmente evidente; “Estábamos listos para jugar. Simplemente nos patearon el culo. Estoy seguro que esos jugadores de Vanderbilt se preguntarán que tipo de excusa tendrán los chicos de South Carolina ahora. No tenemos ninguna excusa. Simplemente nos ganaron”.

No obstante, la defensa de los Commodores, con un imaginativo game-plan que mantuvo a USC constantemente preguntándose sobre su despliegue y sus distintas caras, fue los cimientos sobre los que Vanderbilt construyó una de las victorias más importantes del programa en 70 años. Como dictan los cánones defensivos de la conferencia SEC, la defensa de Vandy demostró velocidad, dureza, inteligencia y perseverancia (sobre todo gracias a su fantástica secundaria liderada por el CB junior DJ Moore y el SS senior Reshard Langford, quien se anotó una intercepción). Los Gamecocks solamente consiguieron un verdadero TD en un drive de 55 yardas en el último cuarto en un fallido intento de dar la vuelta al marcador (gracias, en parte, a un estupendo scramble sobre el lado izquierdo de 24 yardas de Smelley). Mientras que el primer TD de South Carolina vino precedido de un fumble perdido por los Commodores dentro de su propia yarda 20.

A pesar de que Vandy también sufriría ofensivamente (en parte porque la pesada defensa de South Carolina es, posiblemente, el único aspecto destacado de estos mediocres Gamecocks), el QB senior Chris Nickson (8 de 13 para 90 yardas y 1 TD) lanzaría un desajustado pero, aún así, certero lanzamiento en un seam route sobre el TE freshman Brandon Barden de 31 yardas para touchdown, que permitió a los ‘Dores hacerse con el momentum del partido, siendo el auténtico punto de inflexión del encuentro y que marcaría el camino para las consecutivas anotaciones terrestres de Nickson al final del tercer cuarto y del RB junior Jared Hawkins (17 carreras para 84 yardas y 1 TD) a falta de 9 minutos para finalizar el encuentro. (Resultado: 17-24)

OHIO SIEMBRA EL TERROR EN COLUMBUS

Nunca la victoria número 800 en la historia de la powerhouse Ohio State frente a un rival de la MAC, los Bobcats de Ohio, y con The ’Shoe repleto con sus 102.000 localidades, pudo ser más amarga y desesperanzadora. Los Buckeyes sufrirían hasta los últimos cincos minutos del último cuarto, y gracias a un TD de retorno de punt de 69 yardas de Ryan Small, Ohio State no consiguió sentenciar su asequible encuentro (sobre el papel) de la tarde del sábado ante uno de los rivales más débiles de toda la Mid-American conference. (Resultado: 14-26)

Mientras que OSU se contentaba con subir al marcador los fieldgoals del PK senior Ryan Pretorius (de 27 y 38 yardas respectivamente), los Buckeyes volverían a sufrir su enésimo fracaso defensivo frente a la Spread-Offense, y el móvil QB junior Boo Jackson (9 de 25 para 86 yardas y 3 INTs y 7 carreras para 55 yardas) lideraba a los Bearcats hasta la yarda 15 de OSU, donde el eléctrico RB freshman Donte Harden anotaría, en su primer balón en un fenomenal drive de 72 yardas, un touchdown de 15 yardas de carrera. En la segunda parte, un terrible error de comunicación de Boeckman (16 de 26 para 110 yardas) con el center Jim Cordel provocó el fumble del QB senior dentro de su propia end-zone, recuperado por el end sophomore de Ohio Curtis Meyers en la propia zona de anotación y subiendo al marcador un sorprendente touchdown que situaba a Ohio momentáneamente con una ventaja de 14-6.

Sin embargo, los Buckeyes, quienes no habían perdido frente a un rival de su mismo estado desde 1921 (ante Oberlin), llevarían a cabo el primer drive de verdad de todo el encuentro y con una carrera off-tackle de Dan Herron (12 carreras para 50 yardas) de dos yardas, recortarían distancias en apenas 3 minutos. No obstante, OSU desestimaría incomprensiblemente un intento de conversión de dos puntos, mientras que fallarían el extra-point, dejando aún una pequeña desventaja en el marcador comenzado el último y definitivo cuarto. En la siguiente posesión de los Bearcats, el LB All-American James Laurinaitis interceptaba un lanzamiento desviado de Jackson en la yarda 35 de OSU, consumando el quinto turnover de Ohio a manos de los Buckeyes, y más tarde, Ryan Small (5 recepciones para 27 yardas) espantaba los fantasmas a falta de únicamente 5 minutos con su TD en un eléctrico retorno de punt de 69 yardas.

La línea ofensiva no dominaría en el juego terrestre, donde únicamente Maurice Wells y Dan Herron sumarían 98 yardas combinadas en sustitución de la estrella absoluta del programa, Chris Wells (en duda su disponibilidad este próximo sábado), mientras que permitirían 3 sacks. El X-Factor Terrelle Pryor debió haber cobrado un papel más importante en este encuentro de cara al showdown del 13-S en LA, sin embargo, se descubrieron problemas sobre su brazo y sus tomas de decisiones, y el coordinador de ataque Jim Bollman no confió en utilizarle cuando el partido se encontraba en su momento más crítico.

OKLAHOMA ARRANCÓ CON RETRASO LA MÁQUINA

En apenas unos minutos tras el kickoff, el QB sophomore Sam Bradford (29 de 38 para 395 yardas, 5 TDs y 2 INTs) conectaría con el WR Ryan Broyles, una de las sorpresas de los Sooners en estos dos primeros partidos (estableció un récord como freshman en OU con 144 yardas de recepción y 1 TD aéreo), y más tarde con el TE Jermaine Gresham (7 recepciones para 92 yardas y 2 TDs), en consecutivos y contundentes drives, para liderar un encuentro que parecía recordar al de la semana pasada ante Chattanooga, donde Oklahoma anotaría consecutivamente en sus siete primeros drives. Sin embargo, Cincinnati, liderado por el WR junior Marshawn Gilyard (7 recepciones para 119 yardas, además de un retorno de kickoff de 97 yardas para TD) y el QB Dustin Grutza, quien tuvo que abandonar el encuentro por una lesión en su pierna (estará 4 semanas de baja), demostró orgullo y talento para disputar el encuentro a los Sooners durante más de media hora, hasta que se despertaría la máquina ofensiva Boomer Sooner (24 puntos consecutivos) con el eléctrico RB DeMarco Murray (15 carreras para 88 yardas y 1 TD) en un touchdown terrestre de 11 yardas en los últimos 5 minutos del tercer cuarto y el QB Sam Bradford con dos lanzamientos para TD sobre su objetivo favorito Jermaine Gresham y el FB Matt Clapp. (Resultado: 26-52)

¿LOS JAYHAWKS DE ESTA TEMPORADA?

Tras acabar con Virginia Tech en la primera semana, los Pirates de East Carolina, con un joven miembro de la familia Holtz caminando los sidelines con confianza, proclamaron aún un mayor testimonio sobre la comunidad del college football en esta segunda semana. El sorprendente aspecto de la victoria de ECU sobre el #8 de la nación, West Virginia, no es simplemente el propio triunfo en si, sino el autoritativo modo en el que fue logrado. Los Pirates hicieron honor a su apodo, robando dos turnovers sobre los Mountaineers y desplegando una defensa tan sumamente nasty que la superestrella de WVU, Pat White, fue contenido a únicamente 72 yardas aéreas (en 11 de 18 lanzamientos). Desde el momento del kickoff inicial hasta el final del encuentro, East Carolina demostró ser superior en cualquier aspecto del juego, sin permitir que West Virginia respirase en ningún momento. (Resultado: 3-24)

El QB senior Patrick Pinkney superaría ampliamente a White, completando 22 de 28 lanzamientos para 236 yardas y 1 TD, dentro de un ataque basado en el control de la posesión (35 minutos a 24). Continuamente moviendo las cadenas y tomando todo aquello que la defensa de los Mountaineers le ofrecía, Pinkney mantuvo el balón lejos del alcance de la high-powered offense de West Virginia, permitiendo que su defensa se mantuviese fresca en la banda. Y cuando la D púrpura tomaba el terreno de juego, simplemente destrozaron el frente ofensivo de WVU, venciendo en prácticamente todas las batallas sobre las trincheras. La defensa de ECU sabía que debía mostrar su cara más física para eliminar cualquier línea de carrera sobre el rapidísimo backfield de West Virginia, liderado por el RB sophomore Noel Devine (12 carreras para 94 yardas) y el propio Pat White (20 carreras para 97 yardas). A este fantástico nivel, los pupilos del coach Skip Holtz tienen la oportunidad de ser la Kansas de esta temporada y luchar por una plaza BCS como invitada de la conferencia USA.

LOS DEACONS MANTIENEN EL TIPO SOBRE LA BOCINA

Mientras que todos los equipos de la conferencia ACC continúan defraudando, los Deamon Deacons del coach Jim Grobe demostrarían su categoría de equipo ganador (victoria 400 del programa en toda la historia) gracias al fieldgoal de 41 yardas de su PK superestrella Sam Swank (líder en activo del país con 65 FGs convertidos), a falta de tan sólo 3 segundos para finalizar el partido y con un punto por debajo sobre el marcador. Tras un mágico lanzamiento (eludiendo a varios defensores sobre el pocket en cuarto down) para touchdown del super-transfer procedente de Texas, el QB Jevan Snead (20 de 31 para 253 yardas, 4 TDs y 1 INT), Wake Forest se encontraba en peligro de ser el enésimo conjunto de la ACC en sufrir un nuevo upset, sin embargo, al QB junior Riley Skinner (32 de 43 para 267 yardas y 2 TDs) no le temblaría el pulso, y en apenas un minuto, gracias a una recepción de 22 yardas del WR DJ Boldin (11 recepciones para 123 yardas), lideraría a su equipo en un drive de 56 yardas, algo que provocaría la sonrisa mientras saltaba al campo del PK Sam Swank, consciente y seguro de que su patada sobre el reloj evitaría la derrota de Wake Forest; “Sonreía porque sabía que lo iba a conseguir. Tenía confianza y así es como debes ir ahí fuera a patear un fieldgoal que decida un partido”. Los Rebels se quedarían cortos en brindar la primera victoria a Houston Nutt como nuevo entrenador de Ole Miss, sin embargo, pueden respirar tranquilos en Oxford, el programa se encuentra en buenas manos. (Resultado: 28-30)

¿ERAN LOS CEBRAS MORMONES?

Nadie de las 72.000 gargantas que abarrotaban el Husky Stadium, daban crédito a la penalización por unsportsmanlike conduct tras esta celebración en un scramble de Jake Locker de 3 yardas en tercer down que virtualmente igualaba el partido a falta de únicamente 2 segundos. Incomprensiblemente, los Huskies, en una celebración llena (lógicamente) de rabia y emoción por el Superman Jake Locker (no, no estoy hablando de Tebow), se verían penalizados con 15 yardas sobre el intento de extrapoint para igualar el encuentro. Washington, con los ensordecedores abucheos del publico de fondo, se vio obligado a intentar un extrapoint de 35 yardas, y con el equipo de protección del kick de los Huskies bajo presión (muy distinto al puss-rush de BYU), el intento por igualar el encuentro sería contundentemente bloqueado por el end estrella Jan Jorgensen y los Cougars se llevarían el encuentro con una grave decisión arbitral que conllevará mucha polémica.

Hasta ese momento, el QB sophomore de Washington, Jake Locker, había hecho todo lo posible (e imposible) por dar a los Huskies una oportunidad de colocar un upset sobre BYU, quienes amplían su racha de victorias a 12 (récord actual de la nación). Locker (17 de 32 para 204 yardas y 1 TD, además de 18 carreras para 62 yardas y 2 TDs) guiaría a Washington en un espectacular (y definitivo) drive de 76 yardas en tres minutos, mientras que el QB junior Max Hall sería decisivo para los Cougars con 338 yardas (en 30 de 41 intentos) para 3 TDs y 1 INT. (Resultado: 28-27)

PULGADAS MARCARON LA DIFERENCIA

En una noche emotiva donde el tailback de South Florida, Moise Plancher (9 carreras para 50 yardas y 1 TD), experimentaría su primera titularidad, el runningback de los Bulls homenajearía a su primo, el WR freshman de UCF, Ereck Plancher (ambos campus se encuentran a apenas 100 millas), quien murió esta primavera durante los ejercicios de acondicionamiento de los Knights. No pudo elegir mejor momento para rendir homenaje a su primo con la victoria de los Bulls en la prórroga, gracias a un lanzamiento para TD de 25 yardas del QB Matt Grothe (23 de 40 para 346 yardas, 3 TDs y 2 INTs, además de 20 carreras para 54 yardas) sobre el WR Taurus Johnson (6 recepciones para 143 yardas y 1 TD) en la segunda jugada de la OT y gracias, también, a que los defensores de USF, Tyrone McKenzie y Brouce Mompremier, detuvieron a escasas pulgadas en cuarto down al QB junior Michael Greco (17 de 32 para 150 yardas y 2 TDs, además de 6 carreras para 51 yardas) en un scramble (UCF fue penalizada en esa jugada cuando se encontraba solamente a una yarda del primer down). Esta ajustada victoria (donde los Bulls sobrepasarían 504 a 222 yardas ofensivas), supone el sexto triunfo consecutivo de South Florida en encuentros interconferenciales y la quinta consecutiva ante rivales del Sunshine State. (Resultado: 31-24)

MIAMI PONE CONTRA LAS CUERDAS A TEBOW

Después de 23 años de sequía en Gainesville en estas series y tras recuperar por lesión a dos de sus mega-estrellas, Percy Harvin y Brandon Spikes (11 placajes y 1,5 para pérdida de yardas), los Gators se enfrentaban ante una nueva noche mágica en The Swamp, sin embargo, muy pocos esperaban que los jovencísimos e inexpertos Miami Hurricanes de Randy Shannon desplegarían un game-plan defensivo tan excepcional. Los ‘Canes, al igual que hizo Michigan el pasado mes de enero en la Capital One Bowl, confundirían a Tim Tebow con constantes movimientos y expresiones defensivas, además de ejecutar el plan con agresividad, dureza e intensidad. Los freshmen Sean Spence y Allen Bailey no dejaron de penetrar la línea de scrimmage y el front-seven de los Hurricanes tuvo contra las cuerdas a la OL de los Gators durante muchos minutos, provocando que Tebow lanzase constantemente off-balance y que el clásico ensordecedor público de The Swamp estuviese más callado que nunca.

Sin embargo, nunca puedes subestimar el potente brazo del actual Heisman Trophy; En el primer drive del encuentro de UF y en la yarda 14 de Miami, Tebow (21 de 35 para 256 yardas y 2 TDs, además de 13 carreras para 55 yardas) volvió a ser presionado con agresividad desde el interior, pero con un increíble lanzamiento sobre su back-foot conseguiría conectar en una esquina de la end-zone y por encima de la secundaria de Miami con el TE sophomore Aaron Hernandez (5 recepciones para 58 yardas y 1 TD), quien demostró que tomará el relevo del gravemente lesionado Cornelius Ingram. En una de las escasas oportunidades en la que estos inexpertos ‘Canes consiguieron adentrarse en territorio Gator, el PK sophomore Matt Bosher conectaba con un sorprendente field-goal de 50 yardas, sin embargo, Jeffrey Demps bloqueaba un punt en la yarda 10 de Miami al filo del descanso que se precipitaría tras la end-zone, forzando el safety.

Mientras que el front-seven de los ‘Canes continuó maniatando la línea de scrimmage, la defensa de los Gators disfrutó de la sencilla tarea de contener a Miami dentro de su propia yarda 50, y es que los Hurricanes, ante la sensible baja de Javarris James, apenas promediaron 1,6 yardas terrestres (con un total de 61) y el QB freshman Robert Marve (10 de 18 para 69 yardas), quien ejecutaría su primer snap de toda su carrera en college, apenas alcanzó las 70 yardas aéreas, mientras que sufriría 3 sacks. Tras varios minutos de frustración de los Gators, Aaron Hernandez, de nuevo, con un big-play al final del tercer cuarto acercó a Tebow & Co. hasta la yarda 34 de Miami, y en un hand-off en shotgun de Tebow, Harvin (5 carreras para 27 yardas y 1 TD) sentenciaría el encuentro con una carrera exterior sobre el lado izquierdo de 2 yardas para touchdown. (Resultado: 3-26)

Los Miami Hurricanes continúan con su mala racha de derrotas fuera de Coral Gables (9 en 11 partidos), sin embargo, los pupilos de Randy Shannon recuperaron esa nasty defense de antaño y sí consiguen evolucionar su juego ofensivo a medida que la temporada avance, pueden tener una oportunidad en la Coastal, sobre todo teniendo en cuenta las dudas que plantea varios de los integrantes de su división.

EL POWER-RANKING

En una semana que perfectamente pudimos definir de transición, mi P-R personal apenas sufrió drásticas variaciones, salvo el meteórico ascenso del conjunto de la conferencia USA, los Pirates de East Carolina, quienes con su cruel victoria ante los Hokies y el dominante triunfo de esta semana ante el antiguo #8 West Virginia, consiguen colarse como invitados dentro del Top10 (#14 AP Poll) y entran en la pelea de los no-BCS (con Fresno State, BYU y Utah) por una de las plazas, valga la redundancia, BCS. Ohio State sufrió un pequeño desliz, y hay quien cree que su cabeza se encontraba en el showdown del Saturday Night en Los Angeles ante el #1 USC. En posiblemente el encuentro interconferencial más importante del año del deporte norteamericano, ambos programas se juegan la temporada en 60 minutos y sí realmente los Buckeyes se encuentran al pobre nivel demostrado está semana en Columbus ante Ohio de la conferencia MAC, los pupilos del coach Jim Tressel pueden sufrir una de las caídas en los polls jamás recordado por un powerhorse. Quien gane, puede encontrarse con el camino completamente despejado al Dolphin Stadium de Miami. Otros duelos interconferenciales interesantes serán el Wisconsin (#10) vs. Fresno State (#17) y el Kansas (#18) vs. South Florida (#19). Se espera que, en esta presente semana, comiencen los primeros movimientos interesantes de todos los rankings personales y consensuados del país.

1- USC [ AP Poll: #1 | USA Today: #1 ]
La demo ante Virginia, quienes sufrirían ante Richmond, no tendrá nada que ver con este showdown, donde la joven OL Trojan será puesta a prueba.
Próximo encuentro: Sábado contra Ohio State

2- Oklahoma [ AP Poll: #3 | USA Today: #3 ]
La high-powered offense de los Sooners promedia 55 puntos y esta semana ante Cincinnatti; Bradford, Gresham y co. dieron un auténtico recital.
Próximo encuentro: Sábado en Washington

3- Georgia [ AP Poll: #2 | USA Today: #2 ]
El RB Knowshon Moreno con sus 168 yardas y 3 TDs está de vuelta y los Bulldogs buscarán venganza ante unos Gamecocks en coma profundo.
Próximo encuentro: Sábado en South Carolina

4- Florida [ AP Poll: #4 | USA Today: #4 ]
Los problemas de UF en la posición de RB persisten y la vida sigue igual en Gainesville, no obstante, la D mostró signos de ser dominante.
Próximo encuentro: Sábado en Tennessee (bye)

5- Ohio State [ AP Poll: #5 | USA Today: #5 ]
Los Buckeyes y su OL eligieron la semana menos indicada para ofrecer dudas, mientras que la D sigue mostrando algunas lagunas del año pasado.
Próximo encuentro: Sábado en Southern California

6- Missouri [ AP Poll: #6 | USA Today: #6 ]
Mizzou se enfrentará a Nevada en un duelo de muchos puntos, donde ambos ataques se encuentran en el Top5 del país. Momento para la defensa Tiger.
Próximo encuentro: Sábado contra Nevada

7- LSU [ AP Poll: #7 | USA Today: #7 ]
Los huracanes amenazan el calendario de LSU, pero todo parece indicar que este sábado jugarán ya sea en el Superdome o incluso en el Texas Stadium.
Próximo encuentro: Sábado contra North Texas

8- Texas [ AP Poll: #8 | USA Today: #8 ]
Debido a la amenaza del huracán Ike, el rivalry game de esta sábado frente a Arkansas en Austin será pospuesto para el próximo 27 de septiembre.
Próximo encuentro: Sábado contra Arkansas (pospuesto)

9- East Carolina [ AP Poll: #14 | USA Today: #20 ]
La sensación de las primeras 2 semanas, experimenta su mayor posición sobre las polls desde 1991. Esta semana recibirán su 1er rival no ranqueado.
Próximo encuentro: Sábado en Tulane

10- Wisconsin [ AP Poll: #10 | USA Today: #10 ]
Tras lentos inicios, UW ha sobreanotado a sus rivales 55-7 en las segundas partes, pero esta semana visitan a uno de los no-BCS más potentes del país.
Próximo encuentro: Sábado en Fresno State

11- Oregon [ AP Poll: #16 | USA Today: #14 ]
El mejor ataque del país perdió, tras dislocarse un hombro, a Jeremiah Johnson, pero lo recuperarán esta semana. Sin él correrían para 275 yardas.
Próximo encuentro: Sábado en Purdue

12- Auburn [ AP Poll: #9 | USA Today: #9 ]
Los Tigers han encontrado a su QB titular con Chris Todd, sin embargo, el ataque provocaría 4 turnovers y en la segunda parte desaparecería.
Próximo encuentro: Sábado en Mississippi State

13- Texas Tech [ AP Poll: #12 | USA Today: #12 ]
La defensa permitió 488 yardas ante Nevada y esta semana los Red Raiders recibirán a los Mustangs de June Jones, quienes no les ganan desde 1986.
Próximo encuentro: Sábado contra SMU

14- Penn State [ AP Poll: #17 | USA Today: #17 ]
A pesar de todas las distracciones y problemas fuera del campo, los Lions, con 111 puntos en 2 partidos, han dado un puñetazo dentro del mismo.
Próximo encuentro: Sábado en Syracuse

15- Arizona State [ AP Poll: #15 | USA Today: #13 ]
Tras completar un 77% de sus pases y 733 yardas, Carpenter finalmente se parece a aquel jugador de su año freshman, eliminando cualquier debate.
Próximo encuentro: Sábado contra UNLV

Completan el Power-Ranking: 16- Alabama, 17- Fresno State, 18- Kansas, 19- South Florida, 20- Wake Forest, 21- Brigham Young, 22- UCLA, 23- California, 24- Tennessee y 25- Utah

Mención especial: Illinois, Clemson, FSU, Boise State y Georgia Tech

EL “HEISMANÓMETRO”

1- Sam Bradford (QB Oklahoma): Rodeado de posiblemente el ataque más potente y talentoso de toda la nación, Sam Bradford se encuentra bajo la mejor atmósfera posible para optar al Heisman. Corriendo la No-Huddle Offense a ritmo de vértigo y distribuyendo el balón a extrema velocidad, Bradford supone una auténtica amenaza cuando los Sooners sitúan a cinco receptores sobre el campo y el backfield vacío. Esta semana lograría sus máximos números de su carrera en college tanto en touchdowns y yardas aéreas, como en intercepciones. Sus números ante Cincinnati: 29 de 38 para 395 yardas, 4 TDs y 2 INTs.

2- Tim Tebow (QB Florida): A pesar de que los Hurricanes le presionasen y le contuviesen durante muchos minutos, Tim Tebow, el actual ganador de este prestigioso galardón como sophomore, aún fue capaz de imponer su poderío en el último cuarto del partido, finalizando el mismo como máximo corredor de los Gators. A pesar de todo, los problemas de Florida en la unidad de runningbacks continúan y el equipo “sólo” dispone de la amenaza de Tebow en el backfield. Sus números esta semana ante Miami: 21 de 35 lanzamientos para 256 yardas y 2 TDs, además de 13 carreras para 55 yardas.

3- Knowshon Moreno (RB Georgia): Hasta que fue sentado avanzada la segunda parte debido a que el encuentro ante Central Michigan se encontraba ya sentenciado, Moreno había demostrado todo su talento y eléctricos movimientos destacando este impresionante salto sobre el safety Vince Agnew en una carrera de 29 yardas en el tercer cuarto. Tras sufrir tiempo limitado ante Georgia Southern durante la primera semana, Moreno tuvo su primera oportunidad y no la desaprovecho, y teniendo en cuenta el calendario de los Bulldogs, sí estos sobreviven, Moreno será un fijo en la gala de New York. Sus números esta semana: 18 carreras para 168 yardas y 3 TDs, además de 3 recepciones para 30 yardas.

Bajo lupa: Chase Daniel (QB Missouri), Michael Crabtree (WR Texas Tech) y Jahvid Best (RB California)

 

Artículo anteriorRegreso al futuro
Artículo siguienteVendaval Troyano
Israel Llata
Israel Llata es natural de Maliaño, una localidad de Santander (Cantabria). Ingeniero informático de profesión y aficionado al fútbol americano desde mediados de los años 90, asombrado por la habilidad atlética del quarterback Steve Young y aquellos exitosos 49ers. En los últimos tiempos centraría su mirada sobre un desconocido pero excitante college football, destapando su corazón como entusiasta aficionado de Alabama, una institución a la que rinde culto. Analiza en su columna semanal la jornada universitaria desde 2007. @israel_lata

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.