The Tiny House

1771

Más tarde, Walter Camp, “El Padre del Football” , en Yale lo moldearía y evolucionaría para que, unos años después, Red Grange en Illinois dispararía hasta cotas inverosímiles este fenómeno social que, hoy en día, es el College football.

Desde esta columna, un servidor intentará trasladaros la pasión y atmósfera de College football semanalmente y desde su particular punto de vista; En forma de opiniones, previsiones, rankings y análisis, que espero que vosotros, los lectores, podáis debatirlos y/o criticarlos. Por último y antes de comenzar, tan sólo me queda dar las gracias a NFLHispano por darme el derecho y privilegio de escribir acerca del deporte que amo.

Y el bautizo de esta columna no pudo ser mejor, en una semana en el que varios “underdogs” sembraron el terror por distintos puntos de la nación. Las victorias muy sufridas, todas ellas como locales, de Virginia Tech sobre East Carolina, Texas sobre Arkansas State o Auburn sobre Kansas State, son claros ejemplos, sin embargo, lo acontecido en Ann Arbor este pasado sábado, realmente no tiene nombre…

En el mismísimo Michigan Stadium, conocido como “The Big House” (La Gran Casa), aunque tal vez a partir de ahora pase a conocerse como “The Tiny House” (La Diminuta Casa), como aquel anuncio de GEICO, 110.000 espectadores fueron presentes (la mayoría, tristemente) de, seguramente, el mayor “upset” de toda la historia del College football (al menos, la moderna).

Appalachian State, de una división inferior, se convierte en el primer equipo en toda la historia de la división I-AA en vencer a un equipo ranqueado (y además #5) por la AP Poll. Y es que lo de Michigan no tiene perdón. Perder, especialmente, en tu propio estadio contra un equipo de la división I-AA y además, cuando tu objetivo planteado es/era el título nacional y ganar la Big10 tras las últimas épocas dominadoras de Ohio State, es realmente humillante, y además como lo hicieron, con un dominio ofensivo abrumador de ASU, que entre el absoluto delirio final, acabó levantando a hombros sobre el cielo de Ann Arbor a su HC Jerry Moore, mientras incluso los propios aficionados de Michigan no paraban de felicitar al héroe de la tarde, el entonces desconocido QB Armanti Edwards.

Sí la continuidad en el puesto del HC Lloyd Carr no era muy segura ya a comienzos de temporada, tras tres derrotas consecutivas frente a Ohio State y en un mismo número, en Bowl Games, ahora su puesto frente a los “Blue & Maize” corre serio peligro…

NI CON LA “AYUDA” DE SIR WINSTON CHURCHILL

El día antes, en el clásico y tradicional “Prep Rally” pre-partido (reunión de arenga) de Mississippi State, el HC Sylvester Croom llamó al espíritu de Winston Churchill, quien hace años consiguió mantener la cohesión espiritual del pueblo británico durante los bombardeos de la Alemania Nazi sobre Londres. El símil realmente era muy parecido e inspirador, pero el resultado obviamente fue muy distinto (Resultado: 0-45)… Había un jugador de los Bulldogs, el QB Michael Hening, empeñado en romper esta aureola, tal vez debieron explicarle que los de morado no iban con ellos, no exagero (6 intercepciones)…

Mientras tanto, el nuevo coordinador ofensivo Gary Crowton, quien demostró ser muy previsible con su uso del WR “comodín” Trindon Holliday, y el QB Matt Flynn (12 de 19, 128 yardas y 1 TD), naufragaron para conseguir establecer el ritmo del ataque de los Bayou Bengals. La OL de LSU fue un completo desastre, el DE Titus Brown consiguió reventarla en un caos sistemático, mientras los Tigers eran incapaces de establecer un juego terrestre con Jacob Hester (14 carreras para 68 yardas) y Keiland Williams. En esos momentos, un desasistido Early Doucet (9 recepciones para 78 yardas y 1 TD) nos deleitaba con perfectos y continuos ajustes sobre sus recepciones. ¡Tremendo WR!.

Pero Les Miles sabe una cosa. Bueno, realmente no sólo él la conoce. La llave de este equipo, sin duda, es su brutal defensa. Los Dorsey y cia. blanquearon a unos Bulldogs, eso sí, devastados por las continuas penalizaciones. Los Tigers sólo permitieron 146 yardas totales, de las cuales 13 sobre 25 intentos fueron terrestres (0,5 yardas de promedio).

BROHM FOR HEISMAN

El debut de Steve Krangthorpe como HC tuvo un sabor un tanto familiar por Louisville. Los Cardinals han sufrido muchos cambios en su staff, pero no en su filosofía y juego, que se mantiene exactamente igual. El espectacular dúo que forman Brian Brohm (16 de 21 para 375 yardas y 4 TD) y el WR Harry Douglas (5 recepciones para 151 yardas) será realmente muy divertido de ver esta temporada. Murray State (Division I-AA), a pesar del saco de puntos que se llevaron (Resultado: 10-73), tampoco se fue tan de vacío; 300.000 dólares por 4 horitas de viaje y disfrutar de una ataque extremadamente preciso a pie de campo como el de Louisville, sinceramente, es ya por si impagable… Los Cardinals, por tanto, aumentan su récord de victorias en casa a 19, sólo superado a nivel nacional por USC.

Aunque no os lo creáis, el HC Greg Schiano y sus Scarlet Knights parecen que este año serán algo más que una simple “Smash-Mouth” y no únicamente con el candidato al Heisman, el HB Ray Rice (184 yardas de carrera y 3 TDs), machacando por tierra. Ahora, Rutgers también tiene al sorprendente WR Tiquan Underwood cogiendo balones (10 recepciones para 284 yardas, record absoluto en Rutgers) y al QB Mike Teel distribuyendo con precisión sus lanzamientos (16 de 23 para 328 yardas y 2 TDs). Los Scarlet Knights ahora son tan populares en New Jersey como Bruce Springsteen. El lleno absoluto en Piscataway ante Buffalo (Resultado: 3-38) este pasado Jueves, lo demuestra claramente.

Viniendo de una temporada perfecta y de ganarse el corazón de media nación en aquella épica e histórica Fiesta Bowl frente a la “Powerhouse” Oklahoma, Boise State también venció sin absolutos problemas en su debut frente a Weber State (Resultado: 7-56), sumando de este modo su victoria decimocuarta consecutiva, la actual mejor racha entre todos los “Major College” del país.

PERO, ¿Y QUIÉNES ERAN ESOS?…

Seguramente hayamos visto y vivido infinidad de cuentos de cenicientas o auténticas historias del guerrero David contra el rey Goliat, pero, sinceramente, lo del pasado sábado lo supera todo.

Mientras seguía tranquilamente el emocional encuentro de Virginia Tech, una primera alerta llegaba, la modestísima Appalachian State rápidamente contestaba al TD del HB Mike Hart con un “Big Play” de Dexter Jackson; ni me inmute, totalmente intrascendente. Nuevo “Big Play” de Dexter Jackson; ASU arriba 21-14, curioso. Adentrados en el tercer cuarto, nueva alerta, FG de Julian Rauch; ASU arriba 31-20, pero, ¿Qué narices está ocurriendo en Ann Arbor?. Estamos ya en el último cuarto, a falta de menos de 5 minutos, y los Mountaineers resisten 31-26; esto no puede ser. Nueva alerta, espectacular “Big Play” de Mike Hart de 54 yardas, touchdown de Michigan, por fin los Blues arriba, 31-32 a falta de 4 minutos; esto ya es relativamente “normal”. Nuevo FG de Julian Rauch a falta de 1:37; ASU lidera, otra vez, 34-32 y tiene la victoria; esto ya roza el surrealismo. Nueva alerta, “bomba” de 46 yardas del QB Chad Henne a Mario Mannigham a la 20 de ASU con sólo 6 segundo en el reloj; Oooooh, ¡que pena!, estaba claro que tarde o temprano este cuento se acabaría. Nueva alerta desde “The Big House” , ¡ Appalachian State bloquea el FG y gana el encuentro!; sin palabras… (Resultado: 34-32)

Durante esa barbaridad de partido en el que Michigan dijo adiós ya al título nacional, Virginia Tech debía rendir tributo en Blacksburg a las 32 víctimas de la masacre de Abril en su campus. Todo estaba preparado para ser un auténtico homenaje; rival débil, lleno absoluto en Lane Stadium y una atmósfera preciosa para disfrutar del football. Los Pirates de Skip Holtz comenzarían el partido atacando frente a la feroz defensa de los Hokies, seguramente, la mejor de toda la nación. El comentarista de ESPN, Mike Tirico lo tenía claro; “Buena suerte ECU”. Sin embargo, el partido resultó ser totalmente distinto a lo esperado. VT fracasó en su juego terrestre, el QB Glennon (22 de 33 para 245 yardas, 1TD y 1 INT) lanzaría una absurda intercepción, perdería un fumble, era constantemente presionado y no paraba de perder oportunidades con receptores abiertos debido a sus continuos pases erróneos. Sí por esto no fuera poco, una sorprendente East Carolina plantaba cara con un “crecidito” QB Patrick Pinkney y un genial “play-calling” de un Skip Holtz sonriente en la banda. La defensa de los Hokies tuvo que llegar en la segunda parte al rescate y el primer error de ECU, muy cerca de su “endzone”, era respondido con un touchdown del CB “Macho” Harris en una intercepción retornada. Se acabó el partido. (Resultado: 7-17)

LOS BULLDOGS VUELVEN A DAR MIEDO

En South Bend arrancaba una nueva temporada llena de dudas, y el final del partido dejaría, más y más dudas (Resultado: 3-33). Weis se equivocó totalmente con su planteamiento y elección de QBs, el experimento Demetrius Jones acabaría rápidamente, ese no es el clásico estilo de los Irish. La entrada de un “pocket passer” como Evan Sharpley ya fue otra cosa. Sin embargo, Notre Dame no está capacitada para competir ahora mismo con un auténtico equipo BCS como Georgia Tech. La brutal defensa de los Yellow Jackets liderada por FS Jamal Lewis y el LB Philip Wheeler, además del muy sólido juego de carrera del HB Tashard Choice y unos excelentes equipos especiales, son mis principales reclamos para apostar por este equipo por el título de la ACC, y si no, al tiempo…

Boston College, una de mis candidatas a revelación del año, y según mi opinión, con serias posibilidades de hacerse con la ACC Atlantic sobre Florida State, consiguió una sensacional remontada frente al campeón y revelación del año pasado, Wake Forest (Resultado: 28-38). Bienvenidos al Show del QB Matt Ryan, quien con una remontada de por medio, sin duda, se encontraba en su “salsa”. No dudó un segundo en comenzar con su particular “bombardeo” y sus 5 TDs de la tarde sólo son superados únicamente en BC por la leyenda Doug Flutie. El nuevo HC de los Eagles, Jeff Jagodzinski, ex-coordinador de los Green Bay Packers, afirma, sin dudar, que tiene a su particular Brett Favre.

Georgia tenía un partido trampa en Sanford. La visita de Oklahoma State encabezada por el QB Bobby Reid y el WR Adarius Bowman disparaban alarmas de potencial “upset”. Sin embargo, el genial liderazgo del QB Matthew Sttaford (18 de 24 para 234 yardas y 2 TD) y una esplendida defensa que consiguió 5 sacks y 11 placajes para pérdida de yardas, disiparon, en la segunda parte, cualquier tipo de sorpresa del típico partido que los Bulldogs solían perder el año pasado (Resultado: 14-35). Se amplia el record de victorias de Mark Richt (17-0) en enfrentamientos “non-conference” en casa.

SÁBADO DE VENGANZA

En Berkeley había sentimiento de absoluta venganza tras la humillante derrota sufrida en el “Kickoff” del año pasado en “Rocky Top” a manos de los Vols. Y la victoria de los Golden Bears no pudo ser más convincente, su ataque fue un auténtico ciclón ante la velocidad y agresividad de la que siempre se presume por la conferencia SEC. Simplemente, fue demasiado para Tennessee (Resultado: 31-45).

El ataque de California puede presumir de ser perfectamente el mejor de toda la nación, además, el “Playcalling” del HC Jeff Tedford, quien, por cierto, vuelve a recuperar máxima responsabilidad en este apartado, fue realmente sublime.

Los Bears, además, pueden también presumir de tener al jugador más desequilibrante de todo el país, el WR DeSean Jackson (143 yardas totales y 1 TD), un auténtico “Playmaker”. Su touchdown de retorno de punt de 77 yardas fue impresionante, sobre todo, con aquella última cinta imposible antes de abrirse camino. A partir de entonces, los Vols dirigirían cada uno de sus punts directamente fuera. Pero no sólo viven del inmenso talento de este hombre; El despliegue físico y de capacidades del WR Lavelle Hawkins (7 recepciones para 90 yardas), la gran solidez y velocidad del HB Justin Forsett (26 carreras, 156 yardas y 1 TD), quién, por fin, tiene el mando absoluto del “backfield”, o la tremenda velocidad del “True Freshman” Jahvid Best, hacen a este equipo en ataque realmente temible.

Un excelente Eric Ainge (32 de 47 para 271 yardas y 3 TD), quien, en mi opinión, es uno de los mejores QBs de todo el país, con su “no-huddle-offense” intentaría todo lo posible, y tan sólo la falta de, al menos, un potencial “Playmaker” que le ayudase, evitó que protagonizase una legendaria remontada. Y eso que Ainge jugaba con una fractura en su dedo índice que apunto estuvo de dejarle fuera. El problema fue que la defensa del HC Phillip Fulmer encajó la mayor cantidad de puntos desde la derrota en Florida 62-37 en 1995. ¿Está Fulmer en el “hot seat”?

Kirk Herbstreit, analista de ESPN, aseguró al finalizar el encuentro, que California y USC se encontrarán, cara a cara, en el Memorial Stadium en Noviembre imbatidos para decidir el titulo de la PAC-10 y con, seguramente, en juego un viaje al BCS Championship Game. No puedo estar más de acuerdo, ahí queda eso…

¿QUÉ FUE DE AQUELLOS SEMINOLES?

Desde la llegada de Clemson a Death Valley para dar comienzo a la puesta en escena más excitante de todo College football con el tradicional “Running Down The Hill” y con Howard’s Rock como testigo, los Tigers ya habían conseguido la primera anotación del partido; intimidar a los ‘Noles. ¡Y vaya sí lo consiguieron!

Unos Tigers muy motivados, jaleados por más de 80.000 personas, literalmente se comieron a Florida State durante toda la primera parte de la “Bowden Bowl IX” . El frente defensivo de Clemson conseguía reventar la línea de “scrimmage” penetrando duramente la ridícula OL de FSU (que inició con 2 freshman titulares), mientras el ataque de los Tigers liderados por “Thunder & Ligthing” , el mejor dúo de HBs de toda la ACC, James Davis y CJ Spiller respectivamente, vencían placaje tras placaje con una espectacular combinación de potencia y velocidad. El excelente planteamiento ofensivo de Bowden hijo, basado en situaciones de “Reverses”, “Sweeps” o “Tosses” con continuos “Motions” y “Shifts” centralizados en las figuras de James Davis y CJ Spiller, era demasiado para una inoperante Florida State, que al descanso, ya se llevaba un insultante 3-24, con tan sólo un primer down ofensivo y 67 ridículas yardas.

Ni incluso con el esfuerzo y mejoría de la segunda parte, ésta Florida State tiene algo que ver con aquel programa que dominaba la Atlantic Coast Conference desde que pasaran a formar parte en 1992. Sólo un conservador “Playcalling” de Tommy Bowden revivió a los Seminoles, quienes tras mucho tiempo sin rascar bola con las constantes imágenes de Bobby Bowden y Rick Trickett desesperados en la banda, al final se dieron cuenta que podían llevarse hasta el partido. Sin embargo, cuando peor se encontraba la situación para Clemson, apareció el mando y la capacidad administrativa del QB Cullen Harper que asociado con el WR Aaron Kelly, certificaron la cuarta victoria en las últimas cinco “Bowden Bowl” entre padre e hijo. (Resultado: 18-24)

EL POWER-RANKING

Esta semana en mi Power-Ranking personal, la sorpresa es el auténtico descalabro de Michigan (fuera del ranking) y la caída de acciones de equipos como Texas o Auburn, frente al ascenso meteórico de California y Georgia Tech, y la solidez en su puesto de Georgia.

1- USC [ Record: 1-0 ]
Nada indica lo contrario, pero no son perfectos como demuestran esos 3 turnovers.
Próximo encuentro: En Nebraska, tras bye

2-LSU [ Record: 1-0 ]
Sí, ganan y además con puntos. Espectacular D, pero ¿y su ataque?, ¿será consistente?.
Próximo encuentro: Sábado contra Virginia Tech

3- WEST VIRGINIA [ Record: 1-0 ]
Pat White mostró a sus críticos que tiene brazo, pero la D permitió 245 yardas aéreas.
Próximo encuentro: Sábado en Marshall

4- FLORIDA [ Record: 1-0 ]
Tebow tuvo una sólida actuación con 299 yardas aéreas, 3 TDs y 1 TD terrestre.
Próximo encuentro: Sábado contra Troy

5- WISCONSIN [ Record: 1-0 ]
Parece que encuentran QB con el Senior Tyler Donovan, es lo único que les faltaba.
Próximo encuentro: Sábado en UNLU

6- CALIFORNIA [ Record: 1-0 ]
Sí el HC Tedford consigue ajustar algo mejor esa D, este puede ser su año definitivo
Próximo encuentro: Sábado en Colorado State

7- LOUISVILLE [ Record: 1-0 ]
La gran noticia es que todo sigue igual, Brohm y Douglas lo agradecerán mucho.
Próximo encuentro: Jueves contra Middle Tennessee State

8- OKLAHOMA [ Record: 1-0 ]
El HB Sophomore DeMarco Murray ha vuelto (5 TDs) y el QB Bradford, 386 yardas.
Próximo encuentro: Sábado contra Miami

9- GEORGIA [ Record: 1-0 ]
El QB Sophomore Matthew Stafford es ya el líder absoluto y la agresiva D ha vuelto.
Próximo encuentro: Sábado contra South Carolina

10- OHIO STATE [ Record: 1-0 ]
¿Los tapados de la Big10?, los Buckeyes no echaron en falta al actual Heisman Trophy.
Próximo encuentro: Sábado contra Akron

11- VIRGINIA TECH [ Record: 1-0 ]
No creo que ganen en Death Valley con ese juego de carrera y con un QB tan erróneo.
Próximo encuentro: Sábado contra LSU

12- GEORGIA TECH [ Record: 1-0 ]
Agresiva defensa, potente juego terrestre y sólidos equipos especiales. ¿Falta algo más?
Próximo encuentro: Sábado contra Samford

13- TEXAS [ Record: 1-0 ]
Los ‘Horns fueron derrotados en varios apartados, salvo en el resultado. ¿Y la defensa?
Próximo encuentro: Sábado contra TCU

14- UCLA [ Record: 1-0 ]
Ben Olson parece recuperado tras una actuación perfecta. Los Bruins serán sólidos.
Próximo encuentro: Sábado contra San Jose State

15- RUTGERS [ Record: 1-0 ]
Los de Schiano parecen progresar y éste ya fue capaz de cambiar la mentalidad en NJ
Próximo encuentro: Sábado contra Navy

Completan el Power-Ranking: 16- Penn State, 17- Nebraska, 18- Clemson, 19- Tennessee, 20- TCU, 21- Arkansas, 22- Boston College, 23- Auburn, 24- Boise State y 25- Florida State.

Mención especial: Hawaii, Texas A&M, Oregon State, South Florida y Texas Tech.

EL “HEISMANÓMETRO”

1 – Brian Brohm (QB – Louisville): Sólo se necesitó una jugada para comprobar que los nuevos Cardinals de Kragthorpe no olvidan esa extrema precisión que su ataque hizo “trademark” con Petrino. Mientras, Brohm se lo pasó pipa, completando 16 de 21 lanzamientos para un total de 375 yardas y 4 TDs. Parece que las cosas siguen igual por Derby City. Apunten con mayúsculas el nombre de este chico.

2 – Colt Brennan (QB – Hawaii): Este “robot” empieza como acaba, es decir, lanzando TD tras TD, y lo mejor de todo es que ¡le sobró toda la segunda parte!. Sus 416 tardas y 6 TDs fueron íntegros en la primera mitad de partido, ¡qué barbaridad!. Y es que hay que mantener a la máquina engrasada, lo suyo ya es abusar…

3- Darren McFadden (HB – Arkansas): Parece que por Little Rock las cosas también siguen exactamente igual, el juego aéreo necesita mucho trabajo, pero McFadden siempre puede hacer algo más sobre un terreno de juego. No faltó a su cita con la “Wildcat”, lanzando un pase para TD de 42 yardas, además de sus ya “normales” registros terrestres; 24 intentos para 151 yardas de carrera y 1 TD.

 

Artículo anterior404
Artículo siguienteLoi du Bayou
Israel Llata
Israel Llata es natural de Maliaño, una localidad de Santander (Cantabria). Ingeniero informático de profesión y aficionado al fútbol americano desde mediados de los años 90, asombrado por la habilidad atlética del quarterback Steve Young y aquellos exitosos 49ers. En los últimos tiempos centraría su mirada sobre un desconocido pero excitante college football, destapando su corazón como entusiasta aficionado de Alabama, una institución a la que rinde culto. Analiza en su columna semanal la jornada universitaria desde 2007. @israel_lata

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.