Historia de la Franquicia III: Tennessee Titans (1999-Actualidad)

AFC South. AFL Champions 1960, 1961
Avatar de Usuario
deblas
High School Star
Mensajes: 293
Registrado: 16 May 2016 19:21
Ubicación: Hannover (GER)
Contactar:

Historia de la Franquicia III: Tennessee Titans (1999-Actualidad)

Mensajepor deblas » 19 May 2016 11:00

Imagen


La Época Dorada (1999-2003)


Tras dos años cerrando el nuevo proyecto, el 22 de diciembre de 1998 se anuncia el nuevo e ilusionante nombre de Tennessee Titans, que daría comienzo a partir de la temporada siguiente. “Bud” Adams quería un nombre que reflejara poder, fortaleza, liderazgo y otras cualidades heroicas, y el Titans reunía todas esas condiciones. Además, el hecho de que Nashville sea conocida como “La Atentas del Sur” por su elevado número de escuelas superiores y por su réplica a tamaño real del Partenón de Atenas, encajaba a la perfección. Lástima que nadie dijera a “Bud” Adams que el padre de Atenea, Zeus, junto con sus hermanos Hades y Poseidón, fuera quien derrotara a los Titanes y acabara con su dominio sobre el mundo, pero bueno.

En cualquier caso, el inicio de los Tennessee Titans no pudo ser mejor. Javon Kearse fue el primer Titan escogido en el Draft, y el Adelphia Coliseum, la nueva y definitiva casa del equipo, fue inaugurado con una ajustada victoria 36-35 frente a los Cincinatti Bengals. A partir de ahí, todo comenzó a ir en línea ascendente. Un récord de 13-3, sin embargo, no fue suficiente para ganar la AFC Central, que se la llevaron los Jacksonville Jaguars (14-2). Ello forzó al equipo a jugar la ronda de Wild Card frente a los Buffalo Bills. En un partido muy igualado, donde las defensas triunfaron sobre los ataques, los Titans se colocaron por delante 15-13 a falta de 1:48 para el final. Los Bills, sin tiempos muertos, enlazaron un rápido drive que culminó en un FG que daba ventaja al equipo de Buffalo por 15-16 a 0:16 para el final del partido. Los Titans necesitaban un milagro si no querían que su carrera por el título acabara, una vez más, a las primeras de cambio. Steve Christie, K de los Bills, pateó el kick-off alto pero sin mucha distancia, para que sus compañeros pudieran evitar el avance de nuestro retornador. Lorenzo Neal atrapó el balón en nuestra 25, se la entregó a Frank Wycheck, que, presionado por un rival, la lanzó cruzando el campo y hacia atrás hacia un desmarcado Kevin Dyson, que recepcionó pegado a la línea de banda y con una autopista ante él. El resto, es historia.


Music City Miracle (Partido Completo)


El Music City Miracle había dado a los Titans la victoria y avanzaron para visitar y medirse a los Indianapolis Colts de un joven Peyton Manning. Eddie George pasó por encima del rival y los Titans, con una victoria por 19-16, avanzaron al AFC Championship Game. Nunca antes los Titans habían sido capaces de superar este penúltimo paso, y ante ellos tenían a los Jacksonville Jaguars, unos Jaguars que en 1999 habían ido 14-0 en temporada regular contra toda la NFL, pero 0-2 contra los Titans. Y en Play Offs no iba a ser distinto. Los Titans aplastaron a su rival, que cometió 6 turnovers y permitió un Safety, por 33-14. En su primera temporada como Tennessee Titans, se había llegado a la SuperBowl XXXIV. Una SuperBowl donde esperaban los Saint Louis Rams del Greatest Show on Turf y Kurt Warner. Pronto las cosas se pusieron complicadas, cuando los Rams se distanciaron en el marcador 0-16. Pero los Titans no se vinieron abajo, y lograron empatar el encuentro a 16 a falta de 2:16 para el final. Kurt Warner saltó al campo y en un solo pase de 73 yardas volvió a poner a los Rams por delante 16-23. Curiosidades de la Historia, fue el único pase que Warner completó en todo el 4º Cuarto. Cuando el balón volvió a las manos de McNair, el tiempo jugaba en contra de los Titans. 88 yardas por recorrer en 1:49 y solamente 1 tiempo muerto. A falta de 1:05, ya estábamos en la 45 de los Rams y aún nos quedaba el tiempo muerto. Un nuevo milagro podía ocurrir. Con 0:22 en el reloj y aún 27 yardas hasta el objetivo, la DL de los Rams llegó hasta McNair. Pero una cosa es llegar, y otra muy distinta es derribarle. Sacándose de encima a dos rivales, McNair lanzó hacia un desmarcado Dyson que atrapó el balón en la yarda 10. Gastamos el tiempo muerto. Con 0:06 en el reloj, sólo había tiempo para una jugada. Y Jeff Fisher la tenía preparada: Sliver Right. Los Titans ya la habían usado en el partido de temporada regular frente a los Steelers y había funcionado, acabando en TD. Un shift de Dyson detrás de Wycheck, que se dirigiría directo a la End Zone arrastrando a dos hombres, mientras Dyson, con un ligero retraso, le seguiría libre de marca. Pero la magia se había acabado. Mike Jones no picó y Kevin Dyson fue placado a una yarda de la End Zone. Ningún equipo se quedó tan cerca de remontar y ganar una SuperBowl en el último suspiro… hasta los Seattle Seahawks en la SuperBowl XLIX, pero esa es otra historia.

Imagen

Imagen


Último drive de los Rams


One Yard Short

Imagen
Lo que pudo haber sido…


En 2000 se logró el título de la AFC Central y el equipo estaba decidido a rehacerse y lograr esta vez el objetivo. El que años después ha sido considerado como el mejor equipo de la Historia de los Oilers/Titans caería derrotado en el AFC Divisional Game frente a los Baltimore Raves, a la postre ganadores de la SuperBowl, por 10-24. Las lesiones frenaron al equipo en 2001 que acabó lejos de los Play Offs con un récord de 7-9.

En 2002, el equipo demostró que el nivel de juego seguía siendo elevado y lo del año anterior solamente una excepción. La expansión de la NFL y la reordenación de las divisiones encuadró a los Tennessee Titans en la AFC South, junto a Indianapolis Colts, Jacksonville Jaguars y los recién incorporados Houston Texans, alineación que se ha mantenido hasta la actualidad. El récord de 11-5 sirvió para que los Titans se alzaran como los primeros campeones de la nueva división. Exentos de jugar la ronda de Wild Card los Titans se enfrentaron a los Steelers en el AFC Divisional Game, logrando una ajusta victoria por 34-31 en la prórroga gracias a un FG de Al del Greco. Pero la carrera de los Titans por el título acabaría ahí. Los Oakland Raiders pasaron por encima del equipo de Tennessee en el AFC Champsionship Game por 24-41. Otro año más, los Play Offs volvieron a ser crueles con los Titans.

La temporada 2003 volvió a mostrar unos Titans dominantes, que con un récord de 12-4, igualaron el de los campeones de división, Indianápolis Colts. Aunque la victoria ante los Baltimore Ravens en la ronda de Wild Card daba esperanzas, el cruce en el AFC Divisional Game contra los New England Patriots de Tom Brady truncaron, una vez, las esperanzas de “Bud” Adams de lograr que su equipo fuera campeón. Ese partido de Wild Card es, hasta el momento, la última victoria de los Titans en Play Offs.

Ningún equipo de la NFL ganó más partidos que los Tennessee Titans entre los años 1999 y 2003. 56-24 como récord en temporada regular, 4 temporadas de 5 entrando en Play Offs que, sin embargo, como pasara bajo el nombre de Houston Oilers, estuvieron malditos, con un récord de 5-4, incluida la derrota en la SuperBowl XXXIV. “Bud” Adams seguía sin su ansiado anillo de campeón de la NFL. El único “título” que los Titans sacaron de este maravilloso quinquenio fue el de MVP (compartido) que se entregó a Steve McNair en el año 2003.
Última edición por deblas el 23 May 2016 23:39, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
deblas
High School Star
Mensajes: 293
Registrado: 16 May 2016 19:21
Ubicación: Hannover (GER)
Contactar:

Re: Historia de la Franquicia III: Tennessee Titans (1999-Actualidad)

Mensajepor deblas » 20 May 2016 11:38

El estancamiento (2004-2013)


Sin embargo las alegrías acabarían cortadas de raíz en 2004. El tope salarial obligó a desmantelar al equipo, que entre los cortes de jugadores clave y las lesiones, se hundió hasta un triste 5-11. Estaba claro que se había comenzado un proceso de reconstrucción cuando en la temporada 2005 los Titans pusieron sobre el campo el equipo más joven de la NFL. El equipo acabó con un récord de 4-12, lejos, muy lejos, de la cabeza de la división.

Cuando en 2006, Steve McNair icono de los Tennessee Titans, fue traspasado a los Baltimore Ravens por una 4ª Ronda, las esperanzas de futuro quedaron puestas en el rookie Vince Young, capricho de “Bud” Adams. Con un equipo joven y un QB al que todos apuntaban como el sucesor directo de McNair, los fans de los Titans comenzaron a creer en que la transición no duraría mucho y pronto volveríamos a estar arriba.

Imagen
Vince Young el día de su presentación como Titan


Y no les faltaría razón. En 2006, en su temporada de rookie, Vince Young marcó unos números extraordinarios, que a la postre le valieron el premio de Rookie of the Year y la portada del Madden NFL 2008, y lideró al equipo hasta un 8-5. La vuelta a los Play Offs se antojaba posible y cercana, pero tres derrotas consecutivas para finalizar la temporada acabaron con ese sueño. Sin embargo, las esperanzas de que el equipo iba por el buen camino se mantenían altas. En 2007, la primera temporada que seguí de manera regular, un inicio prometedor colocó al equipo con un récord de 6-2 y altas posibilidades de lograr un récord positivo y una clasificación para Play Offs que se escapaba desde 2003. Sin embargo una segunda mitad mediocre dejó al equipo con un más que aceptable 10-6 y una clasificación para Play Offs lograda por los pelos, pues los Cleveland Browns, que tenían el mismo récord, se quedaron fuera. Pero la aventura en la ronda de eliminatorias volvió a ser corta, y en el partido de Wild Card el equipo cayó derrotado. Aun así lo importante es que el camino estaba marcado y la temporada 2008 comenzó de la mejor manera posible. No sólo por la elección de Chris Johnson para el backfield, sino porque 10-0 fue el récord con el que comenzamos, y fuimos el último equipo de esa temporada en ser derrotado por primera vez. Pero al igual que sucedería el año anterior, una segunda mitad más gris nos dejó con un global de 13-3. Aun así, sirvió para darnos nuestra segunda victoria en la AFC South. Sin embargo las sensaciones no eran buenas, y en el AFC Divisional Game caímos derrotados ante los Baltimore Ravens en casa por un ajustado 10-13, pero cometiendo 3 turnovers en la Red Zone y hasta 12 penalizaciones.

Imagen
Logo conmemorativo del 10º aniversario de los Tennessee Titans


Parecía que una nueva buena época estaba creciendo en Tennessee, pero el Madden Course hizo su aparición. El equipo, literalmente, se destruyó en 2009. Si la temporada pasada había comenzado con 10-0, en 2009 lo hizo con un 0-6, incluyendo la durísima derrota contra los New England Patriots sobre la nieve en Foxborough por 0-59. No había explicación para aquello. A la semana siguiente, Jeff Fisher sentó a Vince Young y dio los mandos del equipo a Kerry Collins, aunque en realidad el peso del ataque quedó en Chris Johnson. El equipo se recuperó y acabó la temporada con un digno 8-8, y Chris Johnson logró alcanzar las 2006 yds. de carrera, siendo el 6º jugador en la Historia de la NFL que lograba romper la barrera de las 2000 yds., convirtiéndose por un tiempo en CJ2k, el RB que todos querían.

Imagen
“Bud” Adams saludando a Roger Goodell


Pero en 2010 la situación ya no aguantó más. Vince Young recuperó el puesto de titular y el equipo mostraba signos de mejora, llegando al bye, en la jornada 9, con un aceptable récord de 5-3. Pero en la jornada 11, en el partido contra los Washington Redskins, Vince Young se lesionaba y la catástrofe estaba a punto de ocurrir. Tras el partido, que acabó en derrota en la prórroga, Vince Young y Jeff Fisher tuvieron una discusión en el vestuario. La discusión creció, las palabras ya no eran suficiente, y Vince Young acabó lanzando su coraza contra las taquillas. Vince Young fue puesto en IR, acabando así su temporada. Los Titans, tras el bye encadenaron un récord de 1-7 que hacía terminar la temporada con un pobre 6-10. Pero aún quedaba mucho por suceder. “Bud” Adams, en su momento defensor de Vince Young, aceptó cortarle y dar su apoyo al entrenador. Tres semanas después Jeff Fisher se marchaba del equipo.

Así, en enero de 2011 la era Fisher llegó a su fin de la manera más abrupta posible. El que hubiera sido el entrenador durante los últimos 16 años y hubiera llevado al equipo a lo más alto se marchaba. El que fue nombrado como sucesor del gran Steve McNair fue cortado. A pesar de lo que parecía el abismo, sin QB ni HC, había una sensación positiva. Un retoque aquí, un jugador allá, y volveríamos a ver un equipo ganador. Sin embargo, las cosas nunca son lo que parecen. Mike Munchak tomó el relevo de un equipo en descomposición y Jake Locker, el escogido para guiar a la franquicia, acabaría fracasando debido a las lesiones. Ahora, con la ventaja del tiempo pasado, muchas críticas injustas le cayeron al bueno de “Munch”. 2011 fue relativamente un buen año. El juego no era del todo bueno y había fallos, pero se logró un sólido récord de 9-7 y se estuvo en la lucha por clasificarse para los Play Offs hasta el final. Fue, sin embargo, la última temporada con récord ganador de la franquicia.

Imagen
Logo conmemorativo del 50º aniversario de la franquicia.


En 2012 el equipo comenzó a mostrar signos que no daba más de sí. Las continuas lesiones de Locker impedían su continuidad, las penalizaciones lastraban al equipo y los fallos, especialmente en la OL y la secundaria, enterraban lo poco bueno que se producía. Se acabó la temporada con un récord de 6-10 y con Mike Munchak cuestionado. 2013 no fue muy distinto. El equipo estaba hundido en la mediocridad de la NFL y no había visos de mejora. Deportivamente, el roster demostraba graves fallos y entró en barrena. El récord de 7-9 muestra quizás, mucho más de lo que se vio sobre el campo. Organizativamente, “Bud” Adams moriría en octubre de 2013 y la propiedad del equipo recaería en sus 2 hijas y 3 nietos a partes iguales, que no mostraron interés en el equipo hasta hace poco tiempo y crearon una disfuncionalidad grave. Su franquicia no sólo nunca le había dado un anillo de campeón de la NFL, sino que le decía adiós en un momento deportivo delicado. Ruston Webster, GM y, dada la situación, cabeza indiscutible de la franquicia, dio un ultimátum a Munchak. Éste no se dejó intimidar y mantuvo firme su idea. Días después fue despedido. La última columna que sujetaba el tambaleante edificio había sido derribada.

Avatar de Usuario
deblas
High School Star
Mensajes: 293
Registrado: 16 May 2016 19:21
Ubicación: Hannover (GER)
Contactar:

Re: Historia de la Franquicia III: Tennessee Titans (1999-Actualidad)

Mensajepor deblas » 20 May 2016 12:07

Travesía en el desierto (2014-…)


Aún tardaríamos casi un año en darnos cuenta de lo que Mike Munchak sabía. No era un problema de despedir a un entrenador u otro y traer a gurús ofensivos que reactivaran el pobre ataque. El problema era que los jugadores no daban más de sí. Y cuando Ken Whisenhunt se hizo cargo del equipo, todo se vino abajo. Whisenhunt, quizás, sólo estuvo en el lugar y momento equivocado, pero bastó el traer un nuevo sistema para que todos los fallos estructurales de la plantilla, que habían sido camuflados de una manera o de otra bajo el mando “continuista” de Munchak, salieran a la luz y para que el equipo colapsara por completo.

2014 se convirtió en el peor año de la franquicia como Tennessee Titans y la peor temporada desde el año 1994, donde también se logró un triste 2-14. Las carencias del equipo eran, sencillamente, demasiadas. El equipo fue prácticamente masacrado en todos los partidos. Locker demostró que su elección había sido un fracaso. 4 QB jugaron esa temporada, y ninguno demostró ser válido. Tampoco la OL les dio mucho tiempo para demostrarlo. El juego de carrera era inexistente y en defensa, aunque las cosas no iban tan mal, los agujeros eran grandes. Ken Whisenhunt fue cuestionado. Ruston Webster, también. Pero ante la disfunción de la propiedad de la franquicia, ambos conservarían su puesto para 2015.

Imagen
Marcus Mariota, el día de su presentación como Titan


Las esperanzas de que las cosas cambiaran para ese año residieron en el nuevo QB y cara de la franquicia, Marcus Mariota. Con estabilidad en el puesto clave y tras el duro año de “aprendizaje” del sistema que Whisenhunt trajo, se esperaba una mejora de resultados. Además, en las oficinas, las cosas comenzaron a aclararse. Tommy Smith, que hasta entonces había sido nombrado, casi a dedo, CEO, fue despedido. Amy Adams Strunk, hija de “Bud” Adams, apoyada por su sobrino Kenneth Adams IV, tomó las riendas de la propiedad, aunque en minoría. Sacaron del retiro a un viejo conocido, Steve Underwood, que sirvió como CEO y comenzaron al temporada con el objetivo de poner las cosas en orden. Cuando el equipo comenzó la temporada 1-5 y sin visos de mejorar la actuación del año anterior, Amy Adams Smith se puso seria. Ken Whisenhunt tenía una última oportunidad. En Houston, ciudad natal de la familia Adams, antigua ciudad de los Titans y contra rival divisional. Los Titans perdieron con estrépito 6-20. El día siguiente, Whisenhunt fue despedido.

Mike Mularkey tomó los mandos de manera interina y el equipo, que siguió mostrando graves carencias, acabó con un récord de 3-13 y como peor conjunto de la NFL. Ruston Webster también fue despedido. Al fin y al cabo, él había construido el paupérrimo roster que teníamos. A finales de enero de 2016, se confirmó a Mike Mularkey como HC y se contrató a un nativo de Tennessee, Jon Robinson, como GM. Una nueva era echaba a andar.

Imagen
Steve Underwood (CEO, izq), Mike Mularkey (HC, cen) y Jon Robinson (GM, der)


Aun así, los Titans tienen mucho camino por recorrer. De momento, parece que los pasos dados son los correctos, pero estamos cruzando un desierto, y hay que tener cuidado con los oasis…


Volver a “Tennessee Titans”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados