Historia

En 1.982, por petición de algunos de los equipos de la liga, el National Football Scouting Inc. organizó un campamento para jugadores en Tampa, Florida. El objetivo principal del evento era que los equipos interesados pudieran conocer a fondo el estado físico de los atletas elegibles para el Draft, ya que por aquel entonces la información médica de los prospectos no estaba tan al alcance de la mano como lo está hoy en día. Dicho campamento recibió el nombre de ‘National Invitational Camp’ (NIC) y en su primera edición acogió a un total de 163 jugadores procedentes de todo el país.

En los siguientes dos años otras asociaciones organizaron otros campamentos similares para distintos equipo de la liga hasta que en 1.985 las 28 franquicias de la NFL decidieron unificar sus esfuerzos, especialmente económicos debido al elevado coste de las exploraciones médicas a tal cantidad de jugadores, y participaron en conjunto en el original ‘NIC’ que ése año se iba a celebrar en Arizona y que a partir de entonces recibiría el nombre de ‘NFL Scouting Combine‘. Tras pasar por Nueva Orleans en el ‘86 la Combine viajó hasta Indianápolis en 1987, y ésa se convertiría en su sede definitiva hasta la fecha, primero en el antiguo RCA Dome y desde 2008 en el Lucas Oil Stadium, actual hogar de los Indianapolis Colts.

Aaron Rodgers participando en la Combine de 2.005, 27 Febrero. (AP Photo)

Durante sus primeros años era un evento exclusivo para las franquicias de la liga, ni prensa escrita ni televisión tenían acceso a las pruebas a las que sometían a los jugadores que pocos meses después iban a ser escogidos en el Draft de la NFL. Pero éso cambió en el año 2.004, pocos meses después de su creación el canal NFL Network, propiedad de la propia NFL, comenzó la retransmisión en exclusiva de un programa diario de una hora de duración en el cual resumían las pruebas y las mejores actuaciones que habían tenido lugar durante los cuatro días que duraba el evento, y entonces llegó el boom!. Desde 2.004 el crecimiento en interés y repercusión de la Combine ha aumentado de manera exponencial, lo que comenzó con una cobertura televisiva de 4 horas fue creciendo gradualmente hasta llegar en 2.010 a más 30 horas de televisión en directo, con unas audiencias totales que superaron los 7.25 millones de espectadores en 2.013, un incremento del 11% respecto al 2.012. Éste rápido crecimiento ha convertido a la Combine en un escaparate muy apetitoso para las grandes marcas americanas.

En el año 2.008 la NFL y Under Armour llegaron a un acuerdo para que a partir de la edición de 2.009 la marca de ropa deportiva fuera el patrocinador exclusivo de el evento. Como parte de ése acuerdo el logotipo de la marca debía aparecer junto al de la NFL Combine y todos los participantes en el evento deberían vestir ropa de UA durante su estancia en Indianapolis, ropa que la misma marca regalaba gustosamente a cada jugador. Antes de firmarse ése acuerdo, en 2.006, Under Armour ya tuvo una presencia importante en la Combine de aquel año cuando se hizo con los derechos de algunos de los jugadores más conocidos de aquella clase como Vernon Davis o AJ Hawk y participaron en la campaña publicitaria ‘Click-Clack’ que seguro algunos todavía recordáis. Desde el acuerdo de colaboración, evento y marca deportiva han crecido conjuntamente, cada año UA escoge a uno de los jugadores participantes en la Combine sobre el cual hace una campaña publicitaria intensiva que se repite hasta la saciedad en las retransmisiones que NFL Network emite durante los cuatro días. En los últimos años los más destacados han sido Cam Newton y sobretodo Julio Jones ya que coincidió con el lanzamiento por parte de la marca de una nueva tecnología innovadora, el E39:

El Evento

La NFL Scouting Combine es conocida como la entrevista de trabajo definitiva para los jugadores que aspiran a ser elegidos por las franquicias de la NFL en el Draft. Los jugadores son analizados al detalle, comenzando por las mediciones de su cuerpo y pesaje, pasando por entrevistas individuales a pruebas físicas y atléticas, entrenamientos posicionales, pruebas médicas  y terminando con un éxamen escrito conocido como el ‘Wonderlic Test’.

En cada edición de la Combine entre 330 y 350 jugadores son invitados por la propia organización, éstos son repartidos por posiciones y dentro de ésas posiciones son ordenados alfabéticamente asignándosele un número a cada jugador con el que poder ser reconocidos fácilmente. Al tratarse de un número tan alto de participantes éstos son divididos por posiciones y cada uno de ellos entrará en acción tan sólo uno de los días, siendo el calendario el siguiente:

  • Viernes 3: Offensive Tackles & Guards, Runningbacks y Especialistas (K y P)
  • Sábado 4: Quarterbacks, Receptores y Tigh ends .
  • Domingo 5: Defensive Tackles, Pass Rushers y Linebackers.
  • Lunes 6: Cornerbacks y Safeties.

El mismo día en que llegan a Indianápolis los jugadores deben pasar por el mal trago de tener que pasearse y posar en ropa interior delante de una multitud de más de 500 personas formada por entrenadores, scouts y medios de comunicación. Entonces se les mide (altura) y se les pesa oficialmente y se toman además otras medidas a distintas partes de su cuerpo, como brazos, manos o el wingspan (distancia de punta de dedo a punta de dedo estando estirado). Éstas medidas no son importantes para todas las posiciones pero en algunas sí que hay un standard mínimo que se considera hay que alcanzar, por ejemplo un QB debe medir al menos 6’2, un línea ofensivo sobretodo los Tackles tienen que tener unos brazos largos, y las manos de los receptores y quarterbacks deben ser grandes, por nombrar algunos de los más clásicos.

Durante la tarde/noche, la mayoría de las veces en los mismos hoteles en donde se hospedan, los jugadores pueden ser reclamados para ser entrevistados por los equipos. Cada franquicia puede hacer un máximo de 60 entrevistas, y éstas no pueden exceder nunca de los 15 minutos. La variedad de preguntas en las entrevistas es muy diversa, hay algunas predeterminadas que tratan de ayudar a conocer la personalidad de el jugador, otras son de índole más personal, pero habitualmente suelen estar relacionadas con el football. Un entrenador puede pedir por ejemplo a un Quarteback que explique un concepto ofensivo en la pizarra, o que descifre las intenciones de una defensa mostrándole una captura pre-snap real en el proyector. Aunque siempre recordaremos el caso de Jeff Ireland, quien tuvo la osadez de preguntar a Dez Bryant a ver si su madre era  prostituta, cuestión que salió a la luz pública y fue incluso investigada a fondo por la propia NFL. Las entrevistas pueden alargarse hasta altas horas de la noche pero los jugadores deben intentar descansar ya que al día siguiente les va a tocar madrugar para entrar en acción sobre el césped del Lucas Oil Stadium.

Las Pruebas

Las pruebas físicas son iguales para todos los participantes independientemente de la posición en la que jueguen y son las que los aficionados podemos disfrutar gracias a la retransmisión televisiva. Están diseñadas para poder comprobar y comparar diferentes cualidades físicas y atléticas de los jugadores como la velocidad, fuerza, potencia, agilidad, salto, etc. Y son las siguientes:

40 YARD DASH. Es sin duda la prueba estrella del evento y no tiene demasiado misterio, los jugadores deben recorrer 40 yardas (36.6m) en el menor tiempo posible, habiendo partido desde parado y con una mano apoyada en el suelo. Es una prueba que tiene especial importancia para receptores y cornerbacks, ya que son probablemente los únicos que vayan a tener que correr ésa distancia con el pedal a fondo en situaciones de juego real. Los últimos años está tomando todavía mayor relevancia y los jugadores, cualquiera que sea su posición, se pasan los meses previos a la Combine entrenando como si fueran ‘sprinters’ para no quedar en ridículo en el día D. Las mediciones de tiempo oficiales se realizan con láser, y se toman medidas en las yardas 10, 20 y 40. La marca de las 10 yardas se suele tomar como referencia para medir la explosividad del tren inferior de líneas ofensivos y defensivos.
Mejor marca histórica: Chris Johnson 2008 (4.24). 2016: Keith Marshall  (4.31)

BENCH PRESS. Es la prueba que mejor mide la fuerza en el tronco superior y consiste en levantar el mayor número de veces posible y sin descaso 225 libras (102kg) en press de banca. Además de la fuerza bruta también se pone a prueba la resistencia ya que los mejores atletas llegan a hacer hasta más de 40 alzadas sin respiro. Es una prueba con especial importancia para los líneas, tanto ofensivos como defensivos ya que su tren superior es de vital importancia para la lucha en las trincheras. Los Quarterbacks y los receptores están exentos de participar si lo desean, aunque en el caso de los WR puede ser beneficioso para su stock si pueden completar una actuación digna ya que sería un indicador de que podrían enfrentarse con éxito a una press cover de un Cornerback físico.
Mejor marca histórica: Justin Ernest 1999 (51 alzadas) 2016: Christian Westerman  (34)

20 YARD SHUTTLE. Es una prueba diseñada para medir la explosividad, la agilidad y los cambios de dirección de los jugadores por lo que es de especial importancia para ‘playmakers’ y sobretodo para los defensive backs. Se trata de, partiendo desde el centro y estando colocado con una mano en el suelo, correr 5 yardas hacia un lado, correr 10 yardas hacia el lado contrario para terminar corriendo otras 5 hasta el punto de partida. No hay obligación de correr primero para un lado u otro, y poniendo un ejemplo si el jugador comenzara la prueba en la yarda 5, debería por ejemplo correr hasta tocar la Goaline con su mano, volver para tocar la línea de 10 yardas y terminar cruzando la línea de 5 yardas. Existe otra versión de la prueba de 60 yardas, corriendo 15-30-15 pero en los últimos años ha perdido relevancia.
Mejor marca histórica: Kevin Kasper 2001 (3.73 segs.) . 2016: Justin Simmons  (3.85)

BROAD JUMP. Lo podríamos traducir como salto de longitud, el jugador debe colocarse con los dos pies pisando una línea horizontal y de un sólo impulso saltar todo lo que pueda hacia adelante teniendo eso sí, cuidado de no mover los pies una vez haya aterrizado. La prueba mide la potencia del tren inferior, la explosividad y su fuerza por lo que es especialmente importante para Linebackers, Runningbacks y líneas defensivos. Es un ejercicio que requiere su técnica por lo que es necesario un entrenamiento específico antes del evento.
Mejor marca histórica: Byron Jones 2015 (12’3” 3.73m) 2016: Daniel Lasco  (11’3”)

b jump

VERTICAL JUMP. Es similar a la prueba anterior solo que en éste caso el jugador en vez de saltar hacia adelante lo deberá hacer hacia arriba. Se comienza midiendo al participante con los brazos estirados y posteriormente se coloca una escala con varillas de colores preparada para medir los saltos siempre a la misma altura de cada jugador. El saltador tendrá dos oportunidades para alcanzar el máximo número de varillas posibles, las varillas están colocadas a media pulgada de distancia entre si y el mecanismo está preparado para que giren con el contacto del jugador, la varilla más alta que se haya movido indicará la altura total del salto vertical del jugador.
Mejor marca histórica: Gerald Sensabaugh 2005 (46”  1.17m)2016: Daniel Lasco  (41.5”)

3 CONE DRILL. Es la prueba que más tarde se ha incorporado al evento, mide la velocidad, la explosividad, los cambios de dirección y el equilibrio. Algunos equipos se fijan mucho en ella para evaluar a los pass rushers. Se colocan tres conos formando una L a 5 yardas de separación entre cada uno, el cono número 1 será el borde exterior de la L, el 2  será la esquina y el 3 el superior. La prueba comienza con el jugador en el cono nº1 con una mano en el suelo, sprinta hasta el cono nº2 y toca la línea del suelo, vuelve a sprintar al nº1 y vuelve a tocar el suelo para regresas a tope y pasar el nº2 por exterior en su camino hacia el cono número 3 el cual rodea desde el interior para volver al nº2 y pasarlo por fuera en un último esfuerzo para terminar en el número 1. Imagen
Mejor marca histórica: Jeff Maehl 2011 (6.42 segs. )2016: Davon Cajuste  (6.49)

Los Drills Posicionales

Una vez han finalizado con las pruebas físicas los jugadores pasan a realizar los denominados ‘position drills’, unos ejercicios planificados específicamente para destacar los puntos fuertes y débiles de los participantes en sus respectivas posiciones. Hago un breve repaso por grupos:

QUARTERBACKS. A los QBs no les gusta demasiado participar en los entrenamientos de la Combine ya que van a lanzar balones a jugadores a los que no conocen y con los cuales no tienen ninguna clase de química, pero no deben preocuparse ya que no es en el % de completos en lo que van a fijarse los scouts. Éstos se van a fijar sobre todo en, el juego de pies, la mecánica de lanzamiento, la velocidad en el proceso de lanzamiento, la velocidad con la que el balón sale de sus manos y la potencia o ‘brazo’ del jugador. Para ello les someten a diferentes ejercicios, deberán hacer series progresivas de drop-backs de 3, 5 7 pasos, y rollouts lanzando pases a las rutas más básicas del route-tree, el slant, out, in, deep corner y ‘go’, y se considerará que han tenido una buena actuación si consiguen lanzar espirares ‘bonitas’, precisas y mostrando una buena potencia de lanzamiento.

OFFENSIVE LINE. Los ejercicios preparados para los líneas de ataque van a poner a prueba su agilidad de pies, rotación de caderas, balance, aceleración y cambios de dirección. En uno de los ejercicios les harán correr 15 yardas hacia atrás mientras giran sus caderas a uno y otro lado, en otro se situará con otro compañero frente a frente mientras trata de imitar todos sus movimientos en los que se conoce como ‘el espejo’ y que pone a prueba la velocidad de pies y cambios de dirección, y cada vez es más importante el ‘pass rush drop’ en el que los líneas deben colocarse en una ‘stance’ de dos o tres apoyos y retroceder hasta un cono situado a 12 yardas persiguiendo a un ‘rusher’ sin perder el balance, el punto de gravedad y mostrando una flexión de rodillas natural. Por supuesto también harán ejercicios de ‘pull’ en los que simularan situaciones de juego de carrera.

WIDE RECEIVERS. A los receptores se les va a exigir que, corran bien las rutas, hagan cortes limpios, se ajusten a los lanzamientos de los Quarterbacks, tengan un buen body control y sobretodo que posean unas manos fiables. Deberán recibir balones recorriendo todas las rutas del árbol, se le da especial importancia a las capturas en la banda tras correr una ‘out’ para ver si son capaces de arrastrar los pies tras asegurar la recepción, y también a cómo se ajustan a los lanzamientos sobre su hombro que les lanzan en las rutas profundas. La prueba sin duda más divertida para ver en televisión es la ‘gauntlet’ y pone a prueba sobretodo la concentración y las manos de los receptores. Lo podéis ver en el vídeo a continuación, pero la prueba comienza con el receptor colocado de espaldas en una de las bandas, debe girarse 180º recibir un pase, girarse otros 180º recibir otro pase, y a continuación recorrer sprintando y sobre una línea recta el ancho de campo mientras recibe 5 pases potentes de 5 QBs colocados a 12 yardas de distancia el uno del otro y cada uno a un lado del receptor. El jugador debe atrapar el pase, asegurarlo e inmeditamente soltarlo para prepararse para la siguiente captura, es una prueba realmente complicada.

TIGH ENDS. Tienen varios ejercicios muy similares a los de los receptores, sólo que éstos corren otras rutas distintas, sobretodo al flat y hook, rutas dentro y fuera al llegar a 14 yardas y las corner routes. También realizan el ejercicio ‘gautlet’, y completan su jornada con una serie de ejercicios orientados a los bloqueos, con drills básicos contra compañeros para evaluar la técnica y de relesase contra ‘dummies’ para evaluar la explosividad.

RUNNINGBACKS. Los ejercicios para los corredores son como una carrera de obstáculos y en mi opinión son los que menos relevancia tienen de cara a evaluar sus cualidades para la liga. Realizarán ejercicios básicos de técnica de bloqueo, correrán su árbol de rutas y recibiran algunos pases pero sobretodo correrán y evitarán obstáculos. En el ejercicio principal el RB comenzará el ejercicio en parado como antes de un snap, recibirá un handoff, sorteará varios obstáculos hasta llegar a un entrenador sujetando un ‘bag’ que moverá a izquierda o derecha y el RB deberá reaccionar cortando hacia el lado contrario. Otro ejercicio parecido es el de recoger un pitch hacia el exterior, realizar una carrera por fuera y una vez estén en el segundo nivel sortear una serie de dummies que simulan ser defensive backs. Éstos ejercicios sirven para evaluar el equilibrio, la reacción, la agilidad y la arrancada de los corredores

DEFENSIVE LINE.  En los ejercicios para los líneas defensivos debemos tener en cuenta que participan tanto Tackles como Ends por lo que habrá ser cautelosos a la hora de sacar conclusiones en los drills. La mayoría de los ejercicios pondrán a prueba la agilidad, el body control, la explosividad y el movimiento lateral de los participantes. Veremos por ejemplo el ‘3 man bag drill’ en donde los jugadores recorrerán una línea de scrimmage ficticia golpeando 3 dummies mientras tienen que tocar el suelo con las dos manos entre cada golpeo, o el ‘4 bag agility drill’ en donde los jugadores comienzan tumbados, se tienen que levantar corriendo y comenzar un zig zag arriba y abajo mientras sortean cuatro obstáculos en el suelo. El ejercicio más interesante los últimos años ha sido el de la técnica de pass rush, donde el participante comienza colocado a unas 6 yardas a un lado del ‘center’, y cuando un entrenador mueve el balón arranca corriendo unas 5 yardas hasta llegar a un ‘tackle dummie’ que tiene que sobrepasar por alguno de los lados usando las técnicas de ‘rip’ cuando pasan por la izquierda, o ‘swin’ por la derecha, para terminar llegando ‘a tope’ a un punto donde se supone debería estar el QB. Éste ejercicio revela mucho sobre la explosividad, y la capacidad que tiene el jugador de ‘doblarse’ o inclinarse, algo muy demandado en la liga últimamente.

LINEBACKERS. En una liga en la que se pasa y se usa a los Tigh Ends cada día más, los Linebackers tienen que ser capaces de correr y cubrir casi como un Safety, ésto se verá reflejado en los ejercicios ya que cada vez se les incluyen mayor número de drills de cobertura más propios casi del grupo de DBs. Sus ejercicios son de hecho una mezcla entre los de secundaria y los de los líneas defensivos, realizarán entre otros, los ejercicios que he explicado en el grupo anterior para medir la explosividad, el movimiento lateral y el control corporal, e incluso algunos de los participantes que sean considerados como LB exteriores para una 3-4 en la liga serán elegidos para realizar también ejercicios específicos de pass rush. Si un LB quiere demostrar que es un jugador para 3 downs en la liga deberá destacar en los drills de cobertura, uno de los ejercicios más interesante es en que el jugador se ‘deja caer’ en cobertura en un ángulo de 45º mientras mira a un entrenador que le indica cuando girar las caderas, tras 3 movimientos el entrenador le hace un gesto que le indica que debe atacar un pase corto simulado y entonces el jugador sprinta hacia adelante en busca de un balón que lanzará un QB. Si un LB muestra unas caderas ágiles y tiene una buena transición drop/atack se apunta un gran tanto a su favor.

DEFENSIVE BACKS. Los ejercicios de los hombres de secundaria son muy entretenidos de ver y personalmente con los que más disfruto en la Combine. Están diseñados para comprobar la agilidad, la técnica de backpedal, la facilidad de apertura de caderas, los cambios de dirección y los ball skills de los participantes. Hay varios drills dedicados al backpedal, en uno los jugadores deben correr hacia atrás e ir haciendo giros de 90º en los que se pone a prueba su ‘desbloqueo’ de caderas, para hacerlo bien el jugador debe mantenerse en una línea recta. En otro se comprueba la transición del backpedal al sprint a fondo haciendo un giro de 180º grados en el proceso, y en un tercero se comienza haciendo backpedal hasta que con un aviso de un entrenador tiene que sprintar hacia delante para después hacer un cambio de dirección en un ángulo de 45º y localizar y atrapar un balón lanzado por un QB hacia una de las bandas a 40 yardas de la línea de scrimmage. El más completo es el ejercicio ‘W’ en el que el DB hace backpedal 5 yardas, sprinta hacia delante otras 5 en diagonal, vuelve a backpedalear 5 yardas para sprintar otras 5, y termina con las últimas cinco de backpedal para sprintar 10 yardas en diagonal y recibir un pase fuerte que le lanza uno de los QBs.

Los jugadores de secundaria suelen terminar su jornada de ejercicios con una competición entre los jugadores, los dividen en dos equipos y realizan por parejas el drill de dropback de 5 yardas y sprint teniendo que atrapar un balón, funciona como una tanda de penalties y el equipo que menos balones se deje caer gana, el perdedor debe cumplir el castigo y realizar unas cuantas flexiones.

Otros Test

Durante su estancia en Indianapolis los participantes tendrán que someterse a otra clase de test no tan deportivos. El primero de ellos es muy sencillo, tan sólo deben orinar en un frasco. Todos y cada uno de los jugadores que participen en la Combine deben pasar un control ‘anti-substancias’ que varias semanas después suele depararnos alguna que otra sorpresa desagradable. Los escasos positivos que hay suelen estar relacionados con el consumo de marihuana.

THE CYBEX TEST. Se trata de un test que mide la flexibilidad y el movimiento de las articulaciones de los jugadores. Se realiza con una máquina especial que toma y computa los datos que posteriormente son analizados por los expertos de los equipos. Generalmente no es una prueba muy relevante a no ser que te estés recuperando de una lesión, y normalmente se suele realizar el mismo día en el que llegan al evento para que los jugadores tengan tiempo de recuperarse  de alguna posible molestia que se les pueda ocasionar, antes de realizar las pruebas físicas.

THE WONDERLIC TEST. Es una prueba diseñada para conocer la habilidad cognitiva y la inteligencia de los participantes. Lleva varios años utilizándose en la NFL Combine pero es muy común también en pruebas de acceso a universidades o entrevistas de trabajo. Consta de 50 preguntas de test con varias respuestas posibles que el participante debe responder en 12 minutos. Las preguntas pueden ser muy variadas, operaciones matemáticas, secuencias lógicas, relaciones lingüísticas…, pero generalmente son lo suficientemente complicadas para que la mayoría de los participantes no tenga tiempo de terminar el examen. Podéis realizar vosotros mismos un ejemplo de test y comparar vuestros resultados con los de algunos de los jugadores de la liga: ejemplo de Wonderlic Test.
0 a 10. Morris Claiborne (4), Frank Gore (6), Chris Leak (8), CJ Spiller (10).
11 a 20. Dan Marino (15), Donovan McNabb (15), Vince Young (16), Aaron Hernandez (17), Adrian Peterson (18).
21 a 30. Cam Newton (21), Tim Tebow (22), Geno Smith (24),  Joe Flacco (27), Drew Brees (28), Tony Romo (30).
31 a 40. Phillip Rivers (30), Tom Brady (33), Sam Bradford (36), Aaron Rodgers (39), Eli Manning (39).
41 a 50. Blaine Gabbert (43), Ryan Fitzpatrick (48), Mike Mamula (49), Pat McInally (50).

EXAMEN MÉDICO. Todos los participantes se someterán a un exhaustivo reconocimiento médico. Si un jugador ha tenido algún tipo de lesión en los últimos doce meses tiene la obligación de aportar cualquier tipo de documentación (radiografías, resonancias, informes) que su equipo médico le haya entregado en ése periodo. Además de un reconocimiento general, los participantes con historial de lesiones pueden ser reclamados para ser reconocidos por el equipo médico de la franquicia que lo solicite de forma individual. No suele ser habitual pero puede darse el caso de que en éstas pruebas se le encuentre a algún jugador alguna lesión de la que no fuera consciente antes del evento, por ejemplo recordareis el caso de Star Lotulelei, a quien el año pasado prohibieron la participación en las pruebas físicas tras serle diagnosticada una anomalía cardíaca en el corazón.

Fuentes: nflcombine.net, theredzone.org, nfl.com, wikipedia.org, bloggingtheboys.com.