Los Seahawks se imponen a los Rams y reinan en la NFC West

Victoria para Seattle por 24-3 en el Thursday Night

1164
Russell Wilson olvidó su partido de pesadilla de la semana pasada

Los Seattle Seahawks ya son de nuevo campeones de la NFC West. Russell Wilson lanzó tres pases de touchdown, Tyler Lockett acumuló 130 yardas de recepción y un TD y los de Pete Carroll aseguraron su división con un triunfo por 24-3 ante Los Angeles Rams este jueves por la noche.

Este es el tercer título divisional de Seattle en los últimos cuatro años y ahora la aspiración del equipo es el #2 en la NFC y el descanso en la primera ronda.

No fue un gran partido de Seattle (9-4-1), pero desde luego fue bastante mejor que su desempeño de la semana pasada en Green Bay cuando Wilson lanzó 5 intercepciones.

Esta vez, a pesar de una floja primera parte, Wilson lanzó un pase de touchdown de 1 yarda para Doug Baldwin al final del tercer cuarto para poner a su equipo 17-3, y luego aseguró el partido con otro envío de 57 para Lockett en la segunda jugada del cuarto decisivo.

Wilson terminó con 19 de 26 pases completados para 229 yardas, pero también lanzó una intercepción en la goal line mediado el cuarto cuarto. Siete de sus pases fueron para Lockett, cuyo máximo personal anterior eran 104 yardas. Luke Willson también anotó en una atrapada de 8 yardas en la primera mitad.

Días después de despedir a Jeff Fisher, los Rams (4-10) culminaron con su quinta derrota consecutiva ahora bajo las órdenes del coach John Fassel. El frente defensivo de Los Angeles puso en problemas a Seattle durante la primera mitad pero la ofensiva visitante no estuvo a la altura.

Jared Goff completó 13 de 25 pases para 135 yardas antes de retirarse en el último periodo para ser evaluado de una posible conmoción tras recibir un golpe de Richard Sherman en un intento de carrera por la banda. Los Rams acabaron con sólo 183 yardas totales, 90 de las cuales llegaron en el cuarto final.

El running back Todd Gurley no tuvo tampoco mucha oportunidad de brillar y se quedó en 38 yardas en 14 carreras.

Otro jugador que tuvo que retirarse lesionado fue el punter local Jon Ryan quien quedó conmocionado tras ser placado en una jugada de «fake punt». Ryan corrió 26 yardas antes de que la pelota se le escurriese de las manos y fuera golpeado en el caso al tiempo que era derribado.