Schwäbisch Hall Unicorns y Braunschweig Lions se juegan la German Bowl

Repetición de la final del año pasado

1237

Llegó el momento de la verdad en la GFL. Schwäbisch Hall Unicorns y Braunschweig Lions se juegan el título nacional en Alemania. Los primeros no conocen la derrota en toda la temporada, los segundos, son los actuales bicampeones de Europa y tricampeones de la German Bowl. No va más.

Los de Braunschweig accedieron a la final tras superar por 38-21 a los Kiel Baltic Hurricanes mientras que los Unicorns hicieron lo propio superando a los Dresden Monarch por 35-26.

Estos dos equipos se conocen perfectamente y ya se han visto las caras en este mismo punto de la temporada los dos últimos años. En esos dos precedentes la balanza cayó del lado de los Lions por lo que los hombres de Siegfried Gehrke esperan que a la tercera sea la vencida, y lograr un trofeo que no levantan desde 2012.

El QB Marco Ehrenfried, un hombre de la casa que se inicio jugando al flag-football, es el encargado de dirigir a la poderosa ofensiva verdiblanca sobre el terreno de juego, una unidad que ha promediado 47.5 puntos por partido hasta la fecha. Con sólo 24 años, casi dos metros de estatura y un poderoso brazo, está considerado como uno de los mejores jugadores del viejo continente. Este año ha lanzado 62 touchdowns por sólo 7 intercepciones.

En el juego terrestre Bastian Ziegler  y Anthony Bilal han formado una dubla letal corriendo ambos para 900 yardas y aportando un total de 23 touchdowns por vía terrestre. En el juego aéreo brilló Tyler Rutenbeck con 1.278 yardas y 21 TD pero una lesión en playoffs le ha dejado fuera de juego para este compromiso.

La guinda la pone el polivalente Patrick Donahue. El norteamericano ha acumulado 1.048 yardas de recepción y 23 touchdowns en los 12 partidos, incluyendo playoffs, que ha disputado este curso. Además, es un peligro total en equipos especiales y siempre amenaza «big play» tanto en los retornos de kickoff como en los de punt. Es el máximo anotador del equipo con 182 puntos.

En defensa los linebackers de Estados Unidos Nick Alfieri, Danny Washington y Daniel McCray se unen a un backfield defensivo en el que brillan Gerhard Jäger, Cody Pastorino y Christian Koeppe.

LOS LIONS, REYES DE EUROPA

Por parte de los Lions su director de orquesta es el quarterback Casey Therriault. El norteamericano ya ha llevado a los suyos a conseguir el cetro europeo y ahora busca el doblete.

Su mejor objetivo esta temporada ha sido Jan Hilgenfeldt quien ha atrapado 62 pases para 852 yardas pero el hombre más peligroso de la ofensiva es el RB de origen holandés Chris Smith. Smith ha sumado 1.417 yardas con un tremendo promedio de 8,1 por intento.

Sin embargo el punto fuerte de los de Braunschweig está en su defensa, la mejor de la GFL. Los de Troy Tomlin sólo han encajado 12,4 puntos por partido y saben que si mantienen su promedio ante los Unicorns, sus posibilidades de volver a levantar el trofeo son muy altas.

En el capítulo histórico los Lions son el equipo más laureado de Alemania con 10 títulos nacionales en su haber mientras que los Unicorns cuentan con dos German Bowl en su palmarés.

El partido se disputará este sábado desde las 17:30 h. en el Friedrich-Ludwig-Jahn-Sportpark de Berlin.