Jacoby Brissett también gana para los Patriots

Victoria por 27-0 ante los Houston Texans

1619
LeGarrette Blount volvió a superar las 100 yardas de carrera (Patriots.com)

Con Tom Brady, con Jimmy Garoppolo y con Jacoby Brissett. Bill Belichick y los New England Patriots demostraron una vez más que su chistera de trucos es inagotable. Con un inteligente plan de ataque, excelentes equipos especiales y una defensa consistente, los de Boston se impusieron a los Houston Texans por 27-0.

Josh McDaniels diseño un «game plan» ofensivo basado en carreras perimetrales de Julian Edelman (3 carreras, 14 yardas), la contundencia de LeGarrette Blount (24 carreras, 105 yardas, 2 TD) y pases sin mucho riesgo para su QB rookie (11/19, 103 yardas), quien además contribuyó magníficamente en el juego terrestre con 48 yardas y un touchdown. Nadie notó la testimonial presencia de un Rob Gronkowski que en su primer partido de la temporada fue poco más que un elemento de distracción.

En «special teams» los Pats lograron forzar y recuperar dos fumbles en retornos de kickoff -que a la postre permitieron anotar 10 puntos- y también controlar la posición de campo en todo momento con magníficos punts por parte de Ryan Allen que continuamente encajonaban a los tejanos dentro de su yarda 15 (6 de sus 7 punts fueron dentro de la yarda 20).

Por si todo esto fuera poco la defensa maniató a Brock Osweiler (24/41, 196 yardas, 1 int) y Houston no realizó una jugada en campo de New England hasta los últimos minutos del tercer periodo.

En definitiva un coctel que resultó mortal para los visitantes, que deja a los Patriots invictos con marca de 3-0 y que sitúa a Belichick con un registro de 6-0 en su carrera con un QB debutante al frente de su ofensiva y con 226 victorias como cuarto entrenador más ganador de todos los tiempos.

En la banda contraria estaba un Bill O’Brien demasiado conservador en varias ocasiones, que vio como su equipo encajaba la primera derrota de la temporada.