La aventura de formar un equipo de football en España

La compleja tarea de crear y desarrollar un proyecto deportivo de fútbol americano

4889
Cobras, último equipo en lograr el ascenso a la máxima categoría (Pablo Tomás)

Estimado lector, en esta ocasión no hablaremos de las X’s y las O’s1 de nuestro deporte sino de algo tan importante como el trabajo sobre la hierba, me refiero al trabajo en los despachos. Aquellos de vosotros que forméis, hayáis formado o queráis formar parte de una Directiva de un Club de Football Americano espero encontréis puntos de interés en el presente artículo. Muchos de los comentarios están orientados al «tackle», entiendo que para crear equipos de flag las dificultades, aún compartiendo muchas, son menores.

Antes de seguir debo indicar que todas las opiniones del presente artículo son personales. No es un manual sino que busca ofrecer experiencias propias y ajenas con ánimo de mejorar colectivamente. No tiene otro objeto que tratar de exponer hechos con experiencias pasadas que sirvan de ejemplo sobre cómo hacer, o no, las cosas. Hay tantas realidades como clubes. El objetivo no es escribir mandamientos en tablas, sino ayudar a entender cómo crear, desarrollar y en lo posible evitar cerrar un club de football en España.

Durante la formación como Técnico en el antiguo plan de formación recuerdo que una de las asignaturas era un proyecto sobre cómo crear un programa de football nivel high school. Sin duda la asignatura que mayor tiempo requería en la ejecución del trabajo específico. Este abarcaba múltiples aspectos a tener en cuenta como la gestión de los medios físicos y humanos, relación con los padres de los jugadores, búsqueda de recursos económicos, elección de un Head Coach, interacción con la comunidad… en fin, toda una serie de consideraciones a tener en cuenta en una asignatura muy bien introducida en la línea curricular por parte de ANTFA2. Ese trabajo y la experiencia sobre todo, sirven para entender un club como un conjunto de necesidades, personas y trabajos a gestionar. Intentemos hacer un hilo temporal sobre el proceso de creación de un equipo.

LOS PRIMEROS PASOS

Un grupo de amigos fans del football americano están hablando de la última jornada de NFL en torno a una mesa y a alguien salta «¿Y por qué no formamos un equipo?». Lo que en otra ocasión pudiera haber quedado ahí, encuentra apoyos dentro del grupo y así surge un equipo. Puede parecer raro, pero varios equipos nacieron así.

Mientras, en un foro de internet seguidores de este deporte que viven cerca se animan a quedar para jugar al flag en un parque o la playa y surge la misma pregunta «¿Y por qué no formamos un equipo?». La idea inicial cala en más gente y tenemos la semilla de otro equipo. Los Gijón Mariners nacieron así.

Supongamos que se decide pasar del dicho al hecho. Busquemos ahora un nombre y unos colores. Si te gusta un equipo en concreto imitarás sus colores (Argonautas-Seminoles; Panteras-Raiders). Puede que te decidas por inspirarte en la zona donde vivas (Steel Knights traía su nombre de la herencia del acero en Bizkaia con el rojo, verde y blanco de la Ikurriña por colores; Osos trae su nombre del símbolo de Madrid y el rojo de la bandera; Bisons traen su nombre de las pinturas rupestres tan conocidas; Zaragoza y posteriormente Granada comparten nombre de los leones de sus ciudades…). También es posible que no lo relaciones con nada si no por algo que te sea atractivo. Tu equipo tus normas.

image001Ha nacido una idea, tienes algo de gente, ilusión, un nombre y colores, ¿ahora que hacemos?. Los primeros pasos como siempre son los más difíciles. Como opciones puedes intentar ver qué ayudas dan los ayuntamientos cercanos o facilidades para encontrar equipamientos deportivos, vender la idea de un equipo que competirá nacionalmente para pedir campos de entrenamiento, comenzar asociado a un colegio que te ceda las instalaciones o directamente entrenar en un parque o playa hasta poder avanzar. Ahora hay que dotar de una estructura a esta idea y formalizarla. Hay que ir al registro correspondiente e inscribirte. De acuerdo a la Ley Estatal del Deporte 10/1990 lo más normal es que se cree un club deportivo elemental con un acta fundacional y unos estatutos. No se pueden dar ideas más que generales ya que cada Comunidad Autónoma tiene una legislación paralela propia.

Venga sigamos, ahora el siguiente paso es buscar jugadores, material y dinero para empezar a circular. Aquí cada equipo tiene una experiencia. Para buscar jugadores se recurre a foros en internet como el de esta web, visitas a colegios, anuncios de radio, flyers, carteles, boca a boca, tarjetas, y al inicio sobre todo de amigos, familiares o incluso compañeros de trabajo. Estoy suponiendo que se parte de cero, ya que si se parte de la escisión de otro equipo ya se parte con base de jugadores3.

Por el lado del material, hay webs donde encontrar material de segunda mano, distribuidores nacionales que seguro ayudarán además con su experiencia ofreciendo consejos y de paso fomentas el consumo de football nacional o incluso venta de material de otros equipos. Modos de conseguir dinero también tantos como equipos: las rifas, loterías, cuotas de jugadores, préstamos personales, calendarios, publicidad en carteles, buscar patrocinios, subvenciones públicas, organizar comidas populares y otro tipo de eventos… (atención a la fiscalidad en cada caso4). Hay ocasiones donde la autoridad pública ejerce de tapón al desarrollo de nuestro deporte como he vivido en carne propia, y en otras ocasiones caer en gracia a alguien con contactos ayuda, y mucho, en el desarrollo de un club. Como para todo en la vida, la suerte es un factor a tener en cuenta.

LA HORA DE EMPEZAR A JUGAR

Tras numerosos esfuerzos y horas dedicadas, habéis conseguido juntar a un grupo de jugadores más o menos numeroso durante un tiempo entrenando en espacios públicos o pagándose las horas de polideportivo. Es hora de buscar el primer scrimmage o partido contra un rival. De este primer contacto saldrán muchas cosas claras, casi siempre una buena experiencia y relación con ese equipo y además, cooperación para encarrilar el futuro e ideas para mejorar. Ahora que los jugadores, entrenadores y directivos han tenido este primer contacto, buscan más. «La footballina» corre ya por esas venas y lo hará por siempre.

¿Cuál es el siguiente paso? Es momento de comenzar los trabajos de despacho. Ponerse en contacto con la Federación Española de Fútbol Americano (FEFA), con las delegaciones territoriales si las hubiera y con equipos cercanos para que orienten sobre los requerimientos necesarios para poder competir en cada caso. Una vez se sabe dónde se puede competir, comenzar a listar los gastos: arbitrajes, campo, desplazamientos, alojamientos, uniformes de juego, material, inscripción… y los ingresos: cuotas, lotería, merchandising… Tanto como los jugadores se esfuerzan sobre el campo, la directiva debe hacerlo fuera en una difícil labor comercial de buscar patrocinadores y recursos. A los jugadores les corresponderá una carga importante de dicho presupuesto siendo la media de unos 350-450€ por temporada dependiendo de la liga que jueguen. Aquí hay también diferencias ya que hay equipos que por ese dinero aportan material de entrenamiento, pagan desplazamientos, gimnasio, seguro y campo. Por otro lado hay quienes hacen derramas por autocar u hotel por ejemplo. Es ahora cuando una Directiva profesionalizada debe favorecer la evolución del club5.

¿Fichamos o no fichamos?

Algo que siempre me ha llamado la atención es la insuficiente relación que tenemos entre directivos. Me explico, la empresa donde trabajo hace acuerdos con otras empresas competidoras para ir juntas a buscar ofertas de proveedores. La unión, pese a ser con la competencia directa, redunda en unos mejores precios y servicios para todos. Me consta que ha habido esfuerzos por conseguir algo parecido en el football nacional como ocurrió con los desplazamientos aunque lamentablemente y según tengo entendido, por un único equipo no cuajó. Estoy seguro de que si hubiera una comunicación más fluída entre equipos se podrían conseguir mejores precios para equipamientos, uniformes, protecciones o medios técnicos. Lo mismo podría aplicarse para formar entre varios equipos una base de equipos junior de los que luego nutrirse. Nuevamente hubo intentos como el de Zaragoza en este sentido y aunque no cuajó era una buena iniciativa.

Un aspecto que marca la filosofía de un equipo es el relacionado con los fichajes. Muchos equipos buscando un salto de calidad optan por ir a páginas como Europlayers y pagar uno o varios «imports» amén de sus licencias, o debieran hacerlo ya que aún siendo obligatorio hay quienes no lo hacen. Paradójicamente equipos que no tienen equipos junior o se quejan de no tener dinero para hacer ciertos desplazamientos se gastan dinero en traer imports, competir desvirtuando la liga, para luego en algunos casos incluso desaparecer. Dentro del Credo del Legionario, el 4º de los doce Espíritus existentes es el “de unión y socorro”: A la voz de ¡A mí la legión!, sea donde sea, acudirán todos y, con razón o sin ella, defenderán al legionario que pida auxilio. Algo así siento que está cruzando la mente de algunos de vosotros, ¡eso lo hizo mi equipo y está bien hecho! Bueno, pues lo discutimos tranquilamente cuando queráis pero desde mi punto de vista, traer extranjeros sin tener equipo junior o afianzar el futuro es un despropósito6.

Aquí cada club se gestiona como estima, hay donde traer imports es algo normal y otros donde se prefiere bajar las cuotas a tenerlos. El reclutamiento también puede ser de jugadores nacionales ofreciendo un proyecto más ambicioso que el del equipo donde jueguen actualmente; una reducción de cuotas o incluso el pago de alguna cantidad; aprovechar la disolución de un equipo más o menos cercano… nuevamente habría que tener en cuenta dependiendo del caso el pago de las fichas al club de origen.

LOS SOCIOS

En paralelo a la búsqueda de recursos, hay una batalla que es la búsqueda de una masa social. Pese a que el fútbol americano lleva muchos años en nuestro país, hoy en día hay mucha gente que desconoce no sólo que se juega a este deporte en España, sino que hay un equipo más o menos cerca de donde vive. Es esta una asignatura pendiente. Desde la época de la Liga Beefeater no ha habido un seguimiento mediático a nivel nacional del football.

Muchos equipos han aparecido en las televisiones locales con entrevistas y reportajes, en la radio, anuncios de televisión e incluso en cameos en series, pero no hay un seguimiento televisivo nacional y eso hace difícil crear una masa social de seguidores. Es un deporte de espectáculo, el público que fue por ejemplo al partido de la selección senior contra Bélgica en Oropesa disfrutó enormemente y así nos lo dijeron luego. Igual que el público que gozó de una final de película en Murcia en el partido entre Cobras y Pioners por el ascenso a Serie A.

Aquellos que hemos jugado alguna vez con numeroso público en las gradas tenemos esa sensación grabada, debemos trabajar para que todos los jugadores puedan sentirla. Quizás no se tengan los medios para ofrecer partidos retransmitidos en directo, pero enviar resúmenes a las televisiones locales puede ser un inicio.

Una vez que se ha hecho la suficiente masa social y se cuenta con un grupo humano comprometido se puede empezar a pensar en grande. Visitar delegaciones territoriales de educación ofreciendo una escuela deportiva; crear un canal de Youtube; competir en Europa; ofrecer becas para que tus jugadores mejoren jugando en Europa, México o Estados Unidos; tratar con medios de comunicación para entrevistas, eventos o incluso retransmitir partidos en directo; gestionar un campo propio… aunque parezcan desvaríos de la imaginación, en nuestro país hay equipos que han conseguido algunos de estos hitos, tenerlos todos sería ya la intemerata.

En suma, al igual que para ser buen jugador de football hay que trabajar duro, ser un buen directivo es así mismo exigente y en demasiadas ocasiones poco gratificante. Hay que robar tiempo a la familia, amigos y trabajo para intentar mantener vivo un sentimiento único y facilitar que más personas disfruten de las sensaciones que sólo da este deporte. Como sé de lo que hablo y el precio que tiene, aquí estamos para ayudar en lo que se pueda.

NOTAS

  1. Durante mucho tiempo las jugadas se han diseñado colocando círculos “O” en las posiciones ofensivas y “X” en las defensivas.
  2. ANTFA corresponde a las siglas Asociación Nacional de Técnicos de Football Americano. Nombres importantes como Aitor Trabado, Jesús Fernández o Ignasi Heras han sido los encargados de dicha formación en distintas etapas.
  3. Son los casos por ejemplo de Steel Knights y Cougars; Giants y Firebats, Bats en aquel momento; Lions y Hurricanes/Hornets; Dolphins y Panteras; Sarracenos, Universitarios y Lions…
  4. No estoy demasiado puesto en leyes, pero parece ser que en la Comunidad Valenciana según la ley 27/2014 del 27 de Noviembre cualquier entidad, sea del tipo que sea, que a 1 de enero de 2015 no se encuentre en situación de baja en el Registro correspondiente estará en la obligación de presentar el impuesto sobre Sociedades.
  5. He visto extinguirse más equipos por falta de directivos que por falta de jugadores. El ejemplo más extremo lo viví con los Zaragoza Lions. La temporada en que desapareció el equipo, había entrenamientos donde estábamos más de 50 jugadores en el campo.
  6. Nuestra liga permite creo recordar 3 imports por equipo entendiendo por tales los pertenecientes a Estados Unidos, Canadá, México o Japón. Mientras en otros países reducen la cantidad e incluso obligan a que no sean de ciertas posiciones, aquí permitíamos incluso 3 imports jugando la extinta LNFA2 a 7×7.