RANKINGS 2015 (6-10, 4º AFC EAST)

Ataque Media NFL
Puntos Anotados 19,4 27º
Yardas Totales 331,7 26º
Yardas de Carrera 93,5 23º
Yardas de Pase 238,2 19º
Defensa Media NFL
Puntos encajados 24,3 19º
Yds tot. permitidas 376,2 25º
Yds car. permitidas 126,2 28º
Yds pas. permitidas 250,0 21º

TRANSACCIONES PRINCIPALES

SALIDAS:

Chris Martin, OT (Buffalo)
Damontre Moore, DE (Oakland)
Jamar Taylor, CB (Cleveland)
Brandon Williams, TE (Seattle)
Kelvin Sheppard, LB (NY Giants)
Jimmy Wilson, SS (Kansas City)
Quinton Coples, LB (Los Angeles)
Brent Grimes, CB (Tampa Bay)
Olivier Vernon, DE (NY Giants)
Lamar Miller, RB (Houston)
Greg Jennings, WR (F.A.)

LLEGADAS:

Chris Jones, DT (New England)
Ifo Ekpre-Olomu, DB (Cleveland)
Byron Maxwell, CB (Philadelphia)
Kiko Alonso, LB (Philadelphia)
Mario Williams, DE (Buffalo)
Isaiah Pead, RB (Pittsburgh)
Isa Abdul-Quddus, S (Detroit)
Jermon Bushrod, OT (Chicago)
Andre Branch, DE (Jacksonville)


DRAFT CLASS 2016

1(13) Laremy Tunsil OT Ole Miss
2(7) Xavien Howard CB Baylor
3(10) Kenyan Drake RB Alabama
3(23) Leonte Carroo WR Rutgers
6(11) Jakeem Grant WR Texas Tech
6(29) Jordan Lucas S Penn State
7(2) Brandon Doughty QB Western Kentucky
7(10) Thomas Duarte WR UCLA

“Este año NO” podría ser perfectamente el grito de guerra de los Miami Dolphins. Tras varias temporadas vendiendo esperanzas, esperanzas que quedaron enterradas a mitad de temporada en los mejores casos, lo mejor que se puede esperar de los Miami Dolphins esta temporada es no esperar absolutamente nada. La franquicia se enfrenta a su enésimo mal llamado proceso de reconstrucción, cuando en realidad se debería hablar de construcción. Uno puede reconstruir cuando existen cimientos y algo sólido sobre lo qué reconstruir, como por ejemplo lo sucedido con el estadio, pero cuando se tiene un solar, y eso es lo que Miami ahora mismo, mejor hablar de construcción.

Tras el fracaso del régimen de Joe Philbin, primer Head Coach elegido realmente a dedo por el propietario Stephen Ross, este intentó apostar por alguien de la casa como Dan Campbell, que solo pudo aportar testiculina durante 15 días para acabar apagándose, su final de temporada fue como beberse un champagne caliente y sin aguja. Lo único reseñable del final de campaña fue dejar a los enemigos de división, los New England Patriots, sin él cabeza de serie número uno en los playoffs, lo que les acabó costando su pase a la Super Bowl.

Con un Front Office nuevo, Mike Tannenbaum emerge como figura clave, un General Manager, Daniel Gee, promocionado a nivel interno, el hombre elegido para dirigir el equipo fue Adam Gase, que anteriormente había rechazado dirigir a los San Francisco 49ers y marchó con su buen amigo y mentor John Fox a Chicago. Si algo ha caracterizado la carrera de Gase hasta la fecha es su buen trabajo con los QB, en Denver sacó petróleo de Tim Tebow y alcanzó su cenit con Peyton Manning. En Chicago logró lo impensable, hacer que Jay Cutler pareciera un QB NFL de verdad, algo que sin duda le ha valido promocionar a Head Coach en Miami, Ryan Tannehill espera su turno con ansiedad.

En defensa el equipo va a seguir marcado por cómo se va a emplear a Ndamukong Suh, el más que bien pagado DT y que rompió el mercado de la agencia libre hará un año. Adam Gase cederá los trastos a Vance Joseph, que va a tener buenas piezas con las que trabajar, pero quizás pocas, la defensa adolece de una falta de profundidad alarmante en muchas posiciones. En algunas áreas ni tan siquiera cabe hablar de profundidad, no sé sabe ni quién partirá de inicio.

El motivo por el cual Miami ha apostado por Adam Gase es muy claro, quieren que revitalice la errática carrera del QB Ryan Tannehill, que entra en su 5º año en la NFL. La carrera del QB se ha caracterizado por momentos álgidos, parecía encaminado a ser un más que buen QB, con otros donde parece uno más de las decenas de jornaleros que intentan ganarse un puesto. El potencial y los números están allí, Ryan Tannehill no tiene el mejor de los brazos, pero si el suficiente, y es un QB muy móvil, algo que seguro Adam Gase sabrá aprovechar.

Pero no sólo del QB vive el ataque, el principal problema hoy por hoy del ataque es poner algo parecido a una OL en el campo. Si algo ha caracterizado a esta OL es su total inestabilidad, entre lesiones de jugadores como Branden Albert, Ja`Wuan James y Mike Pouncey, o el nulo rendimiento de Dallas Thomas, Billy Turner u otros, quien quiera que fuera el valiente que jugara de QB no tenía una sola posibilidad de hacerlo con garantías, allí están los 184 sacks recibidos en 4 temporadas. Cuando los Dolphins se encontraron en el draft que les llegaba el OT Laremy Tunsil, considerado el mejor jugador del draft, no se lo pensaron ni dos veces para poner el nombre en la cartulina. De momento ocupará el puesto de LG, pero con los problemas físicos que siempre han acechado la carrera del LT Branden Albert, que nadie se extrañe que se haga dueño de la posición antes de que acabe la temporada. Ja`Wuan James regresa a su posición habitual de RT, así como Mike Pouncey a la de Center. Quién acabará siendo el RG es un misterio, Billy Turner parte como favorito y el equipo ha firmado al veterano Jermon Bushrod, viejo conocido de Adam Gase con 10 años de experiencia en la NFL.

MVP OFENSIVO. Jarvis Landtry. Es uno de los pocos «playmakers» de la ofensiva y debe marcar diferencias

La otra gran duda en ataque es quien será el que acabe corriendo, al menos quién será el RB1 porque si algo está claro es que con la salida de Lamar Miller el equipo no tiene definido un claro RB1. Tras varios intentos fallidos de fichar agentes libres, el equipo decidió mirar a dentro y apostar por Jay Ajayi, que arrastra serios problemas en las rodillas y es cuestionable si puede durar una temporada entera. Recientemente han fichado al agente libre Arian Foster, que ha firmado lo que podemos llamar un contrato basura, solo cobrará si se mantiene sano, lo cual es mucho hablar para él. En el draft se eligió a Kenyan Drake, además de firmar a un viejo conocido como Daniel Thomas.

Donde los Dolphins sí son solventes es en la parcela de WR y TE receptores. Jarvis Landry se ha consolidado como el mejor, y de momento único playmaker del equipo, es peligroso desde cualquier parte del terreno y con una grandes manos, fue compañero de colegio de Odell Beckham Jr. El primera ronda del año 2015, Devante Parker, se perdió casi toda su temporada de novato por lesiones, pero en el último mes de competición demostró estar más que capacitado para dar el salto a WR1, este año con un Training Camp completo y el nuevo staff se espera que rinda como primera ronda de draft que fue. Kenny Stills, qué llego vía no gozó de muchas oportunidades con Joe Philbin y Dan Campbell, si es el jugador que era en New Orleans con el sistema Gase podría explotar. En el draft se han elegido un par de WR como Leonte Carroo y el diminuto Jakeem Grant que conformarán parte de la rotación y de lo que se esperan muchas variaciones ofensivas, entre todos ellos deberán reemplazar la producción de Rishard Matthews.

El puesto de TE se lo repartirán en un principio Jordan Cameron y Dion Sims, mientras que el primero es un TE receptor puro el segundo es mejor bloqueador, pero tiene peores manos. Un hombre a tener en cuenta puede ser Thomas Duarte, una apuesta del último draft y en el que confían mucho en Miami.

La defensa estará marcada por dos hechos, el primero qué papel desarrollará exactamente Ndamukong Suh y qué resultados arrojará el trade por dos  jugadores con los Philadelphia Eagles: Kiko Alonso y Byron Maxwell. En la Agencia Libre el equipo ha hecho su única adquisición de renombre al hacerse con los servicios de un devaluado DE Mario Williams, que en principio viene a reemplazar, por decir algo, a Olivier Vernon.

Otro hecho a tener en cuenta es la recuperación de Cameron Wake, que tras romperse el tendón de Aquiles la temporada pasada regresa con muchas ganas de demostrar su valía, y la mejor prueba es que el equipo decidió renegociar su contrato. Con Ndamukong Suh, Mario Williams y Cameron Wake, además del mas que prometedor Chris McCain el equipo va a contar con una excelente DL, sin olvidar los dos baluartes interiores, los DT Earl Mitchell y Jordan Philips. Para rematar a NFL ha permitido el regreso condicional de Dion Jordan.

MVP DEFENSA. Ndamukong Suh. El ancla de la línea defensiva

Sin embargo allí se acaban las alegrías defensivas, de la DL para atrás casi todo es nuevo o desconocido en Miami. Desde que se decidió prescindir de Karlos Dansby nadie ha vuelto a ser un LB de referencia. Los costosos fichajes en la agencia libre como Dannell Ellerbie y Phillip Wheeler fracasaron y Koa Misi, un jugador elegido vía draft, nunca ha rendido de acuerdo al potencial que se le esperaba. Desde hace tiempo se acuden a parches como Jelani Jenkins y Spencer Paysinger, o esperar que de forma inesperada algún novato acabe dando la campanada. Esta temporada el equipo ha explorado una nueva vía, traer vía traspaso un  LB como Kiko Alonso, que tras un primer año en Buffalo espectacular los dos siguientes en Philadelphia se han caracterizado por sus lesiones. Llega con un año de contrato y jugándose la posibilidad de seguir en la liga.

La secundaria solo tiene un puesto garantizado, el del safety Reshad Jones, el mejor hombre defensivo la temporada pasada y que tras un amigo de holdout se ha incorporado a la disciplina de equipo. La otra posición de safety, y que el equipo estuvo tanteando a la baja en la agencia libre, debería ser para Isa Abdul Quddus o Walt Aikens, quien quiera que se la gane en pretemporada. Por galones una posición de CB debería ser para Byron Maxwell, el CB que parecía un buen jugador en Seattle pero al que el ascenso a CB1 lo acabó hundiendo, aunque tampoco colaboró el jugar en un esquema no adecuado a sus fortalezas. En Miami volverá a cubrir en zona, de allí que esperan que pueda parecerse al que era en Seattle. El otro puesto de CB estará en juego, deberían pugnar por el novato Xavien Howard y el jugador de según año Bobby McCain, aunque si se recupera de sus problemas físicos Ifo Ecpre-Olomu, es una apuesta de bajo riesgo y que podría arrojar un gran resultado si rinde conforme a su especial talento.

El corte de la temporada pasada de Brandon Fields causó cierto estupor hasta que pudimos ver en acción Matt Barr, que más que una pierna tiene un cañón. Su primera temporada puede calificarse de excelente, pero cuando uno de los mejores jugadores de tu equipo es el punter, es que tienes un problema serio.

El puesto de Kicker de momento sigue siendo de Andrew Franks, y decimos bien, sigue siéndolo. Que nadie se extrañe que la temporada lo empieza otro kicker surgido del TC.

En retornos Jarvis Landry debería reducir su rol por su cada vez mayor peso en ataque, por lo que es un puesto que probablemente se cubra en la pretemporada con alguno de los novatos elegidos en el draft.

Por una vez en mucho tiempo todos: aficionados, staff técnico, Front office, propietario y prensa saben que este año no será el año de los Miami Dolphins. Este equipo, tras el fiasco de la temporada pasada y tras por fin renunciar acudir a la vía fácil de la agencia libre, no está ni medio preparado para afrontar la temporada con más garantías que  no sea ofrecer un mejor perfil, pensar más en el futuro que en el presente.
La falta de profundidad en multitud de posiciones. Los Miami Dolphins tienen muchos veteranos contrastados, de calidad y con galones en la liga, pero el salto desde allí es abismal. En muchas posiciones no se puede hablar siquiera de profundidad, lo que deja a las claras la pésima gestión de la plantilla en los últimos años a pesar de los grandes fichajes en la agencia libre.

Comenta la actualidad de los MIAMI DOLPHINS en su Post Oficial de nuestro foro.